Comunicación machine to machine (M2M): definición, propiedades y ventajas

La comunicación machine to machine o M2M describe el intercambio de información automatizado entre terminales sin intervención manual humana. Esta tecnología machine to machine se usa en diferentes ámbitos, desde la supervisión, el control y la regulación de máquinas y autómatas hasta la indexación de páginas web por parte de motores de búsqueda.

En este contexto, las máquinas inteligentes son capaces de intercambiar información e incluso de coordinar y ejecutar acciones sin estar controladas por un humano. Te enseñamos los principios básicos de la comunicación M2M en este artículo: sus orígenes exactos, su funcionamiento y sus ámbitos de uso. Descubre las ventajas que puede ofrecerte esta tecnología para tu negocio.

­¿Qué es la comunicación M2M? Definición y orígenes

El término machine to machine es muy amplio, las definiciones de M2M solo suelen hacer referencia a aspectos parciales y, a menudo, dejan de lado otros puntos muy importantes.

La Universidad Internacional de Valencia define a la comunicación machine to machine de la siguiente manera:

Cita

“Tecnología que permite a las máquinas comunicarse, recopilar, almacenar e intercambiar datos; tomar decisiones de manera autónoma y realizar tareas con muy poca intervención humana.” Fuente: www.universidadviu.es/son-m2m-e-iot-lo-mismo/

Aunque, por norma general, los humanos no suelen intervenir, la universidad no descarta una participación humana limitada en su definición.

Otras definiciones de M2M se centran más en los aspectos técnicos y el funcionamiento de la comunicación. En este contexto, machine to machine describe un dispositivo que detecta un evento y lo transmite a una aplicación a través de una red. Esta aplicación sirve para traducir el evento transmitido a un tipo de información comprensible.

Historia de la comunicación machine to machine

El intercambio de información entre máquinas ya se usaba a principios del siglo XX. Pero en aquel entonces, la información solo se transmitía por conexiones por cable. A finales de los años 20 se desarrolló la telemetría, que permitía la transmisión por radioondas de valores de medición desde un sensor a una instalación de procesamiento de datos ubicada en otro lugar.

Los avances técnicos de la telegrafía, la telefonía, la radiofrecuencia y la televisión en los años posteriores inspiraron al matemático Claude Shannon para desarrollar su modelo matemático de la información. Sus esfuerzos por reducir el ruido de fondo sentaron la base de una transmisión de datos más clara y de nuevos avances en la comunicación machine to machine.

Cita

“Yo apuesto por las máquinas. Siempre estuve del lado de las máquinas.” Claude Shannon, 1987, en respuesta a una entrevista para la revista Omni, cuando le preguntaron si le preocupaba que los ordenadores de ajedrez fueran capaces de lograr unos resultados tan buenos.

En la segunda mitad del siglo XX, el desarrollo del reconocimiento de llamada y la lectura automática de contadores fueron dos hitos más para la comunicación M2M. Ya a finales del siglo XX, pero, sobre todo, en el siglo XXI, la tecnología machine to machine avanzó a pasos agigantados gracias a la telefonía móvil y la conexión inalámbrica a internet. Hoy en día es tan frecuente encontrarnos con máquinas que se comunican entre ellas que ya ni nos damos cuenta.

Así funciona la comunicación M2M

El objetivo principal de la comunicación machine to machine es recopilar datos para transmitirlos a una red. Además, mediante secuencias de eventos, en la comunicación entre máquinas se pueden ejecutar acciones de forma automática. Para que las máquinas optimicen sus procesos de actuación, puedes usar adicionalmente el arte del Machine Learning. Este uso de la tecnología M2M está estrechamente relacionado con la inteligencia artificial y sirve como base al Internet of Things.

Para entender la tecnología es muy útil conocer sus características básicas. Todos los sistemas machine to machine parten de los siguientes tres componentes principales.

Punto final de datos (DEP)

El punto final de datos es el sistema cuyos datos hay que transmitir o supervisar. Puede tratarse de una máquina expendedora que envía información a una central a través del inventario, un dispositivo de medición que registra datos climatológicos o un dispositivo médico que transmite datos sobre el expediente de un paciente. Los puntos finales de datos son microsistemas de cálculo, es decir, emisores, que están conectados con un dispositivo receptor.

Una red de comunicación M2M puede constar de numerosos puntos finales de datos y sus correspondientes terminales. Los puntos finales de datos envían la información deseada a la red y desde allí se transmiten al punto de integración de datos. Además, los diferentes puntos finales de datos se pueden comunicar entre sí a través de la red.

Redes de comunicación

Para transmitir datos de una máquina a otra, existen diferentes redes de comunicación. Entre ellas, redes de telefonía móvil, redes WLAN o conexiones a internet por cable, tal y como nos las encontramos en nuestro día a día. Pero también hay otras opciones técnicas para transmitir datos que se usan sobre todo en aplicaciones del Internet of Things:

  • La tecnología RFID (Radio frequency identification) sirve para el intercambio de datos sin contacto mediante ondas electromagnéticas y se usa, sobre todo, en el ámbito de la logística. También se usa la RFID para identificar animales o en tarjetas de pago.
  • La RFID también es la base del estándar de radiofrecuencia de corto alcance NFC, cuyo uso se ha extendido ampliamente para el pago sin contacto, el control de acceso sin papel y la autenticación de dos factores, entre otros. Incluso hay aplicaciones y juegos que usan transmisiones NFC para comunicarse con los usuarios.
  • El Bluetooth también se usa en el Internet de las Cosas. Esta tecnología permite una transmisión de datos rápida en las denominadas piconets. Por ello, el Bluetooth no solo se usa para enviar imágenes y vídeos, sino también en las casas inteligentes (p. ej. para reproducir música) o en aplicaciones de manos libres en el coche. En el ámbito sanitario, el Bluetooth se usa también en los audífonos y prótesis o para supervisar el azúcar en la sangre.

Punto de integración de datos (DIP)

La máquina que recibe los datos se denomina punto de integración de datos. En contraposición a los puntos finales de datos, estos puntos solo suelen aparecer una vez en la red. Puede tratarse de un servidor, una central que supervisa valores de medición o un robot de motor de búsqueda que recopila datos de un gran número de páginas web.

Ventajas y propiedades de machine to machine

Es especialmente recomendable echar un ojo al funcionamiento de M2M si vas a usar esta tecnología en el trabajo. Sus funciones y aplicaciones son tan versátiles que son difíciles de imaginar. A continuación, te ofrecemos más información sobre las ventajas y propiedades de la comunicación machine to machine.

M2M: propiedades

M2M destaca, entre otras cosas, por su reducido consumo energético, una característica que aumenta la eficiencia de los sistemas a la hora de intercambiar datos. Un operador de red se encarga de los paquetes de asistencia. Estos paquetes suelen incluir funciones de supervisión para que los usuarios no pierdan de vista ningún evento importante.

Las transmisiones de datos pueden ralentizarse en la red si se están enviando datos de mayor prioridad al mismo tiempo. De forma alternativa, el usuario puede fijar la hora de las transmisiones de datos mediante un temporizador o transmitir pequeños volúmenes de datos de manera continua. En el ámbito de la logística incluso existe la posibilidad de programar las máquinas según su ubicación para notificarlas o conectarlas automáticamente cuando entran en una zona determinada.

Requisitos de la tecnología machine to machine

El Instituto Europeo de Normas de Telecomunicaciones (ETSI) tiene el objetivo de crear estándares mundiales para las tecnologías de la información y comunicación. Establece los siguientes requisitos para los sistemas machine to machine:

  • Escalabilidad. El sistema debe seguir funcionando de manera eficiente aunque se le agreguen otros dispositivos conectados.
  • Anonimidad. El sistema debe ser capaz de ocultar la identidad de los dispositivos.
  • Protocolos. Los sistemas M2M deben ser capaces de registrar instalaciones fallidas, defectos o datos erróneos y almacenar estos registros para su posterior consulta.
  • Deben mantenerse los principios de la comunicación machine to machine que se corresponden con el funcionamiento descrito anteriormente.
  • Métodos de transmisión. Los sistemas deben ser compatibles con diferentes métodos de transmisión como Unicast, Anycast, Multicast o Broadcast y deben ser capaces de alternar entre estos métodos para poder reducir la carga de la transmisión de datos M2M.
  • Planificación de la transmisión de noticias. El sistema debe ser capaz de fijar horas para la transmisión de datos y de regular o retardar la comunicación en función de la prioridad.
  • Selección de la vía de comunicación: Deben optimizarse las vías de comunicación dentro del sistema machine to machine mediante regulaciones relativas a errores de transmisión, retardos y costes de red.

Ventajas de la comunicación M2M

Al margen de las vías de transmisión más rápidas y la posibilidad de planificación temporal de las transmisiones de datos, la comunicación machine to machine ofrece todavía más ventajas. Entre ellas, el control remoto de dispositivos, una demanda de mantenimiento muy baja y una probabilidad de fallo muy baja, lo que, a su vez, reduce el nivel de gastos. La tecnología machine to machine también crea nuevos ámbitos de negocio para los servicios informáticos y permite mejorar los servicios de atención al cliente y mantenimiento de las ramas de negocio ya existentes.

¿Dónde se usa la comunicación machine to machine?

Uno de los mayores campos de aplicación de la comunicación M2M es el ámbito de la logística. En este sector, se usa la tecnología para el control remoto. De esta forma, una máquina expendedora puede avisar al comercio de que hay escasez de un artículo para que se realice el pedido a tiempo. M2M también se usa en la gestión de inventario, en almacenes y en la supervisión de cadenas de suministro.

Los proveedores de energía usan la comunicación machine to machine para leer estados de contadores y para calcular gastos. Además, puedes usar los datos de medición para supervisar la funcionalidad de todos los dispositivos relevantes y garantizar el abastecimiento de energía. En el sector sanitario, los médicos usan la tecnología M2M para controlar en tiempo real el ritmo cardíaco u otras constantes vitales de los pacientes incluso si están en lugares diferentes.

M2M en el Internet of Things

El pago móvil se basa en una combinación de Internet of Things, la inteligencia artificial y el Machine Learning. Cada vez más usuarios apuestan por esta tecnología y hacen uso de aplicaciones de pago electrónico como Google Wallet o Apple Pay. La comunicación M2M también tiene numerosas aplicaciones en una casa inteligente, para regular la iluminación, conectar o desconectar aparatos electrónicos u ordenar la creación de listas de la compra automáticas.

Comunicación machine to machine en el marketing online

El marketing online está estrechamente relacionado con la comunicación M2M. Como ya mencionamos, el rastreo de páginas web por los motores de búsqueda es un ejemplo de comunicación entre máquinas. Pero esta tecnología también es de gran importancia para los anuncios de pago en redes sociales o motores de búsqueda: en este caso hay unos algoritmos que seleccionan opciones de un amplio juego de datos de posibilidades. En este proceso, se comunican con máquinas que les proporcionan estos datos. Puede tratarse de anuncios que introduces en tu cuenta de Google Ads o el servidor que hospeda tu página web.

Cuando usamos servicios web para realizar compras en línea, visualizar películas o concretar citas, también hay comunicación machine to machine de fondo. En estos procesos, los clientes y servidores no paran de enviarse consultas y respuestas entre sí.

Servidor de aplicación: M2M en una pequeña empresa

Los trabajadores autónomos y las empresas pequeñas suelen usar la comunicación M2M en forma de servidores de aplicación en su día a día. Se trata de una parte de una red de cliente y servidor que usan el empresario y sus empleados o clientes para acceder directamente a programas como Microsoft Office o gestores de direcciones. Además, los servidores de aplicación también permiten a las empresas realizar transacciones, intercambiar datos, gestionar bases de datos u hospedar su propio servidor web.

Existen programas especiales para instalar en el servidor para todas estas funciones. Puedes acceder a un servidor de intercambio de datos fácilmente desde tu ordenador como si se tratara de una carpeta más. Solo tienes que estar conectado a la red del servidor.


Comienza la cuenta atrás
Atrapa las ofertas de Black Friday para garantizar tu éxito en Internet. La venta termina el Cyber Monday.
Ahorra hasta un 98%