Monero, la criptomoneda anónima

Hoy en día la variedad de criptomonedas en el mercado es tan grande que es fácil perder la perspectiva. Mientras que muchos aún consideran que los fondos digitales basados en blockchain no son más que una solución incomprensible, para otros, el negocio con este objeto especulativo se ha convertido en su principal fuente de ingresos. Además de Bitcoin, que es el buque insignia de las monedas digitales, existen otras muy interesantes en los mercados de valores. Una de ellas es Monero: siempre entre los primeros puestos, aunque nunca a la cabeza, si bien esta moneda no representa una amenaza para Bitcoin o Ethereum, sus mayores ventajas no se encuentran en su curso. ¿Qué diferencia a Monero de otras criptomonedas?

¿Qué es Monero?

Monero (comercializada bajo el símbolo XMR) se lanzó en 2014 como resultado de la bifurcación de la criptomoneda Bytecoin y, como ella, se trata de una criptomoneda Open Source. Bytecoin, desarrollada en 2012, fue la primera en tomar como referencia el protocolo CryptoNote, caracterizado por no permitir identificar al emisor de una transacción. Por lo tanto, la privacidad con Monero es mucho mayor que en el caso de muchas otras monedas. Muchas veces se habla de Bitcoin, por ejemplo, como de una moneda anónima. Y eso es solo parcialmente cierto: el principio básico de Bitcoin es que cualquier persona pueda tener conocimiento de una transacción realizada al quedar almacenada en el libro de contabilidad. Es imposible eliminar a posteriori las transacciones y los detalles asociados de la cadena de bloques.

La seguridad de Bitcoin se basa en la transparencia. No obstante, en principio, lo único visible es la dirección personal de Bitcoin. Solo si la persona que hay detrás de una dirección confirma su titularidad respecto a una transacción, será posible revelar la identidad real. Y dado ese caso, también será posible conocer las transferencias que haya podido realizar esa persona en el pasado. Monero toma un enfoque diferente en lo que se refiere a la protección de la privacidad de los usuarios.

Consejo

Bitcoin recomienda que cambies tu dirección personal de Bitcoin regularmente. Así será mucho más difícil trazar todas las transacciones y, también, el saldo disponible.

Por lo demás, Monero también se basa en la idea de utilizar una cadena de bloques o blockchain, una larga cadena de hashes que aumenta regularmente con las transacciones. Esto requiere una serie de cálculos complejos que, a su vez, son desarrollados por los mineros. Y aquí, de nuevo, Monero intenta desvincularse de los grandes competidores, ya que ofrece una minería que se supone que es mucho más eficiente. La eficiencia y la privacidad son dos factores muy convincentes: incluso la plataforma de peticiones Change.org ya dispone de su propio minero Monero. Con tan solo descargar de forma voluntaria un software de minería, cualquier ordenador puede ser utilizado para minar XMR para la organización.

Nota

Monero forma parte de las altcoins con mayor nivel de anonimato. Por ello, XMR cada vez es más utilizada por delincuentes. No obstante, esto no quiere decir que Monero sea ilegal. El alto nivel de seguridad que proporciona también puede utilizarse para que tus datos estén protegidos frente a ciberdelincuentes o gobiernos restrictivos.

¿Cómo funciona la seguridad en Monero?

Monero se basa en CryptoNote, un protocolo que permite crear criptomonedas enfocadas a la privacidad. Para que no se pueda rastrear cuál ha sido el emisor de una transacción, su identidad tiene que estar oculta. Es decir, no solo la persona real tras una llave pública, sino la cadena de bloques en su conjunto. CryptoNote mezcla las transacciones de varios usuarios y las agrupa. Como resultado, es imposible establecer quién transfirió qué cantidad. Existen otras criptomonedas que utilizan claves privadas y públicas.

La encriptación no garantiza en ningún caso el 100 % de seguridad. Ya existen investigadores criptográficos intentando rastrear las transacciones de Monero hasta sus orígenes. Y algunos consiguen su propósito. En cuanto Monero intenta reforzar su encriptado, los hackers intentan desencriptarlo.

Firma de anillos

CryptoNote y, en consecuencia, Monero, funcionan a través de una firma de anillos. En el grupo de los emisores, todo el mundo dispone de una clave pública y una privada. Solo uno de los participantes del grupo firma realmente la transacción, pero no se sabe qué miembro del grupo ha sido. Todos los participantes son iguales. El emisor real utiliza una llave única que es generada automáticamente desde la cartera (Wallet) de Monero. Los otros miembros del grupo son automáticamente eliminados de la cadena y sirven para que se produzca la ocultación. No obstante, si la transacción no es pública, en teoría surge el problema de que podrías utilizar las monedas Monero dos veces: nadie podría demostrar que el dinero ya ha sido transferido.

Hecho

En Monero, al hablar de transacciones, tienen menos importancia los valores monetarios que los Outputs. Si la persona A envía XMR a la persona B, se creará un nuevo Output en la cartera de la persona B, por ejemplo, con un valor de 5 XMR. Si la persona B quiere enviar 4 XMR a la persona C, se crearán dos nuevos Outputs: Uno en la cartera de la persona C y otro, en concepto de cambio, en la propia persona B.

Por esta razón, Monero desarrolló las llamadas Key Images (imágenes clave). Se trata de claves criptográficas únicas para cada transacción. No es posible falsificar las claves ni rastrearlas hasta el emisor. Las imágenes clave permiten a los mineros comprobar que una transacción no ha sido realizada previamente porque, en tal caso, existirían dos imágenes clave idénticas en la cadena.

Nota

Existe la posibilidad de revelar tu identidad de forma voluntaria como emisor, por ejemplo, en caso de que quieras dar una muestra de confianza.

Dirección sigilosa

Sin embargo, Monero no solo garantiza la privacidad del emisor; también la persona que recibe la transacción permanece anónima. Utilizando lo que se ha denominado dirección sigilosa, el receptor queda oculto. Lo que ocurre es que el emisor no envía las criptomonedas Monero directamente al receptor, sino a la blockchain sin receptor. Para poder llevar a cabo la identificación, se crea una clave que está formada por dos claves del receptor (clave de gasto o Spend Key y clave de visualización o View Key) y un conjunto de datos aleatorios. En ese momento es cuando el receptor (y solo él) puede escanear la blockchain en busca de su transacción utilizando su clave de visualización (View Key) y añadiéndola a su cartera.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

RingCT

La protección es aún mayor si hablamos del valor de la transacción. Monero utiliza transacciones confidenciales en anillo (abreviado como: RingCT). Lo único que se sabe de la transferencia es que un minero ha podido confirmar que el emisor disponía de la cantidad enviada. Tras este mecanismo, encontramos un principio muy sencillo: las cantidades salientes tienen que aparecer en algún sitio. Los mineros pueden determinar que todo es correcto al valorar las cantidades.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

Kovri

El último mecanismo para garantizar el anonimato del usuario en la mayor medida posible se llama Kovri. Kovri no forma parte de la blockchain de Monero, sino que se trata de otro programa desarrollado por los mismos creadores. Kovri garantiza que, a nivel de red, las direcciones IP no puedan ser visualizadas por terceros. Para conseguir esto trabaja con otra capa de conexión anónima a internet, utilizando una técnica basada en la tecnología de código abierto I2P. La red Monero y sus nodos funcionan normalmente a través de internet. En los nodos, por lo tanto, es posible identificar las direcciones IP. Kovri se basa en Garlic Routing, una técnica que es una extensión del conocido Onion Routing. Los mensajes se cifran repetidamente y se enrutan a través de un túnel.

Hecho

Kovri todavía está en fase de desarrollo. Pero se espera que este software esté totalmente integrado en la red Monero en el futuro.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

¿Cómo minar Monero?

Cualquier persona que esté familiarizada con la minería de las bitcoin habrá oído hablar de las granjas de minería, que consumen mucha energía y utilizan dispositivos especiales con una gran potencia GPU (ASIC). En las bitcoin, el descifrado de los problemas matemáticos cada vez requiere más esfuerzo. En cambio, Monero tiene un enfoque muy diferente en el que cualquier usuario puede, de hecho, minar con tan solo disponer de un sencillo PC doméstico. Además, Monero se basa en el algoritmo Proof-of-Work a la hora de validar bloques. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre con otras criptomonedas, no utiliza Sha256 ni Scrypt sino que utiliza CryptoNight.

El algoritmo CryptoNight es conocido porque se basa en el almacenamiento y no en la potencia de procesamiento. Esa es la razón por la que una CPU potente sirve para minar Monero de la misma forma que sirve una tarjeta gráfica. El hardware que se necesita puedes encontrarlo en cualquier PC doméstico nuevo. Por lo tanto, cualquier usuario puede participar en el minado. La minería se descentraliza y, por ello, no está controlada por unos cuantos grupos grandes. Aunque es precisamente esta simplicidad la que incentiva a los delincuentes: utilizando JavaScript en las páginas web es posible secuestrar el ordenador de un visitante para usar su potencia informática y minar XMR sin que el usuario se entere.

Además de un PC, es necesario disponer de un software. A la hora de elegir el software correcto, es importante prestar atención al hardware que estás utilizando y decidir si prefieres utilizar el procesador de tu ordenador o la tarjeta gráfica. Aunque ya existen programas que funcionan con distintas configuraciones. También es recomendable unirse a un pool de minería. Es decir, un grupo de varios mineros.

Al reunir los recursos en la red la minería es más efectiva. Las recompensas se comparten normalmente a partes iguales entre los participantes. Además, normalmente hay un programa de minería conectado directamente a tu propia cartera (Wallet). De esta forma, las recompensas del minado se transfieren directamente al lugar adecuado.

Hecho

Actualmente, se crea un nuevo bloque aproximadamente cada dos minutos.

La cantidad de bitcoin es limitada y llegará el momento en que todas las bitcoin estarán en circulación. Esto no sucederá en el caso de Monero. Está previsto que el número de XMR aumente, aunque también se incrementa el nivel de dificultad de la minería continuamente. Al mismo tiempo, la recompensa de los mineros desciende hasta que se alcanza el límite de 0,6 XMR por bloque. Llegados a ese punto, la recompensa de minado (Mining Reward) no asciende más. Debido a que la dificultad cada vez será mayor, se asume que la creación de nuevas monedas tendrá un índice cercano a cero. La idea es que la generación de nuevas monedas con la bajada de XMR (que experimentará el usuario) mantendrá el equilibrio y creará una moneda estable.

Nota

Antes de empezar a minar para recaudar dinero, consulta la información relativa a los impuestos

Guía para comprar Monero

Si quieres trabajar con Monero, tanto si lo que pretendes es utilizar la criptomoneda como un sustituto monetario o si tan solo lo haces con fines especulativos, es necesario aprender a conseguir altcoin. Por supuesto, una opción es lanzarte a minar, pero tendrás que tener mucha paciencia porque los ingresos llegarán regularmente, pero en pequeñas cantidades. Puedes obtener monedas Monero de forma más rápida si las compras o, mejor, si las intercambias. Puedes invertir dinero fiduciario (por ejemplo, euros) para conseguir la criptomoneda.

Antes de comprar Monero, es necesario que dispongas de una cartera en la que puedas guardar las criptomonedas; todas las monedas digitales disponen de una cartera similar. Se hace una copia de todas las monedas en esta cuenta privada. La cartera (Wallet) te proporcionará una dirección a la que hay que enviar las XMR. Al mismo tiempo, obtendrás (exclusivamente vía online) una clave privada, es decir, una contraseña que puedes utilizar para iniciar sesión en tu cartera digital. Esta clave es muy importante, al contrario que en el resto de aplicaciones webs, si olvidas esta clave no será posible reenviar la contraseña. Si has perdido tu clave privada (Private Key), no podrás recuperar tus monedas Monero. Es decir, pierdes el dinero para siempre.

Un proveedor muy popular de carteras Monero es My Monero. Esta cartera funciona totalmente de forma online. Solo hacen falta unos pocos clics para crear una cuenta y no es necesario descargar nada. Esta variante se recomienda especialmente para los principiantes.

Consejo

Aunque es necesario tener en cuenta que, al utilizar un servicio online, estás confiando tu dinero a un tercero. Se han dado casos en el pasado de vulnerabilidades de seguridad que han afectado a varios proveedores (en el contexto de otras criptomonedas). Si los ciberdelincuentes hackean el servicio, tu crédito estará en peligro. Especialmente si lo que quieres es intercambiar grandes cantidades de dinero mediante XMR, no deberías guardar demasiadas monedas Monero en una cartera online. Lo que puedes hacer es guardar tus Monero directamente en tu ordenador o smartphone.

Existe otro método disponible en el sitio web de Monero: aquí puedes descargarte el programa Monero GUI, disponible para varios sistemas operativos. Con el software también es necesario tomar precauciones de seguridad. Elige una contraseña muy segura y haz todo lo posible para que los delincuentes no puedan acceder a tu PC. Debido a que las monedas Monero en este tipo de cartera no se almacenan en la nube, sino que lo hacen directamente en tu dispositivo, la seguridad del hardware también es importante: Si alguien te roba el ordenador o tu disco duro se avería, también perderás tu crédito.

Si eliges el programa oficial de Monero, te convertirás de forma automática en un Full Node. Esto significa que la blockchain completa de Monero se almacena en tu dispositivo. Y eso requiere mucho espacio y ancho de banda. Por ello, muchos usuarios utilizan un servidor virtual privado (VPS). Ya existen carteras en formato hardware para otras criptomonedas, pero en el caso de Monero no existe todavía una solución parecida, aunque el fabricante Ledger ya está trabajando en su desarrollo. Con ese tipo de carteras dispones de un pequeño dispositivo que lleva un chip de seguridad incorporado y que puedes conectar vía USB al PC o al portátil para transferir monedas.

Así que, si dispones de una cartera digital de XMR, ya puedes empezar a comprar Monero. Para ello, tienes que ir a una bolsa de intercambio. Existen muchas diferentes: en CoinMarketCap, un sitio web de análisis de criptomonedas, aparecen casi 100 páginas diferentes. Esta lista incluye también uno de los principales elementos diferenciadores: ¿qué moneda puedes utilizar para comprar Monero? Aunque en algunas plataformas puedas utilizar para el intercambio euros o dólares estadounidenses, en otras es necesario utilizar bitcoin. Es decir, primero tienes que adquirir bitcoins (si aún no dispones de esta criptodivisa) para poder comprar monedas Monero.

Para elegir el intercambio adecuado tienes que tener en cuenta varios factores: ¿cuáles son las criptodivisas y monedas fiduciarias que pueden intercambiarse? ¿Qué nivel de seguridad tiene la plataforma? Es posible que también importe el país en el que la empresa tiene su sede. Y finalmente: ¿qué comisión tiene? La mayoría de los mercados exigen un porcentaje del valor de la transacción para poder financiarse.

Por ejemplo, si quieres cambiar euros directamente a XMR, actualmente existe un mercado muy conocido llamado Kraken. Además de permitirte intercambiar Monero, también puedes elegir entre las criptomonedas más importantes: Bitcoin y Bitcoin Cash, Ethereum y Ethereum Classic, Litecoin, Dash, EOS e incluso Dogecoin. Para poder operar, primero tienes que crearte una cuenta en la plataforma. El segundo paso requiere un poco más de esfuerzo, ya que Kraken requiere verificación antes de que puedas empezar a operar. El motivo es garantizar la seguridad de todos los usuarios.

La verificación se realiza en varias etapas. Según el nivel, se establecen ciertos límites aplicables al volumen con el que podrás operar. Para poder comprar Monero, tienes que tener al menos el nivel dos y es necesario que aportes tu nombre, fecha de nacimiento, teléfono y dirección. La verificación puede llevar varios días. Y luego podrás, p. ej., ingresar euros mediante transferencia bancaria o SEPA en tu cuenta Kraken.

Con ese crédito puedes luego comprar Monero. Así conseguirás tener monedas Monero en tu cuenta de intercambio. Desde ahí puedes (y deberías) transferir las monedas a tu cartera (Wallet). Para ello, tienes que introducir tu dirección en tu cartera digital de la plataforma de intercambio e iniciar el pago.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.