Alternativas a AWS

Amazon Web Services (AWS) siempre ha sido líder en el mercado del Cloud Computing, no obstante actualmente también existen alternativas a AWS muy atractivas. Con el continuo desarrollo de las tecnologías Cloud, no es fácil encontrar el mejor proveedor para un uso específico, pero en muchos casos, merece la pena esforzarse para encontrarlo.

Private Cloud powered by Vmware

Con la Private Cloud de IONOS, disfrutarás de todas las ventajas de un entorno en la nube con nuestros data centers de alto rendimiento con certificación ISO.

Seguro
Económico
Flexible

¿Qué prima a la hora de buscar un proveedor de Cloud?

Las empresas pueden aprovecharse de las numerosas ventajas del Cloud Computing. No obstante, pasar a una infraestructura en la nube requiere una gran adaptación. Utilizar la nube conlleva en muchos sentidos una pérdida de control. Mientras que antes hacía falta hardware propio, ahora se alquila, con las condiciones del proveedor, por lo que hay que considerar bien a qué socio implicamos.

Esto es lo que opinan los autores de un estudio sobre criterios de selección de proveedores de Cloud:

Cita

“Choosing the wrong CSP can lead to failure in future service delivery, compromised data confidentiality or integrity, and non-compliance with established regulations […]”. – Michael Lang, Manuel Wiesche & Helmut Krcmar

Traducción: “Elegir el proveedor de servicios en la nube (CSP en inglés, Cloud Service Provider) equivocado puede hacer que en el futuro falle la prestación de servicios, que se comprometan la confidencialidad o integridad de los datos y que se incumpla la normativa vigente […]”. (traducido por IONOS)

En la elección de un proveedor de Cloud entran en juego un gran número de factores de decisión, que van más allá de los puramente técnicos. Con los años el baremo ha ido cambiando. Actualmente el foco recae sobre los atributos no técnicos, ya que la utilización de la nube crea dependencia del proveedor. Por eso, la confianza en el proveedor como socio está en el centro.

Los Amazon Web Services (AWS) siempre han dominado el mercado de los servicios en la nube. No obstante, hoy día existen diversas alternativas que compiten con AWS. Cobra gran importancia la postura de los proveedores en términos de protección de datos, fijación de precios, certificaciones, etc. La dificultad yace en comparar las distintas propuestas. Solo así es posible decidirse por la empresa óptima.

Atributos de calidad de servicio (QoS) para las alternativas a AWS

Los atributos de calidad de servicio (QoS) son características con las que se mide la calidad de un servicio. En conjunto, pueden ampliarse para medir la calidad del servicio del proveedor. A continuación, nos referimos a un estudio de la Universidad Técnica de Múnich (TUM). Consultaron a un grupo de expertos en criterios de selección para proveedores de nubes en el marco de un llamado estudio Delphi. Evaluaron y ponderaron las respuestas según un esquema establecido y las compararon con estudios anteriores. Los autores del artículo arriba mencionado concluyeron lo siguiente:

Cita

“To select the ‘right’ CSP, a wide range of technical and managerial Quality-of-Service (QoS) attributes must be considered. For example, technical QoS attributes such as performance or reliability are essential to specify characteristics of the CSP in relation to the cloud service itself and can be measured using specific techniques such as bandwidth or latency tests” -Michael Lang, Manuel Wiesche & Helmut Krcmar

Traducción: “Para seleccionar el CSP correcto, hay que considerar una amplia variedad de atributos de calidad de servicio (QoS). Por ejemplo, los atributos técnicos de QoS como el rendimiento o la fiabilidad son claves para especificar las características del CSP en relación con el propio servicio en la nube y puede medirse con técnicas específicas como pruebas de ancho de banda o latencia”. (traducido por IONOS)

Como podemos observar, hay dos clases de atributos QoS importantes para tomar una decisión:

  1. Atributos técnicos de QoS para elegir una alternativa a AWS

Los atributos técnicos, es decir, las propiedades de funcionamiento del servicio, son la base para tomar esta decisión. Por eso responden a la pregunta de si el servicio ofrece lo que el cliente necesita para cumplir sus objetivos. Además, ha de considerarse la posibilidad de cómo integrar el servicio en la estructura existente de la empresa.

  1. Atributos de gestión de QoS para elegir una alternativa a AWS

Los atributos de gestión (en inglés “managerial attributes”) sirven para reducir la incertidumbre al elegir un proveedor de nube. Los atributos de gestión pretenden identificar métricas concretas sobre el servicio del proveedor. Sirven para comprobar si el proveedor cumple lo prometido y se asegura de que el proveedor respete los requisitos normativos.

A continuación, te enseñamos un esquema con los atributos técnicos de QoS:

Atributo técnico QoS Definición
Funcionalidad Disponibilidad, rendimiento, escalabilidad, seguridad
Flexibilidad Posibilidad de modificar los servicios utilizados
Integración Interfaces y protocolos disponibles para integrar la estructura de la empresa
Control Herramientas y enfoques para controlar y configurar estos servicios

Los autores del estudio de la TUM resaltan la importancia de los atributos de gestión de QoS, que van más allá de las características técnicas:

Cita

“To adequately assess and verify the range of technical QoS attributes, cloud customers require managerial QoS. Managerial QoS attributes such as geolocation of servers or monitoring services verify and assure the capabilities and advertised characteristics of a CSP.” – Michael Lang, Manuel Wiesche & Helmut Krcmar

Traducción: “Para evaluar y verificar adecuadamente el alcance de los atributos técnicos de QoS, los clientes de la nube requieren la gestión de QoS. Los atributos de gestión de QoS, como la geolocalización de los servidores o los servicios de seguimiento verifican y garantizan las capacidades y características anunciadas de un CSP”. – Michael Lang, Manuel Wiesche y Helmut Krcmar (traducido por IONOS)

Echemos un vistazo a los atributos de gestión de la calidad del servicio:

Atributo de gestión de QoS Definición
Compliance Cumplimiento de los requisitos normativos; depende de la sede social del proveedor y el lugar del servidor
Contratos Contratos claros y concisos con una estructura de precios comprensible basada en el consumo
Ubicación geográfica del servidor Influye en la normativa de protección de datos vigente así como en las latencias de acceso de los usuarios
Transparencia Relativo a la seguridad, protección de datos, arquitectura de la nube, etc.
Certificación De organismos reconocidos; crea seguridad jurídica
Monitoreo Control de la calidad de los servicios recibidos
Modelo de despliegue Nube pública/privada/híbrida; API, orquestación, infraestructura como código (IaC)
Entorno de pruebas Periodo de prueba gratuito, pruebas de funcionalidad, integración, control

Selección de un proveedor de Cloud como alternativa a AWS

La abundancia de proveedores de almacenamiento en la nube hace que haya una fuerte competencia. Esto se traduce en una disminución de precios, pero también crea un incentivo para que los proveedores hagan trampas, por lo que la transparencia del proveedor también es un factor decisivo. No obstante, la nube es poco transparente en sí misma, y como cliente uno depende de las indicaciones del proveedor. Extracto del estudio de la Universidad Técnica de Múnich:

Cita

“Transparency, however, is limited within the cloud computing environment, and customers may not have complete information to assure performance and attain or maintain regulatory compliance”. – Michael Lang, Manuel Wiesche & Helmut Krcmar

Traducción: “No obstante, la transparencia está limitada al entorno de Cloud Computing y es posible que los clientes no tengan toda la información para garantizar el rendimiento o alcanzar o mantener el cumplimiento de las normas”. – Michael Lang, Manuel Wiesche y Helmut Krcmar

Que haya una mayor selección de proveedores de nube como AWS y alternativas comparables también implica para los clientes que será más difícil tomar una decisión. Debido a la multitud de servicios facilitados por los distintos proveedores y a la estructura de precios, a veces muy compleja, es prácticamente imposible comparar precios directamente. Esto es más fácil cuando los proveedores siguen los estándares establecidos. Las certificaciones de terceros, los acuerdos de nivel de servicio (SLA) y las interfaces abiertas facilitan la comparación de varios proveedores.

La tecnología en la nube está en constante evolución. Se ofrecen nuevos servicios a veces menos conocidos. Esto hace que los clientes sientan inseguridad, por lo que los entornos de prueba son de importancia supina. Es lo que permite a los clientes convencerse por sí mismos del rendimiento y la capacidad de integración de las tecnologías e interfaces.

El proceso general para elegir un proveedor Cloud cuenta con tres fases:

  1. Tomar la decisión de recurrir a un servicio en la nube. Definir los requisitos de la empresa y establecer las condiciones marco.
  2. Preseleccionar los candidatos de proveedores Cloud. Estos cumplen con todos los requisitos funcionales.
  3. Decidirse por uno o más proveedores de nube. Considerar los enfoques multicloud o de nube híbrida.

Utilización de la nube como alternativa a AWS

Los ya mencionados atributos QoS suponen una base sólida para encontrar decisiones reproducibles. Centrémonos ahora en las características concretas tanto de las alternativas que compiten con AWS como en las modalidades de colaboración.

Definir el marco de relación empresarial

A continuación, toca definir qué necesitamos de un servicio en la nube. Primero, hay que establecer los objetivos y determinar el estado actual de las cosas. Ahí es importante tener en mente el dark data: probablemente trabajemos solo con un subconjunto de información disponible. Después, hemos de crear una hoja de ruta que detalle cómo llegar desde el estado actual a la consecución de los objetivos, para lo que hay que estar atento al desarrollo tecnológico.

Antes de ocuparse de las capacidades tecnológicas, hemos de asegurarnos de confiar en el posible socio. Algunos puntos importantes son la estabilidad financiera, la jurisdicción de la sede social y la transparencia. También debe encajar con nosotros la filosofía de la empresa; las empresas dan cada vez más importancia a que sus socios de negocios se comporten de manera ética. Normalmente, el cliente ya cuenta con infraestructura informática en sistemas propios o en la nube. Es importante asegurarse de que los sistemas existentes puedan migrar o utilizarse en red con los del nuevo proveedor. También cabe determinar en qué medida será necesario el apoyo del proveedor para la migración. Para una flexibilidad máxima, el proveedor en la nube deberá ofrecer enfoques multicloud o de nube híbrida. Idealmente se podrán utilizar herramientas de orquestación e infraestructura como código (IaC). Examinar los contratos del proveedor puede requerir mucho esfuerzo. Esto es más fácil si las condiciones se estipulan siguiendo patrones conocidos. Es buena idea definir una estrategia de salida antes de que empiece la relación empresarial. Esto puede incluir tanto servicios individuales como el paquete de servicios completo. La estrategia debe definir los acontecimientos que justificarán una salida y determinar las acciones que llevar a cabo.

Asegurarse de que el proveedor cumpla las normas vigentes

Al utilizar un servicio Cloud, dependemos de las promesas del proveedor. Está bien confiar, pero es mejor controlar, por lo que es de gran importancia que el proveedor cuente con certificaciones de estándares establecidos. Por lo general, los proveedores de servicios en la nube cuentan con las certificaciones ISO 9001 (Sistema de gestión de la calidad) e ISO 27001 (gestión de seguridad de la información).

La protección de datos y la seguridad son algunos de los criterios esenciales para elegir un proveedor de nube. Como mínimo deben cifrar la totalidad de los datos en tránsito, y si es posible, también deberían cifrar los datos en reposo. Las copias de seguridad automatizadas permiten restaurar los sistemas afectados y sientan las bases para archivar documentos a prueba de auditorías. La ubicación geográfica de los centros de datos y cálculo es uno de los factores que determina la legislación vigente, y en cualquier caso, la ubicación es la que determina qué autoridades pueden acceder físicamente a los servidores y unidades de almacenamiento de datos.

Por tanto, la protección de los datos y los sistemas virtuales solo tiene sentido cuando existe una seguridad física de los centros de datos y cálculo. Algunas de las típicas medidas de seguridad disponibles son la videovigilancia continua, la protección de las instalaciones mediante un servicio de seguridad y los controles de acceso con identificación biométrica. Además, también se utilizan los sistemas automáticos redundantes para proteger del fuego y garantizar la refrigeración y el suministro de energía.

Capacidad de rendimiento técnico

La escalabilidad y el rendimiento son algunos de los criterios técnicos cruciales a la hora de elegir un proveedor de nube. El rendimiento puede medirse con métricas de acceso y procesamiento de datos. Entre ellas se incluyen los núcleos de la CPU, la RAM y el almacenamiento masivo disponibles, cada una dividida por unidad de tiempo. Por lo general, el cliente puede elegir entre distintos tipos de tecnologías utilizadas, por ejemplo, procesadores AMD o Intel, almacenamiento HDD o SDD, etc. También está el tráfico de datos entrantes y salientes, que se calcula según la cantidad de datos transferidos. Asimismo, es esencial que los recursos que se utilicen puedan ampliarse en función de las necesidades.

Las métricas de rendimiento hacen referencia a la máxima eficiencia esperada, pero no bastan para evaluar un servicio de almacenamiento en la nube. Para realizar una evaluación significativa, necesitamos datos sobre la fiabilidad y disponibilidad del servicio. Para indicar la alta disponibilidad de un servicio, muchas veces se ofrece esta cifra en porcentaje. Típicamente nos encontramos una disponibilidad de 99,999 %, también conocida como los “cinco nueves”. Si un servicio cuenta con una disponibilidad del 99,999 %, calculamos un tiempo de inactividad de menos de un segundo por día. Para garantizar la alta disponibilidad de los sistemas, estos se encuentran de manera redundante en centros de cálculo repartidos por el mundo.

Igualmente vital es tener en cuenta la evolución futura de las tecnologías en la nube, entre la que se encuentra la disponibilidad esperada de nuevos servicios, aplicaciones, protocolos e interfaces. Idealmente, el proveedor tendrá disponible un entorno de pruebas. Así, los propios clientes pueden convencerse de la capacidad de rendimiento de las nuevas tecnologías y enfoques.

Colaboración continua

Para regular la cooperación continua entre el proveedor de la nube y el cliente, suele realizarse un “Acuerdo de Nivel de Servicio” (SLA, por sus siglas en inglés). Se trata de un contrato marco como acuerdo de calidad de servicio para servicios recurrentes. El SLA define la disponibilidad esperada de los servicios utilizados, así como otros parámetros como los tiempos de respuesta del proveedor. Por lo general, el cliente puede elegir entre distintos niveles de servicios (“Service Level”) disponibles. Los niveles de servicio más altos conllevan costes más elevados por parte del cliente.

Los servicios Cloud pueden tener precios muy variables. Normalmente, los recursos utilizados como los núcleos de la CPU, el trabajo y el almacenamiento masivo y el ancho de banca se cobran en función del consumo. No obstante, también hay ofertas que incluyen costes fijos o que combinan ambos tipos de costes. Hay proveedores que integran mecanismos de estrangulamiento de los servicios utilizados para proteger al cliente de los costes elevados que pueden surgir de un consumo inesperado.

Cuando utilizamos servicios Cloud, dependemos del proveedor. Por eso, el soporte es de máxima importancia. Este puede ir más allá del soporte más puramente técnico. El cliente muchas veces necesita asesoramiento para utilizar de manera óptima la totalidad de los servicios ofrecidos. Generalmente, tanto para proveedores de la nube como para clientes, es interesante establecer una estrecha relación de colaboración.

Comparativa de AWS y sus alternativas

Los Amazon Web Services (AWS) son líderes en el mercado del Cloud Computing, algo que nos obliga a preguntarnos por qué una empresa debería decantarse por una alternativa en vez de por AWS. Pues, en realidad, AWS tiene muchos detractores. No obstante, los requisitos concretos de una empresa con respecto a la infraestructura en la nube y los socios comerciales son determinantes en esta decisión.

¿Cuáles son las desventajas de AWS?

Una de las quejas más comunes sobre AWS es lo complicada que es su estructura de precios. Los precios de las ofertas se basan en factores distintos que siempre cambian. En la primavera de 2021, había 16 regiones y 10 sistemas operativos distintos como parámetros para determinar el precio. Además, están los costes de soporte, que actualmente suponen entre el 3 y el 10 % de los costes de los recursos y servicios utilizados.

Amazon Web Services ofrece una amplia cartera de servicios. Es difícil medir la cantidad exacta, pero sin duda alcanza los tres dígitos. Añaden nuevos servicios continuamente. Tal y como dijeron los autores del estudio de la TUM:

Cita

“Moreover, the technology associated with cloud computing changes quickly and continually because of short technology life-cycles”. - Michael Lang, Manuel Wiesche & Helmut Krcmar

Traducción: “Además, la tecnología asociada con el Cloud Computing cambia rápida y continuamente debido a los cortos ciclos de vida de la tecnología”. (traducido por IONOS)

Para controlar la variedad de servicios de AWS disponibles, la empresa necesita especialistas. Si queremos estar al día, debemos invertir en formación continua. Para ello, la empresa puede contratar a asesores externos para que formen a sus equipos informáticos internos. Todo esto requiere esfuerzo y recursos, y a la larga, ata cada vez más a la empresa al proveedor.

Por último, pero no por ello menos importante, hay otro argumento en contra de AWS: Amazon es una empresa estadounidense, por lo que los datos están ahí. Además, la empresa está bajo jurisdicción estadounidense. Esto expone a las empresas extranjeras a grandes riesgos. Entre ellos, el espionaje económico sancionado por el estado, las violaciones de protección de datos y el bloqueo o cese arbitrario de la relación empresarial por parte de Amazon.

Por otra parte, Amazon es conocida por sus prácticas comerciales moralmente cuestionables. La empresa cuenta prácticamente con el monopolio del mercado de la nube, por lo que ejerce una gigantesca influencia en las empresas que trabajan con ella. Además, Amazon ha resaltado en más de una ocasión por el trato injusto que da a su plantilla. Por último, debido a la estrecha relación que existe entre Amazon y el complejo militar-industrial, es posible que las empresas éticas no se planteen trabajar con esta empresa.

¿Cuáles son las ventajas de alternativas más pequeñas que AWS?

Utilizar los servicios Cloud de proveedores más pequeños tiene sus ventajas. Por una parte, estos suelen dar más importancia a un manejo más sencillo de los servicios e interfaces. Por otra, suelen tener una estructura de precios más clara, lo que resulta más atractivo para empresas pequeñas y emergentes. Además, si el proveedor es europeo, los datos se almacenarán en Europa respectando el RGPD, de manera que se conserva la soberanía de los datos.

A los pequeños proveedores les es particularmente interesante esforzarse por tener una relación estrecha con el cliente. No son sólo proveedores de servicios, sino socios de colaboración que trabajan juntos para lograr objetivos comunes. En lugar de limitarse a proporcionar infraestructura, los pequeños proveedores ofrecen soluciones de gestión especiales, algo que les posiciona en un lugar previamente reservado para System Houses y Managed Service Provider.

¿Por qué IONOS es una buena alternativa a AWS?

La Cloud de IONOS es una solución europea para la industria. IONOS es miembro fundador del proyecto francoalemán Gaia‑X. El proyecto pretende apoyar a las pequeñas y medianas empresas (PYMES) en la digitalización, ya que no suele ser muy eficiente para ellas construir sus propios centros de cálculo. Con Gaia-X, se aprovechan las sinergias y se crea una interoperabilidad para proveedores europeos. Al utilizar interfaces abiertas, soluciones de código abierto y estándares internacionales, las PYMES se protegen del vendor lock‑in.

La nube de IONOS reúne todos los componentes que necesita una empresa para ejecutar aplicaciones ambiciosas basadas en la nube. Echemos un vistazo a los elementos más importantes de la Cloud de IONOS en el siguiente cuadro:

Componentes de la cloud de IONOS Definición
Compute Engine Solución IaaS para usos profesionales de Cloud Computing
S3 Object Storage API compatible con AWS S3
Managed Kubernetes Orquestación de aplicaciones en contenedores en entornos de producción distribuidos
Backup as a Service Las copias de seguridad se almacenan en centros de cálculo alemanes con certificación ISO 27001
Private Cloud Hardware dedicado en centros de cálculo de alto rendimiento y con certificación ISO

Junto con un hosting de los datos que respeta el RGPD, la nube de IONOS destaca por su sostenibilidad y transparencia. El extenso soporte, que también incluye soluciones de gestión y la Cloud Disaster Recovery, sobresalen especialmente.

Crear una infraestructura en la nube suele requerir de una gran habilidad y experiencia. En este caso, al utilizar la Cloud de IONOS amortizamos su precio por completo varias veces. Con el Data Center Designer (DCD), disponemos de una interfaz gráfica de usuario basada en la web, lo que permite reunir fácilmente los componentes de una infraestructura en la nube. El DCD utiliza la API de la Cloud de IONOS entre bastidores. La API también se puede abordar directamente con la herramienta de la línea de comandos IonosCTL y los SDK para GOLang, Python, Java, Ruby y Node. Asimismo, IONOS es compatible con las herramientas de orquestación Terraform, Ansible, Docker Machine y Chef (mediante Knife Plugin), lo que permite utilizar los enfoques más modernos de la infraestructura como código (IaC) y la multicloud.

Consejo

Utiliza la Cloud de IONOS, la nube europea.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.