Navegadores seguros: comparativa de Chrome, Firefox, Edge y otros

Utilizar un navegador seguro es más importante que nunca. El tráfico de Internet sigue creciendo y el teletrabajo, las noticias online, el entretenimiento en streaming y la comunicación en red están poniendo en primer plano la protección de datos y la seguridad en Internet.

Pero el aumento del uso de los servicios web también ha provocado que la ciberdelincuencia, el rastreo, el fraude en Internet y las fugas de datos se estén disparando. El navegador es una de las herramientas más importantes para navegar por Internet, por lo que debe proteger a los usuarios contra los ciberataques.

Hoy en día, los usuarios pueden elegir entre una amplia gama de opciones de navegadores: Google Chrome, Mozilla Firefox, Apple Safari, Microsoft Edge y Opera, por nombrar solo algunos. Pero ¿cuál es el navegador más seguro?

¿Qué hace que un navegador sea seguro?

Un buen navegador debe ser capaz de realizar una serie de tareas diferentes. Desde hacer que la experiencia de navegación online sea más fluida hasta proteger la privacidad del usuario y permitir el uso cómodo de los motores de búsqueda sin tener que introducir las URL. Nuestra comparativa de navegadores arroja luz sobre las ventajas de cada uno de ellos.

Los criterios utilizados por los consumidores para seleccionar su navegador preferido varían de una persona a otra. Por comodidad, la mayoría de los usuarios tienden a utilizar el navegador preinstalado en sus dispositivos, por ejemplo, Internet Explorer (ahora Microsoft Edge) en Windows o Safari en Apple o Google Chrome en dispositivos Android. No todos los usuarios buscan una alternativa a pesar de que navegadores como Firefox son fáciles de instalar en la mayoría de los sistemas operativos.

La calificación de seguridad de un navegador no suele ser una preocupación primordial de los usuarios. Sin embargo, eso no quiere decir que no deba desempeñar un papel mucho más importante en el proceso de toma de decisiones, ya que los navegadores suelen utilizarse a diario. De hecho, los navegadores son uno de los objetivos más habituales para los atacantes (junto con los sistemas operativos).

Cierra las brechas de seguridad

Un clic imprudente en un enlace desconocido puede ser suficiente para instalar un código malicioso. Estas descargas pueden colarse por las brechas de seguridad y el software no deseado puede instalarse sin que el usuario se dé cuenta. Para comprobar si estás trabajando con un navegador seguro, debes ver regularmente si hay actualizaciones disponibles que cierren las posibles brechas de seguridad. La mayoría de los grandes proveedores actualizan sus programas automáticamente para que el uso no se vea interrumpido por las actualizaciones.

Garantiza una conexión segura

Todos los navegadores alertan ahora a los usuarios de que una página web que utiliza HTTP (Hypertext Transfer Protocol), en lugar de la variante segura HTTPS, no es segura. Pero el HTTP por sí solo no significa que una web sea peligrosa. Solo indica que la interacción entre el servidor y el usuario no está cifrada.

Las páginas web que no interactúan realmente con un usuario no suelen requerir un certificado TLS o el anterior certificado SSL. Sin embargo, debes sospechar de una web HTTP si recoge datos personales como cuentas de usuario, contraseñas, correo electrónico o direcciones postales. Puedes reconocer las páginas web en las que los datos se transmiten sin cifrar por el hecho de que la URL comienza con http:. Las páginas web cifradas comienzan con https: (la diferencia es la “s”).

¿Para qué sirve el modo incógnito?

¿Basta con activar el modo privado en Safari o el modo incógnito en Chrome para garantizar una navegación segura?

No. Un navegador no es más seguro solo porque incluya una opción de privacidad. Estas opciones no anonimizan la IP de un usuario ni hacen invisibles sus acciones online. En su lugar, borran los rastros en el historial de navegación del usuario, concretamente en la caché y en las cookies, lo que solo impide el rastreo de datos.

Cookies

Las cookies contienen información sobre la dirección IP de un usuario, las fechas y horas de sus visitas a la página web y los datos de inicio de sesión. Esto crea un perfil de usuario que podría interesar a los ciberdelincuentes, pero también a los anunciantes que utilizan Google y otros motores de búsqueda.

Aunque Firefox permite eliminar las cookies o bloquearlas por completo (Configuración > Privacidad y seguridad > Cookies y datos del sitio web), muchas páginas web necesitan ejecutar cookies para ofrecer todas sus funciones. Navegar por la web es un compromiso entre seguridad y comodidad, independientemente de la frecuencia con la que elimines las cookies.

Utiliza las listas de bloqueo

Algunos navegadores, como Firefox y Chrome, que tienen acceso a listas de bloqueo, pueden reconocer páginas web potencialmente dañinas y advertir al usuario antes de que las visite. Pero los atacantes conocen bien estas listas de bloqueo e intentan eludirlas.

Comprueba las descargas

Un navegador seguro advierte de las descargas maliciosas. Sin embargo, este tipo de protección rara vez es completa.

Dejar de ejecutar un script

El JavaScript facilita la navegación por Internet, pero también es uno de los principales objetivos de los ciberataques. En teoría, puedes desactivarlo en la configuración (por ejemplo, en Chrome ve a Configuración > Configuración del sitio > Contenido > JavaScript). El problema es que desactivar JavaScript suele dar lugar a errores.

Incluso el navegador más seguro sirve de poco si emite constantemente mensajes de error. Varios complementos, como Noscript, se supone que permiten visitar la web sin JavaScript, pero siguen limitando muchas funciones porque impiden que el contenido se cargue si utiliza JavaScript. Aunque esto promete una mayor seguridad, hace que las páginas web no se muestren correctamente porque casi todas utilizan códigos de script.

Para evitar añadir extensiones molestas, puedes poner en la lista blanca a las webs de confianza. Uno de los requisitos mínimos para incluir una página web en la lista blanca es la conversión a HTTPS.

Nota

Ahora los atacantes también pueden eludir el HTTPS cifrado. Por eso merece la pena realizar una comprobación de SSL.

Navegar en Linux

Lo que hace que un navegador sea más seguro no son solo sus funciones o complementos, sino también el sistema en el que se ejecuta. Con Linux, o con el sistemaLinux Live, los usuarios pueden disfrutar de las mejores protecciones, ya que la mayoría de los programas maliciosos tienen como objetivo las brechas de Windows. Pero a algunos usuarios no les gusta trabajar con el entorno libre de Linux.

Navegador seguro, rendimiento inseguro: la desventaja de la seguridad mejorada

Los navegadores difieren mucho y lo mismo ocurre con sus funciones de seguridad. Mientras que un navegador puede ofrecer la máxima protección contra el software malicioso, otro puede destacar en las opciones de privacidad. Aquí tienes una visión general de los navegadores más populares, sus ventajas y desventajas.

Consejo

Nuestra Digital Guide también ofrece una completa comparativa de los mejores navegadores.

Google Chrome

Chrome es un navegador muy seguro. Un gestor de contraseñas interno y un fuerte software de seguridad hacen del navegador de Google una de las opciones más seguras de todas. Pero cuando se trata de la privacidad, Chrome es una opción cuestionable. Google es un gran recolector de datos y almacena el comportamiento de navegación de sus usuarios. Sin embargo, no está claro qué hace la empresa con estos datos.

Algunos datos pueden protegerse manualmente, por ejemplo, desactivando el seguimiento de la ubicación en Chrome. Pero Google castiga esto con una peor usabilidad. La usabilidad es la segunda mayor desventaja de Chrome, porque el navegador es un peso pesado en términos de carga de hardware. En cuanto se abren varias pestañas en Chrome, la memoria de muchos ordenadores alcanza sus límites.

Mozilla Firefox

En contraste con Chrome, el navegador seguro de Mozilla, Firefox, es ligero y rápido, a menos que se personalice mucho. Firefox hace que sea fácil mover, eliminar y añadir muchos de sus componentes.

Cuando se trata de privacidad y seguridad, Firefox es el líder indiscutible. El navegador bloquea todo, desde los rastreadores hasta los mineros de criptomonedas, pero sigue siendo permeable a las cookies. Los datos del usuario recogidos se anonimizan y solo se utilizan con fines de desarrollo, lo que también se puede desactivar. Firefox no es solo un navegador seguro, es con diferencia el navegador más seguro.

Pero eso tiene algunas desventajas. Firefox tiene una carga de RAM relativamente alta, incluso si solo hay unas pocas pestañas abiertas. Sin embargo, su funcionamiento con varias pestañas abiertas sigue siendo mejor que el de Google Chrome, por ejemplo.

Microsoft Edge

Edge es el sucesor de Internet Explorer y es otro navegador bastante seguro gracias al complemento de seguridad Microsoft Defender Smartscreen. Sin embargo, Microsoft y Google no son muy transparentes cuando se trata de cómo utilizan los datos del usuario. Aunque esto puede ajustarse en la configuración del usuario, la comodidad e incluso la seguridad se resienten por ello.

Apple Safari

Los puntos débiles de unos son los puntos fuertes de otros. El navegador Safari de Apple ofrece una gran velocidad y un gran rendimiento. Pero eso es a costa de la seguridad. Safari no incluye un bloqueador de anuncios integrado y las opciones de extensiones son limitadas. El navegador Safari solo se actualiza cuando se lanzan actualizaciones del sistema operativo.

Comparativa de todos los navegadores y sus funciones de seguridad

Funciones Chrome Firefox Edge Safari Opera
Modo privado
Bloqueo de las cookies de seguimiento
Bloqueo de los scripts de minado de criptomonedas
Bloqueo del seguimiento de las redes sociales
Bloqueo de la reproducción automática
Configuración del motor de búsqueda
Texto a idioma
Extensión de la web
Disponibilidad del sistema operativo
Disponible en sistemas operativos móviles
Gestión de contraseñas
Contraseña principal

¿Cuál es el navegador más seguro?

La Oficina Federal de Seguridad de la Información de Alemania (BSI) estableció un conjunto de requisitos mínimos que debe cumplir un navegador para ser considerado un navegador seguro. Para ello, se examinaron Chrome, Edge y Firefox. La BSI solo recomienda uno de estos navegadores: Mozilla Firefox.

La BSI diferencia entre seguridad técnica y seguridad organizativa. Solo Firefox cumple al completo con ambos estándares. Con Chrome y Edge, en cambio, hay varios puntos que solo se cumplen parcialmente. La protección de los datos de uso no está adecuadamente garantizada y los gestores de contraseñas también presentan deficiencias según la BSI.

Navegador seguro, comportamiento seguro del usuario

Un navegador seguro es tan bueno como su usuario. Su forma de navegar es, en gran parte, la responsable del nivel de seguridad y protección de datos. Incluso las mejores funciones de seguridad son ineficaces cuando se descuida la contraseña, se hace clic en enlaces peligrosos, se instala software dudoso o se navega por páginas web inseguras. A continuación, presentamos siete consejos de usuario para aumentar la seguridad al navegar por Internet.

Consejo 1: contraseñas

Elige contraseñas complejas: no deben consistir en palabras sueltas. Una contraseña segura debe estar formada por cadenas largas de caracteres y solo debe almacenarse de forma encriptada, si es que lo haces.

Consejo 2: datos personales

Revela la menor cantidad de información personal posible. En los formularios web, por ejemplo, solo rellena los campos marcados con un asterisco. Si se requieren datos innecesarios para que el proceso se ejecute, es mejor abortarlo. También es aconsejable utilizar la información personal con moderación en las redes sociales.

Consejo 3: condiciones del contrato

Antes de aceptar un contrato online, averigua todo lo que necesitas saber sobre sus costes, beneficios y condiciones de finalización. Esto es especialmente importante para las ofertas de software. Muchas compras de software resultan ser suscripciones.

Consejo 4: software

Solo debes instalar el software que realmente necesites y solo descargar software de fuentes de confianza. Si no está claro quién es el proveedor de un software, vale la pena mirar las reseñas antes de descargarlo.

Consejo 5: add-ons

Las extensiones del navegador pueden ser útiles, pero hay muchos add-ons que prometen un valor añadido, pero que recogen datos del usuario en segundo plano para pasarlos a terceros.

Consejo 6: phishing

Una página web de phishing se parecerá a un sitio web conocido y legal. Esto puede ser delicado en el caso de las bancas online, donde un usuario puede introducir sus datos bancarios en una página falsa sin darse cuenta y dar a los estafadores la oportunidad de robar sus datos bancarios. Los usuarios deben acceder siempre a su cuenta bancaria a través de la URL de confianza o de sus marcadores y nunca hacer clic en un enlace compartido a través de programas de mensajería, correo electrónico o mensajes de texto. Averigua cómo reconocer los correos electrónicos de phishing en nuestro artículo dedicado a este tema.

Consejo 7: encriptación

Hay varios métodos de encriptación para una página web. La encriptación SSL debe utilizarse cuando se realizan operaciones bancarias o compras en línea, ya que es la única forma de evitar que los pagos caigan en manos equivocadas. Puedes reconocer fácilmente la encriptación por el “https” en lugar de la URL “http” en la ventana de entrada. Un navegador seguro indica la conexión SSL mediante un icono, a menudo en forma de candado.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.