Enviar felicitaciones de Navidad a los clientes: por qué y cómo hacerlo

Al felicitar la Navidad a tus clientes, también estás agradeciéndoles su confianza durante el año. No importa si se trata de una gran empresa, una pyme, una startup o un autónomo: enviar felicitaciones de Navidad a los clientes, socios, seguidores, fans y amigos también es una forma de hacer publicidad. Aunque para ello, tanto el contenido, como la idea y la forma, deben ser los correctos; de lo contrario, puede conseguirse el efecto contrario.

¿Por qué felicitar la Navidad a los clientes?

Todos los años la misma pregunta: ¿envío felicitaciones de Navidad a mis clientes? Y, si es así ¿a todos o a algunos? ¿Cómo hacer que la felicitación les llame la atención? ¿Envío tarjetas navideñas a la antigua usanza o recurro a los medios digitales?

Sin embargo, antes de adentrarte en los pormenores de la parte creativa de la cuestión, deberías preguntarte por qué es tan importante enviar felicitaciones de Navidad a los clientes.

No todas las empresas felicitan la Navidad a sus clientes todos los años debido, en muchas ocasiones, a la carencia de una base de datos de clientes actualizada. A las empresas más pequeñas les sucede a menudo que carecen de un listado completo y, por ello, deciden no mandar felicitaciones navideñas por temor a olvidar a algún cliente.

Sin embargo, la fidelización del cliente es esencial y felicitarle las fiestas debidamente puede reforzarla.

Además, estos detalles navideños son una muestra del nivel de profesionalidad de la empresa en lo referente a la correspondencia corporativa. Rápidamente puede verse qué empresa ha hecho sus deberes y ha creado una lista de correo. En estos casos, el cliente ya está fidelizado y las felicitaciones navideñas no suponen ninguna sorpresa.

Consejo

Una herramienta eficaz para autónomos y pymes que permite profesionalizar la fidelización de los clientes es G Suite by Google Cloud, disponible en IONOS. Con ella, no solo puedes crear listas de correo, sino que también te permite trabajar de forma simultánea y conjunta en diferentes proyectos, citas, reuniones, etc.

El cliente debe percibir las felicitaciones navideñas como un gesto serio y profesional. Además, este tipo de correspondencia también sirve para promocionar a la propia empresa. No es el valor material lo que importa, sino la autenticidad.

Consejo

Para empresas de mayor tamaño, Microsoft 365 es una buena herramienta para profesionalizar los procesos internos y externos en la comunicación con los clientes.

¿Correo electrónico o postal para felicitar la Navidad a los clientes?

A pesar de vivir en la era tecnológica, muchas empresas siguen apostando por las clásicas tarjetas navideñas. Son muchos los que siguen mostrando una gran estima por lo analógico, pues, de esta forma, el cliente recibe algo físico y tangible.

Sin embargo, rara vez esta tarjeta postal se asemeja a una carta o escrito al uso. Por regla general, las tarjetas navideñas corporativas se individualizan para cada cliente. Además, cuentan con un toque creativo que las hace destacar de entre todas las demás. Puede tratarse de una foto de grupo firmada por la parte de atrás, una carta escrita a mano en un sobre con olor o un pequeño detalle, como un bombón o una galleta, que acompañe a la postal.

Aun así, felicitar la Navidad a los clientes en formato digital es cada vez más común. Una empresa puede hacerse valer de la tecnología para demostrar a sus clientes que actúa de acuerdo con los tiempos que corren: apuesta por la sostenibilidad, ahorrando en papel y en los recursos relacionados con las rutas de entrega, y subraya su afinidad digital. Asimismo, las felicitaciones de Navidad enviadas a los clientes en este formato no tienen límites creativos. Se pueden enviar vídeos, villancicos o tarjetas navideñas interactivas, entre otras muchas opciones.

Optar por una forma u otra dependerá de dos factores: el perfil de tu empresa y el del cliente. De nada sirve crear una felicitación navideña digital atractiva si el cliente apenas utiliza Internet. Pero, al mismo tiempo, no puedes dar de lado a la originalidad. Tu felicitación deberá ser lo suficientemente buena para que no se pierda entre el resto de cartas y postales navideñas.

Crear felicitaciones de Navidad llamativas para los clientes

Para conseguir el efecto deseado, tienes que pensar primero qué objetivo persigues. ¿Cuál es tu relación comercial con el cliente y cómo te gustaría que fuera?

Una posibilidad, por supuesto, es agradecer al cliente la confianza depositada en tus productos durante el último año. Sin embargo, las felicitaciones también se pueden usar como herramientas para intensificar la relación comercial, ampliar los contactos y fortalecer la confianza. Con un mensaje creativo y original se puede incluso volver a recuperar a los clientes con los que se había perdido el contacto.

Para que una tarjeta navideña corporativa sea efectiva, no es necesario inventar nada nuevo. Basta con que el cliente sepa que la empresa se ha acordado de él y que los buenos deseos se envían de forma sincera.

El tratamiento adecuado

Para apelar a la receptividad del destinatario, es necesario darle el tratamiento correcto y la forma en la que te dirijas a él depende de la relación comercial que mantengáis. Se puede hacer una distinción básica en las relaciones que tienes con clientes nuevos y las que mantienes con tu cartera de clientes antiguos:

  1. Tratamiento formal. Si las felicitaciones de Navidad se envían a clientes potenciales o nuevos, se puede optar por la fórmula “Estimado/a Sr./Sra. + Apellido”. Esto genera una confianza inicial y puede servir como primer paso en una relación comercial.
  2. Tratamiento informal. Si la relación con el cliente existe desde hace algún tiempo, en el saludo puedes incluir el nombre de pila. También puedes dirigirte a más de una persona, lo que demuestra el respeto por el equipo.

Un texto original

Para la felicitación en sí misma puedes utilizar textos estándar, aunque es mucho más efectivo recurrir a citas o formular un mensaje completamente original y personalizado. Al fin y al cabo, muchos de los clientes también envían felicitaciones navideñas y muy posiblemente conozcan los textos plantilla.

Las citas de libros, películas y canciones con referencias navideñas son elegantes, siempre y cuando se marquen como tales. También son de gran utilidad si se pretende redactar felicitaciones personalizadas a los clientes. Por ejemplo, si con algunos de los clientes mantienes una relación de amistad, puedes reescribir una estrofa de un villancico navideño para referirte a la relación comercial mutua. En el caso de una relación formal, simplemente deséale una feliz Navidad y un buen comienzo de año.

La fórmula de despedida

El saludo final debe apelar a la relación con el cliente:

  1. Formal:
  • Con los mejores deseos
  • Saludos cordiales
  • Le saluda atentamente
  1. Centrado en la época navideña:
  • Nos despedimos con los mejores deseos para el próximo año
  • Le/te deseamos felices fiestas para usted/ti y su/tu familia
  • Con los mejores deseos para estas fiestas, les saluda atentamente

Firma la felicitación a mano, aunque se haya escrito a máquina o en el ordenador.

¿Qué has de evitar cuando felicites la Navidad a tus clientes?

Una felicitación de Navidad para clientes inadecuada puede ser contraproducente para la relación comercial. Esto ocurre, por ejemplo, si no aciertas en el tipo de relación que tiene con tu empresa, cometes un error al escribir su nombre o redactas un mensaje poco acertado. A continuación, te presentamos algunos de los errores más comunes de la comunicación comercial escrita, que te servirán también cuando vayas a escribir tus tarjetas navideñas corporativas.

Utilizar el formato incorrecto

Existen dos formatos para felicitar la Navidad a los clientes: por correo postal o por correo electrónico. El fax, los SMS, el WhatsApp o las redes sociales no son canales recomendados.

En caso de optar por el correo electrónico, este no debería contener diferentes destinatarios. Evita en la medida de lo posible los enlaces y, si adjuntas un archivo, trata que no exceda el tamaño mínimo, de lo contrario, tu felicitación puede terminar en la carpeta de correo basura.

Consejo

Ten en cuenta, asimismo, los siguientes consejos: dar la talla al escribir correos electrónicos también es importante el resto del año.

Se pueden mandar felicitaciones de Navidad como tarjeta o en forma de carta. En este caso, también hay que esmerarse. Si se opta por un papel barato impreso en blanco y negro, la felicitación perderá su sentido. Los clientes pueden considerarla impersonal y hecha con poco aprecio.

Si la felicitación contiene algún motivo navideño, no debe ser ni obsceno ni pueril, ya que puede resultar embarazoso y poco profesional. Si la escribes en forma de carta, cambia el diseño habitual del formato: evita el membrete estándar que contiene información de tu empresa, como la dirección, el departamento, el logo, etc.

Incluir contenido inapropiado

El mensaje debe centrarse en desear unas felices fiestas a tus clientes. Por lo tanto, bajo ninguna circunstancia debe contener ningún tipo de información relacionada con la actividad comercial, por ejemplo, un recordatorio de pago atrasado. Si, por algún motivo, las condiciones de la relación comercial pueden cambiar en el siguiente año, deberás indicarlo en una carta separada. Esto se aplica también si quieres comunicar nuevos nombramientos o información sobre los proyectos en curso.

EL contenido de la felicitación navideña no debe parecer un texto redactado por compromiso, por lo que se recomienda no usar plantillas de textos estándar. Evita también mandar el mismo texto todos los años.

Mandar la felicitación en el momento equivocado

Como norma general, se considera que la semana número 50 del calendario es un buen momento para empezar a enviar las tarjetas navideñas a tus clientes nacionales. En el caso de que se trate con clientes internacionales, en la semana número 49 ya debería estar todo el proceso en macha. Si no has conseguido mandar tus deseos navideños para entonces, considera si es apropiado hacerlo a destiempo. Desear felices fiestas de forma tardía puede dar la impresión de falta de organización.

Aprender de los errores

¿Y si has cometido algunos de los errores nombrados y ya has mandado la correspondencia navideña a tus clientes? Mantén la calma, ya no puedes cambiar lo hecho. Pedir disculpas en este caso no es una opción válida. Más eficiente resulta analizar los errores y descubrir qué se puede mejorar para futuras ocasiones:

  • Análisis anual: ¿qué clientes han permanecido? ¿Cuáles se han ido?
  • Formación en CRM: la gestión de las relaciones con los clientes es la base en cualquier estrategia que persiga fidelizar al cliente.
  • Concepto de comunicación: ¿ha habido una intención clara y auténtica en el intercambio de comunicación con el cliente?
  • Estrategia de recuperación de clientes: las promociones y ofertas especiales pueden ser un buen método para recuperar a los clientes que se han ido.

Diez ejemplos de felicitaciones de Navidad a clientes

Las felicitaciones de Navidad originales y personalizadas son las que más éxito tienen entre los clientes, aunque nadie empieza desde cero. Aquí incluimos algunos ejemplos que pueden servirte de inspiración:

  1. Felicitación formal: “Les deseamos a usted y a su familia una feliz Navidad y un próspero Año Nuevo. Le agradecemos su confianza y nos alegramos enormemente de nuestra cooperación y los éxitos conseguidos.”
  2. Agradecimiento formal: “Quiero agradecerle que en este año haya depositado su confianza en nosotros. Feliz Navidad y mis mejores deseos para el nuevo año.”
  3. Corto y conciso: “Feliz Navidad y gracias por este gran año. Nuestros mejores deseos.”
  4. Saludos navideños personalizada: “Llegado el momento de dejar de lado los correos, las llamadas y las fechas de entrega para pasar más tiempo con la familia, solo podemos desearte lo mejor en estas fiestas. Ha sido un placer para nosotros haber podido compartir este año con usted.”
  5. Felicitaciones navideñas informales: “¡Muchas gracias, (nombre del cliente), por estos meses de colaboración! Ahora toca por fin descansar y disfrutar en casa con la familia y con amigos. Esperamos que tengas una Navidad maravillosa y te deseamos lo mejor para el próximo año. ¡Hasta el año que viene!”

En la actualidad, no basta con que el texto sea bueno para que la felicitación de Navidad tenga efecto en los clientes. Muchas empresas han extendido la creatividad a otros campos. Aquí te mostramos algunas ideas.

  1. Felicitación navideña con imagen personalizada. En lugar de utilizar plantillas, elabora personalmente el motivo de la tarjeta navideña que enviarás a tus clientes. Por ejemplo, puedes incluir una foto del equipo o realizar un diseño atractivo con motivos navideños.
  2. Enviar galletas de Navidad. Si tu cartera de clientes es manejable o quieres dar a tus clientes más importantes un trato muy especial, puedes sorprenderles con algún dulce casero. Hornea y decora algunas galletas y mándalas junto con la felicitación. El éxito está garantizado.
  3. Una tarjeta navideña corporativaque se convierte en una manualidad. Ha vuelto la moda de lo hecho a mano, así que una buena opción puede ser incluir esta tendencia en tu felicitación navideña. Por ejemplo, la felicitación podría ser en sí misma una plantilla que se pueda transformar en un árbol de Navidad de papel para el escritorio.
  4. Villancicos. Si te resulta difícil formular felicitaciones de Navidad personalizadas para los clientes, puedes recurrir a una alternativa de utilidad: utiliza letras de villancicos conocidos e inclúyelas en un breve vídeo. Puedes enviarlo a los clientes a través del correo electrónico.
  5. Paquete de semillas. No importa cuán única, creativa y exitosa sea la felicitación de Navidad que envíes a los clientes, pues cuando llega enero desaparece: o se guarda o se tira. Pero si la acompañas de un paquete con semillas, por ejemplo, el cliente podrá plantarla y tener flores frescas en primavera.

¡Dominio GRATIS!

¡Consigue tu dominio gratis con IONOS!

Simple
Seguro
Asistencia 24/7

¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.