¿Qué son las first party cookies?

Cada vez que se accede a un sitio web, se genera una cookie o se añade una extensión a una cookie preexistente que se creó durante una primera visita. Este paquete de datos, con forma de pequeño archivo de texto, es almacenado por el navegador web e intercambiado con el servidor de destino. Las first party cookies (en español, cookies de origen) que genera el sitio web se utilizan principalmente para reconocer al usuario y sus preferencias. Su presencia es, en gran medida, inofensiva y aporta ventajas al usuario. Pero ¿qué son exactamente las first party cookies?

¿Qué es una first party cookie?

Las first party cookies (también conocidas como cookies HTTP, 1st party cookies o cookies de origen) son pequeños paquetes de datos que un navegador genera e intercambia con un servidor web. A cambio, solo este servidor, en calidad de “first party” (en español, “primera parte”), tendrá acceso posteriormente a su propia cookie. Esto hace que navegar por Internet sea más agradable, ya que la página web reconoce al usuario y aplica automáticamente las configuraciones y los datos de inicio de sesión deseados. No obstante, los propietarios de esas páginas emplean dichos datos también para mejorar su marketing online, pues estos ofrecen mucha información acerca del comportamiento de navegación y el interés del usuario. Mientras que muchas cookies expiran al final de una sesión (conocidas como cookies de sesión), hay otras que pueden mantenerse durante años.

Una first party cookie se caracteriza por el hecho de que solo el propietario del sitio web que se visita puede crearla y verla. Las cookies generadas por sitios externos (por ejemplo, a través de anuncios) se denominan cookies de terceros.

Definición

Las first party cookies o cookies de origen son paquetes de datos orientados al usuario, generados y almacenados por el operador del sitio web, cuyo principal objetivo es garantizar la comodidad del visitante. Se caracterizan, además, porque solo el operador tiene acceso posteriormente a estas cookies y se oponen a las llamadas cookies de terceros que son generadas por proveedores externos.

¿Cuál es el objetivo de una first party cookie?

Los datos más comunes almacenados por una 1st party cookie están relacionados con la configuración del sitio web (por ejemplo, de idioma), con metadatos como el tiempo de expiración de la cookie y también con información introducida por el usuario como los datos de inicio de sesión y los datos personales enviados a través de formularios web. Las entradas en el cuadro de búsqueda también se guardan para que el usuario, si así lo desea, pueda acceder a ellas posteriormente mucho más rápido.

La forma en que se almacena una first party cookie en tu ordenador depende del navegador web que tengas instalado. Cada nueva llamada a una página web genera su propio archivo de texto en forma de cookie o se almacena en un archivo colectivo. Tu navegador también te permite administrar las cookies. Tienes la opción de borrar las cookies, desactivar por completo o en parte el almacenamiento de cookies y volver a activarlos en tu navegador. Sin embargo, debido a que las cookies de origen están destinadas principalmente a facilitar el manejo para el usuario, por lo general no se recomienda desactivarlas o bloquearlas de forma permanente.

¿Qué ventajas entrañan las first party cookies para el usuario?

La principal ventaja de las cookies de origen es que facilitan al usuario el manejo de una página web, haciendo que la visita a la página sea muy cómoda, pero hay otras:

  • En caso de que dicha página esté disponible en diferentes idiomas, no tiene que configurar en cada visita el idioma (con frecuencia, no obstante, el idioma se establece según la ubicación que se muestre en el navegador).
  • Los datos de inicio de sesión (excepto la contraseña) se introducen automáticamente para que pueda iniciar sesión más rápidamente.
  • Los formularios web sugieren información que ya ha introducido, por ejemplo, los detalles de los artículos en las tiendas online o los datos personales de los pedidos.
  • Muchos sitios web ofrecen la opción de mostrar las subpáginas visitadas recientemente. La información se almacena en la cookie.
  • Las entradas en el cuadro de búsqueda sugieren términos que ya se han introducido para que el usuario pueda volver en menos tiempo a una página de resultados específica.

Desde el momento en que el usuario abandona una página web determinada, la first party cookie ya no tiene ninguna función. Solo cuando se vuelve a visitar la página se vuelve a leer dicha cookie y se amplía, en caso de ser necesario.

¿Qué ventajas entrañan las first party cookies para los propietarios de páginas web?

Si no existieran las cookies –especialmente las cookies de origen– los propietarios de las páginas tendrían grandes problemas para presentar sus proyectos de la forma a la que nos tienen acostumbrados. Sin las first party cookies, muchas aplicaciones como, por ejemplo, las tiendas online, no podrían almacenar información de vital importancia para su funcionamiento. Los sitios web se benefician de las cookies de origen de la siguiente manera:

  • Las cookies hacen que tu oferta web sea más elegante y garantizan un manejo más sencillo. Gracias a esto, es más probable que los usuarios vuelvan a visitar tu sitio.
  • Los datos obtenidos son útiles para sacar conclusiones acerca del comportamiento de los usuarios y, en base a ello, mejorar la página.
  • Las cookies de origen tienen, generalmente, una vida útil larga, especialmente porque no pueden bloquearse o eliminarse con software externo como Adblocker. Además, las cookies de origen gozan de mucha más confianza que las cookies de terceros.

Ejemplo del funcionamiento de una first party cookie

Cuando visitas una página web por primera vez, suele abrirse un banner en la parte inferior de la página informándote que la página almacena cookies. Por lo general, debes dar tu consentimiento para poder seguir navegando en ella. Con un clic en el botón “Aceptar”, el banner desaparecerá para siempre desde ese mismo momento. Responsable de ello es la cookie de origen que se generó cuando se accedió a la página web por primera vez y que almacena toda la información que has aceptado con las condiciones. Así, la próxima vez que visites dicha web el banner no volverá a aparecer.

Si a continuación seleccionas la versión en inglés de la página, esta configuración también se almacena en la cookie. Asimismo, si la página dispone de un área de registro para iniciar sesión, debes registrarte para poder utilizarla en su totalidad. Para ello, crea una cuenta con tu dirección de correo electrónico y una contraseña con la que podrás iniciar sesión a partir de ahora. Para facilitar este proceso, la cookie almacena tu dirección de correo electrónico. Esto significa que la próxima vez que visites ese sitio, solo tendrás que introducir tu contraseña porque, gracias a la cookie, la página web lee la dirección de correo electrónico almacenada.

El sitio cuenta con un amplio archivo de información. Para ayudarte a encontrar rápidamente las páginas que has visitado con anterioridad, existe una pequeña barra lateral que enlaza con las subpáginas visitadas recientemente, función que también viene habilitada por la cookie. Debido a que toda la información a la que se hace referencia en este ejemplo proviene de una página exclusivamente, este archivo de texto es una first party cookie destinada principalmente a garantizar la comodidad del usuario dentro de una página web. Al mismo tiempo, su propietario recibe información valiosa sobre el comportamiento del usuario en ella.

Sin embargo, al navegar en una web hay terceros que están presentes: un banner publicitario alojado por un anunciante ha creado su propia cookie para almacenar tus datos de navegación. Una empresa externa recopila esta información con fines de análisis web. Es por eso que, a partir de ese momento, la empresa puede seguir tus pasos en Internet si de nuevo entras en una página que incluye un anuncio de este mismo proveedor. Debido a que se trata de una cookie de un tercero, se denomina third party cookie. El operador del sitio web no te había informado de esto en ningún momento.

¿En qué se diferencian las cookies de origen de las cookies de terceros?

Las cookies de origen son generadas directamente por el propietario del sitio web. Por ejemplo, si navegas en la Digital Guide, solo IONOS genera esta first party cookie. Además, solo IONOS puede leer la cookie correspondiente más tarde, por ejemplo, para mostrar los últimos términos que se introdujeron en el cuadro de búsqueda. Las tiendas online utilizan cookies de corta duración para almacenar las cestas de la compra localmente, de modo que los artículos no se pierdan mientras se realiza la compra. Solo si el usuario no ha estado activo en el sitio web durante mucho tiempo, la cookie se elimina y la cesta de la compra se vacía. Por lo tanto, las cookies de origen se centran, principalmente, en garantizar que la navegación en una página es cómoda y benefician, en gran medida, al usuario.

Por otra parte, las third party cookies o cookies de terceros no son generadas por el operador del sitio web, sino por terceros. Esto suele ocurrir cuando un anuncio no está alojado en el servidor del operador. Además de la cookie de origen del operador, la visita a la página genera una third party cookie de un tercer proveedor, por ejemplo, una agencia de publicidad. Si reactivas la misma cookie de terceros en diferentes sitios web (si ves el mismo anuncio, por ejemplo), ese tercero puede rastrear tu comportamiento en Internet y sacar valiosas conclusiones. Las cookies de terceros son, por lo tanto, un método eficaz de marketing online, especialmente de targeting. Son mucho más difíciles de controlar que las first party cookies.

Nota

Lee la guía de cookies de terceros para saber cómo funcionan, qué información recopilan, quién las utiliza y para qué.

¿Qué importancia tiene el RGPD en relación con las first party cookies?

El 25 de mayo entró en vigor el Reglamento General para la Protección de Datos (RGPD) que entremezcla el complejo tema de la protección de datos con el del derecho online. En concreto, con las cookies y en especial con las de terceros, los que abogan por la protección de datos vieron la necesidad de actuar, dado que estas cookies son los principales responsables de las huellas digitales que la gente deja en Internet y permiten el marketing online segmentado. Por otra parte, las cookies de origen no se mencionan en el RGPD, solo están sujetas a las normas generales de protección de datos que están formuladas de forma muy vaga en la ley.

En principio, los operadores de páginas web deben informar a sus visitantes que se recogen datos del usuario, incluso si se trata de cookies de origen que solo registran los datos relevantes para mejorar la experiencia de navegación dentro del sitio. Sin embargo, los operadores deben tomarse en serio el nuevo reglamento. Es por este motivo por el que casi todas las páginas de la UE publican ahora un anuncio de texto que informa sobre el uso de cookies.

Este anuncio se presenta generalmente en forma de banner, normalmente en la parte superior o inferior de la imagen. Una vez que el usuario ha leído y aceptado que se recojan sus datos, este banner no vuelve a aparecer, ya que este procedimiento se almacena en las first party cookies. La próxima vez que el usuario visite la página, no tendrá que pedirle permiso otra vez, a no ser que haya eliminado la cookie.

Estos anuncios de texto suelen enlazar con una explicación más detallada sobre el uso de los datos. La política de cookies de IONOS revela el origen, el propósito y la validez de las cookies generadas en nuestro sitio web. Hace una distinción entre las cookies de origen y las de terceros. El visitante de la página tiene asimismo la opción de desactivardeterminadas cookies (de origen y de terceros) por medio de un script, lo que suele hacer que en la mayoría de los casos la configuración del navegador se torne innecesaria. Sin embargo, no todos los operadores ofrecen esta opción. Hay muchos que no son transparentes en lo que respecta a los terceros proveedores que establecen y evalúan las cookies.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.