Cómo cambiar de dominio y configurar tu nueva dirección de Internet

Para acceder a una página web es necesario un dominio, esto es, una dirección única y de gran importancia en la forma como se percibe una página web, pues puede delimitar, por ejemplo, un marco temático o resaltar el nombre de una empresa o de una marca.

Cuando esta dirección ya no es representativa y/o no satisface al propietario de la página, es posible, naturalmente, cambiar este dominio. Lo único que hay que hacer es registrar uno nuevo y enlazarlo con la página web existente. Si esta tiene ya un buen ranking en buscadores, conviene tener en cuenta algunos aspectos de SEO y realizar las redirecciones necesarias.

¿Es lo mismo cambiar de dominio que transferir un dominio?

En primer lugar, es necesario aclarar una diferencia básica entre ambos conceptos. El cambio de dominio hace referencia exclusivamente a la modificación de la dirección de una página web. Este solo afecta al nombre de dominio.

Por su parte, con la transferencia de dominio, se produce un cambio de proveedor de hosting: tanto la página como el nombre son transferidos a un nuevo servidor. En este caso, cambiar o registrar un dominio de nuevo es únicamente una opción extra. En general, se puede solicitar un nuevo dominio directamente al nuevo proveedor. Para más información sobre cómo transferir un dominio, accede a nuestro artículo sobre el tema.

Cuándo cambiar de dominio

A menudo, los motivos para adquirir una dirección nueva para una página web pueden ser realmente triviales. Por ejemplo, la dirección que se usaba puede ya no gustar a sus administradores, o no ajustarse al contenido o a la oferta, quizá porque se llevó a cabo una reorientación temática.

Consejo

En nuestra guía paso a paso, puedes ver cómo comprar un dominio.

Aunque cambiar de dominio es en muchas ocasiones una opción muy adecuada, no siempre es la mejor solución. Por ello, antes de proponerte cambiar el dominio de tu página web, calibra si realmente es lo más sensato. En algunos casos, puede bastar con realizar ajustes en la página web, por ejemplo, usando subdominios (también conocidos como dominios de tercer nivel) o subdirectorios. En el siguiente artículo, podrás encontrar información sobre distintos tipos de dominios.

Dominio Check

El cambio de dominio paso a paso

No se puede acudir sencillamente al proveedor o al agente registrador y solicitar un cambio de dominio. Cuando la dirección ya ha sido introducida por la ICANN en la base de datos del DNS, ya no es tan fácil. Un dominio solo se puede transferir a otro propietario o cancelarlo, motivo por el cual es conveniente asegurarse antes un dominio nuevo y vincularlo con la página web.

Registro de dominios

Antes de cambiar de dominio, se necesita estar en posesión de los derechos sobre la dirección que se quiere usar en el futuro. Tan pronto se ha encontrado un dominio adecuado y se ha procedido con el registro del dominio en cuestión, hay que vincularlo con la web. Para traspasar todo el contenido al nuevo dominio, es importante que realices algunos ajustes en el servidor web.

Configuración del servidor web

En algunos sistemas de gestión de contenidos, como WordPress o TYPO3, es posible realizar ajustes en el backend para enlazar el contenido de la página web con el nuevo dominio. También existen plugins especiales para muchos CMS que facilitan el cambio de la dirección web. En el artículo sobre cambiar el dominio de WordPress, se han recopilado diversas opciones y plugins disponibles para cambiar el dominio de un proyecto en WordPress.

No obstante, incluso cuando un gestor de contenidos o un plugin son capaces de ahorrar algún paso en el proceso de cambio de dominio, no pueden evitar tener que llevar a cabo algunos ajustes manualmente. El proceso en sí depende en gran medida del software utilizado, pero, aun así, existe una hoja de ruta que conviene estar presente:

  • Hay que ajustar la configuración del servidor web al nuevo dominio
  • Si se transfieren contenidos cifrados, es necesario un nuevo certificado SSL. Solo hay que solicitarlo al proveedor e instalar la clave pública en el servidor web.
  • Puede darse el caso de tener que ajustar las reglas rewrite que ya habían sido creadas: si se renombra y redirige cada una de las subpáginas usando las reglas de redirección, es necesario llevar a cabo los cambios correspondientes en el archivo .htaccess.

Transferencia del posicionamiento del antiguo al nuevo dominio

Cuando se lleva a cabo el cambio de dominio descrito a través del servidor web, se produce lo siguiente: aunque la página está disponible en la nueva dirección, los buscadores la tratan como una página web completamente nueva con un ranking correspondientemente bajo.

Y, sin embargo, cambiar de dominio no significa automáticamente perder el linkpower y el trust de la antigua dirección. Si tu página web tenía un buen ranking en Google, Bing o en algún otro buscador relevante, no se deben olvidar los aspectos SEO de un cambio de dirección web. De otra forma se podría perder para siempre el posicionamiento alcanzado previamente con el dominio antiguo.

En cuanto a Google, esto es lo que habría que realizar:

  1. El primer paso es acudir a la Google Search Console. Aquí se verifica el dominio nuevo y se comunica a Google la nueva dirección web. Para ello, hay que usar la misma cuenta que ya se había usado para registrar el dominio antiguo.
  2. Si aún se cuenta con los derechos sobre el dominio antiguo, hay que redirigirlo mediante el código 301 a la nueva dirección. De este modo se pueden conservar los backlinks. Así, si los visitantes consultan un enlace antiguo, es redirigido directamente a la nueva dirección. Descubre cómo se puede redirigir un dominio en el artículo al respecto de la Digital Guide. Naturalmente, también es posible solicitar la cancelación del dominio antiguo con el objetivo de ahorrar las tasas, pero es recomendable esperar al menos hasta que la nueva dirección se haya establecido con solidez (al menos medio año aproximadamente).
  3. Para que la página pueda ser analizada por el crawler de Google, hay que proporcionar el mapa del sitio en XML en la Google Search Console. Una vez introducido, se solicita un nuevo indexado de la página, para que el mapa del sitio entre en el índice de Google junto a la página.
  4. Resueltos estos pasos solo queda observar el rendimiento de la página durante varias semanas. Google aconseja alargar este periodo hasta aproximadamente medio año en el caso de páginas especialmente grandes. Herramientas de monitoreo como la Google Search Console son válidos instrumentos de asistencia.
Consejo

¿Estás en posesión de un dominio codiciado y no quieres conservarlo? Siempre puedes venderlo. Obtén más información sobre la compraventa de dominios

Por último, queda indicar que la importancia del nombre de dominio desde el punto de vista de SEO no es tan alta. Por ello, la principal premisa a la hora de escoger un nombre de dominio debería ser hacerlo en función del público objetivo y que sea lo más concisa posible. Un nombre perfecto es aquel fácil de retener y que se corresponde absolutamente con la oferta.

¡Dominio GRATIS!

¡Consigue tu dominio gratis con IONOS!

Simple
Seguro
Asistencia 24/7

Otros aspectos del cambio de dominio a tener en cuenta

Cambiar de dirección web también tiene efectos en otros ámbitos:

  • En el caso de que se utilicen herramientas de análisis web o extensiones de CMS, hay que comprobar, antes de cambiar el dominio, que se podrán seguir usando en la nueva dirección, de la misma forma que en caso de que se use un AdServer.
  • Los enlaces internos deberían ser integrados completamente en la estructura del dominio y no sencillamente redireccionados.
  • Si hay páginas que albergan enlaces importantes a la web, hay que comunicar el nuevo URL de estos enlaces a sus administradores.
  • No hay que olvidar cambiar también la dirección de correo electrónico, así como actualizar todas las menciones a esta y a la dirección web nueva en redes sociales, las tarjetas de visita y firmas de mensajes de correo.
  • Hay varias razones para utilizar un dominio de correo electrónico propio en la comunicación empresarial. Por ello, recuerda configurar nuevas direcciones de correo electrónico que incluyan el nuevo dominio. Actualiza todos los detalles y menciones de tu contacto de correo electrónico y tu dirección de Internet (por ejemplo, en la firma de correo electrónico que utilices, en las redes sociales o en las tarjetas de visita.

A la hora de cambiar el dominio, lo más importante que tener en cuenta es llevar a cabo los ajustes necesarios en el servidor de la página web, de lo contrario no será posible encontrar la página bajo la nueva dirección. En muchos casos, además del cambio de dominio en sí, también conviene traspasar el ranking obtenido en los buscadores a la nueva dirección web, pues si, a base de un esfuerzo continuado, la antigua página ha logrado ya un buen posicionamiento, ¿por qué no utilizar esta ventaja, quizá a largo plazo, para el dominio nuevo?

Generador gratuito de nombres de empresa

Encuentra y registra directamente el dominio asociado al nombre de tu empresa nueva.

Sugerencias
Dominio asociado
Simple y rápido
Page top