SEO para imágenes: cómo optimizar imágenes para Google

Si quieres mejorar el posicionamiento de tu página en los buscadores, la mayoría de las medidas OnPage que se pueden tomar gira en torno a la optimización de los contenidos, los metadatos, la estructura de los enlaces y el código fuente. En sentido estricto, las imágenes de las páginas web también se conciben como contenido, aunque no suelen tenerse en cuenta a la hora de aplicar las medidas de SEO. A este respecto, la obtención de un buen ranking en la búsqueda de imágenes de Google no solo atañe al tráfico que genera la página web en cuestión, sino que las imágenes optimizadas reciben, por lo general, una consideración positiva por parte del buscador e influyen en la valoración de los usuarios, lo que repercute de manera positiva en el posicionamiento en los resultados de búsqueda. Si consigues optimizar tus fotos correctamente, ya tendrás mucho terreno ganado.

El papel del SEO para las imágenes

Hoy en día no es posible imaginar una página web sin imágenes, y es que sin los componentes visuales resulta difícil que los contenidos llamen la atención de los usuarios. En el ámbito de Internet también se puede aplicar el refrán “una imagen vale más que mil palabras”, pues para aquellas tiendas online, empresas o personas que quieran promocionar sus productos en Internet, las imágenes son componentes fundamentales. En este sentido, nadie se decidiría, por ejemplo, a comprar en una tienda online que no tuviera fotos. Las imágenes de alta calidad proporcionan una mejor experiencia de usuario y llaman su atención, por lo que no cabe subestimar el valor de las buenas imágenes. Las infografías sonespecialmente populares, ya que suelen generar backlinks o enlaces externos de gran utilidad.

El tiempo de permanencia y, en el mejor de los casos, el comportamiento de compra o las conversiones deseadas pueden incrementarse si se consigue mejorar el contenido a través de las imágenes, mientras que la tasa de rebote se reduce. Junto a la calidad visual de las fotos, la calidad técnica también es otro de los factores decisivos. Con respecto al tráfico generado a través de los dispositivos móviles, resulta muy importante que los tiempos de carga de las imágenes sean cortos. Para ello, es recomendable invertir tiempo y esfuerzos con el objetivo de incluir imágenes de calidad con el formato adecuado y darles el acabado perfecto. La razón reside en que Google reconoce este hecho y lo valora de manera positiva haciendo que mejore el ranking de toda la página.

En términos generales, la búsqueda de imágenes específica que Google ofrece junto a la función de búsqueda habitual, es un motivo fundamental para optimizar imágenes para los buscadores, puesto que un buen posicionamiento también puede ser de utilidad en los resultados de esta opción de búsqueda. Por un lado, muchos usuarios buscan aquí la oferta que desean y desde aquí acuden a la página en la que esta se encuentra. Por otro lado, las imágenes que tienen un buen ranking también consiguen posicionarse en los resultados de la búsqueda habitual en Internet. Según un estudio de Searchmetrics, Google proporciona las imágenes adecuadas en casi un cuarenta por ciento de las búsquedas. Es así como es posible posicionarse en la búsqueda estándar si lleva a la práctica un buen SEO para imágenes.

El índice de imágenes de Google

En 2001, el buscador entre buscadores publicó con Google Imágenes su propia herramienta de búsqueda de imágenes, gracias a la cual los usuarios pueden buscar fotos y gráficos en función de unos fines concretos. El punto de partida para los resultados de búsqueda era y ha sido hasta ahora el índice de imágenes. Este recoge todas las imágenes que Google encuentra y deposita en sus propios servidores con ayuda del crawler, es decir, del programa de búsqueda automático. Los crawlers responsables de la indexación de imágenes son Googlebot-Image y, desde finales del año 2010, también Googlebot, aunque de manera parcial. Al principio, la recopilación indexada recogió en torno a unas 250.000 imágenes y tan solo cuatro años más tarde ya se había alcanzado una cifra de unos mil millones.

Los mejores trucos de SEO para una indexación impecable

Debido a que las imágenes de los crawlers no se registran por su aspecto visual, el contenido se clasifica atendiendo a criterios temáticos mediante el correspondiente código HTML. En este sentido, el bot escanea, por un lado, el contexto y, por el otro, la etiqueta <img> de la imagen para averiguar para qué palabras clave resulta relevante la imagen. En los párrafos siguientes te contamos cuáles son los factores que intervienen en la valoración por parte del bot y cuál es la mejor manera de utilizarlos.

El nombre de archivo adecuado

El nombre de archivo de las imágenes puede ser de ayuda a los crawlers a la hora de realizar la clasificación temática correcta, en tanto que el nombre indica cuál es el tema. Generalmente, no se le suele prestar una atención especial a la denominación de los archivos de imagen, por lo que nombres de archivo como picture01.jpg o imagen10.jpg no son ninguna rareza. Asimismo, los nombres de este tipo no plantean ningún inconveniente concreto, pero hacen disminuir las oportunidades para encontrar imágenes mediante su nombre. Con un nombre de archivo como dálmata.jpg, esta posibilidad permanece abierta. Se recomienda, a este respecto, evitar el uso de caracteres especiales y tildes, ya que estos pueden hacer que no se muestre la imagen.

El atributo -alt: la descripción de la imagen en forma de texto

Uno de los factores de posicionamiento para imágenes más importante es el atributo –alt, también denominado etiqueta –alt. Se trata del atributo que hace referencia a la etiqueta<img>, con cuya ayuda se pueden integrar imágenes en el documento HTML.”alt” es la abreviatura de “alternative” y dicho atributo contiene un texto que describe la imagen y que debe servir como alternativa de visualización en aquellos casos en los cuales la imagen no se muestra debido a problemas técnicos o a la realización de determinados ajustes en el navegador. A esto hay que añadir que muchos programas diseñados para invidentes utilizan el texto alternativo para describir imágenes. Por este motivo, el atributo –alt también se cuenta entre los factores obligatorias a la hora de crear páginas web sin ningún tipo de barreras.

Para el crawler de Google, el texto alternativo supone una oportunidad excelente para comprender la imagen y para poderla clasificar de manera temática. Es recomendable, en este sentido, elaborar una descripción significativa y precisa y, siempre que sea posible, insertar palabras clave relevantes que sean acordes con el contexto. Se debe prescindir, por lo tanto, del uso de palabras clave de relleno, ya que esto puede dar lugar rápidamente a que Google interprete la página web como spam.  

Ejemplo de cómo crear un atributo –alt de manera correcta:

<img src="perro.jpg" alt="Cachorro de dálmata juguetón">

Ejemplo de una mala selección de atributo –alt que conlleva una valoración negativa:

<img src="perro.jpg" alt="Cachorro dálmata perro pequeño dálmatas comida barata para perros comida para dálmatas">

Tooltips sólidos (title) y pies de foto

Otro de los atributos de la etiqueta <img> es el atributo title, el cual representa una posibilidad suplementaria para describir la imagen correspondiente. Los visitantes de tu página web reciben el título de las imágenes en forma de tooltip (descripción emergente) si mueven el ratón por encima de la foto. Para los bots de los buscadores, este sirve como medida básica de búsqueda y valoración. Es recomendable no utilizar la misma palabra para el atributo title que para el atributo –alt, ya que esto también puede dar lugar, al igual que un uso de palabras clave excesivo en el atributo –alt, a una valoración negativa. Si una imagen está vinculada a una acción que se realiza por medio de clics, como podría ser el enlace a otra página (interna o externa) o la ampliación de la visualización de la imagen, entonces se debe utilizar el atributo title para describir la acción correspondiente.

La implementación de los pies de foto también resulta útil, aunque conlleva algún esfuerzo. Este fragmento de texto, que está visible para el usuario de forma automática en contraposición con el texto emergente, ofrece una plataforma adicional para las palabras clave y no es un elemento destacado en la etiqueta <img>. Desde que saliera a la luz HTML5 se puede recurrir a los elementos <figure> y <figcaption> para tales objetivos, con cuya ayuda se pueden encuadrar contenidos multimedia y el texto respectivo. Antes era necesario recurrir al contenedor <div>, que representa un concepto más general. Para, finalmente, seleccionar el modo de presentación visual, es necesario hacer uso de los comandos de CSS. Los pies de foto son óptimos para crear especificaciones de licencia de manera que otros usuarios puedan utilizar tus imágenes y el reconocimiento de las mismas o para que tú puedas utilizar ciertas imágenes que están ligadas a los derechos de autor correspondientes. 

El contexto adecuado

Optimizar fotos para los buscadores supone no olvidar el contexto subyacente. En este sentido, no resulta muy ventajoso optimizar tus fotos con ayuda de las medidas mencionadas si dichas imágenes no guardan relación alguna con el contenido de la página. Así, el crawler no sabrá muy bien qué hacer con la foto de un tomate que haya sido optimizada para los buscadores si esta se incluye en una página sobre deportes de invierno en un fragmento de texto sobre las mejores tablas de snowboard. Sin embargo, si dicha imagen se incluye en una entrada sobre tipos de verduras en una página de información sobre alimentación sana, las reacciones serán, con toda probabilidad, muy positivas. Para proporcionar una buena clasificación de tus imágenes, estas tienen que ser lo más acordes posible con el contexto de la página web en la que se engloban. A este respecto, los fragmentos de texto adyacentes no son los únicos factores que juegan un papel destacado en la valoración realizada por el bot, sino que también es importante tener en cuenta los siguientes elementos textuales:

  • el título de la página,
  • el título principal (h1),
  • los subtítulos (h2, h3, h4),
  • el pie de foto
  • el atributo title (tooltip)

Los crawlers analizan y evalúan todos estos aspectos globalmente y proporcionan un buen ranking a aquellas imágenes que se adecúan al contenido y a las palabras clave del proyecto.

Google también valora la experiencia del usuario a la hora de optimizar imágenes

Las diversas medidas de optimización que se han presentado siempre tienen un impacto positivo en la experiencia de navegación de los usuarios si se aplican de manera correcta. Los usuarios reciben, por un lado, resultados de búsqueda que se adecúan a sus preguntas y, por otro, información detallada y alternativa para cada una de las imágenes. Además de una buena estrategia de palabras clave para el título, el nombre de archivo y el texto alternativo, así como para una buena integración de las imágenes, también hay otras opciones para mejorar la experiencia del usuario:

  • Utilizar imágenes de alta calidad: las fotos que tienen una buena calidad causan un efecto mucho mayor en los usuarios que las que están desenfocadas o borrosas y presentan una resolución baja. Asimismo, estas tienen una mejor apariencia en la vista en miniatura de los resultados de búsqueda de Google y otros webmasters podrán enlazarlas con más frecuencia. Es recomendable prestar atención aquí al equilibrio entre calidad y tamaño de los archivos y a la compresión de las mismas con ayuda, por ejemplo, de herramientas gratuitas.
  • Colocar las imágenes de manera óptima: el objetivo de las imágenes consiste en hacer que tu proyecto llame la atención a un número mayor de personas, por lo que obtener un posicionamiento óptimo es una condición indispensable para ello. Muchos usuarios no se desplazan, por ejemplo, hasta el final de la página, por lo que, los gráficos, fotos, etc., se deberían colocar lo más arriba posible en la misma.
  • Indicar las dimensiones: ya antes de cargar las fotos, los navegadores web pueden comenzar a presentar tu página siempre que se disponga de los datos acerca de las medidas de las imágenes. Si has facilitado la altura y la anchura, el resto de elementos pueden cimentarse en torno a un espaciador representativo y pueden percibirse, por lo tanto, de forma más rápida. Además, Google clasifica generalmente mejor las fotos en formato oblongo (4:3) que en formato vertical.

La combinación perfecta entre calidad y rendimiento estable es muy significativa para el sector móvil, un ámbito cuyo crecimiento es cada vez mayor. Los dispositivos móviles disponen generalmente de menos ancho de banda que los ordenadores de escritorio, lo que hace que la optimización de la velocidad sea un aspecto realmente importante. En caso contrario, si tu proyecto web presenta un tiempo de carga muy prolongado, esto puede dar lugar rápidamente a una tasa de rebote elevada.

Otros factores de posicionamiento de imágenes: actualidad, tasa de clics y linkbuilding

Al igual que en el caso de la optimización clásica de las páginas web para los buscadores, a la hora de optimizar fotos según SEO, las consecuencias de tus esfuerzos no se hacen visibles de un modo inmediato. Por un lado, la competencia nunca descansa, por lo que se tiene que partir de la base de que puede que haya otros webmasters que también utilicen imágenes para tratar los mismos temas y las mismas palabras claves. Por otro lado, hay diferentes factores a largo plazo que también resultan relevantes para el posicionamiento de las imágenes y que surten efecto unos meses después de su publicación. Se puede influir en muchos de estos factores por medio de medidas de SEO OffPage clásicas, mientras que otros están asociados, por el contrario, a la calidad, al éxito general y a la relevancia de tu proyecto web.

  • Construcción de enlaces internos y externos: con una buena estructura de enlaces se puede fomentar la autoridad de una página web y de sus imágenes. En este sentido y sobre todo con la ayuda de infografías, se pueden generar enlaces potentes que mejoren tu posicionamiento a largo plazo.
  • Capacidad de uso múltiple: Google considera como positiva la utilización de una foto en varias páginas del mismo dominio en el contexto adecuado si se hace referencia siempre a la misma ruta de archivo.
  • Antigüedad de la imagen: con respecto a la influencia exacta de la actualidad de las imágenes que utilices se pueden hacer algunas especulaciones. Por un lado, al parecer las imágenes antiguas suelen ser las preferidas por Google, probablemente debido a la estructura de los enlaces existente. Por otro, sin embargo, el buscador otorga un valor superior a los contenidos actuales, por lo que parece que aumenta el valor de las imágenes más recientes en lo relativo a temas actuales.
  • Tasa de clics: las palabras clave y los enlaces son argumentos sólidos que Google reconoce con las correspondientes valoraciones. No obstante, puede que el algoritmo de Google no adopte decisiones tan positivas sobre la relevancia de una imagen como lo podrían hacer las personas. Por este motivo, a la hora de realizar la evaluación también se tiene en cuenta la asiduidad con la que se hace clic sobre una foto que aparece en la lista de resultados.
  • Relevancia: la relevancia de las fotos es un factor de posicionamiento algo más complicado de medir. A este respecto, se considera que Google da más importancia a aquellos resultados de búsqueda que contienen imágenes de páginas con relevancia de contenido. En definitiva, el algoritmo tiene en cuenta un gran número de factores, como pueden ser por ejemplo la cantidad de enlaces o el nivel de adecuación de las imágenes al contexto. 

SEO para imágenes: cuestión de rutina

Optimizar las imágenes de tu página web para Google puede tener consecuencias favorables para su éxito. En primer lugar, se mejora el ranking en la búsqueda de imágenes de Google, que muchos usuarios utilizan con un fin determinado a la hora de buscar una página web. Además, un buen posicionamiento otorga a las imágenes un poco de suerte también en la búsqueda web regular independientemente de la clasificación general del proyecto web. En términos de practicidad, el desarrollo de un minucioso SEO para las imágenes también tiene un efecto positivo para este ranking, ya que está ligado al aumento de la experiencia del usuario y al afán por la accesibilidad.

La optimización de tus imágenes puede hacer crecer la popularidad de tu página web considerablemente y llamar la atención de más usuarios, a los cuales no te habrías podido dirigir por las vías tradicionales. Aunque al principio la optimización de imágenes puede convertirse en un gran desafío, a medida que vayas adquiriendo experiencia diariamente, cada vez necesitarás menos tiempo para diseñar la etiqueta <img> de forma óptima y obtener una simbiosis perfecta entre imágenes y texto. Posteriormente, las medidas de SEO ya probadas se pueden combinar con elementos de atracción (eyecatcher) para utilizar la búsqueda de imágenes, más allá de los fines habituales, como plataforma publicitaria. Especialmente en el caso de las palabras clave caracterizadas por una fuerte competencia, las imágenes llamativas y alternativas pueden marcar una diferencia decisiva.

Los pasos mencionados sirven para que los crawlers y los algoritmos puedan tener acceso a los datos actuales sobre las imágenes de las páginas web. Sin embargo, es muy probable que las tecnologías que Google emplea para ello, y que se desarrollan de manera continua, incluyan en el futuro otros factores de registro y clasificación. En el año 2014, Google ya anunció en el canal de Youtube “Google Webmasters”, por ejemplo, que los datos EXIF podrían convertirse en un posible factor de posicionamiento.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

Los metadatos digitales que contienen, entre otros, datos sobre los fotógrafos, los derechos de autor o la fecha y hora de las instantáneas, también podrían ser de ayuda para ofrecer a los usuarios del buscador resultados más amplios para sus consultas. 


Porque la unión hace la fuerza. En IONOS
#estamoscontigo
y por eso que queremos ayudarte a seguir impulsando
tu negocio. Diseña la tienda de tus sueños con:

eCommerce
Gratis durante los primeros 3 meses.