¿En qué consiste la arquitectura de nube?

Una arquitectura cloud eficaz aporta numerosas ventajas a las empresas, desde un ahorro sustancial de costes hasta un flujo de trabajo que no solo es más eficiente, sino también muy adaptable. Aprovechar la experiencia de un arquitecto cloud profesional puede ser ventajoso para conseguir una integración perfecta.

¿Qué es la arquitectura de nube?

Utilizar el cloud es ya una práctica bastante habitual, y no solo en el sector privado. Muchas empresas confían en el cloud computing a gran escala, lo que les permite acceder a programas, hardware o capacidad de almacenamiento que de otro modo serían muy caros y supondrían una enorme demanda de recursos. El abanico de soluciones es enorme, por lo que hay que definir de antemano las necesidades y las soluciones adecuadas, y supervisarlas tras su implantación. El objetivo es encontrar una arquitectura cloud que una los distintos componentes en una estructura bien coordinada.

La arquitectura en la nube define la interacción entre el hardware, el software y los distintos servicios dentro de una red. Sus objetivos principales son facilitar la utilización perfecta de todos los componentes e integrar solo las funciones imprescindibles para los flujos de trabajo específicos de una empresa. Una ejecución precisa da como resultado un entorno hecho a medida que se adapta a los requisitos específicos de una empresa. Además, aún más importante es que esta infraestructura hecha a medida conserva la flexibilidad, lo que permite realizar ajustes futuros con facilidad. Por tanto, aunque el proceso de creación de una arquitectura de nube puede ser un reto, también es innegablemente provechoso.

Private Cloud powered by Vmware

Con la Private Cloud de IONOS, disfrutarás de todas las ventajas de un entorno en la nube con nuestros data centers de alto rendimiento con certificación ISO.

Seguro
Económico
Flexible

¿Cuáles son los componentes de una arquitectura de nube?

Las arquitecturas cloud están adaptadas a las necesidades particulares de cada empresa, pero abarcan algunos componentes similares. Como en cualquier entorno en la nube, hay una capa de frontend y otra de backend. El frontend emplea un cliente o dispositivo que permite el acceso al usuario. El backend, por su parte, engloba servidores y capacidades de almacenamiento. Además, la arquitectura incluye la red real (normalmente Internet o intranet) y un modo de envío basado en la nube.

¿Cuáles son las funciones de una arquitectura en la nube?

Una arquitectura cloud completa ofrece numerosas funciones que, de otro modo, aumentarían considerablemente los costes y el consumo de recursos de una empresa. Entre ellas se incluyen:

  • Infraestructura: cuanto más grande es una empresa o más amplias son sus necesidades, mayores son los costes y el consumo. Una solución en la nube lo remedia y proporciona servidores, hardware y almacenamiento. Estos pueden utilizarse de forma flexible y según las necesidades, liberando así de la carga a los usuarios finales y a los consumidores.
  • Virtualización: la virtualización es importante para lograr una arquitectura cloud sólida. Los servidores, el almacenamiento y las redes pueden virtualizarse. Esto mejora la disponibilidad y permite un uso más eficiente de los recursos.
  • Gestión y supervisión: con la ayuda de herramientas adecuadas, un departamento informático puede supervisar la infraestructura de la nube, así como detectar y solucionar errores y fugas de seguridad en una fase poco avanzada. La seguridad en la nube puede mantenerse mediante diversas medidas y programas para que los datos de la red estén siempre protegidos de la mejor manera posible.
  • Middleware: el middleware garantiza que todas las capas puedan comunicarse entre sí. Esto se aplica no solo a los distintos dispositivos, sino también a las aplicaciones, servidores y bases de datos.
  • Automatización: con distintas soluciones de automatización, es posible simplificar los servicios y reducir la carga de trabajo. La automatización desempeña un papel importante en el suministro de diversos recursos del sistema.

¿Qué servicios existen?

Una arquitectura cloud puede ofrecer distintos servicios. En general, distinguimos tres modelos diferentes:

  • Infrastructure as a Service (IaaS): con la Infrastructure as a Service (IaaS) los recursos virtualizados se ponen a disposición de los usuarios a través de un cloud. Esto puede incluir estructuras de servidores, almacenamiento y redes. También es posible la virtualización y el suministro de hardware informático.

  • Platform as a Service (PaaS): incluye entornos de desarrollo y ejecución que pueden utilizarse a través del cloud sin hardware ni software adicionales.

  • Software as a Service (SaaS): si se necesitan aplicaciones, el Software as a Service (SaaS) es una opción recomendable. El software se ofrece a través de la nube y se puede acceder a él cuando sea necesario. Esto elimina la necesidad de tener instalado el programa localmente; es el proveedor el que se encarga del mantenimiento del programa.

Todo lo anterior puede combinarse dentro de una arquitectura en la nube.

¿Cuáles son los modelos habituales de la arquitectura en la nube?

Existen varios modelos de arquitectura cloud, cada uno de los cuales se adapta a las necesidades concretas de cada empresa. Los modelos más habituales son:

Private cloud

Con un private cloud, toda la infraestructura sirve a una sola empresa. Para ello se utiliza un data center dentro de la empresa o se utilizan las ubicaciones de los servidores de un proveedor externo. De este modo, solo la empresa tiene acceso al contenido. Sin embargo, a menudo la empresa también es responsable del mantenimiento y la gestión de la nube.

Nube pública

La contrapartida de la nube privada es el modelo de nube pública. Aquí, un proveedor externo suele poner recursos a disposición de diferentes clientes a través de Internet. Los accesos individuales están protegidos entre sí, pero pueden producirse interferencias mutuas. El mantenimiento y la gestión de la nube pública corren a cargo del proveedor, por lo que este modelo dentro de una arquitectura en la nube puede reducir significativamente la carga de trabajo. En nuestra Digital Guide encontrarás una comparativa entre nube pública y nube privada.

Hybrid cloud

El hybrid cloud es una mezcla flexible de la nube pública y la privada, que ofrece una infraestructura en la que las funciones pueden gestionarse y migrarse sin problemas entre ambos entornos. Su objetivo es fusionar la disponibilidad y escalabilidad de la solución abierta con las sólidas medidas de seguridad de la nube privada. Al implantar estratégicamente este modelo dentro de la arquitectura de nube, los usuarios adquieren la capacidad de trabajar de forma flexible y eficiente.

Multicloud

El multicloud es una combinación de múltiples nubes. Puede incluir dos o más nubes privadas, múltiples nubes públicas o una mezcla de los distintos modelos. El multicloud pretende proporcionar una mayor flexibilidad, menos dependencia de un proveedor y un enfoque individual optimizado.

¿Cuáles son las ventajas de la arquitectura cloud para las empresas?

Una arquitectura cloud bien diseñada ofrece numerosas ventajas a las empresas. Las más importantes son:

  • Eficiencia: cuando se adapta de forma óptima a una empresa, una arquitectura cloud mejora los flujos de trabajo. Las opciones de personalización garantizan que las nuevas necesidades puedan atenderse con mayor rapidez.
  • Flexibilidad: aumenta la flexibilidad de la empresa. Las estructuras rígidas se diluyen y los servicios se añaden o pausan según las necesidades.
  • Automatización: numerosos procesos pueden automatizarse cuando se utiliza una arquitectura cloud adecuada. Esto permite mejorar el flujo de trabajo y aumentar la capacidad.
  • Ahorro de costes: las soluciones en la nube suelen asociarse a un enorme ahorro de costes. Cuanto mejor se adapte la cloud architecture a las necesidades concretas de una empresa, mayor será este ahorro.
  • Menos requisitos de recursos: además de los costes, el espacio es un argumento importante para optar por el cloud computing. Se minimizan los servidores y ordenadores y los componentes de refrigeración y alimentación asociados. Además, una arquitectura en la nube descarga al equipo informático y proporciona componentes que podrían no estar disponibles o no ser integrables de forma convencional.
  • Seguridad: una arquitectura cloud bien diseñada resulta más segura. Se mejoran los requisitos de seguridad y de obligado cumplimiento, y dependiendo del modelo, la responsabilidad de las tareas de mantenimiento recae en el proveedor.

¿Quién ayuda a las empresas a crear una arquitectura cloud?

La planificación, implantación y evaluación continua de una arquitectura cloud eficaz exigen una amplia experiencia y conocimientos especializados en la gestión de diversas soluciones informáticas. Por tanto, es muy beneficioso contratar los servicios de un arquitecto cloud cualificado. Un arquitecto cloud comienza evaluando las necesidades específicas de tu empresa y crea un catálogo de soluciones a medida. Se encarga del proceso de integración, imparte formación a los empleados y garantiza el funcionamiento óptimo de la arquitectura de nube seleccionada mediante una supervisión periódica. Además, el arquitecto cloud se adaptará a los nuevos desarrollos y a la evolución de los requisitos, realizando los ajustes necesarios en tu infraestructura en función de las necesidades del momento.