Dropbox y Google Drive: comparamos ambos servicios

Fotos personales, documentos importantes, vídeos de las últimas vacaciones… Cada vez guardamos más y más datos en la nube y por los motivos más diversos, aunque los más importantes siempre suelen ser la movilidad y la seguridad de los datos:

  • Acceder a archivos desde cualquier dispositivo
  • Acceder a archivos desde cualquier lugar del mundo
  • Almacenar todos los datos de forma segura en un solo lugar
  • Gestionar y editar archivos con otras personas

Tan variados como los intereses de los usuarios son los proveedores que existen en el sector, que proponen desde servicios web muy sencillos hasta completas soluciones todo en uno. Los usuarios pueden elegir entre una extensa oferta que ha provocado una competencia feroz en muchos de los casos. En otro artículo te explicamos las diferencias entre ownCloud y Nextcloud. En este, nos centraremos en la batalla que disputan los dos veteranos Dropbox y Google Drive.

HiDrive: Almacenamiento en la nube con IONOS

Basado en Alemania, HiDrive mantiene tus datos seguros y almacenados en la nube, así puedes acceder a ellos desde cualquier dispositivo.

Seguridad máxima
Acceso compartido
Asistencia 24/7

Google Drive o Dropbox: ¿quién da más?

Pioneros de la tecnología de la nube, tanto Google Drive como Dropbox llevan en el mercado más de una década y comparten el honor de haber sido la primera puerta de entrada a este mundo para muchos usuarios.

Google Drive

El servicio de almacenamiento de Google existe, de hecho, desde 2006. Por aquel entonces se llamaba Google Docs y se trataba de un editor de texto con funciones básicas, no de un espacio independiente de almacenamiento. Hoy en día, Google Drive ha evolucionado hasta convertirse en un almacenamiento en la nube flexible y compatible con todo tipo de archivos que, además, sigue incluyendo las herramientas ofimáticas originales de manera integral. Google Drive también incorpora servicios como Gmail (el correo electrónico de Google), lo que facilita aún más la administración y distribución de archivos por Internet.

El uso de las aplicaciones ofimáticas de Google facilita mucho la colaboración con otros usuarios a la hora de trabajar juntos en documentos, presentaciones u hojas de cálculo. Todo lo que se edita con estas herramientas se guarda automáticamente en Drive. Además, los datos se pueden compartir fácilmente con otras personas, otorgándoles distintos privilegios: es posible indicar que el usuario pueda ver, comentar o editar el contenido.

Todas las funciones de Google Drive están disponibles para los usuarios en su interfaz web, desde donde se gestionan los archivos. Por ejemplo, es posible subir documentos y crear o mover carpetas enteras. Asimismo, podemos descargarnos un software para Mac y PC, compatible también con dispositivos iOS y Android, que permite trabajar de forma aún más cómoda con el servicio; se llama Copia de seguridad y sincronización.

Este software sirve para sincronizar determinadas carpetas del disco duro con el almacenamiento en la nube. Cualquier modificación que realices en ellas se reflejará en paralelo en Google Drive; siempre que tengas conexión a Internet, obviamente. Para los usuarios que opten por el servicio de pago Google Workspace, existe la aplicación File Stream de Drive, que les permite acceder al almacenamiento en la nube directamente desde el explorador de archivos de su PC o Mac sin utilizar el espacio en disco.

Hecho

Google pone su interfaz a disposición de otros desarrolladores, por lo que muchos programas de terceros ofrecen la posibilidad de guardar archivos directamente en Google Drive.

Google Workspace con IONOS

¡Trabajar juntos es más fácil que nunca! Configura Gmail con tu dominio y aprovecha de todas las herramientas de Google en un solo lugar!

Videoconferencias
Compartición de archivos
Trabajo móvil

La versión estándar de Google Drive es gratuita y pone a disposición de cada usuario 15 GB de espacio. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el almacenamiento de la cuenta de Gmail también forma parte de Google Drive. Si tienes archivos adjuntos grandes almacenados en tu cuenta de correo electrónico, ya estarán ocupando una gran parte del almacenamiento en la nube. Si necesitas más espacio, tendrás que actualizar a Google One, la versión más reducida del servicio de pago, que actualmente ofrece 100 GB por poco menos de dos euros al mes. En el otro extremo, por unos 300 euros al mes, puedes obtener 30 TB.

Los centros de datos de Google están repartidos por todo el mundo, aunque la mayor parte de los servidores se encuentran en los Estados Unidos. Como Google es una empresa estadounidense, es posible que, en virtud de la Ley Patriota (la llamada USA PATRIOT Act), el gobierno de este país pueda solicitar datos de los servidores en determinadas circunstancias. Frente a esta medida, Google solo puede oponerse hasta cierto punto.

Todos los datos en movimiento se cifran conAES de 256 bits (por ejemplo, cuando se transfieren de un servidor a otro) y los archivos inactivos se cifran con AES de 128 bits. Por lo general, los usuarios acceden al servicio a través de un túnel HTTPS. Las cuentas se aseguran mediante autenticación de dos factores.

Características especiales de Google Drive:

  • Se integra en otras aplicaciones de Google
  • Cifrado de archivos
  • Acceso por navegador o con un software especial
  • 15 GB de almacenamiento gratuito
  • Software de sincronización

Dropbox

Dropbox, que lleva en el mercado desde 2007, probablemente haya sido la primera toma de contacto con el almacenamiento en la nube para muchos usuarios de PC. El correspondiente software no ha cambiado mucho desde sus inicios. Después de instalarlo, se crea una carpeta en el propio PC o Mac que se sincroniza constantemente (siempre que el equipo esté conectado a internet) con una versión idéntica guardada en el servidor. La idea es que dos o más personas tengan acceso a esta carpeta y puedan utilizar los archivos que contiene. No obstante, la versión estándar no permite editar directamente los archivos.

Obviamente, con Dropbox no hay que limitarse a una sola carpeta, sino que se pueden compartir diferentes carpetas con distintas personas. Esta característica siempre lo ha hecho destacar desde el punto de vista de la colaboración profesional desde su lanzamiento hasta el día de hoy. El servicio también es útil para fines privados como, por ejemplo, enviar las fotos de las vacaciones u otros archivos pesados por correo electrónico. Antes estos envíos de archivos pesados solían fallar debido a las limitaciones de tamaño, pero, gracias a los servicios de almacenamiento en la nube de Dropbox, estas preocupaciones ya son cosa del pasado.

En principio, todos los usuarios deben tener una cuenta de Dropbox para compartir archivos unos con otros, pero también es posible crear enlaces de descarga individuales para archivos o carpetas concretos y ponerlos a disposición de las personas no registradas en el servicio.

El software de escritorio de Dropbox está disponible para Windows, macOS y Linux. Asimismo, hay una aplicación móvil para iOS y Android. Si lo deseas, puedes acceder a los archivos a través del sitio web de Dropbox, que también permite subirlos, gestionarlos y compartirlos con otros usuarios. Así, por ejemplo, es posible dejar comentarios sobre los archivos.

Hecho

Dropbox también ofrece interfaces para otros desarrolladores, por lo que este servicio se puede utilizar en combinación con otros programas.

Desde hace relativamente poco existe el servicio Dropbox Paper, que ofrece un procesador de textos en línea con el que varios usuarios pueden editar documentos de manera grupal. Por lo visto, Dropbox quiere ir aún más lejos con Paper y presentarlo como un lugar de trabajo digital donde los empleados pueden intercambiar ideas, compartir contenidos y preparar reuniones.

El espacio de almacenamiento inicial gratuito que ofrece Dropbox es de 2 GB. Si recomiendas el servicio a otras personas, obtienes 500 MB adicionales por cada nuevo usuario registrado, hasta un máximo de 16 GB. Con los diversos servicios de pago se obtiene más memoria: abonando unos 10 euros dispones (actualmente) de 1 TB de almacenamiento, mientras que por unos 20 euros cuentas con el doble de espacio. Además, el software se complementa con muchas otras funciones como, por ejemplo, la búsqueda de texto completo o el historial de versiones de 120 días.

Nota

Existe una versión de Dropbox especial para empresas que se paga por usuario y que permite disponer (dependiendo de la tarifa seleccionada) de todo el espacio que se desee.

Los servidores de Dropbox también se encuentran en los Estados Unidos y, al ser asimismo una empresa estadounidense, también en este caso los datos de los usuarios pueden ser solicitados por el gobierno de este país en virtud de la Ley Patriota. Sin embargo, Dropbox publica un informe de transparencia que documenta todas y cada una de las peticiones de las autoridades. Tanto los archivos inactivos como en movimiento están encriptados. Para ello, la empresa utiliza cifrado de 256 bits (archivos inactivos) o de 128 bits (archivos en movimiento). También en el caso de Dropbox, la transferencia tiene lugar a través de un túnel SSL.

Características especiales de Dropbox:

  • Software de sincronización
  • 2 GB de almacenamiento gratuito
  • Cifrado
  • Dropbox Paper
  • Funciones adicionales en versiones de pago

¿En qué se diferencian?

En sus primeros años, Dropbox y Google tomaron rumbos muy distintos y, aunque los dos servicios se están acercando cada vez más, estas diferencias iniciales aún se perciben a día de hoy. Dropbox siempre se ha centrado en la sincronización de archivos compartidos por diferentes usuarios. El software que proporciona este servicio facilita mucho la administración de carpetas de forma grupal.

Para Google, Drive inicialmente solo servía de almacenamiento para las cuentas de Gmail y los servicios de computación en la nube relacionados con Google Docs. No fue hasta 2012 que los usuarios pudieron empezar a utilizar el servicio de almacenamiento en la nube de manera independiente, para lo que el servicio además les proporciona una enorme cantidad de espacio de almacenamiento gratuito. Esta exitosa estrategia, implementada cuando se lanzó Gmail, ha hecho ganar muchos adeptos al servicio de correo electrónico de Google.

La evolución de ambos proveedores muestra que cada vez se parecen más. Google también proporciona un software que permite sincronizar las carpetas del propio ordenador con el almacenamiento en la nube. Dropbox, por su parte, ofrece la aplicación Paper para proporcionar características que antes solo incluía Google Docs.

Mientras tanto, a muchos usuarios lo único que les importa sigue siendo la cantidad de memoria, y Google ofrece mucha más, tanto en la versión gratuita, como en la de pago. En este sentido, puede decirse que Google tiene una mejor relación calidad-precio. Dropbox, por su parte, gana puntos con una característica exclusiva que ofrece una mayor velocidad de transmisión; en lugar de copiar todo el archivo después de modificarlo, Dropbox solamente copia los bits que se han cambiado, por lo que la sincronización es muchísimo más rápida.

En términos de seguridad de datos, ninguno de los dos se queda corto. Tanto Google como Dropbox utilizan estándares que, en general, se consideran seguros. No obstante, no siempre ha sido así, ya que ambos servicios han protagonizado escándalos de robo de datos en el pasado. En 2013, se supo que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) vigilaba los servidores de Google y, en 2016, una fuente desconocida publicó los datos de acceso de varios millones de cuentas de Dropbox en Internet.

En resumen

Además de la capacidad de almacenamiento en la nube, la elección depende de lo que quieras hacer con ella. Intercambiar archivos con otras personas mediante carpetas compartidas, como se hace en Dropbox, ofrece muchas ventajas a la hora de trabajar en equipo. Drive, por su parte, se incorpora en servicios como el editor de textos y el correo electrónico, por lo que resulta ideal si quieres utilizarlos.

Dropbox y Google Drive: todo de un vistazo

La batalla Google Drive vs. Dropbox, lejos de haber terminado, sigue más viva que nunca. Mientras tanto, para facilitarte la elección, resumimos sus características más importantes en una tabla.

  Dropbox Google Drive
Almacenamiento gratuito 2 GB (hasta 16 GB si lo recomiendas a otras personas) 15 GB
Almacenamiento de pago 1-2 TB (ilimitado en la versión para empresas) 100 GB-30 TB
Precio de la versión de pago Desde 9,99 € / mes Desde 1,99 € / mes
Cifrado AES (265 bits en inactivo / 128 bits en movimiento) AES (128 bits en inactivo / 256 bits en movimiento)
Autenticación de dos factores    
Colaboración directa Dropbox Paper Google Docs, etc.
API de software externo    
Software de escritorio Windows, macOS, Linux Windows, macOS
Aplicación móvil Android, iOS Android, iOS
Idiomas disponibles 17 48
Usuarios Más de 500 millones Unos 1000 millones

¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.