¿Qué es un píxel?

Las comunicaciones no serían casi nada sin las imágenes. Incluso antes de que los negativos de las películas y las impresiones fueran sustituidos por las técnicas de grabación electrónica en fotografía, se habían desarrollado varios formatos de datos para los archivos de imágenes. Los más populares fueron RAW, BMP y TIFF. Los desarrolladores no tardaron en darse cuenta de que estos formatos producían tamaños de archivo considerables, que suponían un obstáculo especialmente para las aplicaciones web rápidas. Esto, a su vez, condujo a la búsqueda de posibilidades relativas a la compresión de imágenes. La “batalla” entre JPG y PNG está lejos de terminar, y ya están apareciendo nuevos formatos en el horizonte – por ejemplo, WebP, el formato de imagen interno de Google.

Pero hay un aspecto que todos estos ingeniosos formatos técnicos deben abordar: las imágenes deben poder ser visualizadas en un medio de salida, empezando por una pantalla más o menos grande con una determinada resolución. Aquí es donde entra en juego el término “picture cell” o “celda de imagen”, una palabra inventada que se fusionó creando el término píxel y que se utilizó por primera vez alrededor de 1965. En nuestra guía, descubrirás qué constituye un píxel y cuál es su función en la representación de imágenes.

HiDrive: Almacenamiento en la nube con IONOS

Basado en Alemania, HiDrive mantiene tus datos seguros y almacenados en la nube, así puedes acceder a ellos desde cualquier dispositivo.

Seguridad máxima
Acceso compartido
Asistencia 24/7

¿Qué es un píxel?

El píxel -o px, para abreviar- es el elemento más pequeño de una imagen reproducida digitalmente. En un monitor o en la pantalla de un teléfono móvil se suelen alinear varios píxeles en una trama. La combinación de varios píxeles constituye una imagen rasterizada.

El ojo puede “descifrar” fácilmente el gráfico de trama compuesto. Sin embargo, se vuelve más difícil, o incluso imposible, cuando la imagen del marco blanco se amplía.

En la figura anterior, los puntos rasterizados han sido representados por el programa utilizado (Photoshop). Cada píxel tiene un color o matiz diferente que, al juntarse, crean la imagen compuesta. Para reproducir una imagen de este tipo en calidad HD, se necesitan 1920 x 1080 píxeles, lo que supone un total de 2 073 600 píxeles. Estos píxeles deben ser tratados individualmente, en la secuencia y la tasa de repetición correctas por la tecnología del monitor, por ejemplo, para asegurar que la imagen completa es visible sin parpadeo y en el color correcto.

¿De qué están hechos los píxeles?

Para que un píxel represente un color específico, se compone de subpíxeles en los colores rojo, verde y azul (RGB). Estos subpíxeles pueden tener diferentes formas para crear una disposición con buena definición de imagen y pocos espacios entre los elementos de los píxeles. Un vistazo a la pantalla de un iPhone 11 Pro, por ejemplo, te muestra lo que es técnicamente posible. Tiene un tamaño de pantalla de 2436 x 1125 píxeles con una resolución de 458 ppi (píxeles por pulgada). Esto resulta en un tamaño de píxel de 0,05 milímetros con subpíxeles de 0,018 milímetros (valores redondeados).

El color de salida del píxel individual es una combinación de los valores de color de tres subpíxeles en cada caso. Los tres colores se mezclan de forma aditiva y pueden, de este modo, asumir diferentes valores. La mezcla aditiva significa superponer.

Si los tres colores primarios tienen el valor máximo de 255, la salida es en negro. Si RGB = 0/0/0, aparece el blanco. Los valores intermedios permiten mostrar unos 16,7 millones de tonos de color (2563).

Hecho

La visualización de los matices de color más finos se hace aún más precisa gracias al llamado “subpixel rendering”.

Tamaño de los píxeles y calidad de la imagen

La imagen de la abeja y su recorte ya han ilustrado cómo el tamaño de los píxeles afecta a la percepción óptica. En los primeros tiempos del PC, los monitores eran todavía dispositivos con tubos de imagen clásicos y resoluciones de 640 x 480 (VGA), a los que siguieron 800 x 600 (SVGA). No hace mucho, el llamado PC “HD-ready” con 1280 x 720 píxeles tuvo su momento. La verdadera HD ofrece 1920 x 1080 píxeles, y los últimos sistemas de formato completo 8K presentan 8192 x 4320 píxeles. Pero la competencia por el número de píxeles despegó de verdad con el desarrollo de los monitores LED. Permitieron densidades de píxeles muy altas en muy poco tiempo. Esta tecnología forma parte ahora de las pantallas de los smartphones modernos.

Como medida de la resolución de las imágenes para su visualización en monitores, 72 dpi (puntos por pulgada) han demostrado ser un valor suficiente para el ojo humano. Cuanto más pequeños sean estos píxeles, más podrán caber en la superficie de un monitor, aumentando la resolución global de los dispositivos. Para los materiales impresos profesionalmente, el valor más utilizado es el de 300 dpi.

Una vez que se ha creado una imagen digital rasterizada, por ejemplo, a partir de una cámara digital, puede ampliarse considerablemente, pero esto siempre reduce la calidad de la representación. Por eso, cuando los rostros se vuelven irreconocibles en fotos o vídeos, la imagen resultante suele calificarse de “pixelada”.

Consejo

Para cambiar la resolución de la pantalla de un ordenador, basta con hacer clic con el botón derecho del ratón sobre la imagen de fondo en un PC con Windows. En el menú de diálogo que aparece, selecciona “Opciones de gráficos” o “Propiedades de los gráficos”, lo que te llevará a los valores de píxeles seleccionables. En MacOS, se puede acceder a través del menú Apple > Preferencias del sistema > Monitores.

¿Qué son los megapíxeles?

La palabra “megapíxel” describe un gran número de píxeles, un millón de píxeles para ser exactos. El término surgió cuando se anunciaron por primera vez las cámaras digitales y los smartphones con cámara. Describe la resolución de la imagen. Sin embargo, las cámaras de alta calidad pueden sacar mucho partido a un objeto aunque los megapíxeles no sean tan altos. Con estos megapíxeles, el software de la cámara de alto rendimiento se encarga de los ajustes de nitidez y brillo, así como de la supresión del ruido de la imagen, que a menudo desempeña un papel más importante en la presentación de la imagen que una alta resolución en megapíxeles por sí sola.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.