Indexación de contenido web: funcionamiento y optimización

Google y otros motores de búsqueda indexan el contenido de la web y lo exponen a los usuarios en su interfaz. Para facilitar que tanto máquinas como personas puedan encontrar el contenido, es absolutamente necesario que todo aquel que tenga una página web mejore su posicionamiento en buscadores.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.

Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

Correo incluido
Certificado SSL
Asistencia 24/7

Qué es la indexación

La indexación como concepto ya existía mucho antes que Internet. Se trata de un método de presentación de la información que asigna a los documentos palabras clave que encajan con su contenido y sirven para encontrarlos en el índice.

Ámbitos concretos donde se recurre a la indexación son por ejemplo archivos y bibliotecas: los usuarios o visitantes indican una o varias palabras clave (p. ej. el nombre de un autor, una fecha o un título concreto) para buscar información relevante para ese tema.

Por tanto, indexar significa indizar y poner a disposición del lector las opciones de búsqueda de un conjunto de datos indexado. De cierta manera, esto es lo que sucede con Internet.

La indexación en Internet

Los motores de búsqueda como Google siguen un principio similar al del índice de una biblioteca. Cuando alguien introduce una palabra clave en la barra de búsqueda, la máquina busca por su propio índice y muestra todo el contenido encontrado de manera jerárquica.

No obstante, para que haya un índice que consultar, hacen falta herramientas de indexación. Los motores de búsqueda sueltan a los llamados crawlers o rastreadores: robots de búsqueda que se mueven por todo Internet analizando nuevo contenido, le asignan etiquetas con palabras clave y lo añaden al índice del motor de búsqueda correspondiente. No solo analizan documentos de texto y sus actualizaciones, también imágenes, vídeos y otros formatos de archivo.

Como actualmente hay cada vez más contenido para las mismas palabras clave, los resultados de la búsqueda siguen una jerarquía: el ranking. Normalmente, el contenido más relevante para el usuario aparece primero. Google y compañía pueden considerar relevante un contenido en una búsqueda concreta debido a una multitud de factores SEO del ranking de Google, que pueden ir cambiando constantemente. Muchos de estos factores son conocidos pero su peso no siempre está claro y además varía constantemente. El objetivo es dar al usuario el mayor valor añadido posible.

Consejo

Optimiza tu página web paso por paso: crea tu página web con IONOS y mejora así tu posicionamiento con el rankingCoach de IONOS.

Indexación y optimización para los motores de búsqueda

Para que un usuario pueda encontrar una página web, primero debe haber sido indexada por el motor de búsqueda. Vista la gran cantidad de contenido web que hay, muchas veces esto no basta. La optimización web es decisiva para que una página no solo acabe en el índice sino que también se sitúe lo más alto posible en las consultas de búsquedas relevantes. ¿Qué implica específicamente esta optimización?

Indexación de una página web

En los primeros tiempos de los motores de búsqueda, un rastreador a veces tardaba varios días o semanas en descubrir e indexar una página nueva. Para acelerar el proceso, hoy día puedes dar de alta una web en los buscadores, aunque realmente tampoco es necesario, ya que actualmente los robots de búsqueda están en constante movimiento y buscan continuamente contenido nuevo en poco tiempo y de manera independiente.

Guiar al rastreador en el proceso de indexación

Aun así, los propietarios de una web pueden y deben ayudar a los crawlers en la indexación completa de contenido realmente relevante. Por ejemplo, pueden registrarse en Google Search Console (antiguamente Google Webmaster Tools) y crear un sitemap con todas las páginas y subpáginas destacadas. Además, el archivo robots.txt es de gran ayuda para el crawler, ya que en él encuentra por ejemplo información sobre qué páginas, tipos de archivos y directorios ha de excluir de la búsqueda y de la indexación (si no, también pueden excluirse páginas individuales con la etiqueta noindex).

Por otra parte, hay comandos que se colocan en el encabezado de una página que pueden dar información vital al crawler: por ejemplo, qué variante ha de tomarse como original en el caso de que haya duplicados (etiqueta canonical).

Optimizar el contenido indexado para que escale puestos en el ranking

Para no acabar en un lugar aleatorio del índice de Google sino en los puestos superiores del ranking, puedes y debes optimizar siempre el contenido real de tu web. En este sentido, un factor importante es la optimización específica de textos con palabras clave. Además, los metadatos (en este caso, el título y la descripción que conforman el resultado de búsqueda mostrado) deben crearse siguiendo las especificaciones conocidas. Los enlaces internos y externos, la estructura del contenido, el nombre de archivo y demás también pertenecen a la larga lista de medidas importantes para el SEO.

Nota

Ten en el punto de mira el desarrollo y la indexación de tu web con herramientas como Google Search Console o el rankingCoach de IONOS; el algoritmo cambia y mejora constantemente.