10 claves para optimizar tu contenido SEO

Cualquiera que tenga una página web, ya sea una tienda online, un portal de noticias o un proyecto personal, aspira a ser encontrado por buscadores habituales como Google, Bing o Yahoo. Cada vez menos usuarios se toman la molestia de introducir la dirección completa de una página web en su navegador. En su lugar, es común usar solo una palabra o una frase, a partir de la que se arrojará una lista de resultados personalizados acordes con esos términos de búsqueda – ordenados siempre de manera descendente dependiendo de su importancia. El usuario podrá escoger la web que mejor responda a su pregunta, razón por la cual la competencia entre las páginas para posicionarse en los mejores puestos essea cada vez mayor. La clave para esto radica principalmente en la optimización del contenido. Los siguientes 10 puntos te ayudarán a escribir textos SEO que atraerán al lector de forma natural a través de los buscadores.

Crea tu página web con IONOS

Con asesor personal incluido, IONOS MyWebsite es la solución completa para una página web profesional.

Certificado SSL
Dominio gratis
Asistencia 24/7

1. Ofrece contenido de valor en tus textos SEO

Hay muchas maneras de optimizar un texto según criterios SEO, pero ninguno de ellos será realmente útil si no se tiene en cuenta al lector. La razón de ser de los buscadores es precisamente ofrecer al usuario los mejores resultados para su búsqueda. Para ello, los buscadores más habituales, como Google, Bing, etc., utilizan algoritmos que valoran la relevancia de una determinada página web para el usuario. Esta depende en gran medida del contenido de la página web, por lo que un óptimo contenido SEO debería corresponder temáticamente con el término o los términos de búsqueda para  los que fue optimizada, además de ser legible y ofrecer información de valor al usuario. En el mejor de los casos el contenido debería ofrecer una respuesta exacta al término de búsqueda. Así que, si se aspira a crear contenido SEO de primer orden,el contenido de la página debe enfocarse en un tema concreto y ofrecer información útil que dé respuesta a búsquedas relevantes en ese área temática.

2. Evita el contenido duplicado en tus textos SEO

Tanto el lector como los buscadores aprecian el contenido exclusivo y novedoso: es lo que se conoce como contenido único. La copia exacta de descripciones de productos o notas de prensa sigue siendo una práctica bastante frecuente en la red que dificulta aparecer en los primeros puestos de las páginas de resultados, las llamadas SERP o Search Engine Result Pages. El plagio no denota solamente una falta de estilo, sino que es detectado y penalizado sin piedad por los buscadores. Por esto es recomendable huir del duplicado de textos si se pretende crear contenido web de calidad, también en el caso de textos propios que aparecen de forma repetida en una misma página web.

La explicación nos la brinda el algoritmo del buscador que, en su afán por ofrecer una experiencia satisfactoria al usuario, se esfuerza por encontrar contenido variado a una misma búsqueda. Si encuentra dos textos iguales, muestra la versión original del texto, mientras que la copia es relegada a los últimos puestos del ranking y, en el peor de los casos, es excluida del índice de resultados. En este sentido es importante señalar que el contenido duplicado no solo tiene un efecto negativo en las subpáginas donde aparece, sino que puede repercutir en la reputación y la relevancia de un dominio entero.

3. Ajusta la extensión de tu contenido a cada tema

La actualización de Google Panda ha cambiado el panorama en el área del SEO, de manera que si antes una longitud de 200 ó 300 palabras era suficiente para un buen posicionamiento, hoy se recomienda desarrollar textos más largos si se aspira a obtener un buen ranking. “Content is king” es hoy el lema. Y es que la atención de Panda no se dirige exclusivamente a la longitud del texto, sino que el buscador, gracias a algoritmos cada vez más sofisticados, puede analizar y valorar la cantidad de información de una determinada página y, así, el valor añadido para el lector.

Esto es posible gracias a análisis semánticos y a mediciones de la actividad de los usuarios que muestran, por ejemplo, el tiempo de permanencia en una página – señal de interés y, por ende, un indicador de la calidad del contenido. Dada la dificultad de otorgar un número determinado de palabras a cada área temática, la longitud de un texto optimizado para SEO debería ser directamente proporcional al grado de complejidad del tema correspondiente. Más contenido no significa por sí mismo un mejor ranking. Por el contrario, los buscadores valoran textos bien construidos con una buena argumentación y fuentes fiables.

4. Usa una densidad equilibrada de palabras clave

Para medir la relevancia de una página web, los buscadores se valen de las palabras clave, pues permiten la clasificación de contenidos en relación con un área o tema determinados. Es por esto que, antes de elaborar un texto SEO, es importante definir el tema que ocupará a la página web y realizar una búsqueda de las palabras clave más relevantes para los productos o servicios que ofrece. Estas palabras clave pueden agruparse en clusters o grupos de términos semánticamente relacionados que se podrán usar como estructura básica para elaborar una página web optimizada para los buscadores, por ejemplo, como categorías.

Sin embargo, para integrarlas en un texto SEO, hay que tener en cuenta una determinada densidad de palabras clave. La recomendación estándar es de un 1 a un 3 por ciento, aunque, ya que se trata de ofrecer un texto legible y con sentido para el lector, la cantidad de palabras clave dependerá en última instancia de cada caso particular. Deberemos evitar, eso sí, una simple acumulación de palabras clave, ya que dificultan la lectura y será penalizado por el robot de los buscadores. En su lugar, se recomienda recurrir al uso de sinónimos y todo tipo de variaciones posibles para poder cubrir el campo semántico de un tema.

5. Estructura tu contenido con elementos de formato

Además de aspectos como la calidad de la información y la densidad de palabras clave, también mejora la clasificación de una página la forma de estructurar el contenido, es decir, títulos, subtítulos, párrafos, enumeraciones, etc.

Los títulos y subtítulos tienen un papel fundamental a la hora de optimizar un contenido. A partir de su nombre en inglés, “headline”, se clasifican de más a menos significativos (en código HTML de “h1” a “h6”). El principal título es el “h1” y debe contener la palabra clave principal del texto. Los otros subtítulos “h2” y “h3” pueden contener las palabras secundarias. Es raro encontrar más subdivisiones en un texto y, de alguna manera, es mejor evitarlas en pro de su legibilidad. En su lugar cabe valerse de listas y enumeraciones, las cuales, además, mejoran el posicionamiento del texto.

La negrita es otro recurso muy válido que en código HTML puede aparecer como “b” o como “strong”, aunque solo el segundo tag es detectado por los buscadores como indicador de la relevancia de una palabra o grupos de palabras.

6. Usa enlaces internos para fortalecer el contenido SEO

Las páginas webs optimizadas son un medio ideal para controlar la circulación de links y fortalecer las páginas más relevantes de un dominio. Los links o enlaces, tanto internos –en la misma página – como externos – hacia páginas ajenas –, mejoran la experiencia del usuario al ofrecer información adicional a la que el lector encuentra en el texto que, si es un texto SEO, debería ocuparse de un solo tema. Es importante tener en cuenta, sin embargo, que cada vez que se enlaza un texto a una página externa se beneficia la página enlazada al dar a entender a Google que tiene autoridad en un tema determinado. Así que, antes de hacerlo, no está de más repasar el dominio para ver si en su lugar se podría incluir algún enlace interno, favoreciendo así subpáginas propias que no cuentan con ningún enlace externo.

En ambos casos es importante usar un texto o una palabra que permita a los buscadores asociar el contenido a la temática en particular. Aunque si lo que se quiere es proteger la popularidad de la página, no conviene olvidar clasificar estos links externos con un atributo “nofollow”, de manera que “se despiste” a los robots de los buscadores para que no tengan en cuenta a este enlace a la hora de calcular nuestra reputación, manteniendo así el flujo de enlaces dentro del dominio.

7. Actualiza tu contenido de forma regular

Otra variable que usan los buscadores para posicionar una página web es la actualidad de los contenidos que ofrece. Un contenido muy bien elaborado pero obsoleto no beneficia en nada, mas al contrario. Los dominios que renuevan sus contenidos con frecuencia se colocan visiblemente mejor en las SERP que aquellos que no lo hacen. Las tiendas online o páginas de empresa, donde difícilmente pueden variarse los contenidos regularmente (descripciones de producto o de categoría, historia y organigrama de la empresa), cuentan con el recurso de blogs, categorías de noticias o apartados de prensa, donde pueden ofrecer a los visitantes novedades con cierta regularidad, aumentando así su visibilidad en los buscadores.  

8. El contenido multimedia aumenta el valor de tu contenido SEO

Junto a los elementos de formato y estructuración como títulos y subtítulos, listas y clasificaciones que ya se vieron anteriormente, los contenidos visuales constituyen también una manera óptima de atraer visitantes a una web y mejorar así su posicionamiento. Los buscadores valoran especialmente aquellas páginas que ofrecen un valor añadido por ofrecer informaciones en distintos medios. A través de las métricas que miden el comportamiento del usuario, también premia a aquellas páginas donde los visitantes permanecen más tiempo como un indicador de su satisfacción. Es el caso de aquellos artículos donde se incluyen vídeos o fotos. Por otro lado, no es menos importante el hecho de que, gracias a medios visuales, se consigue tráfico extra que procede, no de los buscadores orgánicos al uso, sino de buscadores especializados en medios, lo que nuevamente repercute positivamente en el posicionamiento.

9. Optimiza tus imágenes según criterios SEO

Los buscadores no pueden “leer” las imágenes en sí mismas, por lo que, para posicionar un proyecto, se debe ofrecer a los robots información que puedan interpretar. Para posicionar bien las imágenes de una página web se han de añadir las palabras claves relevantes tanto en el nombre del archivo como en el título de la imagen, sin olvidar que las imágenes (fotos, gráficos) grandes y con alta definición son valoradas más positivamente que las pequeñas.

Para señalizar a los robots de los buscadores la idoneidad de una imagen con el tema correspondiente es sumamente importante incluir la palabra o las palabras clave también en el código HTML de las imágenes, es decir, en el título (Title) y en la descripción (Alt). El primero aparece cuando pasamos el ratón por encima de la imagen, mientras que la segunda aparece cuando, por problemas técnicos, la imagen no está temporalmente disponible.

10. Enriquece tu contenido SEO con Meta-Tags optimizados con palabras clave

Cuando un usuario ejecuta una búsqueda recibe como respuesta una lista de resultados en forma de  resúmenes: son los llamados Snippets, que constan de una URL o dirección, un título y una breve descripción del contenido que puede encontrar en cada página. Para obtener un buen posicionamiento es crucial elaborar estas descripciones, llamadas metadescripciones, incluyendo algunas palabras clave, de forma que se pueda controlar a la perfección la primera impresión que el ususario obtiene de una página web.

Dado que estos Snippets tienen un tamaño limitado, es conveniente tenerlo en cuenta para que la descripción no quede incompleta. Así, el título debe tener una longitud de 55 caracteres como máximo, y la descripción una de 160. Antes de publicar un Snippet puedes comprobar su idoneidad con la herramienta online de Google Snippet optimizer.

Consejo

¿Primera posición en Google? Quien tenga en cuenta los factores correctos podrá conseguirla. El rankingCoach de IONOS te ayuda a hacerlo, comprueba aquí tu página web sin ningún coste.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.