Kilobyte: explicación de la unidad de medida de almacenamiento de datos

En la técnica digital hay una gran cantidad de unidades de información que determinan la capacidad de un medio de almacenamiento o el tamaño de un archivo. Una unidad de medida frecuentemente utilizada es el kilobyte (KB). Puedes encontrarla normalmente en el tamaño de fotografías digitales o textos que tengas que guardar o enviar a un destinatario. Si se tratara de archivos más grandes, se convertirían los KB rápidamente en MB o incluso en GB. ¿Pero en qué consiste realmente un kilobyte y en qué se diferencia de un megabyte o un gigabyte?

¿Qué es un kilobyte?

En el campo de la informática, el kilobyte (KB) es una unidad estándar que comprende el tamaño de un archivo o una memoria de datos. La base de esta unidad de medida son los bytes, que a su vez están formados por bits. Un byte se compone de 8 bits, siendo el bit la unidad de información más pequeña en la informática. Pero ¿qué es realmente un bit? El término “bit” proviene de “Binary Digit” (en español, dígito binario) y describe dos estados: “0” o “1”, en concreto, “falso” o “verdadero”. Los bits son la base del sistema de comunicación binario que utilizan los ordenadores.

Muchos bits juntos pueden describir también más de dos estados. Un dibit (dos bits) permite la representación de 4 (22) estados y un nibble o medio byte (4 bits) está compuesto por 16 (24) estados. Por consiguiente, en un byte se proyectan 256 (28) estados. Bajo este principio funcionan también las distintas unidades de almacenamiento como el kilobyte. El prefijo “kilo-” viene del griego y significa “mil”. Debido a que esta cifra se basa en el sistema decimal y no en el binario, un kilobyte se compone realmente de más de 1000 bytes.

Hecho

En la transferencia de datos o en el almacenamiento de datos, un ordenador utiliza mucho más que un solo bit. Es por eso por lo que se recogen en bytes. Debido a que un byte recoge el valor informativo de una sola letra, se considera el volumen de datos más pequeño de la tecnología digital.

Kilobyte, megabyte y gigabyte: ¿cuál es la diferencia?

En el día a día, junto al kilobyte nos podemos encontrar con unidades de medida de almacenamiento de datos como el megabyte y el gigabyte. A veces, se pueden confundir distintas unidades o puede que no esté muy claro cuantos KB son un MB o viceversa. Según el sistema decimal, 1000 KB = 1 MB. Debido a que 1000 MB corresponden a un GB, 1GB = 0,000001 KB. Sin embargo, esta conversión es inexacta porque los ordenadores utilizan el sistema binario y no el decimal en el que se basan los prefijos kilo, mega y giga.

Es por este motivo por el que no se usa el número de conversión 1000 (103), sino 1024 (210). De acuerdo con el sistema dual, la Comisión Electrotécnica Internacional (CEI) ha introducido incluso nuevos prefijos basados en las potencias de dos. Para diferenciarse de los prefijos decimales, los prefijos binarios contienen la sílaba “bi”: de kilobyte sería kibibyte y de megabyte sería mibibyte. Pero este cambio aún no se ha consolidado, por lo que los conocidos prefijos kilo, mega y giga se presentan a menudo en combinación con el número de conversión más preciso (1024).

¿Qué volúmenes de datos existen aparte del kilobyte?

Gracias al progreso tecnológico, los usuarios normales también tienen que lidiar con unidades de almacenamiento cada vez más grandes. Mientras que el ordenador con el que la NASA voló a la luna en 1969 tenía una capacidad de almacenamiento de solo 73 kilobytes, los ordenadores de sobremesa están equipados en la actualidad con 500 gigabytes o más. Para saber qué unidades de almacenamiento debes conocer y cuál es su relación con las demás, échale un vistazo a la siguiente tabla.

Tamaños de almacenamiento

Conversión

Valor en byte

Byte (B)

= 8 Bit

 

Kilobyte (KB)

= 1024 Byte

10241

Megabyte (MB)

= 1024 KB

10242

Gigabyte (GB)

= 1024 MB

10243

Terabyte (TB)

= 1024 GB

10244

Petabyte (PB)

= 1024 TB

10245

Exabyte (EB)

= 1024 PB

10246

Zettabyte (ZB)

= 1024 EB

10247

Yottabyte (YB)

= 1024 ZB

10248

Brontobyte (BB)

= 1024 YB

10249

Para que tengas una idea más clara de lo que en la práctica significa la unidad de medida kilobyte, aquí te dejamos un par de ejemplos:

aprox. 2 KB = una página estándar con texto en Word

aprox. 10 KB = consumo de datos al enviar un mensaje de texto

aprox. 20 KB = imagen estándar de baja resolución

aprox. 800 KB = imagen estándar de alta resolución

aprox. 4000 KB = canción de cuatro minutos en formato MP3 con calidad media

¿Desde cuándo y para qué se usa el kilobyte?

En los años 80 y 90, el kilobyte era una unidad de medida común que recogía las capacidades de las memorias de datos y los discos duros, que eran muy pequeñas. Mientras que las tradicionales memorias USB de hoy en día pueden almacenar un volumen de datos de hasta 8 GB, el primer disquete tenía una capacidad de almacenamiento de solo 180 KB. De hecho, el director general de Microsoft, Bill Gates, llegó a afirmar en 1981 que una aplicación para ordenador nunca necesitaría más de 640 kilobytes de RAM. Por supuesto, estaba completamente equivocado.

Consejo

Los soportes informáticos físicos que almacenan grandes cantidades de información están siendo sustituidos por los servicios de almacenamiento de la nube. Esto se debe a muchas buenas razones. Por un lado, los usuarios pueden acceder a sus datos y editarlos desde cualquier lugar. Por otro lado, evitan la posible pérdida de datos debido a un hardware defectuoso. Y si el espacio de almacenamiento no es suficiente, se pueden realizar actualizaciones sencillas con solo pulsar un botón. Prueba el almacenamiento en la nube HiDrive de IONOS de alta seguridad y con un espacio de almacenamiento de entre 100 y 2000 GB.

Entretanto, el kilobyte aparece principalmente con archivos pequeños como imágenes de baja resolución o documentos de texto. Algunos servicios de correo electrónico indicaban el tamaño máximo de los archivos adjuntos en kilobytes en lugar de megabytes. También a la hora de hacer un contrato de teléfono móvil con volúmenes de datos aparece esta unidad de medida. Cuando se navega por Internet, se consumen unos 200 KB por vista de página, por lo que, con un volumen total mensual de 2 GB, puedes visitar algo menos de 10 486 páginas de Internet. En cambio, cuando se transmiten vídeos y música, necesitas un volumen de datos basado en MB o incluso GB.