ASCII: la codificación de caracteres explicada fácilmente

El código ASCII es una codificación de caracteres que determina su representación en los dispositivos electrónicos como, por ejemplo, los ordenadores. Ahora bien, para que un ordenador pueda procesar los caracteres individuales, primero deben adoptar valores binarios, decimales y hexadecimales.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.

Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

Correo incluido
Certificado SSL
Asistencia 24/7

¿Qué es el código ASCII?

ASCII es un estándar para la representación de caracteres en dispositivos electrónicos. Para entender lo que significa es necesario conocer cómo funciona un ordenador: en él los procesos de cálculo se basan siempre en el sistema binario, lo que significa que ceros y unos determinan las operaciones. Por ello, ASCII se erige sobre este sistema. El estándar ASCII original define diversos caracteres en siete bits, es decir, siete posiciones que muestran 0 o 1.

Definición

ASCII: el código ASCII hace referencia al American Standard Code for Information Interchange y, con ello, al precursor estadounidense de ISO 646 (conjunto de caracteres internacional). ASCII es un código de 7 bits con 128 caracteres (27) definidos, pero además cuenta con 33 caracteres no imprimibles y 95 imprimibles y comprende tanto letras, signos de puntuación y números como caracteres de control.

El octavo bit, que pertenece a un byte completo, se utiliza normalmente para los análisis. Las versiones ampliadas basadas en el código ASCII emplean dicho bit para incrementar los caracteres existentes a 256 (28).

Hecho

En un principio, el octavo bit fue concebido para comprobar la presencia de errores en los datos. El denominado bit de paridad permite que el receptor de la cadena de bits identifique posibles incongruencias. Sin embargo, solo puede saberse que ha ocurrido un error, pero no a qué se debe. Por ello, la comprobación de la paridad no resulta muy adecuada para corregir errores.

Así, a cada carácter le corresponde una secuencia de 7 cifras formada por ceros y unos, que pueden aparecer como números decimales o hexadecimales. Los caracteres ASCII se reparten en varios grupos:

  • Caracteres de control (0–31 & 127): los caracteres de control no son caracteres imprimibles. Estos transmiten comandos al PC o a la impresora y se basan en técnicas de teletipo. Con este signo se pueden colocar, por ejemplo, saltos de línea o tabuladores, aunque muchos apenas se utilizan en la actualidad.  
  • Caracteres especiales (32–47 / 58–64 / 91–96 / 123–126): estos comprenden todos los imprimibles que no son ni letras ni números, como por ejemplo los signos de puntuación o los símbolos matemáticos. También se incluye el espacio en blanco, que es considerado como carácter imprimible pero no visible y, por lo tanto, no pertenece a los caracteres de control como se podría suponer.
  • Números (30–39): los números engloban las diez cifras árabes del cero al nueve.
  • Letras (65–90 / 97–122): las letras se dividen en dos bloques, el primero para las mayúsculas y el segundo para las minúsculas.

 

Consejo

Si quieres convertir varios caracteres en código ASCII sin ningún esfuerzo, consulta la tabla ASCII. Esta contiene todos los valores binarios, decimales y hexadecimales de cada carácter.

Ejemplo: carácter ASCII

En ASCII, el sistema convierte el código binario en caracteres imprimibles y no imprimibles conforme a un estándar establecido. La tabla de códigos ASCII tiene todos los valores numéricos con los caracteres correspondientes.

Ejemplo:

El número binario 01000001 tiene, según el sistema decimal y hexadecimal, los valores respectivos: 65 y 41. Por lo tanto, el carácter codificado corresponde a la letra “A”. Ahora, si continúas bajando, encontrarás las letras en mayúsculas en orden alfabético y, como puedes ver, la palabra de ejemplo “ASCII” corresponde a los siguientes valores numéricos:

 

A

S

C

I

I

binario

01000001

01010011

01000011

01001001

01001001

decimal

65

83

67

73

73

hexadecimal

41

53

43

49

49

Consejo

Windows permite introducir tanto caracteres Unicode como ASCII mediante atajos de teclado. Para ello, mantén pulsada la tecla Alt e introduce el valor decimal de carácter utilizando los números del teclado.

Código ASCII: utilidad y ámbitos de aplicación

La codificación ASCII se utiliza bastante en la actualidad, aunque UTF-8 también se ha vuelto muy importante para la representación de textos. A partir de 2008 aproximadamente, Unicode desbancó del primer puesto en la World Wide Web a la versión más antigua de la codificación de caracteres. La ventaja de UTF-8 es que el código es prácticamente compatible con las versiones anteriores: ASCII es un subconjunto de UTF-8, por lo que los primeros 128 caracteres son idénticos. Debido a que el ASCII es considerado como un mínimo denominador común de la mayoría de las nuevas formas de comunicación, la antigua codificación sigue utilizándose en los correos electrónicos y URL.

Hecho

Mientras tanto, los usuarios pueden utilizar Unicode para crear emails. Además, los dominios pueden hasta contener símbolos como la diéresis gracias a los Internationalized Domain Names. Antes de enviarse, en ambos casos el texto tendrá que convertirse al formato ASCII, lo que sucede de forma automática, de modo que los usuarios no son conscientes de la conversión.

Asimismo, el código ASCII se utiliza desde hace tiempo más para fines artísticos que para fines técnicos. El ASCII Art es un arte que solo emplea caracteres imprimibles de la tabla de ASCII para crear imágenes, cuya gama va desde trazos pasando por sencillas líneas patrón hasta verdaderos cuadros. Los artistas ASCII se valen así de las diferentes luminosidades de los caracteres para representar incluso matices.

Breve historia de la codificación ASCII

La American Standards Association (ASA, más conocida en la actualidad como ANSI por American National Standards Institute) aprueba el American Standard Code for Information Interchange (ASCII) ya en el año 1963. De este modo contribuye con indicaciones obligatorias a la forma en que los dispositivos electrónicos han de representar los diversos caracteres. Debido a que se trata de un estándar puramente estadounidense, a veces también se habla de él como US ASCII.

Algunos de sus predecesores son el código morse o las codificaciones utilizadas en el télex o teletipo: un código estandarizado (por ejemplo, una sucesión determinada de señales acústicas) que se traduce en texto. La codificación ASCII se creó porque los ordenadores no pueden comprender nuestro alfabeto, pues sus procesos internos se basan en el sistema binario.

Hasta hoy, el código ASCII solo se ha modificado en contadas ocasiones para adaptarse a las nuevas exigencias. Existen versiones ampliadas que, por ejemplo, utilizan un octavo bit para representar unidades nacionales, como es el caso de los símbolos diacríticos, al igual que los acentos del español o del francés. La norma Latin-1 (ISO 88591-1), necesaria para algunos idiomas de Europa occidental, se basa en código ASCII.

Cambiar de un alfabeto a otro no es posible, lo que ha hecho que se hayan impuesto códigos basados en Unicode como UTF-8, pues tiene la capacidad para más de un millón de caracteres diferentes. Además, es compatible con ASCII y codifica los primeros los primeros 128 caracteres.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.