XaaS: Anything as a Service de un vistazo

La importancia del cloud está aumentando constantemente. El cloud computing permite a las empresas externalizar gran parte de sus recursos. XaaS describe ahora la posibilidad de hacer que “todo” esté disponible como un servicio, llevando así este enfoque al extremo. En concreto, todos los servicios, como la infraestructura o incluso el hardware, se proporcionarán a través de la nube.

¿Qué es XaaS?

La abreviatura “XaaS” significa “Anything as a Service”. Como su nombre indica, la idea básica del concepto es ofrecer todos los elementos imaginables como un servicio. En lugar de un software local in situ, se utiliza el modelo de computación en nube para proporcionar el software o hardware, por ejemplo, lo que conlleva una mayor flexibilidad y una mayor especialización. Los costes también pueden reducirse a través de XaaS, ya que las empresas ya no tienen que depender de la construcción de su propia infraestructura, sino que simplemente pueden obtenerla como un servicio. La abreviatura “EaaS” se utiliza como sinónimo de XaaS, que significa “Everything as a Service”.

¿Cómo funciona XaaS?

El concepto principal de XaaS es la computación en la nube, es decir, el suministro de recursos de hardware o software a través de la nube. Las empresas con “Anything as a Service” pueden ofrecer sus servicios a millones de usuarios de esta manera. Estas empresas también pueden entenderse como system house, ofreciendo todos los servicios de informática bajo un mismo techo, por así decirlo. Con la ayuda de XaaS, todos los servicios de informática necesarios se proporcionan en uno, lo que facilita el trabajo a los clientes.

Además de estas system houses que proporcionan todos los elementos como un servicio, hay una serie de empresas que se han especializado en un área específica de XaaS.

Contenidos típicos de XaaS

En cada vez más zonas, las soluciones de servicio inteligentes basadas en las tecnologías de la información están sustituyendo a sus homólogas locales. Hemos recopilado los enfoques más importantes. No está claro hasta qué punto otras soluciones de servicios como HaaS (Humas as a Service) entran en el término colectivo XaaS. En este caso, las actividades que los ordenadores pueden realizar muy lentamente o no realizar en absoluto son llevadas a cabo por seres humanos y ofrecidas como un servicio web a través de las correspondientes plataformas online.

SaaS – Software as a Service

SaaS es un área de la computación en nube en la que las aplicaciones se proporcionan como un servicio. Este principio es utilizado, por ejemplo, por los proveedores de correo electrónico. En las aplicaciones SaaS, los usuarios pueden crear cuentas y simplemente acceder online a la aplicación que necesitan sin tener que gestionar ellos mismos el hardware o el software.

IaaS – Infrastructure as a Service

IaaS es otro enfoque que se engloba bajo el término colectivo XaaS. La clientela de las empresas de IaaS puede acceder a una infraestructura informática de alto rendimiento y escalable, como servidores o cortafuegos, y al mismo tiempo determinar cuánta potencia informática o gráfica se necesita, por ejemplo. Es posible adaptar los recursos a tus propias necesidades en cualquier momento.

PaaS – Platform as a Service

Con PaaS, los dos conceptos mencionados están conectados de cierta manera: la plataforma como servicio permite, por ejemplo, crear, probar, proporcionar y mantener directamente las aplicaciones web. Además de la infraestructura informática necesaria, también se proporcionan entornos de ejecución o desarrollo adecuados.

Nota

La abundancia de diferentes soluciones de servicio puede resultar confusa. En este otro artículo, te presentamos las diferencias más importantes entre IaaS, PaaS y SaaS.

DBaaS – Database as a Service

Incluso el uso y la gestión de las bases de datos ya no tiene que hacerse de forma local: otro subsector de XaaS es el de DBaaS. La base de datos como servicio proporciona la infraestructura informática necesaria combinada con un sistema gestor de base de datos adecuado directamente a través de la nube, de modo que la clientela solo tiene que acceder a ella.

BaaS – Backend as a Service

BaaS va un paso más allá e incluye no solo la provisión y administración de bases de datos a través de la nube. Más bien, la idea básica de BaaS es alojar todo el backend en la nube. Esto también incluye las actualizaciones. De este modo, los desarrolladores no necesitan programar ellos mismos toda la infraestructura y pueden concentrarse en otros elementos del desarrollo web, como el frontend.

FaaS – Function as a Service

XaaS también incluye FaaS. Con la función como servicio, los usuarios pueden programar fácilmente las aplicaciones que se ejecutan en los servidores de la empresa FaaS y cuya infraestructura también reside en los proveedores. De este modo, los desarrolladores no tienen que concentrarse en las actualizaciones o el mantenimiento, sino que pueden centrarse por completo en la funcionalidad de la aplicación.

STaaS – Storage as a Service

El almacenamiento de datos también puede externalizarse utilizando la nube. Los proveedores de servicios especializados en STaaS ofrecen tanto a particulares como a empresas espacio de almacenamiento a través de la computación en la nube. Su uso se basa en IaaS y es muy flexible, de modo que siempre se puede reservar la cantidad adecuada de espacio de almacenamiento.

DRaaS – Disaster Recovery as a Service

Uno de los servicios más populares en la computación en la nube y XaaS es DRaaS. Las empresas de Disaster Recovery as a Service se encargan de la recuperación de los sistemas informáticos cuando es necesario, para que sus clientes puedan centrarse por completo en su actividad principal y no tengan que preocuparse por el tiempo de inactividad.

AaaS – Analytics as a Service

El análisis de los procesos de negocio es importante para el éxito de las empresas, pero gracias a XaaS, ya no es necesario hacerlo localmente. Las empresas de Analytics as a Service ofrecen un software de análisis a través de la nube que puede adaptarse a las necesidades de cada empresa.

CaaS – Container as a Service

Mientras tanto, incluso la virtualización basada en contenedores está disponible como solución de servicio. Con CaaS, los usuarios finales pueden aprovechar los servicios de contenedores a través de la computación en la nube. De este modo, no tienen que alojar ellos mismos la infraestructura necesaria. Las empresas de Container as a Service suelen ofrecer a sus clientes un entorno de contenedores completo que incluye las herramientas de desarrollo y la API adecuadas.

Ventajas de XaaS

El Anything as a Service es una puesta en marcha de las teorías de la especialización y la división del trabajo establecidas en la teoría de la gestión empresarial y, por tanto, ofrece a las empresas una serie de ventajas. Un punto importante es la rentabilidad. La mayoría de las soluciones de servicio se concluyen en forma de abono y pueden darse de baja en cualquier momento o en periodos cortos. Si las necesidades cambian, la suscripción puede ajustarse fácilmente. Las soluciones XaaS crecen de forma flexible con la empresa. También se eliminan los costes de contratación de empleados especializados cuando se utilizan soluciones de servicio.

Además, los enfoques XaaS eliminan las dificultades de puesta en marcha mediante el uso de las ventajas del cloud computing. Las start-ups y las empresas jóvenes ya no se ven obligadas a invertir en software o hardware de alto precio al principio, sino que pueden alquilarlos sin mucho esfuerzo. De este modo, pueden centrarse en su modelo de negocio desde el principio sin tener que preocuparse por la infraestructura informática.

Debido a la especialización de las empresas de XaaS, en la mayoría de los casos también se garantiza una asistencia técnica profesional, que aporta rápidamente soluciones en caso de problemas. Encontrar estas soluciones dentro de la empresa suele suponer un gran esfuerzo.

Desventajas de XaaS

El uso de XaaS también puede conllevar desventajas, especialmente en el ámbito de la seguridad y la protección de datos. Los datos se transfieren a terceras empresas para el uso de las soluciones XaaS, lo que puede afectar a la seguridad. Además, las empresas de XaaS no suelen estar ubicadas en la Unión Europea, por lo que no están sujetas a las directrices de protección de datos de la RGPD que se aplica aquí. Esto hace necesario examinar de cerca a los proveedores de servicios en cuestión. La probabilidad de que se produzcan ataques de piratería informática también aumenta cuando se trabaja con más empresas, ya que los datos sensibles son procesados no solo por una, sino por varias organizaciones.

Otra desventaja del uso de soluciones XaaS es el riesgo de que se produzca un tiempo de inactividad del servicio correspondiente. En estos casos, la clientela debe confiar en la empresa de Anything as a Service y no puede trabajar para solucionar el problema por sí misma.

Los usuarios de los servicios XaaS también pueden enfrentarse a costes inesperados. Para evitarlo, es importante comprobar que los contratos con las empresas de XaaS no contengan ninguna trampa.