Cómo cambiar el brillo de la pantalla en Windows

Es posible que nunca hayas cambiado el brillo de la pantalla del ordenador, a pesar de que las condiciones de iluminación ambiental siempre varían. La regla básica es que cuanta más luz haya en el entorno, más brillo debe tener la pantalla. Ajustar el brillo correctamente ayuda no solo a descansar la vista, sino también a concentrarse mejor. Cuanto más tiempo uses el ordenador, más importante es que configures bien el brillo. De lo contrario, puedes acabar padeciendo dolores de cabeza o teniendo problemas de visión a largo plazo. Te explicamos todas las maneras de cambiar el brillo de la pantalla en Windows.

Cambiar el brillo de la pantalla en un ordenador portátil

Cambiar el brillo de la pantalla es especialmente útil en los ordenadores portátiles, porque solemos utilizarlos en distintos ambientes con un rango de iluminación muy variado. Por ejemplo, no se puede comparar la luz de una terraza a pleno sol con la de una habitación con las cortinas cerradas. Windows ofrece la opción de ajustar el brillo de la pantalla de los ordenadores portátiles de manera prácticamente continua. En el siguiente tutorial, te explicamos cómo hacerlo paso a paso.

Primer paso: abrir la configuración de Windows

Haz clic en el icono de Windows, en el extremo izquierdo de la barra de tareas, y abre la ventana de configuración pulsando el icono de la rueda dentada.

Consejo

Puedes abrir la configuración de Windows incluso más rápido con el atajo de teclado Windows + I.

Segundo paso: abrir la configuración del sistema

La configuración de Windows se divide en diferentes temas. Selecciona la categoría “Sistema” para configurar el brillo de la pantalla.

Tercer paso: establecer el brillo de la pantalla

Selecciona la categoría “Pantalla” a la izquierda. Si no está disponible, selecciona “Monitor”. En el área de la derecha, ajusta el brillo de la pantalla como desees mediante el control deslizante. También puedes activar el modo nocturno, que habilitará una luz más cálida, ideal para trabajar por la noche. Si quieres activar este modo independientemente de la hora que sea, haz clic izquierdo en “Configuración de la luz nocturna”. Después, selecciona la intensidad de luz que quieras y pulsa “Activar ahora” para habilitarla de inmediato.

Consejo

Puedes abrir la configuración del sistema sin pasar por la configuración de Windows: para ello, haz clic derecho en un lugar vacío del escritorio y selecciona “Configuración de pantalla” en el menú contextual.

Cambiar el brillo de la pantalla en Windows 7 y 8

En versiones anteriores del sistema operativo Windows, se puede acceder a la configuración del sistema siguiendo otra ruta: en Windows 7, pulsa el icono de “Inicio” y, a continuación, sigue la ruta “Panel de control” > “Sistema y seguridad” > “Opciones de energía”. A continuación, selecciona la opción “Elegir cuándo se apaga la pantalla”. En el apartado de “Brillo de la pantalla”, hay un control deslizante para cambiarlo. En Windows 8, abre la configuración a través del menú de inicio y sigue la ruta “Configuración” > “Pantalla”. El icono del sol se corresponde con la configuración del brillo.

Adaptar automáticamente el brillo de la pantalla a la iluminación ambiental

Algunos modelos de ordenadores portátiles tienen un sensor de luz integrado y, por lo tanto, permiten que el brillo de la pantalla se vaya adaptando automáticamente a la iluminación del entorno. Sin embargo, en algunos casos, la intensidad del brillo cambia con demasiada frecuencia, y eso puede molestar al usuario. Esta función es opcional y puede desactivarse si es necesario. Para acceder a ella, también debes abrir la configuración del sistema de Windows 10.

Si utilizas Windows 7, sigue la ruta “Panel de control” > “Hardware y sonido” > “Opciones de energía” para habilitar esta función. Haz clic izquierdo en la opción “Cambiar la configuración del plan” y, a continuación, en “Cambiar la configuración avanzada de energía”. En el apartado de “Pantalla”, se puede habilitar y deshabilitar el brillo automático. Si tienes Windows 8, abre en primer lugar la barra de accesos, selecciona la opción “Configuración” y, a continuación, “Uso general”. En este apartado puedes habilitar el ajuste automático del brillo de la pantalla.

También el modo de luz nocturna puede personalizarse en Windows: en este caso, en lugar de cambiar el brillo dependiendo de la iluminación ambiental, el sistema lo modifica de acuerdo con un horario definido. Por ejemplo, el usuario puede establecer un período para habilitar la luz cálida o utilizar los horarios de la salida y la puesta del sol, que Windows detecta por sí solo. Si habilitas este modo, Windows cambiará automáticamente el brillo de la pantalla a la hora que hayas definido.

Establecer el brillo en el centro de información

Desde el centro de información se puede acceder rápidamente a varias opciones de configuración, como el ajuste del brillo de la pantalla. A continuación, te explicamos cómo utilizarlo.

Primer paso: abrir el centro de información

Para abrir el centro de información, haz clic izquierdo en el icono de la burbuja de diálogo, en el extremo derecho de la barra de tareas.

Segundo paso: establecer el brillo de la pantalla

Desplaza el control del brillo de la pantalla, junto al icono en forma de sol, hasta que tenga la intensidad que desees.

Si el control deslizante no está disponible, suele haber un botón para subir el brillo, que reconocerás por la descripción o el icono en forma de sol. Haz clic repetidamente con el botón izquierdo del ratón para subir o bajar la intensidad del brillo.

Establecer el brillo con un atajo de teclado

En muchos casos, los atajos de teclado son la forma más fácil y rápida de ejecutar los comandos. El brillo de la pantalla también puede cambiarse con un atajo, sin necesidad de pasar por los menús: en la mayoría de los teclados de los ordenadores portátiles, hay dos teclas F con un icono en forma de sol en la fila superior, que llevan asignada la configuración del brillo como segunda función. Para cambiar el brillo de la pantalla, pulsa las teclas [Fn] + [Más claro/Más oscuro] a la vez. Repite la acción hasta establecer el brillo que quieras.

Consejo

Existen muchos otros atajos de teclado en Windows, que ahorran mucho tiempo y evitan tener que navegar por los menús.

PC con monitor externo: cambiar el brillo de la pantalla

En los ordenadores con un monitor externo, no suele ser posible cambiar el brillo de la pantalla a través del sistema operativo. En este caso, la configuración se realiza directamente en el monitor. Utiliza los botones del dispositivo para abrir el sistema de visualización en pantalla y, después, ajusta el brillo como desees. La ubicación de los botones y la estructura de los menús variarán en función del monitor y del fabricante. Sobre cada elemento, suele haber un icono que indica para qué sirve. En caso de duda, consulta las instrucciones de uso del dispositivo para cambiar el brillo de la pantalla.


Pon a punto tu negocio y termina el año con éxito
Hemos rebajado algunos de nuestros mejores productos para
ayudarte a aumentar las ventas en estas fiestas.
Ahorra hasta un 75%