Raspberry Pi: 17 proyectos pequeños y versátiles

A primera vista, puede que Raspberry Pi dé una impresión algo mediocre, ya que físicamente es consiste solamente en una placa de ordenador equipada con diversos componentes que tiene prácticamente el tamaño de una tarjeta de crédito. Sin embargo, y a pesar de sus reducidas dimensiones, Rasbperry Pi sorprende debido a la gran cantidad de posibilidades que planteaofrece.

Desarrollado en Reino Unido por la Fundación Raspberry Pi, este miniordenador se vende por un precio muy asequible y hoy en díaa día de hoy se ha convertido en el ordenador británico más vendido de todos los tiempos. Originariamente estaba diseñado para ser usado por jóvenes amantes de las tecnologías, pero su reducido equipamiento y la ausencia de una carcasa convierten a Raspberry Pi en un dispositivo ideal para aprender cómo está estructurado el hardware de un ordenador y para saber cómo funciona la programación.

En un corto periodo de tiempo, este dispositivo informático de pequeño tamaño despertó el interés de los usuarios de ordenador más imaginativos y de los aficionados al bricolajeDIY electrónico, que vieron en Raspberry Pi una herramienta para hacer realidad las ideas más diversas. De esta manera surgieron numerosas y originales aplicaciones para Raspberry Pi y, pero también muchos proyectos. En esta guía te ofrecemos información básica sobre este ordenador de dimensiones reducidas y te presentamos 10 17 originales proyectos para con Raspberry Pi exitosos.

¿Qué es el Raspberry Pi?

El sistema informático que tiene casi el tamaño de una tarjeta de crédito representa a un ordenador de placa única, el cual no solo está compuesto por el hardware básico de un ordenador (procesador, unidad de memoria, etc.), sino también por diversos tipos de conexiones (USB, HDMI, vídeo, sonido, etc.). A través de una ranura se puede insertar una tarjeta microSD, que hace las veces de disco duro y proporciona información sobre el sistema operativo. A este respecto, se recomienda usar el sistema Raspbian, que está basado en Debian, aunque también se pueden usar otras distribuciones de Linux o una versión especial de Windows. Para el suministro de electricidad, tan solo es necesario un cargador microUSB (por ejemplo, el de un smartphone) y la conexión a Internet puede establecerse mediante un cable de red a través de una interfaz Ethernet. Otros elementos como el ratón, el teclado o el disco duro externo pueden conectarse por medio de las ranuras USB y el puerto HDMI representa la manera más sencilla de conectar una pantalla al Raspberry Pi. También se cuenta con diversos pPins (pernos de contacto) con los cuales añadir funciones mediante programación.

Los componentes de este dispositivo varían en función del modelo. El primero (Raspberry Pi 1) salió al mercado en febrero de 2012 y; a este le siguieron otros, con un precio original de 35 dólares que siempre pareció demasiado bajo. El Raspberry Pi 3 se lanzó en febrero de 2016 y dispone de una CPU de 64 bits y es apto para conectarse por medio de Wi-Fi y de Bluetooth (bajo consumo energético).

El nombre del ordenador es un juego de palabras en inglés y hace referencia a un pastel de frambuesa (raspberry pie). La primera parte de su nomenclatura sigue la tradición de las empresas de informática, cuyos nombres están caracterizados por nombres de frutas, como Apple, Blackberry o Acorn. La segunda parte, Pi, hace referencia a la abreviatura de “Python interpreter”, ya que Python es el lenguaje de programación principal de Raspberry Pi.

Proyectos con Raspberry Pi: 17 ideas para uso doméstico

Los campos de aplicación del Raspberry Pi se han ampliado mucho. Junto a las numerosas posibilidades de uso generales para las que el miniordenador está predestinado, también se plantea la realización de ideas excepcionales. Para llevar a cabo proyectos en con Raspberry Pi son necesarios ciertos conocimientos previos, pero si se tiene el interés suficiente, no habrá nada que impida la realización de proyectos propios. Todo lo contrario, y es que el hecho de experimentar con la placa y de aprender nuevos conocimientos informáticos constituyen el planteamiento que se esconde detrás del ordenador.

Internet está plagado de datos sobre cómo realizar numerosos proyectos y aplicaciones para Raspberry Pi. Los ejemplos que aparecen a continuación proporcionan una primera impresión sobre las posibilidades que ofrece el miniordenador. Sin embargo, en relación a esto también puedes acceder a algunos de los proyectos más populares y útiles cuya información encontrarás en otros artículos de nuestra guía.

Servidor web

Muchas personas hacen uso de Raspberry Pi como servidor web. En este sentido, puedes recurrir a diversos programas de servidores web (por ejemplo, Apache, lighttpd o nginx . Para el correcto alojamiento de contenidos web amplios y dinámicos, el rendimiento normal de Raspberry Pi es insuficiente, ya que este pequeño ordenador es apto, más bien, como entorno de prueba local para páginas web, aunque las páginas estáticas sencillas que no tienen muchos visitantes también pueden alojarse por medio de Raspberry Pi. En la 1&1 IONOS Digital Guide puedes obtener información sobre cómo hacer de Raspberry Pi la base de tu proyecto web.

Unidad de Smart Home

La conexión entre la domótica y los electrodomésticos es cada vez más popular. La utilización de la tecnología Smart Home, que permite la gestión y el control centralizados de la calefacción, las lámparas, las persianas, el frigorífico, la lavadora, etc., no solo incrementa la comodidad y la calidad de vida, sino que también contribuye a un consumo energético más eficiente. Gracias a su asequibilidad, a la posibilidad de utilizarse con Internet y a su estatus de sistema totalmente funcional con un soporte de hardware excelente, cada vez hay más aficionados a la electrónica que recurren al Raspberry Pi para desarrollar proyectos para el hogar. Herramientas open source como openHAB o Home Assistant constituyen algunos ejemplos del software básico necesario.

Servidor de correo electrónico

Si quieres utilizar Raspberry Pi como servidor de correo electrónico, este servirá de almacenamiento para tus correos electrónicos, de manera que ningún otro proveedor o servidor tendrá acceso a tus mensajes. Con un servidor de correo electrónico propio no solo tendrás el control total de tu sistema de correo, sino que además podrás crear todas las direcciones de correo electrónico que desees con el dominio propio. Con ello, el miniordenador, que ejerce como plataforma central para el intercambio electrónico de mensajes, ofrece tanto la mejor privacidad y seguridad posibles (puesto que todos los datos están en tus propias manos) como una gran flexibilidad. Nuestro artículo sobre cómo configurar un mailserver con Raspberry Pi te ofrece una lista detallada de las ventajas y posibilidades de un servidor de correo electrónico doméstico y un tutorial paso a paso para instalar este proyecto con Raspberry Pi con ayuda del software Citadel/UX.

Superficie LED interactiva

El inventor aficionado Vincent Deconinck ha demostrado con eficacia que Raspberry Pi no solo es interesante para proyectos con una utilidad práctica. Por alrededor de 130 euros, él mismo equipó a una mesa estándar de IKEA con una pantalla interactiva que reacciona a los objetos que se colocan sobre ella con animaciones de colores y que incluso permite jugar al Tetris. El núcleo del proyecto es un Raspberry Pi que procesa todas las interacciones registradas a través de microcontroladores Arduino y las transforma en las animaciones deseadas con ayuda del software Glediator. En su página web, Deconinck ha publicado una detallada guía sobre la creación de la mesa con pantalla LED.

Ventana LED

La combinación de unidades LED y de un miniordenador Raspberry Pi no se limita forzosamente a proyectos lúdicos. El usuario dannyk6 ha publicado en la página web instructables.com algunas instrucciones para crear una práctica ventana LED que simula la luz solar. Con ella, las habitaciones y los trasteros sin ventanas se iluminan, literalmente, desde una nueva perspectiva , mostrando una atmósfera completamente diferente. La “pseudoventana” se controla a través de una interfaz web en la que la luminosidad puede regularse de forma manual o automática en función de la hora del día y del clima (a través de la API de Yahoo!).

Si estás interesado y tienes curiosidad por cada uno de los componentes y pasos del proceso y por el aspecto que tiene el resultado, échale un vistazo a este artículo en el foro de instructables.

Servidor VPN

Con un servidor VPN (Virtual Private Network)  puedes cifrar cualquier tráfico de datos en una red, lo que es recomendable sobre todo si utilizas una red WLAN pública. Sin dicho cifrado, los datos sensibles y personales pueden ser interceptados en cualquier momento. Aquí es donde entra en juego el servidor VPN, que se puede gestionar fácilmente por medio de un dispositivo como Raspberry Pi. Como autoridad central de autenticación y de mediación para cada uno de los clientes VPN, el miniordenador disfruta de una gran aceptación tanto en el ámbito privado como en el comercial. En nuestro tutorial encontrarás información sobre cómo configurar un servidor con Raspberry Pi y con la aplicación OpenVPN.

Reloj binario

Si siempre has soñado con ser el propietario de un reloj binario, el proyecto para Raspberry Pi de Simon Monk es el adecuado para ti. El desarrollador y escritor ha equipado al miniordenador con una Unicorn HAT, una placa de expansión con 64 RGB LED que muestra la hora actual en código binario. De arriba hacia abajo, este reloj especial ofrece el año (las últimas dos cifras), el mes, el día, la hora (en formato de 24 horas), los minutos, los segundos e incluso las centésimas de segundo. La 42ª edición de la revista The MapPi ofrece instrucciones detalladas al respecto, aunque puedes consultar una versión reducida de las mismas en la página web oficial de RaspberryPi.

Servidor DNS

La resolución del nombre de un dominio a través de un servidor DNS  se traduce en una dirección IP. Este proceso puede acelerarse en una red doméstica a través de la instalación de un servidor DNS en el Raspberry Pi, pero el propio servidor DNS plantea todavía más ventajas. En el siguiente artículo puedes consultar la información y las instrucciones sobre el cómo y el por qué deberías usar un Raspberry Pi como servidor DNS

“AirPi”: aplicación para el tiempo y estación de medición del aire

La contaminación atmosférica puede tener consecuencias peligrosas sobre la salud. En este sentido, es muy complicado obtener valores fiables sobre la calidad del aire del propio entorno. Un remedio para ello es “AirPi”: el kit formado por un Raspberry Pi y diversos sensores permite medir valores como la temperatura, la humedad del aire, la presión atmosférica, el nivel de radiación ultravioleta (UV) o el contenido de monóxido de carbono o el de dióxido de nitrógeno. Además de la información sobre la calidad del aire, esta aplicación para Raspberry Pi también proporciona información sobre el tiempo. Gracias a la capacidad del miniordenador de conectarse a Internet, puede accederse a los valores obtenidos automáticamente a través de una interfaz web.

ownCloud

Raspberry Pi también da la posibilidad de contar con un servicio privado basado en la nube con el software libre ownCloud. En este caso, Raspberry Pi vuelve a actuar como un servidor al que puedes subir tus datos y desde el que puedes acceder a ellos. Contar con un servidor Cloud propio ofrece, frente a servicios de alojamiento de archivos comerciales como Dropbox o iCloud, la gran ventaja de tener pleno control sobre el servidor y sobre los datos alojados en él. Por lo tanto, también puedes guardar datos sensibles en él sin ningún tipo de problema. Si quieres saber cómo funciona esto exactamente y conocer el resto de ventajas que plantea esta posibilidad de alojamiento en la nube, consulta este tutorial.

Advice Machine: máquina expendedora de citas

La Advice Machine de Nick Johnson demuestra que un buen consejo no siempre tiene que ser caro. La máquina expendedora de citas de construcción casera, gestionada con ayuda de un Raspberry Pi, ofrece consejos a cambio de una remuneración. La calidad del resultado, que consiste en una pequeña nota elaborada con una impresora térmica, depende de la cuantía de las monedas utilizadas. Las ingeniosas respuestas en forma de consejos, citas y chistes no muy serios se obtienen de la “base de datos de la fortuna” que se usa también en sistemas Unix y Linux, donde constituyen una fuente popular de entretenimiento.

Servidor doméstico y centro multimedia

Quien quiera acceder en casa a sus datos con todos los dispositivos puede recurrir a un servidor doméstico, que es un servidor de archivos (fileserver) en el que se depositan todo tipo de datos (documentos, imágenes, videos, música, etc.) a los que pueden acceder todos los dispositivos conectados a dicho servidor (PC, portátil, smartphone, tablet, etc.). Esto se puede llevar a cabo mediante una conexión por medio de WLAN o de cable, pero también puedes ir más lejos y utilizar tu Raspberry Pi como un centro multimedia completo. Así, el miniordenador no solo sirve como medio de almacenamiento de contenidos multimedia, sino también como plataforma central para reproducir las películas, la música y las imágenes del disco duro o, asimismo, para usar servicios de streaming y diversas mediatecas online, YouTube o Spotify.

Una de las aplicaciones más utilizadas para el funcionamiento de un centro multimedia con Raspberry Pi es el software open source Kodi, que organiza y presenta con ilustraciones todos los medios según su clase.

Impresora 3D

Un proyecto con Raspberry Pi muy caro, pues ronda los 11 000 euros, pero igualmente imponente, es el Pi 3D Scanner, desarrollado y perfeccionado por el holandés Richard Garsthagen en los últimos años. 100 miniordenadores Raspberry Pi, cada uno dotado con una tarjeta SD y módulo de cámara propio, conforman la estructura básica del escáner de cuerpo completo de dos metros de altura. Gracias a un software de gestión de escaneo 3D de programación propia, pueden optimizarse los valores obtenidos y utilizarse posteriormente para imprimir modelos en 3D.

Máquinas recreativas o videoconsolas

El rendimiento del Raspberry Pi es suficiente para reproducir videojuegos antiguos de máquinas recreativas o de antiguas videoconsolas (por emuladores). Los más “manitas” han creado miniaturas de dichas máquinas, pero también versiones de un tamaño similar al original (algunas incluso con ranura para monedas) para obtener la sensación de estar en un auténtico salón recreativo. El software más popular para los proyectos con Raspberry Pi de este tipo es una combinación de Raspbian y del emulador basado en él llamado RetroPie.

MagicMirror (espejo inteligente)

El espejo MagicMirror es un proyecto de Raspberry Pi creado por el holandés Michael Teeuw. Se trata de un espejo unidireccional tras el que se coloca un monitor y el pequeño ordenador. En el espejo se muestran la hora, el tiempo, las próximas citas y mucho más. Probablemente debido a la amplia popularidad adquirida por el desarrollador tras la publicación de su manual DIY, existe una segunda versión optimizada del MagicMirror que puede ampliarse casi de forma infinita gracias a su estructura modular. Debido a que el código es open source, este espejo mágico se ha convertido en los últimos años en un amplio proyecto comunitario para el que la página magicmirror.builders ejerce de plataforma de intercambio principal y de punto de encuentro para todos los interesados.

Zelda Home Automation

Un proyecto con Raspberry Pi muy particular es el que ha introducido el YouTuber Allen Pan y que recibe el nombre de Sufficiently Advanced: este ha elaborado una autoridad de Smart Home central para controlar más cómodamente los dispositivos técnicos en su propia casa quefunciona con un Raspberry Pi. El manejo de este sistema de domótica no se lleva a cabo por medio de control de voz, comandos de texto o una interfaz web, sino mediante la reproducción de melodías del clásico de Nintendo The legend of Zelda: ocarina of time. Al igual que Link, el héroe del videojuego que rompió moldes en su época, el exitoso YouTuber utiliza una ocarina (flauta vascular) para tocar, por ejemplo, “Zelda´s lullaby” para abrir la puerta principal del castillo.

Control de voz para la puerta del garaje

El usuario de YouTube DarkTherapy demostró a finales de 2012 que era posible abrir la puerta del garaje gracias a un práctico control de voz con Raspberry Pi. En su entrada en el foro oficial de Raspberry Pi, este manitas explica cómo ha transformado su iPhone en control remoto con ayuda de un Raspberry Pi y del software SiriProxy. Como grabadora de voz en el dispositivo se utiliza Siri, el software de reconocimiento de voz de Apple.