Las mejores alternativas a Instagram: redes sociales para fotógrafos amateurs

Instagram es la red social de fotografía por excelencia. Ninguna otra permite a los fotógrafos de smartphone compartir en Internet lasinstantáneas tomadas de su vida cotidiana tan rápida y fácilmente. Además, la aplicación es la favorita absoluta de las empresas y de los influencers en lo que a relaciones públicas se refiere. Su éxito es imparable: en junio de 2018, los desarrolladores registraron mil millones de usuarios activos, unos 14 de ellos solo en España, y hasta ahora se han subido más de 40 000 millones de fotos.

A pesar del éxito, Instagram también puede ser una fuente de frustración para algunos: puede que lo de conseguir seguidores no haya funcionado o que ya no sea lo mismo desde que introdujeron el nuevo algoritmo de la cronología. Si decides hacer de tripas corazón y eliminar tu cuenta de Instagram, no por ello has de renunciar del todo a compartir fotos en las redes sociales. Al fin y al cabo, existen alternativas a Instagram que merecen más que un vistazo.

Tumblr: red de blogueros de gran alcance

Aunque en España esta comunidad de blogueros no sea tan popular como a nivel mundial, Tumblr es considerada, junto con Reddit y 4chan, como el crisol del Internet moderno del que han nacido tantas modas online y de donde surgieron los memes.Los protagonistas de Tumblr son blogs totalmente personalizados y, en parte, altamente especializados (microblogs) sobre cualquier tema que se pueda imaginar, con tonos que van desde lo serio hasta lo cómico. Los ejemplares más bizarros explican en parte por qué la mitad de los usuarios tiene menos de 25 años. En abril de 2019 había más de 460 millones de blogs en Tumblr.

Echando un vistazo a los resultados de búsqueda en Tumblr, se puede ver una clara tendencia hacia los memes y los GIF que se reproducen automáticamente. Los blogs también pueden verse en un práctico formato de archivos desde el que se puede abrir cada una de las entradas. La red permite compartir textos, vídeos, retransmisiones en directo e incluso archivos de audio. Al igual que en Instagram, los hashtags se emplean para atraer a otros usuarios hacia el contenido y los blogs pueden guardarse como favoritos en el panel de control (el equivalente a la cronología o timeline en Tumblr) para estar siempre al día de las nuevas publicaciones.

En Tumblr tiene un rol especial el reblogging de entradas: algunos blogs, incluso, se dedican exclusivamente a reunir contenido de un tema concreto republicándolo. Así, el contenido más popular va saltando (de ahí la relación con“to tumble”) a gran velocidad y llega a toda la comunidad de usuarios e incluso más allá. En este punto, hay que tener en cuenta la precaria situación de los derechos de autor. No hace falta ser blogger para poder surfear por Tumblr tanto como se quiera, pero hay que tener cuidado: hasta hace poco, si curioseabas por los más de 460 millones de blogs, aún podías toparte sin querer con contenido prohibido en otras plataformas (pornografía explícita, por ejemplo).

Pinterest: fuente de inspiración para muchos

Pinterest se compara a menudo con Instagram, pero ambos servicios se diferencian en muchos sentidos. En Pinterest (nombre inventado a partir de los términos ingleses “pin” e “interest”) no se trata simplemente de consumir fotos y otorgarles un “Me gusta”, sino más bien de usarlas como fuente de inspiración. Cualquier tema vale, desde los viajes a la cocina, a la decoración, al lifestyle o a las manualidades. Basta con iniciar sesión en Pinterest e introducir tus intereses para ver ideas originales y factibles. A partir de ahí, la aplicación crea automáticamente una “pin wall” personalizada con sugerencias de cada tema elegido.

Al igual que su versión física, el tablón o pin wall virtual sirve para reunir ideas, recetas e instrucciones que son más atractivas en forma de foto que como texto o vídeo. Estos contenidos pueden buscarse mediante “pins” (su propia versión del “hashtag”) y guardarse en galerías temáticas. Se pueden incluso pegar (“to pin”) fotos desde webs externas. Para hacerlo, basta con introducir el URL y la app muestra automáticamente el contenido que se puede guardar.

Lo curioso es que Pinterest no ofrece filtros ni efectos de fotografía, a diferencia de Instagram, requiriendo así previamente cierta calidad en las fotos que se suben. Este enfoque de calidad y profesionalidad ofrece muchas ventajas para aquellas empresas que quieran usar Pinterest para dar visibilidad a su contenido y a sus productos. Por eso, muchas fotos están enlazadas a tiendas online: si un cliente hace clic en un mueble o una idea de maquillaje que le interesa, por ejemplo, es conducido a la web que oferta el producto, generando así tráfico y quizá incluso alguna conversión en forma de compra. Pinterest sigue ampliando sus funciones para insertar publicidad con programas de marketing para influencers o funciones para dirigirse de forma más específica a los usuarios.

Flickr: para los entusiastas de la fotografía

Con Flickr pueden editarse online tanto fotos digitales como videos y fotos digitalizados, que también se pueden compartir con algunos usuarios o con el gran público. Otros usuarios pueden hojear (“to flick”) tu colección de fotos y comentarlas, evaluarlas y recomendarlas a otros. Las fotos se clasifican en categorías mediante etiquetas para poder encontrarlas fácilmente, una función que se revela muy práctica cuando se buscan imágenes para el siguiente proyecto.

Muchas de las fotos que se suben a la plataforma son de dominio público o pueden usarse y editarse para fines comerciales de acuerdo con una licencia de Creative Commons (que se explicita en cada foto). Toda esta variedad realmente merece ser vista, ya que Flickr es un punto de encuentro para verdaderos amantes de la fotografía que cuidan sus trabajos y que no se contentan con publicar instantáneas hechas con un smartphone. El aspecto técnico de la fotografía está especialmente presente: se puede subir el contenido visual junto con todos los datos de la cámara, de manera que otros usuarios también pueden apreciar la manera en la que se ha realizado el trabajo.

La crítica llega con el nuevo dueño de Flickr, SmugMug, que desde enero de 2019 ha reducido el espacio de almacenamiento gratuito en la nube de 1 TB a solo 1000 fotos y vídeos. El precio de una cuenta sin publicidad y sin límite de almacenamiento, así como con funciones ampliadas, es de 50 dólares (unos 44 euros) anuales.

EyeEm: mercado de fotografía como modelo de negocio

Editar fotos en tiempo real y compartirlas con el resto de usuarios: la app de la startup berlinesa EyeEm (pronunciado“I am”) tiene mucho en común con otras redes sociales de fotografía, pero, a diferencia de su rival estadounidense, se ajusta a los altos estándares de la legislación alemana en términos de protección de datos. Sin embargo, esta no es la única característica que la diferencia de otras, y es que la aplicación permite vender fotos a agencias de fotografía como Getty Images a través del EyeEm Market. De esta manera, EyeEm se ha convertido, tras algunos altibajos desde su creación en 2011, en un aclamado mercado fotográfico con más de 100 millones de fotos de 2 millones de usuarios y con 22 millones de usuarios totales (en noviembre de 2018).

Las licencias estándar para usar una foto digital a nivel mundial cuestan desde 20 dólares (unos 18 euros) hasta 50 dólares (44 euros) o 250 dólares (220 euros), según las condiciones. Con una comisión garantizada del 50 % del precio de venta y desafíos temáticos semanales (EyeEm Missions), los desarrolladores animan a los usuarios a subir fotos de alta calidad sobre temas como naturaleza, viajes o personas, con lo que te ahorras tener que descartar a blogueros de moda poniendo morritos.

El inteligente softwarede reconocimiento de imágenes de EyeEm, llamado The Roll, ayuda a seleccionar las mejores fotos para la venta, clasificándolas automáticamente en la galería del móvil por temas y relevancia. Además, al mismo tiempo muestra datos técnicos como la velocidad de obturación, la apertura y el valor ISO. Los principales clientes de EyeEm son fabricantes de productos, canales de televisión y casas editoriales. Entre ellos los hay muy conocidos: Lufthansa, Airbnb y el Huffington Post, por ejemplo. Este mercado de fotografía se ha vuelto así un competidor directo de bancos de imágenes como Fotolia y es una buena alternativa al modelo de negocio de los influencers.

Vero: querer hacer mejor las cosas

Vero existe desde 2015, pero hasta hace poco solo lo conocían algunos entendidos. Eso cambió en 2018, cuando varios influencers se crearon perfiles en la hasta entonces casi desconocida red de fotografía y el número de usuarios aumentó súbitamente a un millón, provocando incluso fallos en el servicio por el rápido incremento del tráfico. En sus funciones, Vero se parece mucho a sus competidores: usa hashtags, permite enviar mensajes y también seleccionar si se quiere compartir contenido solo con ciertos grupos de usuarios.

Los influencers parecen haberse dejado seducir por la idea de los desarrolladores de hacer de Vero un digno competidor del gran Instagram y del resto de añejas redes sociales: de ahí su nombre (“vero” significa “verdadero” en italiano) y su eslogan “True Social”, con el que hacen referencia a las problemáticas típicas del sector. En otras palabras: nada de publicidad, de almacenar datos de usuarios ni de ningún odioso algoritmo que organice previamente el contenido. Esta promesa ha hecho que Vero ya sea considerado en algunos ámbitos como el nuevo Instagram. Pero ¿realmente está la app a la altura de su reputación?

De todas formas, los actuales gigantes de las redes sociales también empezaron sin algoritmos ni publicidad. Se tacha de una cierta hipocresía que sea obligatorio dar un número de teléfono para crear una cuenta. Además, al parecer Vero no va a ser gratis para siempre: las cuentas de pago, aunque asequibles, se encargarán de financiar la aplicación en el futuro, pero aún no se conoce ni el precio ni cómo se introducirán. A pesar de ello, y en vista de los frecuentes problemas técnicos, los desarrolladores han decidido ampliar hasta nuevo aviso su oferta Free for life, que, en un principio, solo iba a ser válida para el primer millón de usuarios. Tras esta declaración, vale la pena aprovechar la oportunidad y quizá convertirse en un early adopter de una nueva red de fotografía emergente.

Comparación de las cinco mejores alternativas a Instagram

La siguiente tabla resume todas las diferencias y puntos en común de las cinco mejores alternativas a Instagram:

 

Instagram

Tumblr

Pinterest

Flickr

EyeEm

Vero

Creación

2010

2007

2010

2004

2011

2015

Propietario

Facebook

Yahoo!

Cold Brew Labs, Inc.

SmugMug

EyeEm

Vero Labs, Inc.

Usuarios

1000 mill. (06/2018)

335 mill. (04/2017)

250 mill. (09/2018)

90 mill. (09/2018)

22 mill. (11/2018)

1 mill. (02/2018)

Almacenamiento

ilimitado

ilimitado

ilimitado

1000 fotos/vídeos (una cuenta “Pro” con almacenamiento ilimitado cuesta unos 50 dólares anuales)

ilimitado

ilimitado

Publicidad

Gratis

✔ (de momento, en el futuro con cuentas de pago)

Web app

Versión Android

Versión iOS


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.