B2G: de la empresa al gobierno

Las empresas no solo pueden establecer relaciones comerciales con consumidores particulares, con sus empleados o con otras empresas, sino también con las autoridades. En este modelo de negocio se intercambia información y se realizan transacciones entre las empresas y las administraciones públicas.

Definición

B2G describe la relación entre una empresa y una entidad gubernamental. El acrónimo B2G ("Business-to-Government"), también escrito como B2A ("Business-to-Administration"), significa “de empresa a gobierno” o “de empresa a la administración”. La relación comercial abarca tanto el comercio como la comunicación entre las partes.

¿Qué es B2G?

En general, B2G en su definición incluye cualquier tipo de relación comercial entre las autoridades y las empresas a través del uso de Internet. Este modelo de comercio electrónico cubre cualquier tipo de relación comercial, proceso o comunicación entre ambas como, por ejemplo, licitaciones públicas, ayudas o subvenciones, financiación de empresas, fiscalidad, etc.

Con el fin de simplificar los procesos tanto para las empresas como para las autoridades públicas, la comunicación en B2G se realiza, sobre todo, de forma online. Para las empresas, la rápida tramitación de las solicitudes es especialmente atractiva y promete una mayor eficacia. Por ejemplo, se puede hacer una descarga directa de los formularios o transferir los importes de los impuestos. La cooperación en el área B2G suele estar diseñada para un período de tiempo largo y se caracteriza por un alto volumen de pedidos. Por ello, es indispensable una comunicación rápida y sin complicaciones entre ambas partes de la relación comercial.

Hecho

Las autoridades también establecen relaciones comerciales con otros participantes en el mercado. Se trata tanto de otras administraciones públicas (A2A – Administration-to-Administration) como de consumidores finales privados (A2C – Administration-to-Consumers).

Posibles escenarios de aplicación del modelo B2G

Hay puntos de partida muy diferentes en el área de B2G. Las empresas y las autoridades interactúan entre sí por razones muy diferentes. A veces se trata de relaciones comerciales, a veces de procesos formales y a veces de encontrar nuevos empleados. Cada escenario depende, por supuesto, del tipo de administración pública.

Compra de productos y servicios

La forma clásica de una relación comercial es la compra de productos o servicios. Las autoridades públicas suelen hacer uso de las ofertas de las empresas privadas. Sobre todo, existe una gran demanda de soluciones tecnológicas, por ejemplo, para poder asegurar las grandes cantidades de datos que procesan las administraciones gubernamentales.

Procesamiento en línea de los procesos

Con el fin de facilitar la cooperación, especialmente desde el punto de vista empresarial, cada vez son más las administraciones públicas que ofrecen una serie de servicios online en sus páginas web, desde donde se pueden descargar las plantillas de los documentos o las aplicaciones necesarias y, a menudo, enviarlas directamente online a la administración correspondiente. Algunos servicios adicionales pueden incluir la actualización de la información de la empresa, el procesamiento de pagos o la respuesta a preguntas específicas sobre fiscalidad.

Cooperación en la contratación de nuevos empleados

Si eres una empresa que busca nuevos empleados, puede valer la pena fusionarse con las administraciones públicas para encontrar a los candidatos ideales. Uno de los portales más conocidos en el ámbito nacional es el portal de búsqueda de empleo Empléate, una iniciativa del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Como empresa, puedes colocar en esta página web tus anuncios de empleo de forma gratuita y beneficiarte de un mayor alcance. Dado que tanto la agencia de empleo como el asesoramiento profesional se encuentran entre las principales tareas de la agencia, una oferta más amplia también supone un uso para las administraciones.

Cabildeo

El objetivo de los grupos de presión es ejercer una influencia específica en las decisiones políticas de las empresas. El cabildeo es parte de la gestión de los asuntos públicos, la interfaz entre las empresas y la sociedad. Es implementado por asociaciones empresariales o agencias de asuntos públicos que actúan en nombre de una empresa. La atención se centra en los intereses de la empresa, que deben ser objeto de mediación en el marco de la legislación. Los métodos más utilizados son los comunicados de prensa o las campañas publicitarias.

Asociación público-privada

La naturaleza de la cooperación entre el Estado como poder adjudicador y una empresa como contratista privado no está definida específicamente. En una asociación público-privada (APP), ambos socios aportan sus recursos disponibles, como personal, capital o experiencia, para implementar conjuntamente un proyecto. Por lo tanto, las transacciones de financiación pura no son una APP. Las funciones respectivas de las dos partes están definidas concretamente: la empresa es responsable de garantizar la prestación del servicio y la autoridad se asegura de que se cumplan los objetivos comunes. La cooperación puede variar, pero siempre está regulada contractualmente y a largo plazo.

¿Qué tiene de especial el B2G?

Si las administraciones públicas necesitan servicios o productos, como soluciones tecnológicas para el tratamiento de datos o la ejecución de un proyecto, las autoridades públicas adjudican los contratos correspondientes a empresas privadas. Estos contratos son atractivos para las empresas, ya que generalmente representan una fuente segura de ingresos. Para conseguir estos contratos, se utilizan diferentes técnicas de marketing para convencer a las autoridades públicas del valor de sus productos o servicios. Un ejemplo clásico de esto son las ferias municipales, que se dirigen directamente a los ayuntamientos: en estos eventos las empresas tienen la oportunidad de presentar productos y servicios que sirvan para el cumplimiento de las tareas municipales. Estos pueden ser, por ejemplo, productos o innovaciones para la eliminación de residuos o para optimizar el suministro de energía y agua. Además de estos casos, es factible establecer este tipo de relaciones en muchos otros ámbitos, que son importantes para agilizar muchos procesos comunes de las administraciones públicas.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.