El pago móvil llega a España

Con las aplicaciones de pago móvil, el smartphone se ha convertido en una billetera. En el futuro, los consumidores podrán prescindir de monedas, billetes o tarjetas de crédito o débito para pagar fácilmente por medio de su teléfono móvil. Al menos esto es lo que prometen proveedores como Google y Apple, que también están presentes en el mercado español con aplicaciones de pago móvil.

No obstante, muchos consumidores se muestran escépticos, sobre todo, en países como Alemania, donde siguen prefiriendo pagar con dinero contante y sonante. Incluso la tarjeta de crédito tiene dificultades para afianzarse en este país. El pago móvil (mobile payment) se presenta mundialmente como una solución, pero ¿para qué problemas?, ¿qué valor añadido ofrecen al usuario las nuevas formas de pago? y ¿cuáles son las razones por las que los pequeños consumidores se pueden beneficiar de estas aplicaciones?

Examinamos detenidamente las actuales soluciones de pago móvil, explicamos los procesos técnicos subyacentes que tienen lugar durante la transacción y destacamos los obstáculos que la tecnología tiene que superar aún en España.

¿Qué es el pago móvil?

El pago móvil es un término vago que define ampliamente todos los procesos en los que las transacciones financieras se llevan a cabo utilizando la tecnología móvil con independencia de su ubicación.

Delimitado con más exactitud, el pago móvil puede describirse como una alternativa de pago en la que los consumidores utilizan su teléfono inteligente para pagar los importes en elmismo punto de venta (POS), como, por ejemplo, un supermercado, un restaurante o un cine. Se trata, por tanto, de un pago por aplicación como alternativa al pago en efectivo o con tarjeta bancaria.

Definición

Pago móvil o mobile payment es el término utilizado para describir las transacciones de pago que se procesan sin dinero en efectivo a través de una aplicación en un dispositivo móvil.

¿Sabes cómo pagar con el móvil?

En lo que respecta al consumidor, podemos afirmar que en la mayoría de los casos ya cuenta con los requerimientos técnicos necesarios para el pago por móvil:

  1. Un teléfono móvil
  2. Una aplicación de pago
  3. Una tarjeta de crédito, si procede

Las funciones de pago móvil son compatibles con todos los teléfonos inteligentes actuales y con numerosas tablets y dispositivos portátiles. La transferencia de datos sin contacto entre el dispositivo móvil y el terminal de punto de venta se realiza, dependiendo de la aplicación, con una de las siguientes tecnologías:

  • NFC
  • QR
  • SCM

NFC (Near Field Communication) es un estándar de transmisión basado en RFID con el que los datos se intercambian por inducción electromagnética. La transmisión de datos a través de NFC está limitada a unos pocos centímetros, de forma que un teléfono móvil que vaya a transmitir datos de pago a través de NFC debe conectarse directamente al remitente de un terminal de TPV compatible con NFC. Hoy en día, la función NFC forma parte del equipamiento estándar de los teléfonos móviles modernos. El chip correspondiente se ha instalado en todos los móviles con sistema Android a partir de la versión 4.0. Apple ha estado utilizando el estándar de radio local desde el iPhone 6, pero aún no ha abierto la interfaz NFC para aplicaciones de terceros.

Por otro lado, las soluciones de pago móvil basadas en tecnología óptica funcionan con los llamados códigos de respuesta rápida (QR). Un código QR es una matriz bidimensional de cuadrados en blanco y negro que representa los datos codificados en forma binaria y puede ser leído a través de la cámara del teléfono. Sin embargo, en el ámbito de los pagos por móvil los métodos basados en QR están siendo sustituidos cada vez con mayor frecuencia por la tecnología NFC.

MST (Magnetic Secure Transmission) es una tecnología relativamente nueva que permite a un dispositivo móvil adecuadamente equipado emular la banda magnética de una tarjeta de pago clásica. MTS fue desarrollado por LoopPay, una compañía que ahora pertenece a Samsung y, por lo tanto, esta tecnología se utiliza para las transacciones a través de Samsung Pay.

Nota

La mayoría de las aplicaciones de pago móvil en el mercado español cooperan con las compañías de tarjetas de crédito Visa, Mastercard o American Express y utilizan su infraestructura. El requisito previo para las transacciones de pago por teléfono móvil es, por lo tanto, estar en posesión de una tarjeta de crédito almacenada de forma digital en el dispositivo móvil.

El cambio a las alternativas de pago móvil también supone un pequeño esfuerzo para los minoristas. Todo lo que se requiere es un terminal de punto de venta (POS) que soporte los estándares de transmisión mencionados y el acuerdo de aceptación de tarjeta correspondiente. Este último ya existe si la empresa acepta pagos sin efectivo.

Software de pago móvil

El mercado de las aplicaciones de pago por móvil es bastante confuso. Por este motivo, en esta comparativa nos limitamos a las aplicaciones líderes del mercado que permiten el pago en el punto de venta y obviamos las aplicaciones de teléfonos inteligentes que solo admiten transacciones entre pares (la transferencia de un usuario a otro).

Apple Pay

Apple lanzó su aplicación de pago en EE. UU. en octubre de 2014, convirtiéndose así en la empresa pionera en el sector del pago móvil. Los usuarios españoles pueden pagar con Apple Pay desde diciembre de 2016 en una gran cantidad de comercios compatibles.

Para poder pagar sin contacto, el usuario de Apple Pay almacena los datos de una tarjeta bancaria, de prepago, de regalo o de bonificación en la aplicación.

La siguiente tabla ofrece una visión general de los socios colaboradores en España y qué tarjetas bancarias ofrecen el soporte de Apple Pay.

Bancos y proveedores de servicios financieros Tarjetas soportadas
American Express Cualquier tarjeta American Express activa emitida en España, tanto Personal, Business como Corporate (tarjeta física).
Abanca Cualquier tarjeta VISA de débito
Mastercard Tarjetas de crédito y débito
Banca March Tarjetas de crédito y débito
Banco Mediolanum Tarjetas de crédito y débito
Banco Pichincha Tarjeta de crédito, débito o prepago autorizada por Banco Pichincha
Banco Sabadell Tarjetas VISA o Mastercard de Banco Sabadell
Bankia Cualquier tarjeta de crédito, debido o prepago, tanto VISA como Mastercard
Bankinter Tarjetas de crédito y débito
Tarjetas Bankintercard
BBVA Tarjetas de crédito y débito
bunq Maestro o Mastercard
Caixa Ontinyent Tarjeta EURO 6000
CaixaBank Tarjetas VISA de CaixaBank compatibles
Caja Rural Tarjetas de crédito y débito Visa
Cajasur Tarjeta EURO 6000
Edenred Tarjetas Ticket Restaurant
EVO Banco Tarjetas de crédito y débito Visa
Grupo Cajamar Tarjetas de crédito y débito
Ibercaja Tarjeta Euro 6000
Imaginbank Tarjetas de crédito y débito
ING Tarjetas de crédito y débito
Kutxabank Tarjetas EURO 6000
Laboral Kutxa Todas las tarjetas VISA de LABORAL Kutxa
Liberbank Tarjetas EURO 6000
Monese Tarjeta Monese
N26 N26 Standard, N26 Black, N26 Metal
Openbank Tarjetas de crédito y débito
Pibank Tarjeta de crédito, débito o prepago autorizada por Pibank
Santander Tarjetas Santander Mastercard activadas en Comercio Electrónico Seguro (CES)
Servicios Financieros Carrefour Tarjeta PASS
Sodexo Tarjeta Restaurante Pass
Tarjeta Transporte Pass
Tarjeta Business Pass

Además, Apple Pay puede vincularse a las cuentas de usuario de proveedores de servicios financieros como, por ejemplo, Boon, que proporciona a los usuarios una tarjeta maestra de prepago digital.

Los usuarios que quieran añadir una tarjeta bancaria, de prepago, de regalo o de bonificación a Apple Pay deben hacer lo siguiente:

  1. Primero, acceder a la aplicación Wallet.
  2. Hacer clic en el icono “Más”.
  3. Escanear la parte superior de la tarjeta y hacer clic en “Siguiente”.
  4. Después, deben esperar hasta que el banco o el emisor de la tarjeta la haya verificado (es posible que tengan que instalar una aplicación para hacerlo).
  5. Si la verificación se ha realizado correctamente, la tarjeta se puede utilizar con Apple Pay.

Apple transmite los datos de la tarjeta, leídos por la cámara, al emisor de la tarjeta de forma encriptada y no se almacenan en el dispositivo móvil o en el servidor. Apple también asegura que no recopila datos de transacciones que puedan identificar personalmente al usuario.

Tras la verificación correcta de una tarjeta de pago, el emisor de la tarjeta de Apple envía un número de cuenta de dispositivo cifrado, que se almacena en el elemento seguro del dispositivo móvil de Apple. Este token sustituye los datos reales de la tarjeta bancaria como, por ejemplo, el número de la tarjeta de crédito, y permite realizar el pago en el terminal de punto de venta.

Nota

El Elemento Seguro es un chip certificado que se integra en las interfaces NFC de los dispositivos móviles modernos y se utiliza para el almacenamiento de claves confidenciales, a prueba de manipulaciones.

Los usuarios que deseen utilizar su iPhone, iPad o Apple Watch para pagar a través de Apple Pay desbloquean el dispositivo móvil a través del Face ID o huella dactilar. Después, deben colocarlo frente al sensor de un terminal de punto de venta con NFC. Si la transacción se ha realizado correctamente, aparecerá una confirmación en la pantalla del smartphone.

Google Pay

La aplicación de pago móvil Google Pay ha estado disponible para los clientes estadounidenses desde septiembre de 2015, aunque en ese momento todavía existía bajo el nombre de Android Pay. Los usuarios españoles pueden pagar cómodamente con el smartphone Android en los todos los puntos que acepten este tipo de pagos sin contacto (contactless).

Al igual que el producto que ofrece su principal competidor, Google Pay solo funciona con determinadas tarjetas de bancos y proveedores de servicios financieros colaboradores. Actualmente, Google Pay admite tarjetas Visa o Marstercard de los bancos participantes en España.

En España, Google Pay coopera con los siguientes proveedores.

Bancos y proveedores de servicios financieros Tarjetas soportadas
BBVA A Tu Ritmo, A Tu Ritmo Blue, A Tu Ritmo Cx, Affinity Cruz Roja Debito, Affinity Empleados, Ahora Blue, Ahora Cx, Ahora Uno E, Alsa Card, Antes, Antes Blue, Cinesa Mastercard, Clasica Uno-E, Debito Oro Uno-E, Despues, Despues Blue, Despues Cx, Despues Oro, Despues Oro Cx, Diez Facil (Mensual), Mastercard Practica, Pack Duo BBVA, Paga Ahora Blue, Paga Ahora Mastercard, Paga Ahora VISA, Pago Fijo Complementaria, Platinum Banca Personal, Platinum Cx, Semanal Cx, Solidaria Crédito Cx, Solidaria Débito Cx, Tarjeta 10 Mensual, Tarjeta 3 Meses Sin, Tarjeta Abaco, Tarjeta Ahora Mc - Migracion T10, Tarjeta Blue Diez (Mensual), Tarjeta Business Electron, Tarjeta Club Vips, Tarjeta Diez Blue Joven, Tarjeta Diez Decenal, Tarjeta Infinite, Tarjeta Liga BBVA, Tarjeta Prepago Blanco * Uno-E, Tarjeta Restaurante Empresa, Tarjeta Restaurante Lunes-Viernes, Tarjeta Transporte, Travel Club Mastercard, VISA Affinity Card, VISA Barcelo Viajes, VISA Business Oro, VISA Business Plata, VISA Clasica Familia Numerosa, VISA Corporate Oro, VISA Corporate Plata, VISA De Compras, VISA Platinum, VISA Platinum Uno-E
Edenred Ticket Restaurant Card
American Express Spain Active Consumer, Business and Corporate American Express Cards
Openbank Open Debit Card Diamond, Debit Card Premium, Debit Card Minicard, Debit Card Open University, Debit Card 4b, Debit Cards Mastercard, Open Credit Card, Premium Credit Card, Diamond Credit Card
Servicios financieros de prepago Correos Prepaid Mastercard Card
N26 N26 Standard, N26 Black, N26 Metal
Sodexo Tarjeta Restaurante Pass, Tarjeta Transporte Pass, Tarjeta Business Pass
Revolut Todas las tarjetas
Bankia Cualquier tarjeta de crédito, debido o prepago, tanto VISA como Mastercard
Banco Mediolanum VISA Classic, VISA Oro, VISA Electron
Banca March Mastercard Debit Aurum, Mastercard Debit Plus
Mastercard Debit, Mastercard Debit, Aurum Business, Mastercard Alturis Debit
Rebellion Rebellion Pay
Banco Pichincha Visa Classic, Visa Gold Contactless, Visa Oro Credito Directo
Pibank Visa Débito Pibank, Visa Crédito Pibank
Boon. Tarjeta Prepago Virtual Mastercard
Bunq Mastercard
Cajasur Tarjetas de visa
Kutxabank Tarjetas de visa
Liberbank Tarjetas de Visa y Mastercard
Unicaja Tarjetas de Visa y Mastercard
Abanca Tarjetas de Electron, Visa y Mastercard
Ibercaja Tarjetas de Electron, Visa y Mastercard
Cecabank Tarjetas de Visa y Mastercard
Ontinyent Tarjetas de Visa y Mastercard
Unicaja Visa crédito, Visa débito, Visa prepago, Mastercard crédito, Mastercard prepago

El emisor de la tarjeta participante decide qué tarjeta bancaria se puede almacenar en la aplicación de pago móvil.

Las transacciones en los terminales de TPV de los comercios se llevan a cabo mediante la interfaz NFC y, por lo tanto, el requisito previo para ello es un smartphone compatible con NFC. Además, el terminal debe admitir el pago sin contacto y aceptar la tarjeta bancaria almacenada en Google Pay.

Para añadir una tarjeta bancaria a Google Pay los usuarios deben proceder de la siguiente manera:

  1. Abrir la aplicación Google Pay.
  2. Hacer clic en el signo de “Más” que se encuentra bajo la opción “Pago”.
  3. Grabar o escribir los datos de la tarjeta con la cámara.
  4. Esperar a que el emisor de la tarjeta envíe el código de confirmación por correo electrónico, SMS o teléfono (también existe la opción de que la verificación se realice utilizando la aplicación de banca móvil del emisor de la tarjeta).
  5. Introducir el código de confirmación en el campo proporcionado.
  6. Si la verificación se ha realizado correctamente, la tarjeta estará disponible en Google Pay.

Con Google Pay, los datos confidenciales de la tarjeta no se almacenan en el dispositivo móvil, sino que se cifran en un servidor de Google y, durante la transacción, no se transmiten al terminal NFC del vendedor. En cambio, Google protege la información de pago con una tecnología de tokens similar a la de Apple. En lugar de los datos de la tarjeta, el comerciante recibe un número encriptado (un token), que permite asignar la transacción y, por lo tanto, hacer el cargo a la tarjeta ingresada.

Para pagar con Google Pay, lo único que tienen que hacer los usuarios es desbloquear su smartphone Android y mantenerlo cerca del terminal NFC. La aplicación Google Pay se inicia automáticamente y muestra una confirmación en la pantalla del teléfono si la transacción se ha completado correctamente. Pagar con Google Pay es tan rápido y cómodo como utilizar una tarjeta de crédito o débito compatible con NFC, siempre que la interfaz NFC de tu dispositivo móvil esté activada.

Nota

Un teléfono configurado para Google Pay debe estar protegido contra el acceso no autorizado con un bloqueo de pantalla. La aplicación soporta bloqueos de pantalla a través de PIN, patrón, contraseña, huella dactilar o escaneo de iris.

Google Pay está disponible como opción de pago en las aplicaciones de tu smartphone, siempre que sean compatibles con la API de pago de Google. Esto aparece indicado mediante el botón “Pagar con Google”.

Consejo

Si quieres información detallada sobre Google Pay te ofrecemos un artículo específico sobre este tema.

Samsung Pay

Samsung es otro de los protagonistas mundialmente conocidos en el campo de los pagos móviles. A nivel internacional, Samsung Pay se lanzó un mes antes que Google Pay. En España, la aplicación de pago móvil del popular fabricante de teléfonos inteligentes está disponible desde 2016.

El proceso de pago sin contacto en Samsung no se basa exclusivamente en NFC. El estándar de radio local está soportado por la llamada Transmisión Magnética Segura (MST, por sus siglas en inglés). Los teléfonos móviles con MST son capaces de generar una señal que imita la banda magnética de una tarjeta de pago tradicional y esto permite el pago sin contacto incluso en terminales que no han sido adaptados.

Aplicaciones para pago móvil de bancos españoles

Numerosos bancos españoles ofrecen sus propias soluciones de pago móvil. Por regla general, estas soluciones independientes se integran en la aplicación de banca online del proveedor correspondiente y los clientes pueden introducir las tarjetas de la respectiva entidad y utilizar las aplicaciones para transacciones de pago con el smartphone.

La siguiente tabla te ofrece un resumen de las aplicaciones de pago por móvil más utilizadas de los bancos españoles.

Aplicación Estándar de transmisión Sistema operativo Tarjetas soportadas
Aplicación BBVA NFC Android, iOS Las tarjetas mencionadas anteriormente para pagar con Google Pay y Apple Pay
Santander Wallet NFC Android 4.0 Tarjeta Santander de crédito, débito o prepago
Bankia Wallet NFC Android, iOS Tarjetas Visa o Mastercard de Bankia (débito o crédito)
Caixabank Pay NFC Android 4.4 Tarjeta VISA

Propagación de las aplicaciones de pago móvil en España

La propagación del pago móvil en España sigue siendo tímida según datos publicados por UniversalPay. En un estudio realizado por dicha compañía, en nuestro país solo un 15 % de los consumidores utiliza con frecuencia su móvil para pagar, frente al 72,5 % que sigue prefiriendo la tarjeta de crédito o débito.

Proveedores de servicios financieros Funciones de pago soportadas
Boon. Tarjeta Prepago Virtual Mastercard
Infografía: La evolución del pago por móvil en España | Statista Más infografías en Statista

La diferencia en la aceptación internacional de las nuevas opciones tecnológicas también se refleja en el volumen medio de transacciones realizadas a través del pago móvil. En los EE. UU., esta cifra se situaba en torno a los 1838 euros en 2018, cifra significativamente superior a la de España, por ejemplo, donde el volumen medio de transacciones es de 263 euros por persona.

WhatsApp, líder del mercado en mensajería en el mundo occidental, también ha probado funciones de pago móvil con determinados usuarios. En caso de que la empresa, que forma parte de Facebook desde 2014, desarrolle su propia función de pago por móvil, los expertos auguran un gran éxito gracias a la masiva implantación de WhatsApp en occidente: la aplicación está instalada en casi todos los teléfonos inteligentes. La barrera de entrada para que los usuarios también utilicen Messenger para el pago sería, en este sentido, extremadamente baja.

¿Es seguro el pago móvil?

Los problemas de seguridad asociados a las soluciones de pago móvil se centran principalmente en tres cuestiones:

  • ¿Qué ocurre si el teléfono inteligente es sustraído?
  • ¿Pueden realmente evitarse las manipulaciones en este tipo de transacciones sin contacto?
  • ¿Quién garantiza la seguridad y la privacidad de los datos?

En principio, el pago móvil no es menos seguro que otros métodos de pago que no son en efectivo. De hecho, en determinadas circunstancias, esta nueva tecnología puede incluso ofrecer más protección que otros sistemas ya establecidos.

Si se pierde el smartphone, las transacciones no autorizadas por parte de terceros son prácticamente imposibles. Las aplicaciones de pago móvil más comunes requieren que se active el bloqueo de pantalla. De esta forma, un tercero no autorizado tendría que autenticarse primero como propietario para poder utilizar las funciones de pago del dispositivo. Además, los datos bancarios solo se almacenan de forma encriptada en el dispositivo final (si es que se almacenan). La situación es diferente con la tarjeta de crédito clásica; en ella, los números de la tarjeta son estampados directamente, quedando visibles para todos.

También es poco probable que el usuario de una aplicación de pago móvil inicie accidentalmente una transacción. La transmisión a través de NFC solo funciona a pocos centímetros de distancia. Esto supone que, si un usuario quiere pagar con su smartphone, debe sujetarlo directamente en el terminal del punto de venta. Además, deberá tener activado el chip NFC y normalmente también la aplicación de pago. El corto alcance de la tecnología NFC protege al usuario, asimismo, contra el acceso de terceros no autorizados. Además, los datos de todas las transacciones se transmiten de forma encriptada y, por lo tanto, son inútiles para terceros no autorizados.

En cuanto a la protección de datos, la evaluación de las soluciones de pago móvil varía de un proveedor a otro, aunque todos los proveedores presentados encriptan los datos de las transacciones y, como mínimo, los ocultan del minorista en cuyo terminal POS se utiliza la aplicación. En este sentido, el pago por móvil ofrece una protección notablemente mayor que el clásico pago con tarjeta. Aun así, los usuarios deben averiguar hasta qué punto el proveedor de aplicaciones tiene acceso a los datos y cómo se procesan estos. Por ejemplo, mientras que Apple afirma enviar datos de transacción solo al proveedor de servicios de pago correspondiente de forma cifrada, Google se reserva el derecho a recopilar datos de transacción extensos y utilizarlos para gestionar sus propios servicios de acuerdo a las reglas de protección de datos de Google Payments. Esto incluye los siguientes datos:

  • Fecha
  • Hora
  • Importe de la transacción
  • Localización y descripción del distribuidor
  • Descripción de los bienes adquiridos
  • Nombres y direcciones de correo electrónico de compradores y vendedores
  • Método de pago utilizado
  • Motivo de la transacción
  • Ofertas relacionadas con transacciones

Los usuarios de Google Pay están aceptando, en cierta medida, una invasión de su privacidad. No obstante, aquellos que piensen que sus propios datos están mejor almacenados en la aplicación de pago móvil de su propio banco se equivocan. La mayoría de las aplicaciones de los bancos confían en los servicios de Google para el análisis de datos y, por lo tanto, también transmiten los datos a la empresa estadounidense.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.