¿Qué es un wrapper en programación?

La palabra inglesa wrapper designa un embalaje o envoltorio. En el contexto del software, este término hace referencia a programas o códigos que rodean otros componentes de programa. Los wrappers pueden utilizarse por diversos motivos: a menudo se usan para mejorar la compatibilidad o interoperabilidad entre diferentes estructuras de software o para poder representar algo a nivel visual, p.ej., los wrappers HTML o CSS. Pueden ser wrappers diferentes componentes de software, productos de software independientes, arquitecturas de software, clases de programación orientada a objetos o frameworks.

Si dentro de un programa hay que usar funciones o bloques de programas en otro lenguaje de programación, estos elementos pueden “envolverse”. El programa principal solo se comunica con el wrapper y este se encarga de transmitir los comandos al programa envuelto y de devolver los resultados al programa principal. El wrapper es el único componente del proceso que está en contacto directo con ambos elementos de software.

En el mundo de la programación y el desarrollo de software, los wrappers cuentan con una infinidad de usos. En los siguientes ejemplos, te mostramos qué es un wrapper, cómo funciona exactamente y qué tareas asume.

Wrappers como traductores de entradas de usuarios

Los formularios de los programas o aplicaciones web esperan entradas que el programa sea capaz de procesar. En los programas de origen estadounidense, por ejemplo, se sobrentiende que los números con decimales llevan puntos en lugar de comas y miden en pies y pulgadas. A la hora de usar este tipo de componentes de software en aplicaciones propias, no siempre existe la posibilidad de adaptarlos a las costumbres nacionales de cada país y, en consecuencia, casi siempre se obtienen resultados erróneos o incluso, errores de programa.

En estos casos, el wrapper es la solución perfecta. Así, el formulario no transmitirá las entradas directamente al programa externo, sino que las enviará al wrapper. Este se encargará de valorar las entradas y traducirlas en entradas válidas para el programa externo sin necesidad de modificación.

Wrappers para acceder a bases de datos

Por norma general, las bases de datos de diferentes fabricantes apenas pueden utilizarse conjuntamente debido a problemas de compatibilidad entre las diferentes tablas de datos, consultas o lenguajes de consulta. En estos casos, los wrappers también pueden ser de gran utilidad. Los wrappers de todo tipo tratan de reconocer las inconsistencias existentes entre diferentes interfaces de software y de rodearlas.

Un ejemplo clásico de un wrapper es la Java Database Connectivity (JDBC), una interfaz de bases de datos de la plataforma Oracle-Java. En su función de wrapper, la JDBC permite acceder a bases de datos relacionales de diferentes proveedores. La JDBC establece la conexión con las diferentes bases de datos a través de controladores especiales.

Las consultas SQL de los programas se dirigen exclusivamente a la JDBC y no a las bases de datos propias. La JDBC convierte las consultas al lenguaje de consulta empleado por la base de datos en cuestión y devuelve el resultado en un formato compatible con Java. De esta manera, el programa que realiza la consulta siempre obtiene los datos en un formato homogéneo, independientemente de la base de datos que emplee.

Wrappers en la programación orientada a objetos

En la programación orientada a objetos, se usan diferentes patrones estructurales que funcionan siempre de la misma manera, sin importar el lenguaje de programación que se utilice. Los patrones de diseño, adaptador y decorador pertenecen a la categoría de patrones estructurales y se consideran wrappers.

Un adaptador envuelve a dos interfaces incompatibles entre diferentes clases. Al traducir una interfaz a la otra, las clases ya pueden volver a comunicarse entre sí. Esto es muy importante cuando queremos seguir usando clases o bibliotecas enteras de clases en proyectos nuevos. Estas bibliotecas usan interfaces estandarizadas y unívocas que no deben modificarse ya que deben ser compatibles con un gran número de programas. El wrapper, el adaptador en este caso, es el eslabón intermedio determinante para la comunicación.

Un decorador permite ampliar una clase con funciones adicionales sin modificarla. Para el objeto de programa consultante, el decorador presenta la misma interfaz que la clase original. Así, el objeto que lo consulta no requiere modificación alguna. En su función de wrapper, el decorador transmite las consultas a la clase. Las funciones nuevas, no incluidas en la clase, son procesadas directamente por el decorador. A continuación, este devuelve los resultados de manera que el objeto consultante los perciba como resultados de la clase decorada.

Wrappers para diseñar documentos HTML

Es muy común usar wrappers en el (cambio del) diseño de páginas web HTML y CSS. Sin wrappers, incluso los cambios más pequeños, por ejemplo, cambiar los espacios de los márgenes de una ventana del navegador, implicarían tener que modificar varias hojas de estilo y revisar al final que todas siguen siendo compatibles.

Es mucho más sencillo meter todo el contenido de la página en un contenedor DIV, tal y como muestra el siguiente ejemplo:

 

<html>
  <head>
  ...
  </head>
  <body>
    <div class="wrapper">
    …
    </div>
    </body>
</html>

En el contenedor wrapper se encuentra el contenido real de la página.

En el archivo CSS correspondiente se define el wrapper como hoja de estilo:

body {
	margin: 0;
	padding: 0
}
.wrapper {
	width: 500px;
	margin: 25px auto;
}

En este ejemplo, se usa el parámetro width: para atribuir un ancho de 500 píxeles al contenedor. Los márgenes superior e inferior se fijan mediante el parámetro margin: a un valor de 25 píxeles. Los márgenes izquierdo y derecho derivan automáticamente del ancho de la ventana del navegador y el ancho del contenedor.

Basta con modificar el wrapper para modificar los márgenes laterales de la página sin necesidad de intervenir más en el código HTML o CSS.

Wrappers TCP en sistemas Linux

El servicio en segundo plano inetd de Linux y otros sistemas operativos basados en UNIX se ejecuta como wrapper TCP. El elemento inetd monitoriza sockets de red y acepta consultas de conexión. Un archivo de configuración determina los puertos que cabe tener en cuenta. Las consultas se evalúan y se inicia el servicio inetd indicado para cada puerto en el archivo de configuración. Normalmente estos programas suelen ser instancias Daemon ejecutadas en segundo plano.

Cuando la conexión finaliza, inetd vuelve a detener el servicio iniciado de forma automática. Al iniciar el servicio solo cuando es necesario, pueden ahorrarse muchos recursos del sistema en comparación con el inicio automático de servicios de red que, a menudo, ni siquiera hacen falta. El elemento inetd funciona como wrapper al que todos los programas dirigen sus consultas de red sin comunicarse directamente con los diferentes servicios.

Los wrappers TCP también pueden usarse para evitar accesos no deseados desde una red. En estos casos, inetd o un software especial de servidor consultan al wrapper TCP. Los hosts y ordenadores que deben aceptarse o rechazarse se registran en los archivos /etc/hosts.allow y /etc/hosts.deny.