VPS vs. Cloud: ¿qué opción de hosting es mejor?

El clásico servicio de hosting VPS (Virtual Private Server, servidor virtual privado o servidor virtual) sigue siendo la opción preferida de las empresas por sus múltiples funciones de administración. Sin embargo, el cloud hosting se ha establecido claramente como la opción más flexible con la mejor escalabilidad: es apto para proyectos pequeños, aunque también para grandes empresas con una elevada carga de trabajo. Según los requisitos, las metas de la empresa y sus conocimientos informáticos, cada opción de hosting tendrá sus ventajas e inconvenientes en materia de seguridad de datos, precio y escalabilidad.

Tener una infraestructura informática eficiente garantiza la competitividad de una empresa, pero sin el hosting adecuado, esto es imposible. Por lo tanto, elegir el hosting adecuado no es una decisión que haya de tomarse a la ligera. La oferta es extensa; por ejemplo, en los modelos de hosting compartido o dedicado bien compartes los recursos de servidores externos, bien alquilas servidores dedicados. También es posible externalizar la estructura informática mediante housing.

No obstante, los modelos de hosting de servidor virtual privado (VPS) y en la nube, que se diferencian en su principio de funcionamiento, son los que cuentan con mayor popularidad. En este artículo, puedes encontrar una comparativa de las principales ventajas e inconvenientes de cada opción para que te sea más fácil encontrar el hosting que mejor se adapta a tus necesidades.

Consejo

Escalabilidad ilimitada, centros de cálculo certificados y precios fiables: usa los servidores cloud con su fantástica computación en la nube según tus necesidades.

VPS vs. Cloud: ¿qué diferencias hay?

El hosting VPS y el cloud hosting comparten un elemento común, esto es, ambos se basan en el principio de la virtualización, que significa que los recursos de servidores físicos se segmentan en máquinas virtuales. Esto hace que a su vez estén a disposición de los clientes cuando los necesiten, al igual que los servidores físicos reales. Gracias a ellos, las empresas no tienen por qué depender de su propio data center, algo muy costoso.

El acceso a recursos informáticos virtualizados como hardware, software, espacio de almacenamiento y componentes de red es posible a través del hosting VPS o en la nube de empresas externas. Estas disponen de tus recursos siguiendo el principio XaaS (Everything as a service) según los vayan necesitando. Pero la gran diferencia es la manera en la que los suministran. Mientras que los VPS son segmentos dedicados independientes de un servidor físico, los servidores cloud forman parte de un conjunto de servidores compartidos que, por tanto, pueden escalarse fácilmente.

Consejo

Recursos dedicados, rendimiento fiable y ubicación segura: todo eso te ofrece el servidor VPS de IONOS. Descubre el hosting de servidores privados virtuales al mejor precio.

Diferencia 1. Suministro de recursos

Aunque el principio básico del hosting VPS y cloud sea parecido, difieren fundamentalmente en la manera en la que proporcionan los recursos.

VPS: si te decantas por un servidor VPS, estarás alquilando un servidor virtual privado de un servidor físico de un proveedor de hosting. El servidor VPS es un segmento o una partición de un servidor físico, pero funciona como un sistema de servidor independiente y cerrado. Si no terminas de tener claro si optar por un VPS o un servidor dedicado, el servidor VPS tiene una mejor relación calidad precio. Este se crea y gestiona a través de un hypervisor, que se encuentra como software en el servidor físico, administra segmentos VPS y asigna recursos como la memoria, la potencia de cálculo y los componentes de red a los clientes.

Cloud: por su parte, el cloud hosting sigue la línea del cloud computing y no está limitado a unos recursos físicos con particiones fijas. En su lugar, utiliza un conjunto de recursos de hardware y software conectados en red. El rendimiento, las capacidades de almacenamiento y los componentes de red se proporcionan con flexibilidad mediante una red de servidores de clústeres y nodos. El resto de los recursos se distribuyen dinámicamente según las necesidades y la carga de trabajo.

Diferencia 2. Escalabilidad

En lo que respecta a la escalabilidad, destaca el cloud hosting. De hecho, uno de los argumentos principales por los que decantarse por los servidores cloud es su sencilla escalabilidad. A diferencia de lo que ocurre con VPS, para hacer cambios en los recursos y la configuración no hace falta contactar con el proveedor, sino que pueden aplicarse directamente desde la interfaz de usuario (o panel de administración). Si necesitas más espacio, otras aplicaciones o mejorar el rendimiento, no tienes más que ampliar tu suscripción o adaptar los recursos en el panel de administración.

Los servidores virtuales privados también pueden escalarse, pero para ampliar los recursos normalmente hay que mejorar el hardware, ya que el rendimiento y la escalabilidad están limitados a las capacidades y componentes físicos del servidor anfitrión. En cambio, los servicios en la nube ofrecen una red mucho mayor con componentes físicos y virtualizados. Y aunque es posible alquilar más servidores VPS, sigue costando más esfuerzo escalarlos.

Diferencia 3. Seguridad de los datos

En materia de seguridad, el servidor VPS sabe convencer a los usuarios, ya que dos de sus puntos fuertes son su independencia y encapsulado. Cada segmento VPS de la plataforma anfitriona está protegido de los de otros clientes del servidor. Así, tus datos no solo permanecen ocultos a otros usuarios, sino que, además, no se ven afectados por fallos o caídas de otros segmentos gracias a tus propias configuraciones y a tu sistema operativo independiente. Sin embargo, conviene comprobar los estándares de seguridad del anfitrión y de los servidores que utiliza.

Si bien la seguridad de los datos de computación en la nube también depende de lo seguro que sea un centro de datos, el cloud tiene una mayor seguridad y tolerancia ante fallos gracias a su estructura de clúster. Que caiga un servidor físico no implica que fallen todos los segmentos, ya que la carga de trabajo de la nube está repartida de manera flexible. Para que los datos más sensibles gocen de máxima seguridad, conviene decantarse por una nube privada, si es que dudas entre una nube pública o privada.

Diferencia 4. Costes

En lo que respecta a los costes, VPS y Cloud están al mismo nivel. Hay diferentes modelos de precios en función de lo que necesites. Las dos opciones ofrecen suscripciones mensuales con diversas funciones y espacio de almacenamiento a partir de 4 o 5 euros al mes. Una empresa pequeña o mediana que necesite recursos independientes para proyectos con una carga de trabajo calculable obtendrá una buena calidad precio con VPS.

En cambio, el hosting cloud es mejor para proyectos de todos los tamaños con mucho tráfico y picos de rendimiento, para lo que dispone de suscripciones que se adaptan a distintas necesidades. Los precios de los servicios cloud suelen depender de las necesidades de rendimiento. Sin embargo, las empresas de hosting como IONOS limitan los costes garantizándote una tarifa mensual máxima. Así, ahorras en tus gastos generales, aunque necesites mucho espacio.

Diferencia 5. Personalización

Otros puntos fuertes del hosting con VPS son la personalización y los ajustes. No obstante, para ello es requisito controlar la administración de redes. Si tienes los conocimientos necesarios, podrás configurar tu servidor virtual como servidor dedicado gracias al acceso root. Esto pasa por instalar tus propios sistemas operativos, software y las aplicaciones que necesites. Aunque el hosting VPS está limitado por componentes físicos como el espacio y las tarjetas de red, puedes cambiar la configuración con las capacidades de rendimiento.

El hosting cloud también puede customizarse, pero depende del paquete y la gama de funciones que se haya contratado. Con modelos del tipo IaaS (Infrastructure as a Service) puedes crear redes virtuales personalizadas o instalar sistemas operativos o los servicios que quieras. Así, los dispositivos de red virtuales con cloud hosting funcionan como componentes de red físicos configurados individualmente y tienen una gran escalabilidad. Algunas empresas además proporcionan microservicios como módulos de bloques de construcción, que permiten adaptar las funciones a tu gusto.

Diferencia 6. Disponibilidad

En lo que respecta a la disponibilidad y la tolerancia de fallos, destacan los servidores cloud. El problema con los servidores VPS es que, si cae el servidor anfitrión, también cae el servidor VPS que se aloja en él. En cambio, los servidores cloud pueden recurrir a una red de clústeres flexible que permanece operativa en caso de que falle algún componente físico. Por eso, a diferencia de lo que ocurre con un servidor VPS, no estás vinculado a un hardware fijo y por tanto disfrutas de una elevada disponibilidad de los datos gracias a la escalabilidad flexible y la tolerancia a fallos.

Diferencia 7. Protección y soberanía de los datos

La seguridad y la protección de datos no son lo mismo. La protección de datos de los servidores VPS y del cloud hosting no solo depende de las medidas de seguridad que adopte el servidor, también de su ubicación. Los servidores ubicados fuera de la Unión Europea o los servidores estadounidenses alojados en la UE no ofrecen una protección de datos con estándares europeos. Esto se debe a que las empresas de EE. UU. están sujetas a la Cloud Act, que incluso concede a sus agencias de inteligencia acceso a los datos de los clientes de Europa si son propiedad de empresas estadounidenses.

Aunque no haya una diferencia clara entre VPS y Cloud, esta es notable cuando el servidor VPS está en España y lo gestiona una empresa española y el proveedor de hosting cloud es estadounidense y por tanto se rige por la normativa de allí.

Ventajas e inconvenientes del hosting con VPS

Ventajas Inconvenientes
Servidores virtuales privados independientes y protegidos Ampliación de recursos y capacidades poco flexible (lleva tiempo y cuesta dinero)
Fácil de adaptar a tus necesidades gracias al acceso root Para gestionar y mantener el VPS, hacen falta buenos conocimientos informáticos
Rendimiento fiable mediante recursos fiables compartidos Vulnerable ante fallos, ya que la caída del servidor físico puede influir en todos los segmentos VPS
Los caídas de segmentos VPS paralelos no influyen en el VPS propio El rendimiento se limita al de los recursos de hardware que proporciona el servidor físico
Buena relación calidad precio gracias a una configuración económica y tarifas fijas Solo apto para proyectos limitados y equipos pequeños con una carga de trabajo limitada
Si los servidores están ubicados en la UE, muy buena seguridad y buena protección de datos
Consejo

Un servidor potente propio de configuración sencilla: eso es un servidor virtual. Aprovecha la oferta de IONOS para probar un VPS gratis y dispón de 30 días para descubrir las ventajas de VPS.

Ventajas e inconvenientes del hosting cloud

Ventajas Inconvenientes
Muy buena escalabilidad La protección de datos no es óptima en nubes públicas (pero sí en el cloud hosting privado)
Recursos y rendimiento ampliables, flexibles y a buen precio para empresas de todos los tamaños Mayor dependencia del proveedor cloud
Muy resistente a fallos de los componentes físicos y redes La capacidad de adaptación y personalización depende de los paquetes de suscripción y de la gama de funciones del proveedor
Tarifas adaptadas a las necesidades (upgrade y downgrade flexible) Protección de datos óptima según el RGPD solo con proveedores europeos con servidores ubicados en un país de la UE
Rendimiento fiable también cuando hay picos
Gama de funciones configurable según las necesidades gracias a una variedad de paquetes de suscripción y microservicios
Consejo

Conoce el rendimiento y la escalabilidad óptimos en la nube con la mejor seguridad. Prueba un servidor cloud gratis de IONOS durante 30 días.

¿A quién le conviene más el hosting VPS y a quién el cloud?

Dependiendo de sus requisitos de rendimiento y del tamaño de la empresa, el hosting VPS y el cloud son adecuados para diferentes proyectos y usuarios.

Servidores VPS

  • Proyectos online exigentes con cargas de trabajo y requisitos de almacenamiento calculables
  • Plataformas online con gran número de visitantes y comunidades
  • Páginas web de empresas medianas y tiendas web con mayor número de visitantes
  • Presencia online de empresas medianas

Servidores cloud

  • Presencia online como tiendas web de todos los tamaños con tasas de uso fluctuantes
  • Según la oferta del cloud hosting, plataformas online de empresas pequeñas hasta muy grandes
  • Empresas pequeñas o medianas que necesiten solicitar más recursos durante tiempo limitado