File storage: el clásico sistema de archivos en detalle

En el PC local apenas hay elección, pero, en el caso de las grandes memorias (por ejemplo, para las empresas), puede recurrirse a distintos métodos de almacenamiento. Además de los últimos modelos de almacenamiento en bloques (Block Storage) y en objetos (Object Storage), el clásico almacenamiento a nivel de archivos, o file storage, sigue siendo totalmente válido en muchas situaciones. ¿Por qué el file based storage sigue vigente hoy en día en sistemas de gran envergadura?

¿Qué es el almacenamiento a nivel de archivos?

Todo aquel que haya guardado un archivo en su ordenador alguna vez, conoce ya el llamado file storage (también, file level storage, file based storage) o almacenamiento de archivos (o también a nivel de archivos o basado en archivos). En este sistema de almacenamiento, los archivos se depositan en la ubicación deseada del disco duro. En este método, hay dos factores que son decisivos, tanto en el PC local como en los servidores de una empresa:

  • Archivos: todos los datos se guardan como archivos completos.
  • Jerarquía: los archivos se ordenan en una estructura de carpetas y se accede a ellos a través de una ruta.

Al contrario de lo que ocurre en el almacenamiento en bloques, un sistema con file storage no separa los datos de un mismo archivo. El archivo se guarda como un todo y se busca de la misma forma. La jerarquía es el resultado del sistema de directorios de varios niveles: los archivos se depositan en carpetas que pueden estar a su vez en otras carpetas –lo que, por lo general, suele ocurrir. Esto hace que a veces se creen largas rutas de directorios que el sistema de ordenadores o el servidor deben conocer. Las rutas permiten navegar para poder acceder a los archivos. Estos datos se guardan en forma de metadatos.

Los discos para el almacenamiento de archivos se utilizan, al margen de los discos duros integrados, sobre todo en dos variantes:

  • Network Attached Storage (NAS): una memoria autónoma que está conectada a una red y que todos los participantes de la red tienen a su disposición.
  • Direct Attached Storage (DAS): memoria conectada directamente a un ordenador en forma de disco duro externo.

Para la comunicación entre el disco y el ordenador hay que tener en cuenta diferentes protocolos:

  • Server Message Block (SMB) para sistemas Windows
  • Network File System (NFS) para sistemas Unix y Linux

Ventajas e inconvenientes del file storage

La mayor ventaja del almacenamiento basado en archivos probablemente sea que todo el mundo puede entender el sistema. No solo es un sistema jerárquico conocido en informática, puesto que este sistema es el propio del archivado doméstico en carpetas. Además, por lo general, es muy fácil escalar un sistema con file storage. Si se necesita más capacidad, solo habrá que incorporar otra memoria de almacenamiento (por ejemplo, un nuevo servidor NAS) a la red. La memoria permite, además, que varios usuarios accedan a ella y realicen cambios al mismo tiempo.

Aunque, si bien es verdad que un almacenamiento en archivos puede escalarse muy bien y a precios muy económicos, a medida que aumenta el tamaño, la navegación se vuelve más compleja. Como consecuencia, el acceso a determinados archivos se va ralentizando.

Ventajas Inconvenientes
Bajo precio Baja velocidad de acceso a los ficheros
Fácil de usar  
Fácilmente escalable  

El almacenamiento de archivos en la práctica

El file storage en la forma de un NAS se utiliza en las empresas (y en parte también en las redes domésticas), sobre todo, a modo de un simple servidor de archivos. Si los archivos (estructurados o sin estructurar) deben facilitarse a muchos usuarios, el file storage es la elección correcta. El ser tan intuitivo permite que todos los usuarios puedan manejar su mecánica sin problemas. Este método de almacenamiento también es ideal para el archivado de ficheros, ya que, como este sistema no prioriza la velocidad de acceso a los archivos, es el indicado para almacenarlos a largo plazo.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.