¿Windows de 64 o 32 bits?

Elegir entre Windows 10 con 64 o con 32 bits depende de los requisitos que los programas impongan al rendimiento del procesador. Las versiones más modernas de Windows con sistemas operativos de 64 bits son mucho más rápidas y están más extendidas que las de 32 bits. Sin embargo, los 32 bits siguen teniendo importancia en la instalación de programas.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.

Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

Correo incluido
Certificado SSL
Asistencia 24/7

¿Cuál es la diferencia entre Windows de 64 o de 32 bits?

La primera impresión sugiere que los 64 bits funcionan mejor que los 32 bits. Es cierto, porque la distinción entre las versiones de 32 y 64 bits hace referencia al procesamiento de la información de los respectivos procesadores. La separación en arquitectura de 64 o 32 bits se inició en 2001 con la edición de 64 bits de Windows XP. En 2005, Windows XP Professional x64 ofreció por primera vez compatibilidad para ambas versiones. Desde entonces, es posible utilizar software de 32 bits con un sistema operativo de 64 bits. No es posible el downgrading, es decir, utilizar software de 64 bits con sistemas operativos de 32.

Los sistemas operativos de 32 bits son bastante más antiguos y ofrecen una RAM con un máximo de 4 GB. Expresado en bits y en bytes, el valor de memoria direccionable de las versiones de 32 bits es exactamente 232 bytes. Son 4 294 967 296 bytes, es decir 4096 megabytes (4 GB). Un sistema de 64 bits, en cambio, ofrece una memoria de 8 GB, 16 GB o más. De esta forma, las versiones de 64 bits utilizan sus capacidades de forma más eficiente y rápida. Lo mismo ocurre con varios programas activos que se alternan con frecuencia. Mientras que los sistemas de 64 bits no tienen límite superior, las versiones de 32 bits solo pueden dirigir 2 GB por programa activo.

¿Cuándo se recomienda cada versión?

La versión más adecuada para ti depende, en primer lugar, del hardware. La mayoría de los programas actuales ofrecen versiones en 64 o 32 bits con la compatibilidad correspondiente. Así, como ya se ha mencionado, también se pueden utilizar programas antiguos de 32 bits con sistemas de 64 bits. Sin embargo, esto no es posible a la inversa. Así que la cuestión es qué versión de Windows estás utilizando y qué software quieres usar, o cuáles son los requisitos de rendimiento de tu procesador.

Si quieres que los programas se ejecuten con fluidez y rapidez, incluso cuando se utilicen de forma intensiva y en paralelo, debes utilizar siempre versiones de software de 64 bits, siempre que tu sistema ofrezca una arquitectura de 64 bits. Si no es el caso, se recomienda una actualización de 32 bits a 64 bits. Por ejemplo, si estás utilizando un sistema operativo de 32 bits en un hardware cuyo procesador también es compatible con 64 bits sin problemas, es una buena idea reiniciar el sistema como una versión de 64 bits. Ten en cuenta, sin embargo, que también debes actualizar todos los controladores de hardware. De lo contrario, se corre el riesgo de que algunos componentes del sistema queden inservibles.

Nota

Windows 10 ofrece una versión de 32 bits y otra de 64 bits. En cambio, Windows 11 solo está disponible en versión de 64 bits.

Cómo saber cuál es tu versión

¿Quieres instalar un determinado programa y tienes que elegir entre las versiones de 64 y de 32 bits? ¿Quizás tú también estés dudando entre las versiones de 64 y 32 bits de Windows 10? Entonces tendrás que averiguar qué variante de Windows utilizas actualmente y si tu hardware es capaz de utilizar 64 bits.

Te explicamos cómo ver tu versión de Windows y cómo averiguar si estás utilizando Windows de 64 o 32 bits:

Paso 1. Utiliza el atajo de teclado de Windows [WIN] + [i] para abrir la configuración de Windows. Luego ve a “Sistema”.

Paso 2. En el menú “Sistema”, ve a la entrada “Acerca de”. Se abrirá la información del sistema. En “Especificaciones del dispositivo” verás una nota sobre la versión de 64 o de 32 bits y el procesador, por ejemplo, “procesador basado en x64” en el apartado “Tipo de sistema”. También es importante especificar la RAM, es decir, la memoria de trabajo instalada. Para los sistemas de 64 bits, debería ser de al menos 8 o 16 GB.

Futuro incierto para los 32 bits

A medida que tanto el software como el hardware se centran en los 64 bits, la desaparición de la arquitectura de 32 bits parece segura. Incluso la propia Microsoft solo permite ordenadores con versiones de 64 bits para el sistema operativo desde la versión 2004 de Windows 10. Aunque la cuestión se planteó brevemente, tampoco habrá una versión de 32 bits de Windows 11 en un futuro inmediato. Por lo tanto, los fabricantes ya no tienen que ofrecer ambas alternativas para su hardware desde la versión 2004. Para las versiones de 32 bits existentes, Windows sigue ofreciendo compatibilidad en forma de actualizaciones de funciones y seguridad y medios de instalación de 32 bits.

Conclusión: ¿64 bits o 32 bits?

La pregunta de si son mejores los 32 bits o los 64 bits tiene fácil respuesta. Si quieres actualizar Windows 11, encontrarás rápidamente que este sistema operativo ya no es compatible con las nuevas versiones de 32 bits y solo ofrece servicio y actualizaciones para las versiones existentes. Por lo tanto, deberías optar por los 64 bits para el hardware y el software. De esta manera, no solo puedes acelerar tu Windows 10 o Windows 11, sino que también estarás mejor equipado a largo plazo en cuanto a compatibilidad del software y rendimiento de tu equipo.