Los 7 errores más comunes en la creación de una página web

A menudo, las páginas web funcionan como tarjetas de visita digitales. Cuando una persona se fija en una marca o un proveedor de servicios y desea saber más acerca de la historia, filosofía, opciones de contacto o gama de productos de la empresa en cuestión,suele empezar a buscar en Internet y, por norma general, encontrar toda la información importante expuesta de forma clara y estructurada en las páginas web oficiales de las empresas correspondientes. Basta con echar un ojo a las estadísticas para entender que para las empresas es imprescindible contar con una página web:

Según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2018 casi una cuarta parte de las empresas españolas con menos de 10 empleados contaban con una página web propia. Dentro de las empresas con 10 o más empleados, el porcentaje superaba incluso el 75 %.

Por lo tanto, se puede decir que una página web propia ya se ha asentado como medio básico para presentarse al mundo exterior, no obstante, en muchos casos,la aplicación práctica todavía presenta mucho margen de mejora. En demasiadas ocasiones se prioriza por una presencia web económica que esté online lo antes posible. Como resultado se suelen obtener páginas web que, por distintos motivos, no causan el efecto deseado y que, en el peor de los casos, incluso crean una imagen negativa ante potenciales clientes. Para que tu presencia web convenza a los visitantes, explicaremos a continuación los errores más frecuentes a la hora de crear páginas web.

Error 1. Diseño sobrecargado o poco claro

No hay duda de que el diseño es uno de los factores que más influyen en el éxito de una página web. Si presentas tu información sin cuidar su diseño gráfico y estructural, apenas tienes la oportunidad de captar la atención de tus visitantes, ni por supuesto, de mantenerla. Por otro lado, existe el peligro de que se descuiden otros aspectos si te centras demasiado en lograr un diseño único, como pueden ser la claridad de la página o la legibilidad de los textos.

Uno de los errores más comunes es, por ejemplo, el uso de demasiadas fuentes y tamaños de fuente distintos o el uso de combinaciones de colores demasiado intensos y que dificultan la legibilidad. Otro problema frecuente se da cuando el diseño distrae la atención de los contenidos en sí o sí contrasta fuertemente con la imagen corporativa. Sobre todo, esto último puede provocar dudas acerca de la profesionalidad y credibilidad de la empresa en los visitantes.

Puede consultar valiosos consejos para facilitar el uso de su página web en nuestro artículo de consejos sobre el diseño y el efecto de los colores dentro del diseño web.

Error 2: Navegación compleja y mala guía del usuario

El término inglés «Usability» (facilidad de uso) es clave en las páginas web, sin embargo, se trata de un aspecto que muchas veces no se tiene en cuenta. En este contexto la «User-Experience», es decir, la experiencia del usuario no solo es un punto clave para la satisfacción de los usuarios, también determina si los visitantes pueden acceder a todos los contenidos u ofertas del espacio web, tal y como lo había previsto la empresa. Por este motivo, cuesta todavía más creer que tantas páginas web destaquen por menús de navegación excesivamente complicados o la presencia de adornos técnicos innecesarios que solo dificultan la exploración de la página de manera innecesaria.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

El error principal suele radicar en que no existe un posicionamiento claro. En consecuencia, se catalogan demasiados contenidos como importantes y se intenta colocar todo en un primer plano. El resultado es un sinfín de menús, submenús y submenús secundarios que solo confunden al usuario en lugar de guiarlo a través de la página web.

Lo mismo ocurre a la hora de emplear elementos interactivos: Si los integras en tu proyecto web en un lugar poco adecuado o con demasiada frecuencia, suelen provocar el descontento del usuario que muchas veces termina por abandonar la página.

Para más información y valiosos consejos prácticos sobre la facilidad de uso de las páginas web y para visualizar algunos ejemplos, consulta nuestro artículo sobre el User-Experience-Design.

Error 3: Falta de actualización

Uno de los errores más frecuentes no se comete a la hora de crear la página web, sino que está relacionado con la concepción de un proyecto web: se trata de la falta de actualización de la página web. Sobre todo, si una página de una empresa incluye información sobre eventos o enlaces a un blog o una página de noticias en el menú de inicio, da mala imagen si la última entrada tiene varios años de antigüedad. Lo mismo ocurre si hay cambios en la estructura de la empresa o en el diseño corporativo y estos cambios no se ven reflejados en la página web. Lo mismo se aplica a nuevos nombres de productos o marcas, horarios, precios, vías de contacto, etc.

Nota

Los contenidos anticuados de la página web no solo dejan mala imagen en los visitantes, sino que también afectan negativamente al posicionamiento en los motores de búsqueda.

Si la página web incluye contenidos de entretenimiento, también se debe cuidar su nivel de actualización. Debe prestarse especial atención a enlaces internos y externos, así como a contenidos multimedia integrados de páginas de terceros: Si, por ejemplo, no se controlan regularmente los vídeos de YouTube, GIF o publicaciones de redes sociales que están integrados en la página, no es posible saber si dicho contenido todavía existe o si los usuarios pueden visualizarlo correctamente cuando acceden a él.

Error 4: Vulneración de normativas legales

Las condiciones legales que afectan a una página web van mucho más allá de lo que consideran algunos de los responsables de su creación. No obstante, como tantas otras veces, el desconocimiento de la ley no exime de la obligación de su cumplimiento. Por lo tanto, un tratamiento erróneo de Cookies, Tracking-Tools y Plugins de redes sociales, la ausencia de un Aviso legal completo y cualquier vulneración de la protección de datos ya no se consideran delitos menores, mucho menos desde la entrada en vigor del nuevo Reglamento general de protección de datos (RGPD). El uso de textos, imágenes, música y vídeos sin licencia o la autorización del portador de los derechos, te puede salir muy caro.

Error 5: Ausencia de diseño web adaptable o una versión móvil

El porcentaje del tráfico de datos móvil dentro del tráfico general crece cada año. Por lo que parece increíble que todavía queden empresas que no optimizan sus contenidos web para smartphones y tablets. Renuncian aldiseño web adaptable o a una versión móvil de la variante de escritorio a pesar de que la mayoría de los sistemas de gestión de contenidos y módulos para páginas web incluyen funciones de primer nivel y ofrecen plantillas para crear páginas web compatibles con terminales móviles. Por ello, si se visualizan en un terminal móvil, estas páginas se ven con dificultad y prácticamente no se pueden manejar, por lo que hay un gran índice de probabilidades de que los usuarios las vuelvan a cerrar inmediatamente.

Como, además, el líder del mercado de los motores de búsqueda, Google prefiere las páginas web optimizadas para terminales móviles, la ausencia de esta optimización también tiene un efecto negativo en el posicionamiento de los resultados del buscador.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

Error 6: Falta de optimización del tiempo de carga

Otro de los errores muy comunes a la hora de crear una página web es que no se optimizan los tiempos de carga de las distintas páginas. En numerosas ocasiones, esto provoca velocidades de carga muy bajas, que generan reacciones negativas tanto en los usuarios (elevada tasa de abandono) como en los motores de búsqueda (posicionamiento malo en los resultados del buscador). En este caso, el gran problema radica en que existen múltiples causas distintas para un desempeño negativo de una página web. La localización y neutralización posterior de todas ellas puede suponer un reto mayúsculo incluso para operadores con gran experiencia en el sector. Los largos tiempos de carga pueden tener su origen en recursos deficientes de servidor, un código fuente demasiado extenso (HTML, CSS, JavaScript), imágenes no comprimidas, contenido integrado de terceros o la ausencia de mecanismos imprescindibles de almacenamiento en caché.

Si deseas comprobar tu propia velocidad web y optimizar tu capacidad de rendimiento, te explicaremos cómo hacerlo en nuestra sección de Consejos y sugerencias para mayor velocidad.

Error 7: Transmisión de datos no codificada sin SSL/TLS

La mayoría de los usuarios web presta atención a la seguridad, sobre todo a la hora de transmitir información confidencial como contraseñas, datos bancarios o de contacto a cualquier página web. Por lo tanto, uno de los mayores errores que puedes cometer a la hora de crear una página web es relegar a un segundo plano la protección de los datos de los usuarios, por ejemplo,renunciando a un certificado SSL/TLS. En ese caso, la transmisión de datos se realiza mediante el protocolo HTTP no protegido, por lo que potenciales ciberladrones pueden leer y manipular todos los datos.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

Los navegadores como Chrome y Firefox ayudan a los usuarios a detectar a los proyectos web sin un certificado SSL/TLS a través de mensajes como «La conexión a esta página web no es segura». Por ello, hoy en día las páginas afectadas están mal consideradas. Los motores de búsqueda como Google tampoco toleran este trato descuidado de la información de los usuarios y castigan a las páginas correspondientes con un posicionamiento negativo en sus resultados de búsqueda. Por lo tanto, si hasta ahora habías subestimado este tema, no lo dudes y Cambia tu página web a HTTPS.

Consejo

IONOS ofrece Certificados SSL de gran calidad para tu dominio (incluidos subdominios si lo deseas) a un precio económico.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.