Email blacklist: ninguna oportunidad para el spam

El spam es desquiciante y también peligroso. Se calcula que alrededor del 85 % del tráfico de correos electrónicos se califica como spam. Es posible deshacerse de él, pero ¿cómo? En el ámbito de los proveedores de Internet y de servicios de spam externos, la inteligencia artificial muy desarrollada es capaz de reconocer los patrones repetitivos, similares o falsos con los que el spam se llega a colar por diferentes vías. Con filtros generados específicamente, se incluye al remitente en una lista de bloqueo (blocklist) para proteger a los usuarios de contenidos indeseados.

Nota

En la actualidad, la denominación “lista negra”, al igual que otras expresiones como “ponerse negro”, se encuentra en el foco de discusión por su potencial connotación racista. Por ello, se buscan alternativas para denominar este tipo de listas. En el caso de las blacklists, se intentan establecer denominaciones sin connotaciones discriminatorias en el uso del lenguaje, como “denylist”, “lista de denegación” o “lista de rechazo”. En este artículo vamos a utilizar el término “blocklist”, excepto por motivos de definición.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.
Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

Correo incluido
Certificado SSL
Asistencia 24/7

¿Qué es una lista negra?

El término “blacklisting” define un proceso en el que un remitente es identificado como spam y bloqueado para cualquier acción que tenga que ver con la emisión de información. Además, se le registra automáticamente en una lista negra de spam que incluye las direcciones de correo electrónico, los nombres de dominio o las direcciones IP. Los remitentes incluidos en esta blocklist no pueden dirigir datos al destinatario, ni como correo ni a través de un formulario de contacto. Dichas listas negras de spam se crean en tiempo real. Lo contrario del blacklisting es el whitelisting (“lista de permitidos”). Otra forma efectiva de luchar contra el spam es el greylisting.

Consejo

Asegura tu propia lista de correo electrónico para tu empresa o para tu uso personal. IONOS te ofrece un servicio completo con redirección de correos y protección contra spam y virus.

¿Cómo funciona el blocklisting?

Una blocklist es una lista de elementos bloqueados: todo está permitido, a excepción de aquello que está incluido explícitamente en la lista. De esta forma, se puede vetar a los remitentes de información o prohibir determinadas aplicaciones específicamente. De manera muy simplificada, el proceso de blocklisting se puede comparar con un colador: las partes demasiado grandes (es decir, falsas) dentro de la corriente de información se quedan atascadas. Aquello que es suficientemente pequeño (es decir, verídico), pasa el filtro y llega a su destino. Evidentemente, la realidad técnica no es tan sencilla. Las listas de bloqueo se sirven de una gran cantidad de instrumentos con los que se seleccionan secuencias de caracteres indeseados. Esta lista o listas contienen la dirección IP de un proveedor o un ordenador concreto, el nombre de dominio o también los programas o extensiones de archivos que no son fiables o se califican como de poca confianza.

No todo son puntos a favor de una lista de bloqueo: una desventaja es que solo ofrece una protección fiable si el contenido que se rechaza es conocido y está registrado en la lista de denegación. Solo se contrarrestan las amenazas una vez que se ha actualizado la blocklist. Al contrario que las muestras de reconocimiento automático para correos no deseados, esto supone un esfuerzo de mantenimiento para los administradores.

Consejo

El principio técnico, no solo para la lista de bloqueo de direcciones IP, es el protocolo de Internet (IP). Lee nuestro artículo para más información.

¿Quién crea y mantiene las blocklists?

La mayoría de proveedores se encarga de crear las llamadas listas de bloqueo. Asimismo, muchos proveedores te permiten crear y mantener tu propia lista negra de correos si tienes una cuenta de cliente para un dominio propio. En la configuración del correo electrónico, puedes incluir a los remitentes indeseados en una lista de bloqueo, y estos correos se transfieren automáticamente a la carpeta de correo no deseado.

Nota

A menudo sucede que los correos electrónicos asociados a la adjudicación o la recuperación de contraseñas llegan a la carpeta de correo no deseado. Los proveedores suelen avisar de ello.

También un firewall o el programa antivirus de un ordenador utilizan este principio para proteger los dispositivos de entradas indeseadas o perjudiciales. Para ello se comparanmuestras de elementos dañinos con los datos entrantes. Entonces, el sistema, tomando los datos, decide si transferir o denegar la información. Los programas antivirus envían el software malicioso detectado a una zona de cuarentena previniendo así sus efectos dañinos.

Además de los mecanismos y servicios propios de los proveedores, hay un gran número de proveedores públicos que actúan como “policía del spam”. Se encargan de mantener los filtros de spam y las listas de bloqueo. Si los correos electrónicos se desvían por completo, el remitente recibe por lo general un aviso de fallo de parte del servidor del destinatario con uno de los siguientes contenidos:

  • Remote host said: 554 Transaction Failed Spam Message not queued.
  • Client host [192.0.100.123] blocked using (“contenido sospechoso”).spamhaus.org; www.spamhaus.org/query/bl

Con ello queda claro que la dirección IP del remitente está incluida en una blocklist. Algunos de los proveedores más utilizados son The Spamhouse Block List, Domain Block List, The SpamCop Block List o The Passive Spam Block List.

¿Cómo acaban las empresas en una blocklist?

Esto sucede a veces más rápido de lo que puedas imaginar, pues se trata de un procedimiento técnico. Un filtro de spam valora los contenidos entrantes de acuerdo con un sistema de puntos. Una puntuación concreta, que varía según el proveedor, hace que se incluya al remitente en la blocklist. Estos son algunos motivos por los que puedes aparecer en una email blacklist:

  • Envío inesperado de correos electrónicos a un destinatario inactivo por un largo periodo de tiempo o a otro cuyo correo electrónico ha sido señalado como spam. Lo mismo sucede si un correo electrónico es devuelto: el llamado bounce o rebote.
  • Aumento repentino del tráfico de correos enviados, especialmente en ocasiones especiales como rebajas, días festivos, Black Friday y otras circunstancias similares.
  • Incremento drástico de la frecuencia de envío sin aviso previo. Un gran número de quejas de spam hace que el remitente aparezca con toda seguridad en una blocklist.
  • Envío a una lista de distribución de marketing extensa de forma repentina: el filtro de spam identifica las listas compradas. Las listas reales y gestionadas correctamente van aumentando poco a poco, y no de golpe.
  • Entradas manipuladas en los encabezados de correos, sobre todo los encabezados “from” y “return path” para crear identidades falsas de remitentes de spam.

Si para tu estrategia de marketing por correo eléctrico utilizas un proveedor de servicios, en caso de sospecha de spam este te avisará con toda probabilidad para encontrar la causa.

    ¿Cómo se puede evitar aparecer en una blocklist?

    Si se tienen en cuenta algunas reglas a la hora de enviar correos electrónicos, se puede evitar aparecer en una lista de correo no deseado. La “policía del spam” mira con lupa el envío masivo de correos electrónicos, como las newsletters de proveedores. En este tipo de correos hay que ser conscientes de que los contenidos pueden convertirse en sospechosos de spam.

    Con algunos consejos prácticos puedes evitar caer en una blocklist:

    • Genera contenidos variados. Si siempre usas las mismas expresiones, levantarás sospechas y serás considerado un robot de spam.
    • Si generas contactos, pide el consentimiento explícito de los destinatarios.
    • Envía correos de marketing a través de servidores seguros de proveedores certificados y utiliza para ello software profesional.
    • No utilices ninguna dirección de correo privada como remitente, sino el nombre de tu empresa o marca. Delante de la arroba (@) no debería aparecer ningún nombre personal, sino una denominación como tienda@, newsletter@ o contacto@.
    • Regístrate enallowlists o listas de permitidos, que son lo opuesto a las blocklists. Por ejemplo, pídele al destinatario “Guardar contacto en la libreta de direcciones” o utiliza formulaciones similares. Pero nunca compres listas con direcciones, pues a menudo estas listas de destinatarios se generan sin consentimiento.
    • Los correos electrónicos que solo constan de gráficas se identifican como vacíos y los filtros de spam los bloquean.
    • Deberían evitarse a toda costa formulaciones que apelan a la urgencia, como “Solo tres días… reserva ya” o similares, o que prometen beneficios de tipo monetario.
    • Si escribes todo el contenido con letras mayúsculas, tienes todos los números para acabar en una email blacklist. Asimismo, el uso de varias exclamaciones seguidas son un indicio de spam, al igual que los contenidos relacionados con juegos de azar o ciertos medicamentos. Probablemente todos los usuarios se hayan topado con tales contenidos sin pedirlos.
    • Precisamente si envías correos por motivos profesionales, deberías invertir tiempo antes de enviarlos y comprobar que no haya razones para que tu correo sea calificado como no deseado.
    Nota

    En especial los proveedores profesionales tienen que cumplir con requisitos legales a la hora de enviar correos. Entre ellos hablamos de la obligación de incluir una declaración de privacidad y un enlace a través del cual los destinatarios pueden darse de baja de una lista de envío.

    Qué hacer si estás incluido en una blocklist

    Primero de todo, que no cunda el pánico. La entrada en una lista de bloqueo no está grabada a fuego. Existen muchas listas de este tipo, de forma que no es tan improbable aparecer en una de ellas. Además, si se da el caso, podemos tomarlo como una señal de que nuestro marketing de correo electrónico necesita mejoras. Estar incluido en las listas de los grandes proveedores implica graves consecuencias para el envío de correos. ¿Qué deberías hacer llegado el caso?

    El primer paso es comprobar si estás en alguna lista, y de ser así, en cuál. Para ello hay diferentes herramientas:

    • mxtoolbox.com/SuperTool/ comprueba el registro MX de un dominio concreto; además de “Blacklist Check” también ofrece otros servicios como “Test Email Server”, “Domain Health” y otros tantos tipos de tests, así como seguimiento (con planes de pago).
    • check.spamhaus.org/ comprueba tanto el nombre de dominio como el IP.
    • blacklistalert.org/ comprueba el IP y el dominio.
    • multirbl.valli.org comprueba el IP o el dominio en unas 350 listas.
    • dnsbl.info comprueba exclusivamente direcciones IP.
    • whatismyipaddress.com/blacklist-check acepta exclusivamente direcciones IP y las comprueba en más de 60 listas de bloqueo.
    • projecthoneypot.org/ muestra, además de la lista, las razones para aparecer en ella y las direcciones IP adyacentes.

    Si hay pocos registros de bloqueo para tu dominio, el tráfico de correo no se va a ver limitado. Pero, si el dominio aparece en muchas blocklists, significa que necesitas tomar medidas. Si tu dominio o dirección IP están en una lista de bloqueo, generalmente hay un enlace al proveedor con información sobre cómo eliminarse de la lista.

    Problemas de las listas negras

    Ante todo, el tema de las listas de bloqueo supone mucho trabajo y exige mucha atención a la hora de planear y enviar campañas o newsletters por correo electrónico. No darte cuenta de que te han incluido en listas de bloqueo de spam, IP, email o dominio puede tener serias consecuencias en tu estrategia de marketing, llegando a disminuir el volumen de ventas o las ganancias. Por eso, es recomendable realizar un chequeo como los ya descritos de vez en cuando. Además, el hecho de estar incluido en muchas listas negras puede provocar una mala reputación para el dominio y, por lo tanto, para la empresa, lo que puede hacer que los “policías del spam” te incluyan en otras listas.

    Con un breve ejemplo te mostramos qué tropiezos pueden llevarte a una blocklist: por medio de correo electrónico, una startup ofrece sus productos sostenibles a una empresa de eCommerce para su comercialización. La última frase del correo dice: “Te mandamos una muestra de productos unisex por correo”. Algo inofensivo y sin pretensiones negativas por parte del remitente, pero la palabra uniSEX esconde trampa. De pronto, la startup se ve bloqueada por otras empresas y tiene que esmerarse mucho en deshacer el entuerto. Se debería haber prestado atención al contenido del correo y haber empleado otras palabras como “productos para él y para ella” o “productos sin género”.