LibreOffice vs. OpenOffice: ¿qué paquete ofimático gratuito es mejor?

LibreOffice y OpenOffice son famosas por ser alternativas a Microsoft Office gratuitas que ofrecen aplicaciones estándar prácticas y compatibles para la creación de textos, hojas de cálculo y presentaciones, algunas con atractivas funciones adicionales. Sin embargo, en LibreOffice y OpenOffice faltan funciones para la comunicación entre equipos, un cliente de correo electrónico o el almacenamiento en la nube.

Nuestra comparación muestra con más detalle cuál de las dos soluciones de oficina es adecuada para cada necesidad. Este artículo se actualizó por última vez en junio de 2021.

Correo electrónico con dominio propio

¡Haz que tu negocio hable por sí mismo con una dirección de correo electrónico personalizada y con tu propio dominio!

  • Profesional
  • Seguro
  • Asistencia 24/7

Comparación rápida: Libre Office vs. OpenOffice

Similitudes entre LibreOffice y OpenOffice

Ventajas Desventajas
Aplicaciones para la creación de textos (WRITE), hojas de cálculo (CALC) y presentaciones (IMPRESS) La edición compartida de archivos no está integrada
Abre y guarda los tipos de archivo comunes de Microsoft, como .docx, .xlsx y .pptx No se ha integrado ninguna solución de almacenamiento en la nube
Aplicaciones para dibujo (DRAW) y bases de datos (BASE) Ninguna solución para la comunicación en equipo integrada
Con formato estándar, buena compatibilidad con otras aplicaciones de Office Parcialmente incompatible con formatos más complejos
Disponible gratuitamente para Windows, macOS y Linux Sin cliente de correo electrónico integrado

Diferencias entre LibreOffice y OpenOffice

  LibreOffice OpenOffice
Interfaz de usuario Más alineado con las aplicaciones de Microsoft Office Más alineado con las aplicaciones de Google Office
Características adicionales Creación de gráficos (CHARTS) Mayor selección de plantillas de presentación Más funciones adicionales en el programa de escritura Más funciones de importación y exportación Mejor compatibilidad con formatos más complejos Menos funciones adicionales que LibreOffice Menos compatible con formatos más complejos
Velocidad, estabilidad y seguridad Versión de 64 bits ligeramente más rápida Actualizaciones periódicas con nuevas funciones Muchas funciones adicionales se producen a expensas de la estabilidad Funciona de forma más estable incluso en ordenadores antiguos o menos potentes Solo está disponible la versión de 32 bits Actualizaciones poco frecuentes, apenas nuevas funciones
Trabajo en equipo y configuración lingüística Posibilidad de edición conjunta de archivos a través de una aplicación adicional Se necesita un servidor propio para trabajar en equipo Solo se puede instalar un idioma Se pueden instalar versiones en varios idiomas Edición compartida de archivos no integrada
Recomendado para También es adecuado para las empresas pequeñas Más adecuado para uso privado

Introducción a OpenOffice y LibreOffice: ¿quién llegó primero?

Todo comenzó con OpenOffice. La aplicación se originó como un producto comercial de oficina de la empresa alemana Star Division. La empresa sacó al mercado una solución ofimática para Windows, OS/2 y Mac ya en 1995 con StarOffice 3.0. Star Division fue comprada por la californiana Sun Microsystems en 1999; ese mismo año se publicó la versión gratuita Sun StarOffice 5.2. Esta fue la precursora de OpenOffice. Un año después salió el código fuente de StarOffic, lo cual comenzó a dar libertad a los desarrolladores.

Así nació OpenOffice.org y la difusión del software libre siguió su curso. OpenOffice es una aplicación denominada de código abierto, debido a su sistema open source. Esto significa que los usuarios pueden hacer ajustes por sí mismos accediendo al código fuente o utilizar partes del código de OpenOffice para sus propios fines.

10 años después de la creación de OpenOffice, Sun Microsystems fue comprada por el gigante de la industria Oracle, que en 2011 dejó de ofrecer el producto, el cual había pasado de llamarse StarOffice a Oracle Open Office. Con ello desapareció la variante comercial de la solución ofimática. En ese momento, OpenOffice pasó a llamarse Apache OpenOffice.org.

La adquisición de Sun Microsystems por parte de Oracle también marcó el inicio de LibreOffice: como la empresa estadounidense Oracle pretendía obtener beneficios comerciales, parte de los desarrolladores emigraron y crearon posteriormente su propia fundación, llamada “The Document Foundation”. Desde entonces han continuado su visión del proyecto OpenOffice bajo el nombre de LibreOffice. Según un análisis de la Fundación, en 2018 había alrededor de 200 millones de usuarios de LibreOffice en todo el mundo, un gran número de los cuales son usuarios de Linux.

Principales aplicaciones de LibreOffice y OpenOffice

La génesis o la transición de los desarrolladores de OpenOffice a LibreOffice también se refleja en el alcance de los dos paquetes en cuanto a los programas principales. Los productos son muy similares y en ambos casos están disponibles para usuarios de Windows, macOS y Linux. Ambos productos ofrecen un paquete global de aplicaciones con su suite ofimática, como es habitual en otros proveedores, por ejemplo, Microsoft con Word y Excel. Los paquetes de LibreOffice y OpenOffice incluyen cada uno de ellos:

  • WRITE: Crear y editar textos
  • CALC: Gestionar tablas y establecer cálculos
  • IMPRESS: Diseñar y crear presentaciones
  • DRAW: Hacer dibujos
  • BASE: Gestionar bases de datos

Los usuarios que hayan trabajado previamente con Microsoft Office se encontrarán inmediatamente con aplicaciones similares. No solo las áreas de aplicación son muy parecidas, sino que el manejo y las funciones disponibles, por ejemplo, para dar formato a los textos en WRITE, también son muy similares a las del líder del mercado Word de Microsoft. Con una estructura que recuerda a la de Excel y compañía, las demás aplicaciones de LibreOffice u OpenOffice también ofrecen toda una serie de funciones con las que los usuarios ya estarán familiarizados.

Nota

No hay problema en abrir y editar documentos estándar de un programa de MS Office con una de las dos variantes de código abierto y compartirlo con otros usuarios. Sin embargo, para formatos más complejos, por ejemplo, algunos tipos de texto o si se utilizan animaciones especiales en PowerPoint, las aplicaciones gratuitas presentan límites. En ocasiones, esto también puede provocar que los documentos abiertos no se muestren correctamente y, por tanto, la edición no pueda llevarse a cabo.

Las tareas diarias que se realizan cuando se estudia o se trabaja en la oficina se centran en cuatro áreas principales: creación de textos, hojas de cálculo, diseño de presentaciones y envío de correos electrónicos. Las alternativas ofimáticas gratuitas LibreOffice y OpenOffice cubren tres de estas tareas:

  • Con las aplicaciones gratuitas se pueden crear y formatear textos de la forma habitual, insertar inserciones y añadir en los textos comentarios y cambios rastreables.
  • Las funciones de las aplicaciones de hojas de cálculo son similares. Además de las fórmulas simples, también se incluyen funciones de pivote o la incrustación automática de diagramas como gráficos y barras.
  • Para la creación de presentaciones, existe un asistente de plantillas muy práctico que toma diferentes características como base para crear una plantilla al crear una nueva presentación, similar a un patrón de diapositivas en PowerPoint. Los usuarios de PowerPoint Heavy notarán que las versiones de código abierto tienen sus límites cuando se trata de incrustar contenido multimedia como vídeos o música, y que la gama de funciones está a la altura de los productos de pago. No obstante, IMPRESS puede utilizarse para crear presentaciones profesionales y prácticos para las empresas.

LibreOffice vs. OpenOffice: ¿qué tienen en común?

Como puede verse en la lista de aplicaciones principales, los paquetes de aplicaciones de las dos suites ofimáticas son casi idénticos. Ambos paquetes de aplicaciones no tienen un cliente de correo electrónico, como es el caso del conocido Outlook de Microsoft. Para ello, puedes recurrir a alternativas a Outlook como Thunderbird o SeaMonkey, para poder enviar correos electrónicos además de crear documentos.

En cuanto a la compatibilidad con otros programas, ambas aplicaciones presentan muchas ventajas: LibreOffice y OpenOffice pueden abrir y guardar archivos en los formatos más utilizados de Microsoft Office:

  • Archivos de texto en formato DOCX (Microsoft Word)
  • Archivos de hojas de cálculo en formto XLSX (Microsoft Excel)
  • Archivos de presentación en formato PPTX (Microsoft PowerPoint)

Por lo demás, los programas de las dos soluciones ofimáticas ofrecen áreas de aplicación ya conocidas de Google Workspace o MS Office, que son casi idénticas en ambos. En cuanto al diseño, los dos paquetes dentro de los programas también son bastante similares en cuanto a la disposición de los iconos y la facilidad de uso: LibreOffice es algo más parecido a MS Office, mientras que el aspecto de OpenOffice recuerda más a Google Docs. Sin embargo, esto no influye en absoluto en el funcionamiento.

Esto significa que la cooperación básica con, por ejemplo, clientes, agencias u otros usuarios que utilizan un sistema de oficina diferente es posible tanto con LibreOffice como con OpenOffice. Sin embargo, hay algunas características especiales con ambas alternativas.

¡Dominio GRATIS!

¡Consigue tu dominio gratis con IONOS!

  • Simple
  • Seguro
  • Asistencia 24/7

Diferencias: ¿ofrece más LibreOffice u OpenOffice?

Aunque la gama de funciones de las soluciones ofimáticas presentadas es muy similar en gran parte, existen algunas diferencias al comparar OpenOffice con LibreOffice.

Funciones adicionales:

  • Además de las aplicaciones presentadas, como CALC o WRITE, LibreOffice incluye otra aplicación especialmente adecuada para la visualización de gráficos. CHARTS se dirige a todos los usuarios que deseen crear gráficos profesionales habitualmente en forma de diagramas de barras y otras representaciones. (03/2021)
  • En cuanto a las plantillas de diseño en la herramienta de presentación IMPRESS, LibreOffice lleva ventaja. Aunque ambas variantes proporcionan un gran número de diapositivas de muestra, LibreOffice tiene una gama aún mayor que OpenOffice. (03/2021)
  • Como ya se ha descrito, ambos paquetes tienen a veces problemas para acceder a los formatos de archivo de Microsoft que se alejan de las normas simples dentro del formato. En este caso, la práctica ha demostrado que LibreOffice se maneja mejor con los formatos complejos. (06/2020 y 02/2021)
  • LibreOffice ofrece más opciones o más sencillas para dar formato a los textos o a los archivos; por ejemplo, en la tabla CALC las celdas se pueden marcar en color con un clic. Otras funciones útiles, como el recuento de palabras o las marcas de agua en archivos PDF, también son más fáciles de encontrar en LibreOffice. (09/2018)
  • La gama de funciones más limitada de OpenOffice también es evidente con el hecho de que LibreOffice admite más funciones de importación y exportación. (02/2021)

Velocidad, estabilidad y seguridad

  • No hay versión de 64 bits en OpenOffice. A diferencia de LibreOffice, OpenOffice solo ofrece una versión de 32 bits. Dado que las versiones de 64 bits suelen ser un poco más rápidas, LibreOffice lleva ventaja en este aspecto. (06/2020)
  • Hay más desarrolladores trabajando en LibreOffice, lo que significa que las actualizaciones se publican con regularidad y cualquier error que se produzca se puede solucionar más rápido. Por ejemplo, la versión Major Release 7, de agosto de 2020, mejoró la compatibilidad con los formatos de MS Office de Word, Excel y PowerPoint. En 2021, se produjeron otras actualizaciones más pequeñas, la más reciente a la versión 7.1.3, que aporta más de 100 correcciones de errores, incluyendo una mayor compatibilidad con los formatos de archivo de MS Office DOCX, XLSX y PPTX.
  • Sin embargo, son precisamente estas innovaciones las que tienen un impacto negativo en la estabilidad de LibreOffice. OpenOffice lleva ventaja en este caso, ya que sus programas ofimáticos funcionan de forma más estable en ordenadores antiguos. (02/2021) Esto también se debe al menor consumo de RAM de OpenOffice. En este punto, LibreOffice exige más recursos. (06/2021)
  • En el caso de OpenOffice, aunque la última actualización fue en 2021, se trataba de una actualización a la versión 4.1.10, que, sin embargo, solo es una versión de mantenimiento. Esto significa que no se han añadido nuevas funciones en esta actualización. En cuanto a la seguridad, las actualizaciones periódicas son importantes, y ahí es donde LibreOffice gana puntos. (06/2021)

Trabajo en equipo y configuración lingüística

  • OpenOffice no ofrece una solución para los equipos que quieren trabajar juntos en archivos y documentos. Con LibreOffice, el proceso es mucho más elaborado que con otros proveedores: para poder utilizar la edición online, primero hay que instalar una aplicación en un servidor dedicado. Solo entonces los miembros del equipo podrán utilizar las funciones para trabajar juntos en su navegador web. (02/2021)
  • Existe una pequeña peculiaridad en cuanto al idioma de usuario utilizado en las dos aplicaciones ofimáticas. Los usuarios de LibreOffice están vinculados al primer idioma seleccionado tras el inicio, mientras que los usuarios de OpenOffice pueden cargar más paquetes de idiomas y así adaptar su aplicación a sus propias necesidades más tarde. (03/2021)

Conclusión: la utilidad es el factor decisivo para elegir entre LibreOffice u OpenOffice

Tanto con LibreOffice como con OpenOffice, obtienes una alternativa a MS Office que ofrece las funcionalidades básicas de Microsoft 365. Esto te permite editar textos, diseñar presentaciones y crear tablas en tu entorno de trabajo diario.

Los programas WRITE se encargan de dar formato a los encabezados, las enumeraciones o las inserciones sin esfuerzo, y las aplicaciones CALC también están a la altura de Excel en lo que respecta a la edición de tablas. La funcionalidad es suficiente para la mayoría de los requisitos de trabajo, por lo que, debido al gran número de licencias necesarias, el factor de coste para elegir entre OpenOffice o LibreOffice puede ser decisivo.

La elección de OpenOffice o LibreOffice depende de las preferencias personales y del sistema con el que trabajes:

  • ¿Buscas un software actualizado que reciba actualizaciones periódicas (de seguridad) y que se desarrolle constantemente en cuanto a su gama de funciones? Entonces LibreOffice y su mayor compatibilidad con los productos de Microsoft se ajustará a tus necesidades de software libre.
  • Por el contrario, ¿es más importante para ti utilizar un paquete ofimático estable y de alto rendimiento que también funcione sin problemas en sistemas antiguos? Entonces, OpenOffice es la aplicación para ti.

Importante: solo LibreOffice ofrece a los usuarios la posibilidad de trabajar juntos en archivos. Sin embargo, esto solo es posible si dispones de recursos adicionales en forma de servidor. (02/2021)

Nota

Las empresas, en particular, deben comprobar si las dos alternativas presentadas son adecuadas para su uso en el trabajo, teniendo en cuenta qué suites ofimáticas utilizan los clientes y en qué medida, por ejemplo, interactúan con la empresa. Especialmente si el formato juega un papel importante, esto puede significar ya una decisión a favor de LibreOffice, por ejemplo. Para los usuarios privados, LibreOffice y OpenOffice son igualmente recomendables como alternativas ofimáticas libres.

Microsoft 365 y Google Workspace: las soluciones empresariales (de pago)

Si te faltan aspectos como un cliente de correo electrónico potente, capacidades de colaboración en archivos individuales y servicios en la nube, entonces ni LibreOffice ni OpenOffice satisfarán tus necesidades.

En este caso, necesitarás otras aplicaciones, por ejemplo, Microsoft 365, que no solo permite a los usuarios utilizar los programas conocidos, como Word o Excel, sino también OneDrive, almacenamiento online para acceder a los archivos desde cualquier lugar: en el ordenador o cómodamente en el smartphone. Por supuesto, Outlook como programa integral de correo electrónico también forma parte del paquete de Office 365.

Consejo

Además de un amplio almacenamiento en la nube y un cliente de correo electrónico dedicado, Microsoft 365 te ofrece Microsoft Teams, una herramienta fácil de usar para reuniones web en las que se pueden establecer tanto videoconferencias como presentaciones independientemente de la ubicación. Es ideal para equipos en diferentes lugares.

O echa un vistazo a Google Workspace, que ofrece a cada miembro del equipo su propio y amplio almacenamiento online y permite la colaboración entre equipos mediante la sincronización de archivos en tiempo real.

Consejo

Si ya trabajas con algunas de las aplicaciones de Google, los paquetes Google Workspace de IONOS son perfectos, ya que te dan espacio para todas las aplicaciones de Google. Esto incluye el cliente de correo electrónico de Gmail, así como Google Docs y Spreadsheets, que pueden mejorar aún más la colaboración al tener un chat dentro del documento.

Tanto Microsoft 365 como Google Workspace incluyen actualizaciones de seguridad periódicas y un servicio de atención al cliente siempre disponible, lo que hace que la aplicación sea más sencilla y segura para las empresas en el día a día. Ya que te hemos presentado ambos paquetes de aplicaciones por separado y los hemos comparado para tener una mejor visión de conjunto, también te recomendamos el artículo “Google Workspace vs. Microsoft 365. En él, te mostramos todas las ventajas de los dos proveedores en una clara comparación.

Especialmente para las empresas, Microsoft 365 y Google Workspace ofrecen valiosas características como un amplio almacenamiento en la nube, soluciones de correo electrónico integradas y la posibilidad de trabajar rápida y fácilmente en archivos y documentos en equipo, sin necesidad de realizar tareas administrativas.

Page top