Bot: ¿Qué es? tipos y funciones

Los bots constituyen aproximadamente la mitad del tráfico actual de Internet. Se encargan de todo tipo de tareas, como simular la comunicación humana en las redes sociales, buscar contenido web para empresas, optimizar el funcionamiento de los motores de búsqueda, automatizar el servicio al cliente o facilitar actividades delictivas como el robo de datos, la estafa o los ataques DDoS.

Losbots son herramientas digitales y como tales pueden usarse para bien o para mal. Saber en qué consisten estos programas y conocer a fondo sus funciones puede ser beneficioso para las empresas de cara a automatizar tareas sencillas y repetitivas o descubrir en qué aspectos deben reforzar sus propias medidas de ciberseguridad para prevenir ataques.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.

Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

Correo incluido
Certificado SSL
Asistencia 24/7

¿Qué es un bot?

El término inglés bot deriva de la palabra robot. Al igual que los robots mecánicos, los bots de Internet están programados para realizar tareas concretas y repetitivas. Para ello, ejecutan comandos claramente definidos en forma de algoritmos y scripts, que pueden implementar más rápido que cualquier persona. Los bots son, por tanto, programas informáticos que actúan de forma autónoma y automática y no dependen de la participación o supervisión humana para llevar a cabo sus funciones.

El primer bot de Internet fue el World Wide Web Wanderer, implementado en 1993, que medía el crecimiento de la red e introducía los datos recopilados en el llamado índice Wandex. Desde entonces, los ámbitos de aplicación de los bots se han diversificado. Por ejemplo, se utilizan chatbots en la atención al cliente, bots sociales en las redes sociales, rastreadores web para analizar los sitios web y botnets para enviar correo no deseado y ejecutar ataques de phishing.

¿Cómo funciona un bot?

Para imaginarse cómo funciona un bot, lo más fácil es compararlo con un robot físico. A diferencia de este último, no consta de piezas de maquinaria como tornillos, tuercas, placas y cables, sino de código. El código contiene los comandos e instrucciones que le indican al bot cómo comunicarse activa o reactivamente con usuarios humanos, sistemas u otros bots.

El diseño de los bots puede ser muy simple, pero en los bots modernos también se implementan códigos complejos e inteligencia artificial, con lo que, a veces, apenas pueden distinguirse de una persona en las redes sociales. Hoy en día, programar un bot está al alcance de cualquiera, incluso el más profano, gracias a las numerosas herramientas e interfaces existentes en línea diseñadas para crear bots simples y complejos. Por ejemplo, Twitter te ofrece la opción de crear tus propios chatbots para tuitear, retuitear y dar me gusta.

El siguiente fragmento se ha extraído del código de un chatbot. En este ejemplo, el bot se basa en el lenguaje de marcado AIML, basado en XML, que suele utilizarse para programarlos.

    <aiml>
<category>
    <pattern>¿Cómo te llamas?</pattern>
    <template>Me llamo Chatbot.</template>
</category>
<category>
   <pattern>¿Qué eres?</pattern>
   <template>
      <srai>Quién eres.</srai>
   </template>
</category>
</aiml>

Dependiendo de los algoritmos establecidos en el código, los bots pueden realizar diversas tareas simples o complejas. La comunicación tiene lugar principalmente a través de plataformas y servicios basados en Internet, como la mensajería instantánea (IM, del inglés instant messaging) o el protocolo Internet Relay Chat (IRC).

¿Qué funciones puede desempeñar un bot?

Las funciones y tareas de un bot pueden ser tan variadas como sus ámbitos de aplicación en Internet. Algunas de sus funciones más comunes son las siguientes:

  • Soporte de servicios de comunicación en servicios de mensajería instantánea, como Facebook, Twitter o WhatsApp.
     
  • Scraping de datos independiente, así como por el rastreo de datos, es decir, búsqueda, análisis e indexación del contenido de sitios web utilizando palabras clave, hashtags o coincidencia de patrones.
     
  • Simulación y automatización de la comunicación mediante palabras clave, algoritmos o hashtags concretos (por ejemplo, en chats, sitios web o servicio al cliente).
     
  • Uso de interfaces con otras aplicaciones y botspara desempeñar funciones adicionales (por ejemplo, recopilar y presentar datos de aplicaciones meteorológicas o de tráfico).
     
  • Servicios automatizados como traducción, pedidos o publicidad personalizada.
     
  • Funciones de juego (como el ajedrez)
     
  • Creación de botnets o redes de ordenadores dedicadas al robo de datos, estafa y ataques DDoS.

¿De qué está compuesto un bot?

Un bot consta básicamente de tres componentes principales:

  1. Lógica de aplicación o lógica de flujo de trabajo: el código ejecutable y legible por máquina que los programadores escriben para definir las funciones y tareas del bot.
     
  2. Base de datos: contiene datos e información básicos a los que el programa puede recurrir para desempeñar sus funciones. Como en el caso de los bots de motores de búsqueda (rastreadores web), la base de datos puede expandirse activamente.
     
  3. API (application programming interface): son interfaces de programa que permiten a los desarrolladores acceder a las funciones de otras aplicaciones sin escribirlas personalmente. Mediante interfaces de código especiales, las API pueden integrar comandos de software de terceros en el código del bot y ampliar su funcionalidad. Por ejemplo, un chatbot puede incorporar la función de una aplicación de tráfico en su código y proporcionar a los usuarios información al respecto a través de la interfaz.

Bots de autoaprendizaje y bots basados en reglas

Los bots de diseño simple utilizan el principio de programaciónif-then-else,basado en reglas, y ejecutan comandos y tareas claros y preprogramados. Actualmente, los bots modernos también pueden desarrollarse mediante inteligencia artificial, ampliar su propia base de datos y aprender nuevas funciones y términos. En este sentido, los bots pueden dividirse en dos tipos: los basados en reglas y los de autoaprendizaje.

Según sus funciones principales, tanto los bots basados en reglas como los de autoaprendizaje se dividen en cinco categorías:

  1. Bots de entretenimiento
  2. Bots comerciales
  3. Bots de servicio
  4. Bots de noticias
  5. Bots de malware

¿Qué tipos de bots bondadosos existen?

Los bots se utilizan en una gran variedad de ámbitos en Internet pero todos pueden servir tanto para fines legales como ilegales.

Los bots benignos más comunes son los siguientes:

  • Bots sociales: término que engloba todos los bots que operan en las redes sociales y asumen tareas automatizadas en diversos ámbitos, desde asistencia, preguntas frecuentes o mensajería directa hasta dejar comentarios, generar “me gusta”, compartir, retuitear y seguir.
     
  • Rastreadores web: estos bots recopilan y evalúan datos e información de sitios web para mejorar el funcionamiento de los motores de búsqueda y los portales de comparación, registrar e indexar nuevo contenido web, crear enlaces y optimizar las consultas de búsqueda.
     
  • Chatbots: imitan a los usuarios de chat humanos y simulan la comunicación natural. Por ejemplo, en la atención al cliente, pueden ser bots evidentes que responden a las consultas y a las preguntas frecuentes de los clientes o bots de incógnito que simulan ser un usuario real.
     
  • Bots de juego: aparecen en los videojuegos como jugadores artificiales (personajes no jugadores).
     
  • Shop bots: comparan los precios de las tiendas online y buscan las mejores ofertas, o seleccionan las plataformas de venta más populares para los usuarios.
     
  • Bots de monitoreo: supervisan el estado de los sistemas o sitios web.
Nota

Para determinar qué directorios de un sitio web pueden leer los rastreadores web, es decir, los bots de motores de búsqueda, se utiliza el protocolo estándar de exclusión de robots, más conocido como robots.txt. En este archivo, los rastreadores encuentran instrucciones que les indican qué datos del sitio web están disponibles para indexar y analizar. Por lo tanto, mediante robots.txt puedes influir en la aparición de tu sitio web en los resultados de búsqueda.

¿Qué bots maliciosos existen y cómo funcionan?

Aunque los bots desempeñan muchas funciones positivas y forman parte de numerosos servicios que serían inconcebibles sin ellos, como los motores de búsqueda, la mensajería instantánea o los portales de comparación, tienen una pésima reputación debido a los hackers y a los ataques de malware, ya que muchos se desarrollan expresamente para fines ilegales y dañinos.

Entre los tipos de bots maliciosos, se incluyen los siguientes:

  • Bots para propaganda o manipulación: bots sociales que simulan ser un perfil de usuario, influyen en la formación de la opinión en medios digitales, difunden declaraciones políticas, fake news y teorías conspirativas o reaccionan a comentarios y publicaciones basándose en palabras clave.
     
  • Bots para scams o phishing: roban datos a través de pseudoenlaces, correos electrónicos falsos y sitios web fraudulentos.
     
  • Bots de keylogging: registran el tráfico de mensajes o graban, guardan y reenvían toda la actividad de un ordenador.
     
  • Bots de intercambio de archivos: responden a consultas de búsqueda concretas y muestran al usuario un enlace determinado, dependiendo del término que busque. Si la persona hace clic en el enlace, el bot puede infectar su ordenador.
     
  • Bots de spam: envían correos electrónicos no deseados en grandes cantidades y usan las agendas y contactos de los usuarios desprevenidos para expandir su radio de spam de manera dirigida.
     
  • Bots zombi: se trata de ordenadores que han sido infectados con malware por otros bots o que han pasado a formar parte de una botnet y que proporcionan rendimiento informático para perpetrar grandes ataques. Suele ser difícil identificar los ordenadores que forman parte de una botnet.
     
  • Botnet: se refiere al conjunto de ordenadores infectados conectados a una red y utilizados por los usuarios de los bots maliciosos para perpetrar ataques DDoS.

MyDefender de IONOS

Ciberseguridad completa

Protege todos los dispositivos contra ransomware, virus y pérdida de datos con herramientas de análisis inteligentes y copias de seguridad automáticas.

Escalable
Seguro
Automatizado

¿Qué tipos de ataque puede perpetrar una botnet?

Los bots de malware sirven para varios propósitos ilegales, como los siguientes:

  • Robo de datos y usurpación de identidad mediante raspado, phishing y keylogging de información confidencial, como contraseñas y datos bancarios y personales.
     
  • Ataques distribuidos de denegación de servicio (DDos), cuyo tráfico masivo de datos puede paralizar los servidores.
     
  • Uso de puertas traseras en el sistema de seguridad de un ordenador para infectar el sistema.
     
  • Reenvío de spam para redirigir paquetes de datos.

Estos son los cinco tipos de ataque a gran escala más comunes perpetrados por bots:

  • Ataques DDoS: sobrecarga dirigida de servidores (ver más arriba).
     
  • Spam y seguimiento del tráfico: sobrecarga de servidores de correo o robo de datos a gran escala.
     
  • Ataques de denegación de inventario: ataques a tiendas en línea con el fin de que los productos figuren como “no disponibles”.
     
  • Ataques de raspado: robo y venta de datos.
     
  • Ataques de relleno de credenciales: uso de datos de cuentas robados e intentos de inicio de sesión automatizados a gran escala.
En resumen

Si realizas tareas de marketing en línea, te conviene sacar partido de los bots buenos para simplificarlas y automatizarlas. Asimismo, gestionar los bots es una parte esencial de la ciberseguridad de las empresas, ya que facilita la identificación de bots maliciosos y permite proteger mejor los sitios web y las tiendas en línea contra sus ataques. Por otro lado, como ya sabes, siempre es posible conceder el acceso a los bots bondadosos.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.