Los sistemas operativos para servidores: historia y situación actual

Un sistema operativo sirve principalmente como intermediario entre los recursos del ordenador y de las aplicaciones en ejecución. A aquellos sistemas operativos que se adaptaban mejor a los requerimientos del servidor empezaron a denominarlos sistemas operativos para servidor. A continuación, explicaremos un poco más sobre los inicios de los sistemas operativos, acerca de los primeros representantes en los entornos de servidor, así como sobre los sistemas operativos para servidor preferidos por los usuarios.

De interfaces de usuario basadas en texto a complejos sistemas de programas

En 1974, Gary Kildall lanzaría, en disquete, el sistema operativo CP/M. Este se convertiría en el primer sistema operativo de ordenador para uso doméstico, ya que Unix, que se había lanzado unos años antes, solo se utilizaba en áreas de aplicación muy especializadas, principalmente en universidades e institutos de investigación . CP/M, originalmente un acrónimo para Control Program/Monitor, tuvo una interfaz de hardware estandarizada mediante la BIOS, por lo que podía ser utilizado para diferentes equipos. A través del intérprete de línea de comando CCP, el sistema podía recibir y ejecutar comandos del usuario.

CP/M es el único sistema operativo de disco (DOS) para microcomputadoras que vale la pena mencionar antes de 1980 y, por lo tanto, sirve como modelo para una idea de sistema que, en los años siguientes, se convertiría en una solución administrativa dominante.

Prueba del servidor cloud gratis con IONOS

Prueba ahora el servidor cloud de forma gratuita - ¡Dispón de 30 días para probar el servidor Cloud de IONOS sin coste!

  • REST API
  • Tráfico ilimitado
  • Virtualización VMware

Durante mucho tiempo, DOS no fue en sí un sistema operativo único, sino más bien un concepto que fue adaptado por diferentes proveedores e implementado de diversas maneras. Posteriormente, apareció MS-DOS de Windows, que también desempeñaría un papel importante en muchas versiones del reconocido sistema operativo de Microsoft (hasta Windows 98).

Así, lo que era DOS para los ordenadores IBM de la época, era System (que se convertiría en Mac OS en 1996) para Apple. En 1984, con el lanzamiento del Apple Macintosh, el sistema operativo recibió una interfaz gráfica que podía ser operada con el ratón. Un año antes, Apple había implementado un sistema operativo similar con Lisa OS para el Apple Lisa, pero su éxito en ventas no fue muy grande debido a su elevado precio (10 000 dólares).

Windows se pone a la cabeza de los ordenadores de escritorio, Linux domina el entorno del servidor

No fue sino hasta 1993 que Microsoft, con el sistema operativo de servidor Windows NT 3.1, presentaría una respuesta al lanzamiento de Apple. Hasta entonces, el fabricante de software solo había sido relativamente exitoso con la interfaz gráfica de Windows 3.0 para MS-DOS. Aunque el sistema NT, que se había lanzado como estación de trabajo y como sistema operativo para servidor, no pudo posicionarse en el mercado, Microsoft aprovecharía su kernel como base para la mayoría de sus futuras versiones (2000, XP, Vista, 7, 8, 10).

La única excepción sería la serie de Windows 9x, la cual, basada en MS-DOS, fue producida para el uso particular, tenía un núcleo propio de 32 bits y, en 1995, se lanzaría al mercado bajo el conocido nombre de Windows 95; un lanzamiento que marcaría el éxito de los sistemas Windows en el sector privado. Otros representantes de esta línea fueron Windows 98 y Millennium Edition, que, al mismo tiempo, significaron el fin de estas derivaciones del sistema.

En cuanto a los sistemas operativos para servidores, aparecería Linux, una alternativa inspirada en el veterano servidor UNIX. Aunque fue ofrecido solo por un corto periodo de tiempo como software de propietario, en 1992 el kernel de Linux se puso a disposición de los usuarios bajo la licencia de libre uso GNU, algo que propagaría su uso y lo convertiría en un sistema interesante para un gran número de desarrolladores.

En combinación con diferentes tipos de software auxiliar, se desarrollarían las llamadas distribuciones, entre ellas Yhhdrasil, Linux o Slackware, que funcionaban como un sistema operativo completo y que no suponían ningún tipo de inversión financiera. Así, las distribuciones de Linux eran libres y de implementación flexible, pues, con los conocimientos necesarios, podían ser adaptadas y ampliadas según las necesidades. Junto a la excelente gestión de derechos y administración del sistema, Linux se convirtió en el sistema operativo preferido de muchos administradores para sus servidores, sobre todo para el desarrollo web, algo que aún se mantiene.

Consejo

En el artículo “Unix vs. Linux” se comparan los dos sistemas operativos para servidores y se explican sus principales diferencias.

La actualidad de los sistemas operativos para servidores

En la actualidad, Internet sirve como espacio donde convergen proyectos web de todo tipo, que son creados, desarrollados e implementados por una gran comunidad online. Independientemente de si se trata de la gestión de un blog, del mantenimiento de una página web o de la descarga de una aplicación web, detrás de todos estos proyectos siempre hay un servidor web, que se ejecuta y administra gracias a las funciones de un sistema operativo.

Antes de decidirte por un sistema operativo para tu servidor, es necesario que te plantees si quieres ocuparte por tus propios medios del entorno de hosting o si prefieres dejarlo en manos de un proveedor. Las posibilidades disponibles son numerosas.

Prueba tu VPS gratis con IONOS

¡Prueba ahora tu servidor virtual privado de forma gratuita durante 30 días!

  • Recursos dedicados
  • Tráfico ilimitado
  • Asesor personal

Actualmente, Linux sigue desempeñando un rol fundamental. Según las estadísticas de W3Techs, más de la mitad de sistemas UNIX, que son alrededor de dos terceras partes del total de los proyectos web, utilizan distribuciones Linux. Las distribuciones Ubuntu y Debian, seguidos por CentOS, son las distribuciones preferidas por los usuarios. No tan populares, pero dignas de ser mencionadas, son Red Hat, Gentoo, Fedora y SUSE.

El mayor competidor de los sistemas operativos para servidores Linux o UNIX sigue siendo producido por Microsoft, que desde 2003 y dentro de la serie NT, ofrece la línea Windows Server.

En nuestra comparativa entre Linux vs. Windows explicamos cómo, en la actualidad, ambos sistemas operativos apenas tienen diferencias cualitativas decisivas. Es por esto por lo que los motivos que llevan a los usuarios a decidirse por uno u otro sistema operativo para sus servidores son el precio o las preferencias y gustos personales. La siguiente tabla presenta un resumen de las similitudes y diferencias de los sistemas operativos para servidores más populares:

Windows Server Debian Red Hat Enterprise Linux (RHEL)
Homepage microsoft.com debian.org redhat.com
Desarrollador Microsoft Debian Project Red Hat
Primera versión 2003 1993 2002
Origen Windows NT Linux Red Hat Linux / Fedora
De pago no
Interfaz de usuario estándar ModernUI - GNOME
Intervalo de actualización - 24 meses aprox. 6–12 meses
Soporte a largo plazo
Gestión estándar de paquetes OneGet (solo las versiones más actuales) Dpkg, APT RPM, yum

Windows Server

A la hora de elegir entre Windows Server y un sistema operativo para servidor basado en Linux, puedes guiarte por algunos de los criterios usados para elegir entre Windows y Linux como sistema operativo de escritorio. Por normal general, los controladores de hardware suelen estar disponibles con mayor rapidez para Windows Server que para Linux. Sin embargo, Windows Server tiende a presentar una vulnerabilidad mayor al malware y otros riesgos de seguridad. Además, la versión de escritorio de Windows Server 2022 solo es compatible con el conjunto de instrucciones x64 (también x86_64, AMD64).

Aunque la gran mayoría de paquetes de software importantes para servidores estén disponibles para Linux, elegir entre Linux y Windows Server teniendo en cuenta la disponibilidad de paquetes de software no es tan relevante como cuando se ha de elegir el sistema operativo de escritorio.

En lo que respecta a la interfaz gráfica de usuario, Windows Server se parece mucho a la versión de escritorio del sistema operativo. De esto se deduce que este sistema operativo para servidor está pensado principalmente para quienes prefieren trabajar con sistemas operativos y software de Microsoft también al administrar servidores.

Debian

Como sistema operativo para servidores, Debian se caracteriza sobre todo por su estabilidad y seguridad. Los requisitos de seguridad y estabilidad, tanto para el sistema operativo como para sus paquetes de software, son mucho mayores en Debian que en casi cualquier otro sistema operativo para servidores de Linux. Por esta razón, Debian se utiliza a menudo como base del código fuente de otras distribuciones de Linux, como Ubuntu. Sin embargo, contar con requisitos de estabilidad y seguridad tan altos también supone que las versiones de software disponibles no sean siempre las más recientes; de hecho, muchos paquetes de software disponibles para Debian tienen meses o años de antigüedad.

En lo que a la compatibilidad respecta, Debian también destaca. El sistema operativo es compatible con distintas arquitecturas de procesador, entre las que se encuentran x86, PowerPC y MIPS (tanto en versiones de 32 bits y como de 64 bits). Además, ofrece soporte oficial para ARM64, Armel, HPPA/PA-RISC y S/390x. Debian utiliza Dpkg y el gestor de paquetes APT (como Ubuntu) y a menudo se le describe como “meta distribución”. Esta característica hace que Debian sea atractivo para una variedad de usuarios, ya sean particulares o profesionales.

Red Hat Enterprise Linux (RHEL)

Red Hat Enterprise Linux (RHEL), el sistema comercial de Red Hat, está diseñado para satisfacer las necesidades de las empresas. Se caracteriza por su estabilidad y cuenta con el apoyo de diversos fabricantes independientes de software. RHEL destaca sobre todo por el soporte, ya que cada versión del sistema operativo para servidores disfruta de más de 10 años. Además, Red Hat ofrece un amplio respaldo a sus clientes empresariales. RHEL es compatible con una variedad de arquitecturas de conjunto de instrucciones de procesador tanto estándar como especializadas, como x86_64, PowerPC, IBM Z y ARM64.

Consejo

Frente a un gran número de distribuciones Linux, RHEL solo puede usarse previo pago de una cantidad. Los usuarios que buscan una alternativa gratuita deben confiar en la distribución CentOS, que se asemeja a RHEL en muchos aspectos.

Otros sistemas operativos para servidores conocidos

Hay muchas distribuciones de Linux que pueden usarse como sistemas operativos para servidores. De hecho, en la tabla queda patente que, si se elige Linux como sistema operativo para servidores, también hay que elegir después una de sus distribuciones. Aunque Ubuntu, que se basa en Debian, no cuenta con la enorme gama de funciones de este, es rápido y sencillo de configurar. Además, ofrece una útil asistencia para ayudar en la transición desde Windows u otros sistemas operativos de terceros.

A diferencia de RHEL, Fedora y CentOS (derivada de RHEL) sí se pueden usar de forma gratuita, aunque lógicamente no cuentan con el mismo soporte de seguridad. Fedora se caracteriza, sobre todo, por contar con un software siempre actualizado, lo que constituye una gran ventaja para muchos desarrolladores. Para personalizar un sistema Linux, Gentoo es una buena opción, aunque la falta de soporte a largo plazo no lo hace del todo recomendable para proyectos extendidos en el tiempo.

Consejo

¿Te has decidido por Linux, pero no sabes qué distribución elegir? En la Digital Guide, puedes acceder a una detallada comparativa de las distribuciones Linux para servidores.

Page top