HEIF: todas las claves del High Efficiency Image File Format

Hoy en día, cuando alguien quiere sacar una foto recurre cada vez más con más frecuencia a un teléfono inteligente o incluso a una tablet. En este sentido, el dispositivo móvil en cuestión también funciona como una plataforma de almacenamiento y archivo para las imágenes personales. No obstante, el espacio de almacenamiento libre suele agotarse rápidamente, incluso utilizando tarjetas de memoria externas. Para contrarrestar este problema, Apple se ha asegurado de que sus versiones del sistema operativo iOS 11 y macOS High Sierra, publicadas en septiembre de 2017, sean compatibles con el nuevo formato gráfico HEIF (High Efficiency Image File Format), que requiere solo la mitad de espacio de almacenamiento que el líder del sector, JPEG. Esto sitúa a HEIF como un aspecto importante para la World Wide Web, ya que el tamaño de las imágenes y los gráficos utilizados juega aquí un papel decisivo.

¿Qué hay detrás de HEIF?

Las primeras informaciones relativas a la aparición de un formato de archivo más eficiente para imágenes inactivas que definía, entre otras cosas, los escenarios y requisitos de aplicación, se remontan a 2013. Después de un año y medio de desarrollo, el Moving Picture Experts Group (MPEG) pudo presentar, en el verano de 2015, la versión final de un nuevo formato gráfico llamado HEIF. La abreviatura viene de “High Efficiency Image File Format”, que en español significa formato de archivo de imagen de alta eficiencia. HEIF es parte del grupo MPEG-H, que reúne diversos estándares. Formalmente, este grupo, que también define el formato de streaming MMT (MPEG Media Transport) y el formato de vídeo HEVC (High Efficiency Video Coding), se conoce como ISO/IEC 23008.

Esto es lo que hace el nuevo formato HEIF

HEIF no es un formato gráfico ordinario, sino un formato llamado contenedor. Como tal, es capaz de resumir cualquier número de imágenes (incluyendo metadatos) que puedan ser codificadas en diferentes formatos. Principalmente se utiliza el ya mencionado HEVC, alternativamente el estándar de compresión de vídeo H.264/MPEG-4 AVC y, en raras ocasiones, también compresores JPEG (por ejemplo, para miniaturas). Desde el principio, HEIF se desarrolló con el objetivo de superar el rendimiento de JPEG en términos de eficiencia, un objetivo que se ha logrado recientemente: con la misma o incluso mejor calidad, las imágenes almacenadas en el nuevo formato requieren entre un 50 y un 60 por ciento menos de espacio de almacenamiento que las imágenes JPEG correspondientes.

HEIF almacena imágenes individuales y las marca como “Items”; cada archivo puede contener varios Items. El formato contenedor también permite el almacenamiento de secuencias de imágenes llamadas “Tracks”. En este caso, se utiliza un indicador para señalar si el visor HEIF debe reproducirlos posteriormente como animaciones o galerías. La siguiente tabla resume los tipos de información ya listadas y algunos otros tipos que pueden ser almacenados por HEIF:

Archivos de imagen independientes (Image Items) Imágenes individuales, propiedades de la imagen y miniaturas
Archivos de imagen auxiliares (Auxiliary Image Items) Datos de imagen que completan un Item en el contenedor HEIF –como información de profundidad o canales alfa
Secuencias de imágenes (Image Sequences) Múltiples imágenes relacionadas (por ejemplo, una serie de exposiciones o animación de imágenes) incluyendo sus propiedades y miniaturas
Metadatos (Image Metadata) EXIF, XMP, y meta información similar asociada con los respectivos archivos de imagen
Archivos de audio y de texto Los datos de audio y texto se pueden integrar en contenedores en combinación con secuencias de imágenes

¿Qué extensiones de archivo utiliza el formato HEIF?

Las extensiones de archivo predeterminadas para los contenedores HEIF son .heif y .heic. En raras ocasiones, sin embargo, se utiliza la extensión .avci, que identifica por defecto los archivos codificados con H.264/MPEG-4 AVC.

Apple ha elegido la extensión .heic para la implementación del formato contenedor. Con esto, la empresa quiere dejar claro que el HEVC se utiliza como esquema de codificación. Además, los dispositivos Apple más nuevos (requieren procesador A9) utilizan automáticamente la extensión .heics cuando se utiliza el formato contenedor para secuencias de imágenes. Análogamente a esto, las extensiones de archivo .heifs y .avcis también existen para marcar contenedores con varias imágenes.

¿Para qué se recomienda el High Efficiency Image File Format?

Apple ha abierto nuevos caminos al cambiar a HEIF, y muchos usuarios pueden preguntarse hasta qué punto se benefician realmente del nuevo formato de contenedor. Para encontrar la respuesta se debe echar un vistazo a los posibles escenarios de implementación en los que las propiedades de los archivos .heic se hacen realidad. Sin duda, la fotografía y el almacenamiento de imágenes con smartphones y tablets, así como con cámaras digitales, son las principales prioridades. Aquí no solo el pequeño tamaño del archivo de las fotos sale a la luz, sino también la posibilidad de vincular imágenes y, de esta manera, guardar animaciones o compilaciones de imágenes en un solo contenedor, es decir, en un solo archivo. HEIF no solo sirve para ahorrar espacio, sino que también prepara de forma óptima el contenido de la imagen para su uso posterior (p. ej., para compartir en medios sociales).

El formato contenedor también es muy adecuado para el procesamiento de imágenes: sin necesidad de recodificar, en el mismo archivo que la imagen original pueden almacenarse los cambios de alineación, el cambio de tamaño de la imagen o el recorte. HEIF también ofrece un gran potencial para el desarrollo web. Por un lado, en el futuro los proyectos web podrían beneficiarse del pequeño tamaño de archivo de las imágenes .heic, lo que reduciría principalmente los tiempos de carga, siempre y cuando los navegadores recibieran visores HEIF para mostrar los archivos de imagen. Por el otro lado, el formato gráfico está hecho a medida para el elemento <picture> de HTML 5, que permite al webmaster especificar diferentes fuentes para una imagen en particular (el navegador del usuario decide qué variante se solicita más tarde).

HEIF vs. JPEG: diferencias entre ambos formatos gráficos

El formato de archivo de imagen de alta eficiencia compite principalmente con el consolidado JPEG, lo cual no solo se debe al hecho de que Apple lo haya sustituido por HEIF en sus nuevas versiones del sistema operativo. El nuevo formato es también para otros sistemas una alternativa interesante al actual estándar JPEG, desarrollado y publicado en 1992 por el Joint Photographic Experts Group, debido a un almacenamiento de imágenes más eficiente.

Nota

Apple ha reemplazado JPEG en iOS 11 y macOS High Sierra por HEIF solo como formato de almacenamiento predeterminado para las imágenes, pero en la configuración del sistema operativo los usuarios también pueden volver al formato de gráficos conocido, en caso de ser necesario.

Mientras que el estándar JPEG describe principalmente los métodos para comprimir imágenes y no especifica cómo deben almacenarse los archivos, el estándar HEIF define un tipo de contenedor que está explícitamente destinado a almacenar imágenes digitales. La compresión también juega un papel importante en la creación de archivos .heic, donde la pérdida es la misma que con la compresión JPEG. Con el mismo grado de compresión, sin embargo, una imagen en formato HEIF se caracteriza por una mejor calidad debido, principalmente, a la compatibilidad con profundidades de color de hasta 16 bits.

HEIF también ofrece la ventaja de poder almacenar mucha más información, como metadatos o archivos de texto y audio, así como secuencias de imágenes completas. JPEG, que utiliza principalmente el formato de intercambio de archivos JPEG para el almacenamiento, no ofrece estas posibilidades. Sin embargo, esto también supone que la codificación y decodificación con HEIF requiere más recursos de hardware, lo que lleva a tiempos de almacenamiento y carga notablemente más largos para un mayor número de imágenes. Para los dispositivos más antiguos y menos potentes, el formato de contenedor moderno es, por lo tanto, bastante inadecuado a pesar del almacenamiento eficiente.

  JPEG HEIF
Publicación 1992 2015
Desarrollador Joint Photographic Experts Group Moving Picture Experts Group
Norma ISO ISO/IEC 10918-1 ISO/IEC 23008-12
Extensión del archivo/archivos .jpg, .jpeg .heif, .heic, .heifs, .heics
Compresión Con pérdida (la compresión sin pérdida también es teóricamente posible) Con pérdida
Profundidad de bits 8 Bit 16 Bit
Función básica Describe diferentes métodos de compresión de imágenes. Contenedor para imágenes comprimidas y secuencias de imágenes

HEIF y Windows: situación actual

Apple es pionera con el cambio a HEIF. Por esta razón, la gran corporación también ha desarrollado sus versiones iOS 11 y macOS High Sierra para que las imágenes en formato .heic se conviertan automáticamente a .jpg cuando se compartan en redes sociales o se exporten a sistemas Apple más antiguos y a otras plataformas como Windows, que no soportan HEIF. Por lo tanto, si deseas transferir imágenes .heic desde tu iPhone al PC de tu casa con un sistema Microsoft, puedes hacerlo sin necesidad de utilizar ningún software adicional. En este caso, sin embargo, se pierden todas las ventajas asociadas con el archivo original del contenedor, como el ahorro de espacio o la información adicional de la imagen.

Es posible transferir imágenes .heic sin cambios a Windows y similares (por ejemplo, por correo electrónico, iCloud o Google Photos), pero por el momento no hay herramientas para abrir los archivos .heic. Sin embargo, las soluciones a este problema ya están en fase de desarrollo: según sus propias declaraciones, Zoner dice que pronto podrá soportar HEIF en Windows con su software de edición de fotos Zoner Photo Studio X.

Cómo convertir .heic a .jpg

Sin embargo, pasará un tiempo antes de que los visores de HEIF y el software de procesamiento de imágenes con soporte de HEIF estén disponibles para las distintas plataformas. Si tienes que tratar con una imagen no transformada en formato contenedor –por ejemplo, porque la conversión automática no funcionó o porque la imagen es parte de un correo– entonces este problema se soluciona rápidamente. Con las herramientas en línea llamadas “HEIC-to-JPG”, los archivos se pueden convertir al formato JPEG habitual incluso más tarde. En heictojpg.com, por ejemplo, la conversión funciona para hasta 50 archivos .heic o .heics simultáneamente. Todo lo que tienes que hacer es arrastrar y soltar las respectivas imágenes o secuencias de imágenes en el cuadro proporcionado.