Servidor VPS vs servidor dedicado: ¿qué tipo de hosting es mejor?

Tanto el hosting en servidores virtuales (VPS) como en servidores dedicados te ofrecen recursos dedicados con servidores independientes. Sin embargo, la gran diferencia es que mientras que en los servidores VPS compartes la potencia del servidor con otros, con un servidor dedicado obtienes un servidor físico completo con potencia de cálculo plena.

Si bien tener un servidor propio siendo un particular permite disfrutar de múltiples ventajas, siendo una empresa, es prácticamente indispensable. Si tienes un blog, una web o una pequeña tienda online, con un hosting compartido o dedicado a buen precio tienes más que suficiente. La situación cambia si tienes una tienda online o servidores de juego con mucho tráfico, o si tu presencia online es compleja, en cuyo caso te conviene considerar el hosting en VPS o servidor Cloud, así como en servidores dedicados. Echa un vistazo a las diferencias entre los servidores VPS y los servidores dedicados.

¿Qué diferencias hay entre los servidores VPS y los servidores dedicados?

Ambos modelos de hosting comparten como punto fuerte un entorno de servidor independiente altamente flexible. Además, no requieren ni data centers costosos ni servidores de mantenimiento intensivo como los modelos on premises. Sin embargo, a diferencia del cloud hosting, los servidores VPS y los servidores dedicados sí exigen conocimientos previos sobre administración de servidores, al menos si no contratas un plan de hosting gestionado que te ahorre configurar el servidor.

Ten en cuenta las siguientes diferencias y características al buscar el hosting que mejor se adapte a tus necesidades:

Diferencia 1. Suministro de recursos

Ambos modelos de hosting suministran los recursos mediante empresas externas. Sin embargo, una de las diferencias más determinantes es precisamente la manera en la que lo hacen.

Un servidor virtual privado (VPS), también denominado VDS (servidor virtual dedicado) o servidor virtual, te ofrece un proveedor y host virtualizando un servidor físico. El servidor subyacente se segmenta como sistema anfitrión en particiones virtuales independientes. Aunque los clientes comparten un servidor anfitrión físico, los servidores VPS funcionan como sistemas cerrados con IP y configuración propia. Para gestionar y repartir las capacidades del servidor se usa un hypervisor. El punto débil del hosting con VPS es que se comparten los recursos del servidor host, por lo que los servidores VPS tienen un rendimiento limitado.

Mientras que los VPS se basan en la abstracción del hardware, con un servidor dedicado dispones plenamente de un servidor físico, no compartes el espacio físico disponible, el rendimiento ni otros componentes de hardware con otros usuarios. Tienes para tu uso y disfrute toda la capacidad del servidor, incluso para grandes proyectos con elevadas cargas de trabajo.

Diferencia 2. Escalabilidad y rendimiento

La escalabilidad es uno de los puntos más importantes del hosting, sobre todo si no puedes calcular de antemano cuántos recursos necesitarás. Ni los VPS ni los servidores dedicados llegan al nivel de escalabilidad flexible del hosting cloud, aunque los servidores VPS al menos sí ofrecen cierta flexibilidad. En el caso de los servidores dedicados, solo tú usas toda la potencia que has contratado desde el principio. Normalmente ofrecen un rendimiento potente, así que suele bastar incluso para tareas pesadas y complejas. Sin embargo, si necesitas recursos adicionales, tendrás que utilizar otros servidores dedicados (y eso supone un coste).

De esta manera, el hosting en VPS es más conveniente si la empresa necesita una escalabilidad flexible y a buen precio. Es un buen punto de partida económico para pequeños proyectos, sobre todo teniendo en cuenta el precio elevado de los servidores dedicados. Aunque la escalabilidad del servidor VPS no es comparable con la del cloud hosting, el plan VPS puede ir ajustándose con flexibilidad a una carga creciente.

Diferencia 3. Seguridad de los datos

Ambas formas de hosting ofrecen seguridad de los datos, pero con una diferencia. En los servidores VPS, tus datos se encuentran en el servidor anfitrión junto con los de otros clientes y, aunque están encapsulados, la seguridad de los datos depende en última instancia de lo seguro que sea el data center. Como en un servidor dedicado tienes un entorno de servidor no dividido, no tienes que preocuparte por posibles fallos de seguridad en los segmentos VPS o en el servidor anfitrión.

Dentro de lo que cabe, puedes cerrar las brechas de seguridad por tu cuenta en ambas variantes. Para ello, has de configurar los estándares de seguridad de tu servidor con software de seguridad, SSL, restricciones de acceso, blacklisting, una contraseña segura y copias de seguridad de tus datos. Además, normalmente, los servidores VPS y los servidores dedicados incluyen funciones de seguridad integradas u opcionales.

Diferencia 4. Coste

Respecto del coste, se podría aclarar con el siguiente símil: el servidor VPS es como alquilar un piso y el hosting dedicado, como alquilar una casa. En un edificio de apartamentos, compartes el edificio con otros residentes, pero pagas menos que si alquilaras una casa. Como los servidores dedicados suelen ofrecer muchos recursos, esto conlleva asimismo unos costes más elevados. El hosting con un servidor VPS, en cambio, dispone de planes de precios más variados. Por tanto, para principiantes, empresas más pequeñas o proyectos con menos requisitos, los servidores VPS ofrecen la mejor relación calidad precio.

Diferencia 5. Disponibilidad

Si buscas una disponibilidad fiable y tolerancia a fallos, los servidores dedicados son la apuesta segura. Aquí, los recursos dedicados contratados están totalmente a tu disposición y no tienes que compartirlos con nadie. Esto significa que puedes usar todos los recursos de manera ilimitada si aumenta el tráfico, garantizando también tiempos de carga rápidos. En cambio, con un servidor VPS, el hypervisor es el que asigna los recursos disponibles según el plan del servidor, y solo puedes acceder a las capacidades adicionales si no las están usando otros servidores VPS.

Similitud: personalización

Aunque hay que ceñirse a los límites físicos de rendimiento del servidor VPS o del servidor dedicado al ampliarlos, en ambos casos tienes total libertad para personalizarlos. Tanto sistemas operativos propios, scripts, programas diversos como microservicios modulares: en el hosting con servidores VPS y dedicados obtienes un entorno de servidor individual y con posibilidades de configuración gracias al acceso root. Sin embargo, para ello es necesario contar con los conocimientos de gestión necesarios para configurar y administrar un servidor.

Protección y soberanía de los datos

En ambas variantes de hosting tú gestionas tu propio servidor, por lo que debes garantizar una protección de datos adecuada conforme a la normativa para la presencia online de la empresa y sus servicios en la web. No solo debes proteger los datos de los clientes y usuarios que te visiten, también los de tu empresa. Una soberanía y protección de los datos exhaustiva requiere un cortafuegos, certificados de página y funciones de seguridad. Además, el almacenamiento y la custodia de los datos deben respetar el RGPD. Cualquiera que procese datos personales en la Unión Europea debe examinar detenidamente los requisitos oficiales en materia de protección de datos.

Además, también hay que considerar la ubicación de los servidores VPS o dedicados. Si contratas servicios de servidores de empresas fuera de la UE, infórmate sobre los derechos de acceso a tu servidor. En el caso de los proveedores americanos, por ejemplo, la Cloud Act permite a las autoridades estadounidenses acceder incluso a los servidores de propiedad estadounidense, aunque estén gestionados por empresas españolas dentro de la UE.

Ventajas e inconvenientes de VPS

Ventajas Inconvenientes
Servidores virtuales independientes a buen precio Los recursos son muy escalables y se limitan a las capacidades del servidor host
Configuración flexible y personalización gracias al acceso root Requiere conocimientos de gestión de servidores y administración informática
Recursos dedicados según el plan de hosting que garantizan un rendimiento estable Los errores y fallos en el servidor anfitrión pueden afectar a los servidores virtuales alojados
El servidor VPS actúa de manera independiente y no se ve afectado por errores en segmentos VPS alojados en paralelo Los recursos adicionales y la capacidad de almacenamiento dependen de la carga del servidor anfitrión
Configuración simple y económica con precios fiables en tarifas fijas y múltiples modelos de precios Más bien adecuado para proyectos pequeños y medianos con picos de rendimiento calculables
Alta seguridad de los datos en servidores de la UE y protección de datos según el RGPD
Consejo

Un servidor flexible con el máximo rendimiento a buen precio: eso es lo que ofrece un servidor virtual privado. Conoce el hosting en VPS con la prueba de VPS gratis que te ofrece IONOS.

Ventajas e inconvenientes de los servidores dedicados

Ventajas Inconvenientes
Todos los recursos dedicados, incluyendo la potencia de procesamiento y la memoria, están plenamente a tu disposición en un servidor solo para ti Normalmente bastante más caro que el hosting en servidores VPS
Alta nivel de personalización mediante sistemas operativos, scripts, programas y servicios Requiere conocimientos de seguridad informática y administración de servidores
Elevados estándares de seguridad conformes al RGPD si se cuenta con las funciones de seguridad correspondientes y los servidores están en Europa La escalabilidad solo suele ser posible con mejoras de hardware (que cuestan mucho tiempo y dinero) o sumando las capacidades de servidores físicos adicionales
Rendimiento fiable incluso en momentos de carga elevada gracias al uso unilateral de los recursos
Consejo

La totalidad de los recursos del hardware solo para ti, con la tecnología de servidores más moderna y ubicación en España: eso es lo que te ofrece un servidor dedicado de IONOS. Dale rendimiento máximo a tu empresa con un plan de costes adaptado a tus necesidades.

Servidores VPS vs servidores dedicados: ¿para qué es mejor cada uno?

Hemos clasificado los ámbitos de uso en función del tipo de hosting más adecuado:

Servidores VPS

  • Tareas exigentes como el hosting web con servidor web propio
  • Procesamiento de datos con servidor de datos o de correo electrónico
  • Gestión de una tienda web pequeña o mediana
  • Servidor propio para el hosting de juegos
  • Almacenamiento en la nube
  • Entorno de testeo de programas
  • Servidor para tareas de oficina como la planificación de tareas
  • Gestión de comunidades online con un elevado pero calculable número de visitantes
  • Páginas web para pequeñas y medianas empresas

Servidores dedicados

  • Proyectos complejos como servidores web con altas necesidades de rendimiento o tiempos de carga rápidos con mucho tráfico
  • Servidores web para tiendas online grandes con muchas visitas y picos de rendimiento
  • Servidores para bases de datos
  • Servicios VPN
  • Presencia online de empresas medianas y grandes o de personas de negocios cuyas subpáginas se visitan con frecuencia
Page top