¿Qué es el cloud? Introducción al cloud computing

El cloud pone a disposición del usuario espacio de almacenamiento, capacidad de procesamiento y software ejecutable en un centro de datos remoto. El término hace referencia a que el servidor utilizado no es visible o físicamente accesible para el usuario.

Definición

Cloud: el término cloud (en español, nube) es la forma abreviada de cloudcomputing. Un cloud está formado por servidores remotos a los que se puede acceder desde cualquier lugar y en todo momento siempre que se tenga un dispositivo con conexión a Internet segura y protegida.

Hoy en día, para optimizar la gestión de cualquier empresa, es conveniente que los sistemas informáticos puedan configurarse de manera flexible y que los empleados que trabajan a distancia puedan acceder a ellos fácilmente en caso de que fuera necesario. Además, en general, la flexibilidad de los servicios de almacenamiento en la nube facilita su adaptación a las necesidades que van surgiendo. En cambio, una estructura informática rígida establecida a nivel interno obliga a invertiren personal y recursos económicos, por lo que, a veces, no basta para seguir el ritmo a los requisitos de un sector en constante cambio. Lo mejor suele ser contar con una opción fácilmente escalable.

Fue esto lo que llevó a desarrollar espacios de almacenamiento ubicados en clouds o nubes (de datos) independientes de los dispositivos informáticos de las empresas. El espacio de almacenamiento disponible en el cloud y los programas que se guardan y ejecutan en ella pueden adaptarse según las necesidades de los usuarios; a esto se le conoce como escalabilidad.

La historia del cloud computing comienza en los años 50, y desde que empezó la era de Internet, las posibilidades de computación en la nube han ido en aumento.

La tendencia continúa siendo al alza, ya que los últimos estándares de seguridad que se han desarrollado en Internet han reducido significativamente los riesgos de utilizar los servicios en la nube que existían hasta hace poco. Para 2025, se espera que casi dos tercios de los datos almacenados en todo el mundo se guarden y administren en una solución en la nube.

Consejo: Servidor cloud gratis

¿Te gustaría disponer de tu propio servidor en la nube? IONOS ofrece servidores cloud con el rendimiento más alto y los más altos estándares de seguridad. Aprovecha y prueba gratis ahora el servidor cloud de IONOS durante 30 días.

Hosting Nextcloud administrado

Hosting Nextcloud administrado es el almacenamiento cloud inteligente para equipos. Con dominio propio, se puede ampliar con herramientas.

Conforme al RGPD
Soporte 24/7
Data center en UE

¿Para qué sirve un cloud?

Al utilizar en el cloud, el usuario guarda sus datos, programas y capacidad de procesamiento en el centro de almacenamiento de datos del proveedor, que ofrece varios servidores en una ubicación remota e independiente de la sede del usuario. Por lo general, cada proveedor oferta diversos paquetes para alquilar espacio de almacenamiento y capacidad de procesamiento sobre un cloud ―en principio, la infraestructura de un centro de datos al completo. De esta manera, tanto las empresas, como los particulares, pueden, por ejemplo, utilizar programas directamente a través del navegador sin tener que instalarlos en su equipo. También es posible utilizar la nube únicamente para ampliar el espacio de almacenamiento, como hacen algunos usuarios. La computación en la nube es un método muy popular para trabajar en equipo: muchas herramientas colaborativas funcionan sobre la base del cloud.

Se accede a ella mediante una conexión a Internet cifrada de forma segura. El usuario en cuestión debe identificarse de manera inequívoca para poder acceder al espacio de almacenamiento. El principio es similar a la intranet de una empresa, aunque la distancia entre el ordenador de trabajo y el servidor suele ser mucho mayor.

El espacio de almacenamiento, la capacidad de procesamiento o el software que utilizará el usuario, así como la duración del tiempo de uso, se establecen en el contrato que se firma con el proveedor de la nube. De este modo, resulta mucho más fácil actualizar los servicios más adelante, ya que la empresa no tiene que invertir en hardware adicional o software caro y sujeto a actualizaciones periódicas para poder beneficiarse de un mayor rendimiento y espacio de almacenamiento. Muchos servicios son incluso gratuitos para los particulares.

El usuario almacena y recupera los datos a través del cloud. También hay muchas aplicaciones de software disponibles en el cloud, desde procesadores de texto y hojas de cálculo hasta programas complejos de diseño o procesamiento de imágenes. El proveedor de servicios cloud mantiene actualizado el software contratado.

Actualmente, muchas aplicaciones ofrecen la sincronización dedatos en el cloud entre varios dispositivos fijos o móviles, lo cual permite que todos los usuarios autorizados puedan acceder siempre a la versión más actualizada del archivo. Este sistema hace posible que varios usuarios autorizados de una empresa o proyecto puedan trabajar con los datos de la nube al mismo tiempo.

Una ventaja importante de la computación en el cloud es la copia de seguridad de los datos. Estas granjas de servidores son altamente seguras, ya que no solo cuentan con memorias redundantes, sino que también están muy bien protegidas física y térmicamente. Todos los datos se almacenan en una ubicación segura y están disponibles para los usuarios las 24 horas.

Consejo

IONOS te ofrece la solución Backup Cloud, que incluye copias de seguridad automáticas y cifradas, un sistema de restauración sencillo y protección integral para todos los datos y dispositivos implicados. Contrátala con el plan de tarifa fija para volúmenes de datos de hasta 5 terabytes o el plan de tarifa flexible basada en el consumo.

¿Cómo funciona un cloud?

La nube funciona de manera similar a una intranet: es necesario iniciar sesión en el dispositivo para acceder al contenido del servidor de la empresa. Sin embargo, el servidor de la nube no se encuentra en la sede de la empresa, sino en otra ubicación, en una granja de servidores. Los discos duros, procesadores y memorias RAM que incorpora el servidor se gestionan mediante rutinas de administración especiales. A través de las interfaces, los usuarios acceden a la infraestructura que tienen reservada y/o al software contratado. Al alquilar espacio de almacenamiento, el usuario recibe una autorización de acceso. Los datos se gestionan como en un disco duro y, por lo general, los programas pueden utilizarse mediante un navegador web.

Si las empresas ponen a disposición de sus empleados sus propios servidores de cloud computing, se trata entonces de una un Private cloud. En este caso, el usuario accede al servidor de la empresa, donde se almacenan datos y servicios que no están disponibles para el gran público, lo que asegura que los datos cuya seguridad debe garantizarse permanezcan en la empresa. De acuerdo con el RGPD, algunos datos no pueden salir bajo ningún concepto de las empresas. Sin embargo, mantener una nube privada requiere mucho tiempo y dinero, porque conlleva un esfuerzo de gestión muy elevado.

Las Public cloud ponen sus servicios a disposición del gran público. El proveedor en cuestión monitorea la nube, se encarga de su mantenimiento y la adapta constantemente a las necesidades de los usuarios, lo que ahorra a las empresas los costes de creación, mantenimiento y adaptación permanente de una arquitectura de servidores interna.

Cuando se combinan estas dos soluciones tenemos la denominada Hybrid cloud, en la que los datos confidenciales se almacenan en la empresa y el resto de archivos se guardan en la nube pública de forma segura.

¿Cómo se almacenan los datos en el cloud?

En el cloud, los datos se guardan igual que en el disco duro de un ordenador, mediante el acceso de lectura y escritura. La diferencia para el usuario es que, además de la letra de la unidad de su propio disco duro, como el de DATOS (D:), aparece el icono del disco duro de la nube al abrir y guardar los datos. En la cuenta del cloud, el usuario cuenta con las mismas opciones que en su propio disco duro, es decir, crear y eliminar carpetas y subcarpetas, cargar, guardar, actualizar, mover, renombrar o eliminar archivos ―y esto es aplicable a todos los archivos. También puede almacenar de forma segura copias de seguridad de bases de datos completas o de los archivos guardados en dispositivos móviles como smartphones o tablets.

Los datos de la nube se cifran y almacenan de forma redundante, es decir, varias veces. Además, la transmisión al servidor de la nube y de allí a los usuarios se realiza a través de una conexión de datos segura y cifrada. El proveedor de cloud es responsable de la gestión interna de los datos de los servidores y de los servidores de seguridad, así como de la creación regular de copias de seguridad de los datos del cliente. Los proveedores de servicios de la nube ubicados en España u otros países de la UE están sujetos al Reglamento General de Protección de Datos europeo, por lo que los usuarios pueden estar seguros de contar con los más altos estándares de seguridad.

Backup Cloud con IONOS!

¡Deja atrás el tiempo de inactividad! La mejor forma de respaldar tu negocio con tu propio asesor personal incluido.

Simple
Seguro
Integral

¿Cúando merece la pena utilizar un cloud?

Para esta pregunta no hay una única respuesta que valga para todos los usuarios del estilo de “a partir de tantos gigabytes de datos por unidad de tiempo, la empresa debería utilizar una nube”. Existen varios factores que favorecen o desaconsejan su uso. Al calcular los costes y beneficios de la empresa, han de tenerse en cuenta todos los factores económicos relativos a los sistemas informáticos, como el mantenimiento, la reparación o la depreciación, y compararlos con los costes de contratación de un proveedor de almacenamiento de datos y uso de programas. Asimismo, la empresa deberá prever cómo tendrá que desarrollar su capacidad informática para estar preparada ante las necesidades del futuro.

Para los servicios cloud, suele incluirse el mantenimiento y la seguridad de los servidores en los costes del alquiler de espacio de almacenamiento. El hardware de la nube siempre está actualizado e incluye las últimas medidas de seguridad físicas y digitales. Además, adquirir una oferta de software con licencia para cloud (por ejemplo, para Microsoft Office 365) evita que la empresa tenga que comprar licencias y actualizaciones, que por otra parte suelen ser caras.

Consejo

Para almacenar, intercambiar y editar datos de manera centralizada, dispones del pack HiDrive de IONOS, una solución disponible en los planes Basic, Essential, Business y Pro. Todos ellos ofrecen los más altos estándares de seguridad.

La mayoría de los proveedores de cloud ofrecen una cantidad de espacio de almacenamiento de forma gratuita o incluida en los contratos de hosting. Esto permite a las empresas probar el servicio antes de decidir si les conviene pagar por una solución a gran escala.

El uso del cloud computing confiere una gran responsabilidad a los usuarios autorizados, ya que deben cumplir estrictamente con los estándares de seguridad de la empresa para proteger sus datos confidenciales frente al acceso no autorizado. Por tanto, es recomendable definir claramente los derechos y documentarlos de forma adecuada.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.