Editores de fotos gratis: las mejores alternativas a Lightroom

Las posibilidades de la fotografía digital se han ampliado enormemente en la actualidad. Gracias a cámaras réflex digitales mucho más asequibles y a vanguardistas smartphones, hoy no solo es posible tomar fotos de gran calidad en cualquier circunstancia, sino que programas tan competentes como Adobe Photoshop o GIMP han convertido a la edición de imágenes en una tarea mucho más sencilla e intuitiva.

A la par que las fronteras entre los fotógrafos profesionales y amateurs se van diluyendo, también se dan cambios importantes en el mundo de la gestión y optimización digital de imágenes. Dada la abundante documentación gráfica digital generada constantemente a diario, en celebraciones, vacaciones, de forma profesional o privada, la edición de fotos a nivel usuario también adquiere una relevancia creciente. Y eso sin olvidar que en redes sociales de índole visual como Pinterest o Instagram los requisitos en cuanto a la calidad de las fotos son cada vez más exigentes, lo que crea la necesidad de que las imágenes se puedan optimizar rápida y cualitativamente.

En la actualidad, el líder del mercado en el terreno de la organización y la edición de fotos digitales es el software de edición Adobe Lightroom, casi imprescindible en el mundo de la fotografía profesional por su gran abanico de funciones y su capacidad, aunque proporcionalmente muy caro. Dicho esto, cabe preguntarse si es posible encontrar alternativas gratuitas para editar fotos digitales con una calidad equiparable. A continuación repasamos algunas buenas alternativas a Adobe Lightroom que permitan editar fotos gratis a un nivel cualitativamente similar.

Archivos de imagen: ¿comprimidos o raw?

Antes de sumergirnos de lleno en las opciones alternativas a Lightroom, quizá convenga una breve introducción a modo de aclaración respecto a los formatos de imagen. Para empezar, es importante entender la diferencia entre los negativos digitales (raw) y los archivos comprimidos, de forma que se pueda deducir el sentido de los programas de gestión de fotos, puesto que, a diferencia de meros programas de edición de fotos como su pariente Photoshop, aquí no se trata tanto del diseño creativo de la imagen sino de su adecuado archivo y ajuste, así como de su mejor presentación.

El formato comprimido digital de uso más extendido es JPEG (.jpg, .jpeg), siglas de Joint Photographic Experts Group, seguido de cerca por PNG, GIF y el formato contenedor TIFF. JPEG guarda y comprime imágenes de tal modo que al final del proceso requieren de 5 a 10 veces menos espacio que el archivo raw, lo que se refleja también en la velocidad del almacenamiento, que se ve también reducida. Es verdad que la compresión siempre implica una pérdida de calidad visual, pero, como en la compresión con JPEG tiene lugar un ajuste automático de blancos y los valores de la imagen se comprimen de mayor a menor relevancia, las diferencias cualitativas son variables. Las pérdidas en la imagen final dependen siempre del grado de detalle de la imagen, por ejemplo, en el contraste o en los contornos. 

Al otro lado se encuentran los negativos digitales o archivos raw, que, como los negativos analógicos, son los que contienen toda la información de la imagen original, constituyendo así el archivo cualitativamente más valioso. Cada cámara digital muestra los archivos raw de forma diferente y se pueden encontrar formatos como .raw, .dng, .raf o .crw. Muchos smartphones también soportan archivos raw. Al contener información diferente en función del fabricante de la cámara, es necesario confiar en un conversor Raw para convertir estos formatos en otros más manejables –y comprimidos– como JPEG, TIFF o PNG. Al ser considerablemente más grandes que estos, los negativos digitales necesitan mucho más espacio en las tarjetas SD, lo que hace al formato raw poco práctico para el día a día. Es por este motivo que los programas de gestión de imágenes que soporten formatos más reducidos son la opción ideal. A continuación presentamos algunos editores de fotos gratis que te serán de gran ayuda.

RawTherapee, multiplataforma y flexible

RawTherapee representa una cómoda alternativa a Lightroom para editar fotos gratis. Compatible con Windows, Mac y Linux, este programa de código abierto contiene muchas funciones de archivo, conversión y procesamiento de datos raw y otros formatos. Con este veterano software multiplataforma, realizar correcciones cromáticas y retoques de saturación, claridad, contraste y brillo, así como cortar o alinear, resulta muy sencillo, pero es sobre todo en la reducción de ruido donde RawTherapee demuestra su gran fiabilidad. El modo de vista previa permite ver el resultado de los cambios sin denostación de la imagen original, puesto que esta herramienta está basada en la edición no destructiva (los ajustes solo se aplican a la imagen en el proceso de exportación final). En el historial de trabajo se puede volver en cualquier momento a una versión anterior del trabajo.

La interfaz de usuario de RawTherapee puede parecer algo incómoda al principio, en parte por cuestiones idiomáticas (traducciones deficitarias) y en parte también porque las opciones de almacenamiento y de ajuste se encuentran, algo escondidas, en el borde inferior de la vista de la imagen. En la actualidad está disponible en 25 idiomas y contiene funciones tan prácticas como la definición de perfiles de edición, así como el procesamiento de varias imágenes a la vez. Soporta formatos habituales como HDR (de 16, 24 y 32 bits), JPEG, PNG (de 8 y 16 bits) y TIFF (de 8 y 16 bits) y los guarda y visualiza en los formatos JPEG, PNG (de 8 y 16 bits) y TIFF (de 8 y 16 bits).

A pesar de que exige un tiempo para adaptarse a su funcionamiento y contiene algunos fallos menores en la edición y la velocidad, este programa para editar fotos gratis contiene opciones muy útiles, en especial en el revelado de negativos digitales.

En conclusión: con su flexibilidad y su amplio abanico de funciones, esta es una herramienta muy recomendable para la gestión profesional de imágenes. A excepción de algunas pocas carencias en cuanto a usabilidad, RawTherapee se erige en una competente alternativa a Lightroom gratuita.

Pros Contras
Multiplataforma (Windows, Linux, MacOS) La interfaz resulta compleja al principio
Modo vista previa seguro (el original no se modifica) Versiones incompletas en otros idiomas
Funciones prácticas como trabajar con pilas de imágenes y guardar perfiles de edición  

Darktable, intuitiva y funcional

Una verdadera opción alternativa a Lightroom que no representa ningún coste es la constituida por el programa de edición de fotos de código abierto Darktable. Aquellos usuarios acostumbrados a Lightroom encontrarán similitudes en el oscuro diseño visual y en los paneles de control desplegables de la interfaz, aunque en este caso es por medio de estos paneles como se controla la herramienta, lo que al principio requiere práctica. Darktable permite organizar las fotos, ajustar sus metadatos y exportarlas en su carpeta correspondiente en formato JPEG, PNG, PPM de 16 bits y TIFF, así como PFM y EXR.

A diferencia de su rival de pago, Darktable no permite la compilación manual, sino que importa las colecciones de imágenes de forma automática. Compatible con Linux y macOS, los usuarios de Microsoft ya pueden aplaudir la versión compatible con Windows, aunque solo disponible para archivos de 64 bits.

Aunque resulta algo compleja al principio, hay que destacar que esta herramienta de revelado y organización cuenta con una extensa paleta de funciones que incluye opciones fundamentales de optimización gráfica, que van desde cortar y rotar hasta las curvas de gradación, corrección cromática y otros efectos. Tampoco supone un gran obstáculo alinear imágenes o crear galerías con ella. Los cambios se pueden visualizar en la vista previa.

Aunque carece de algunas funciones de automatización, en contrapartida, permite guardar configuraciones estilísticas individuales como perfil personal, lo que simplifica el ajuste del estilo priorizado.

En conclusión: tanto visual como funcionalmente, Darktable constituye una sólida alternativa a Lightroom como editor de fotos gratis, ya que tanto la interfaz como las funciones son similares, aunque no en toda su amplitud. Este es un programa muy válido para iniciarse en el revelado de negativos digitales, con muchas más opciones de las que se esperarían de un programa gratuito.

Pros Contras
Parecido a Lightroom en uso y aspecto visual Flujo de trabajo en parte complejo
Modo vista previa con seguimiento de cambios Deficiencias en los filtros de salida

LightZone, multifunción y detallista

La herramienta de revelado y postproducción fotográfica LightZone apenas deja ver su naturaleza freeware, lo que no es sorprendente a la vista de su propio proceso de creación. Desarrollada por el hoy empleado de Apple Fabio Riccardi como software de edición digital de fotos de pago, en la actualidad se distribuye como software de código abierto de forma ilimitada que permite el revelado sin pérdidas de negativos digitales, así como la edición y la exportación de archivos JPG y TIFF.

LightZone permite experimentar con las imágenes, ya que los originales se guardan automáticamente en el modo editor y se puede volver a ellos en cualquier momento. Esto permite diseñar varias versiones sin perder de vista el negativo original. Gracias a unas flexibles opciones de visualización se pueden alinear consecutivamente todas las versiones y compararlas, o mantener sencillamente la vista original. Diversos perfiles estilísticos permiten optimizar rápidamente varias fotos siguiendo el mismo esquema, lo que supone una gran ayuda especialmente cuando se quiere editar un conjunto de fotos de forma unitaria sin tener que comenzar siempre desde cero en cada foto.

En lugar de las curvas de gradación, LightZone contiene como característica especial el denominado ZoneMapper, que identifica 16 zonas de claridad en la foto y permite ajustar individualmente valores de contraste y color en la vista previa.

Los menús laterales desplegables permiten integrar las imágenes cómodamente en el directorio local de archivos y cambiar los metadatos (título, valoración, descripción, autor, ubicación).

En conclusión: LightZone es un programa de gestión de imágenes madurado que casi no deja expectativas sin cumplir. Los menús son multifuncionales a la par que sencillos. Como característica inusual, el ZoneMapper permite la edición de valores tonales específicos, un aspecto que también será del agrado de aquellos con ambiciones profesionales. En definitiva, esta es una sólida herramienta para editores con algo de experiencia previa.

Pros Contras
Compatible con Windows, Linux y MacOs Posibles desfases en la velocidad de carga
El archivo original se guarda automáticamente  
El ZoneMapper permite la optimización individualizada  
Los perfiles estilísticos predefinidos simplifican la edición  

Google Fotos: móvil, simple y divertido

La herramienta Google Fotos se presenta con el aspecto fresco, minimalista e intuitivo de Google. Como parte de la nube de Google, esta aplicación web permite a sus usuarios archivar, ordenar y editar sus imágenes de forma totalmente gratuita. No es, ni mucho menos, tan completo como los editores de escritorio mencionados, pero la apuesta de Google se centra en la movilidad, ya que permite compartir y mostrar en el móvil imágenes de hasta 16 megapíxeles y vídeos HD de hasta 1.080 p. Es lo que permite, por ejemplo, que las grabaciones realizadas con smartphones se puedan integrar de una forma muy sencilla y con gran rapidez en la aplicación. Dado que las imágenes están disponibles online a través del servidor, pueden borrarse en el móvil sin problemas tan pronto como su memoria comience a verse colapsada. Las fotos que se han guardado en el ordenador también se pueden transferir de forma automatizada a la nube con la función Google Photos Backup.

Depositadas en la nube, estas fotos están disponibles para crear y editar álbumes, collages, animaciones e imágenes panorámicas. Con herramientas sencillas se pueden llevar a cabo retoques básicos como cortar, rotar o modificar la claridad, el color o el contorno, así como también se pueden compartir determinados álbumes con otras personas. Una gran desventaja, eso sí, es la conocida recolección de datos de usuario por parte de Google. Así, si no se está dispuesto a ello ni se quiere abrir una cuenta en Google, entonces lo más conveniente es utilizar las versiones de escritorio.

En conclusión: Google Fotos es una opción sencilla y ágil para archivar fotos privadas, editarlas y compartirlas, muy práctica sobre todo para los usuarios móviles, pero más limitada si se utiliza a nivel profesional.

Pros Contras
Basada en el navegador (independiente de sistemas operativos) Edición rudimentaria de imágenes
Fácil de utilizar Requiere una cuenta en Google
Compartir imágenes en redes sociales como Facebook o Twitter es muy sencillo Pensada para uso privado y lúdico
Disponible en el móvil mediante aplicación  
Permite el backup automático  
Creación de collages y animaciones simples  

PhotoScape, ideal para aficionados

El sobrio programa de edición de fotos de código abierto PhotoScape es la elección ideal tanto para profanos como para principiantes. Sus intuitivas y en parte predefinidas funciones permiten gestionar las fotos y optimizarlas con diferentes herramientas. Sus opciones básicas, entre las que se incluyen retocar, cortar, aplicar filtros, corregir color o brillo, así como las de collage o efectos adicionales (texto, marcos, bocadillos, etc.) satisfacen las necesidades de edición de cualquier aficionado a la fotografía. Permite incluso la edición de varias fotos a la vez con el menú integrado en la vista de escritorio.

Su función para editar imágenes en forma de animación GIF resulta especialmente interesante para los usuarios de las redes sociales. Igualmente práctico resulta la función Combine, que permite arrastrar imágenes a diversas plantillas de collages y ajustarlas al gusto, una opción ideal para fotos de familia o de las vacaciones. Dada su sencilla interfaz de usuario, PhotoScape no presenta grandes dificultades para aquellos usuarios menos experimentados.

PhotoScape está disponible para Windows y para Mac (PhotoScape X) y revela negativos digitales en formato JPEG, PNG, GIF, BMP y TIFF.

En conclusión: simple, rápido y sencillo, estas son las principales características de PhotoScape. Si el objetivo es, principalmente, administrar las fotos para su uso privado con una herramienta intuitiva más que sumergirse en funciones complejas, entonces esta es la adecuada. A la larga ofrece, en cambio, limitaciones para los fotógrafos profesionales o semiprofesionales.

Pros Contras
Interfaz sencilla para principiantes No es compatible con Linux
Función para collages (drag and drop) No es adecuada para la edición profesional
Crea animaciones GIF básicas  

Alternativas a Lightroom para todos los gustos

Todos estos ejemplos demuestran la abundancia y la calidad de las alternativas a Lightroom, prácticas herramientas que también pueden utilizar de forma muy intuitiva aquellos menos experimentados. Si bien es cierto que muchos de estos editores de fotos gratis no disponen de la amplitud de funciones y de la potencia de los programas de la casa Adobe, también lo es que, con herramientas equiparables como LightZone incluso aquellos fotógrafos amateurs con ambiciones profesionales pueden alcanzar un grado comparable de calidad en gestión del flujo de trabajo y de optimización. Esto permite afirmar que las opciones gratuitas son perfectas para dejar fluir la creatividad sin tener que gastar demasiado.

Programa Sistema operativo Navegador o escritorio Formato de archivo
Raw Therapee Windows macOS Linux Escritorio Abre: HDR DNG (16, 24 y 32 bits), JPEG, PNG (8 y 16 bits) y TIFF (8, 16 y 32 bits) Guarda/exporta: JPEG, PNG (8 y 16 bits) y TIFF (8 y 16 bits)
Darktable macOS Linux Escritorio Abre/guarda/exporta: JPEG, PNG, PPM y TIFF de 16 bits, PFM, EXR
LightZone Windows macOS Linux Escritorio Abre/guarda/exporta: JPG y TIFF
Google Fotos Independiente Navegador  
PhotoScape Windows macOS Escritorio Abre/guarda/exporta: formato Raw en JPEG, PNG, GIF, BMP y TIFF

¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.