¿Qué es el Frontend?

El frontend y el backend son dos niveles independientes de software que se complementan mutuamente. Si imaginamos que el software es como un restaurante, el frontend comprendería la fachada exterior, la decoración interior, el menú y el personal de servicio. En cambio, el backend, en esta analogía, comprendería la cocina y la gestión, incluyendo a los empleados y los procesos administrativos y de producción.

Definición

Un frontend es la interfaz gráfica de usuario de una página web o una aplicación. El frontend es donde se presenta la información y donde tienen lugar las interacciones del usuario.

¿Qué es el frontend?

El frontend es la parte de una página web o aplicación que los usuarios ven y con la que interactúan. Se centra en presentar la información de manera atractiva y facilitar las interacciones del usuario. El diseño del frontend se adapta a las necesidades y expectativas de los usuarios, priorizando una experiencia de usuario positiva (user experience, UX).

El frontend es una capa de software que se ejecuta en el cliente. Aunque parece estar realizando todo el trabajo, en realidad, se comunica constantemente con el backend, que se encarga del procesamiento de datos. Esta comunicación se realiza a través de interfaces de programación conocidas como API.

Siguiendo el principio de “Separation of concerns”, en español “Separación de responsabilidades”, el backend y el frontend se desarrollan como capas independientes pero complementarias. Ambas capas siempre son necesarias para crear un software plenamente funcional. Un backend sin el frontend es como una fachada sin nada detrás.

¿Quién utiliza el frontend?

Existen dos grupos de usuarios diferentes que utilizan el frontend:

  1. Usuarios que interactúan con el frontend.
  2. Desarrolladores de frontend que construyen y mantienen el frontend.

Veamos a continuación las similitudes y diferencias entre ambos grupos a la hora de utilizar el frontend.

¿Cómo utilizan los usuarios el frontend?

Cuando los visitantes exploran una página web, navegan entre distintas secciones haciendo clic en enlaces. Consumen contenido multimedia y en forma de texto, e interactúan con botones y otros elementos interactivos, como los formularios HTML con menús desplegables, campos de entrada y botones.

Desde un punto de vista conceptual, la experiencia es similar a la de los usuarios que inician sesión en una aplicación. Tienen un abanico más amplio de opciones de interacción en el frontend, incluyendo botones especializados. A pesar de esto, las interacciones siguen limitadas a rutas predefinidas, aunque en algunos casos, existe la oportunidad de crear contenido uno mismo.

¿Cómo trabajan los desarrolladores en el frontend?

En contraste con las limitaciones de los usuarios en el frontend, los desarrolladores de frontend tienen un enfoque completamente diferente. Estos profesionales de la programación son responsables de crear, mantener y seguir desarrollando el frontend. A menudo, trabajan en colaboración con diseñadores, ya que la facilidad de uso es un elemento fundamental del diseño web.

¿En qué consiste exactamente el desarrollo de frontend? Un ejemplo del ecosistema de WordPress nos ilustra esta labor. Los desarrolladores de frontend crean Widgets de WordPress y plantillas de WordPress, que otorgan a una página web de WordPress un diseño atractivo.

Consejo

Con el hosting de WordPress de IONOS, dispondrás de la base perfecta para una página web de WordPress profesional, con actualizaciones automáticas personalizables y protección DDoS, entre otras características.

La utilización de una plantilla de WordPress creada por desarrolladores de frontend facilita la integración del contenido de las distintas páginas y publicaciones en estructuras predefinidas. Todo ello garantiza una presentación uniforme del contenido en tu página web.

Los desarrolladores de frontend también crean páginas de destino y utilizan elementos de call to action (CTA) para guiar a los visitantes por la página web. El diseño responsivo es especialmente importante en este contexto.

¿Cuáles son los principales frameworks de frontend?

Frontend es lo que ven los usuarios en sus dispositivos finales (“clientes”). Los frontends se distinguen en dos tipos: los frontends web, que funcionan en los navegadores web, y los frontends nativos, que están diseñados específicamente para un sistema operativo en particular, como Windows, macOS, Android o iOS. Los métodos modernos de desarrollo multiplataforma permiten crear varios frontends a partir de una base común.

Los frontends web incluyen código en los lenguajes web HTML, CSS y JavaScript, que corresponden a los tres aspectos básicos de la programación en Internet:

Aspecto Lenguaje
Estructura HTML
Presentación CSS
Comportamiento JavaScript

Si bien es posible crear frontends directamente utilizando estos tres lenguajes web, no sería eficiente, ya que exigiría mucho esfuerzo innecesario. Aquí es donde los frameworks de frontend simplifican considerablemente el trabajo.

Dependiendo del campo de aplicación, los frameworks de frontend cumplen diversas funciones. Amplían el alcance de los lenguajes web, facilitan la conexión con el backend y aseguran una constancia en las funciones entre los distintos navegadores. Algunos frameworks también incorporan técnicas para mejorar el rendimiento.

Los frameworks más recientes, como React y Vue, se centran más en la reactividad; los cambios realizados en los datos se reflejan de inmediato en el frontend. Además, estos frameworks hacen de los componentes el concepto central, creando unidades encapsuladas y reutilizables de elementos de la interfaz de usuario reactivos.

Según el enfoque adoptado, existen frameworks de frontend puros de CSS o de JavaScript. También se distingue entre frameworks de frontend web y multiplataforma.

Desarrollar frontends basados en componentes con frameworks reactivos

En estos frameworks de frontend basados en JavaScript, todo gira en torno a componentes reactivos personalizados. Estos componentes combinan estructura, apariencia y comportamiento, y se adaptan automáticamente a los cambios en los datos subyacentes. Por ejemplo, si se elimina un registro, la entrada correspondiente desaparece de una lista y un contador muestra inmediatamente el valor actual.

Angular y React han sido durante años los principales frameworks de frontend reactivos. Ambos son adecuados para crear aplicaciones de una sola página, así como aplicaciones más extensas, y se consideran bastante complejos. En cambio, el framework de frontend “Vue” es una alternativa más moderna.

Con el framework Svelte, se ha introducido un nuevo enfoque interesante y radicalmente diferente. Svelte sigue un camino distinto al de React y otros frameworks. En lugar de inventar nuevas estructuras dentro de JavaScript, Svelte actúa como un compilador. Esto significa que puedes escribir código Svelte sencillo, que luego el compilador convierte en código JavaScript más complejo.

La mayoría de los frameworks de frontend reactivos también facilitan el trabajo con datos globales a través de un “almacén de estado” que permite encapsular los datos de estado. Si es necesario, se utiliza un proceso de compilación independiente con un gestor de tareas como Gulp o Grunt para generar el código del frontend.

Frameworks de frontend de responsabilidades mixtas: la vieja guardia

Los frameworks de frontend de responsabilidades mixtas son más antiguos y gozaron de gran popularidad antes de la llegada de los frameworks reactivos. Ejemplos notables incluyen Bootstrap o alternativas a Bootstrap. Estos ofrecen una estandarización que era muy necesaria en su momento, al superar las diferencias entre navegadores. Además, venían con componentes preconfigurados, como menús jerarquizados, acordeones desplegables y carruseles de imágenes.

Lo que tienen en común los frameworks de responsabilidades mixtas es que incluyen tanto código JavaScript como código CSS. ZURB Foundation es un framework compacto de interfaz de usuario más orientado a la adaptabilidad para aplicaciones profesionales. “jQuery UI” también siguió un enfoque minimalista que se combinaba bien con el popular framework de JavaScript, JQuery.

La ventaja de los frameworks de frontend de responsabilidades mixtas es que son muy fáciles de usar. Normalmente basta con integrar un archivo CSS y/o un JavaScript. Sin embargo, personalizar y optimizar puede volverse complicado rápidamente, y combinar partes de diferentes frameworks de este tipo puede generar desafíos en la práctica.

Frameworks de frontend de responsabilidad única: los especialistas más ligeros

A diferencia de los frameworks de frontend de responsabilidad mixta, que combinan JavaScript y CSS, los frameworks de frontend de responsabilidad única se centran en uno de los lenguajes. Tailwind CSS ha establecido un estándar para aplicar reglas CSS a los componentes del frontend. En lugar de escribir código CSS personalizado, se utilizan clases predefinidas directamente en el marcado HTML.

Lo que Tailwind ofrece en términos de presentación, el framework de frontend ligero Alpine JS lo ofrece en términos de comportamiento y reactividad. En lugar de CSS, utiliza fragmentos de JavaScript predefinidos. Alpine se autodefine como “jQuery for the modern web” y completa así el argumento a favor del clásico framework de JavaScript.

Nota

Puedes aprender los conceptos básicos sobre selectores, sintaxis y más con nuestro tutorial de jQuery.

La principal ventaja de los frameworks de frontend de responsabilidad única es su sencillez. Por regla general, se puede limitar la cantidad de código utilizado a lo que realmente se necesita, aunque puede requerir un proceso de compilación independiente. Además, se pueden combinar fácilmente partes de estos frameworks. Una combinación popular es Tailwind CSS + Alpine JS.

Crear múltiples frontends a partir de una base común con frameworks multiplataforma

Todos los frameworks de frontend que hemos mencionado hasta ahora están orientados a la visualización en navegadores web. Sin embargo, también existen los llamados frameworks de frontend multiplataforma que generan código para aplicaciones nativas. Las aplicaciones nativas no requieren un navegador, sino que se ejecutan directamente en un sistema operativo como Windows, macOS, Android o iOS.

Flutter es un conocido framework de frontend multiplataforma basado en el lenguaje de programación Dart de Google. Una interfaz de usuario construida en Flutter sirve como base común a partir de la cual se pueden crear varios frontends nativos y de web.

GTK es un framework de frontend puramente nativo con un enfoque similar. Se pueden crear frontends para Linux, Windows y macOS a partir de una base común. A diferencia de Flutter, GTK no se basa en tecnologías web, pero ofrece conexiones con una amplia selección de lenguajes de programación con los que se puede trabajar.