CMS sin bases de datos: la mejor solución para pequeños proyectos

Encontrar el sistema de gestión de contenidos (o CMS por sus siglas en inglés) más apropiado para un proyecto online, suena más fácil de lo que realmente es. La realidad es que cuanto más potente sea un CMS, más complejo será su uso, así como sus requerimientos de hardware y administración. La mayoría de grandes sistemas de gestión de contenidos como Drupal, Joomla o Typo3 funcionan únicamente en conjunto con una base de datos. Sin embargo, también existen gestores de contenido que no usan bases de datos y que almacenan su información de diferentes maneras.

¿Cómo funciona un CMS sin base de datos?

Los Content Management System son programas que permiten la creación y administración de contenidos para blogs o páginas web. La mayoría de gestores de contenido cuentan con una interfaz gráfica muy sencilla, que le permite a los usuarios realizar cambios en su web sin necesidad de tener conocimientos avanzados en programación web. De esta manera, y con la ayuda de ciertos plugins, se pueden añadir fácilmente funciones de contacto, encuestas o calendario.

La mayoría de CMS distribuyen y almacenan el contenido en bases de datos, muchas veces externas, como MySQL o MariaDB. Por su parte, los gestores de contenido más pequeños almacenan la información como cualquier otro archivo, usando por ejemplo, formato de texto plano, extensiones .xml o Markdown. Mientras los grandes sistemas dependen del intercambio de información entre el servidor y la base de datos, los pequeños simplemente omiten este paso.

Las ventajas y desventajas de un CMS sin base de datos

Usar o no un CMS sin base de datos dependerá de diferentes factores. A continuación, enunciaremos los pros y los contras más comunes al utilizar sistemas de gestión de contenidos más sencillos y livianos.  Las razones para usar un gestor sin base de datos son:

+ Un CMS sin base de datos se limita a lo esencial, de forma que se agilizan procesos y demandan periodos de instalación cortos.

+ Es posible realizar copias de seguridad de un proyecto web en poco tiempo, pues no es necesario guardar toda la información de las bases de datos. Los backups se pueden lanzar directamente desde el terminal y restaurarse cuando sea necesario.

+ La transmisión directa de la información garantiza tiempos de carga muy cortos. Esta va directamente al servidor web, sin tener que pasar antes por una base de datos.

+ Estos sistemas de gestión de contenidos no demandan mayores requerimientos de hardware y por lo general utilizan poco espacio de almacenamiento.

Además de las ventajas mencionadas anteriormente, usar CMS más pequeños implica también algunas desventajas:

- La mayoría de CMS sin bases de datos no llenarán nunca los requerimientos de grandes proyectos online o de páginas web dinámicas ya que están pensados, sobre todo, para webs que tendrán un contenido y un número páginas limitado.

- Como la mayoría de pequeños gestores de contenido son ofrecidos solo por pequeñas comunidades, es común que ante preguntas o problemas el usuario no encuentre apoyo especializado y tenga que solucionarlos por sí mismo.

- El reducido uso de pequeños sistemas de gestión de contenido lo convierte en un tema poco interesante para programadores y ha dificultado, por lo tanto, un desarrollo avanzado de los mismos.

- La indexación de archivos puede ser un proceso complicado. Al no trabajar con bases de datos, la velocidad de búsqueda dependerá de factores como el número de archivos y del servidor web.

¿Para qué tipo de proyectos están pensados los CMS sin bases de datos?

La lista anterior con las ventajas y desventajas de los sistemas de gestión de contenidos sin bases de datos, corrobora el hecho de que no son aptos para todos los proyectos online. En términos generales, el uso de este tipo de CMS solo es apropiado para páginas web pequeñas debido a que la ausencia de una base de datos tiene un efecto positivo en el rendimiento, pero tiene a la vez, un efecto negativo en la estructura. Además, tampoco son eficaces para páginas web dinámicas, ni para usuarios que estén planeando un proyecto web sujeto a constantes actualizaciones y a una interacción constante con sus visitantes; ni para proyectos de páginas web con estructuras muy complejas.

Sin embargo, también hay proyectos que se benefician de los CMS que no requieren el uso de una base de datos. Pequeñas páginas web basadas en estructuras simples y sin un gran número de landing pages, pueden aprovecharse de la velocidad de carga y versionar sus proyectos para crear una mejor experiencia de usuario, facilitándole a sus visitantes el acceso a informaciones y procesos. Esos gestores de contenido resultan apropiados para PYMES, trabajadores autónomos que deseen contar con un portfolio en Internet o pequeños blogs.

Una ventaja significativa al prescindir de una base de datos serán los costes. Al usar un CMS de este tipo, no se necesitará ningún hardware adicional para el correcto funcionamiento de la web o para la creación de copias de seguridad. Esto puede resultar muy atractivo para principiantes que estén buscando un CMS que sea fácil de instalar y versionar.

Proyectos que no necesitan de un CMS con base de datos:

  • Páginas web de pequeñas y medianas empresas
  • Blogs
  • Portfolios (autónomos, diseñadores gráficos, artistas)

Un CMS con base de datos no está indicado para:

  • Tiendas online
  • Páginas web de noticias
  • Servicios en línea
  • Webs con grandes cuotas de contenido multimedia

Tres ejemplos de CMS sin base de datos

Este tipo de sistemas de gestión de contenidos resulta de especial interés para personas que quieren iniciarse en el mundo online. Al igual que para los CMS en general, las opciones ofrecidas en el mercado son muchas. Algunos ofrecen solo las funciones básicas, y según la necesidad, se pueden complementar con el uso de plugins mientras otros cuentan con extensiones previamente integradas. A continuación presentamos tres ejemplos de CMS que funcionan sin MySQL, MariaDB u otras bases de datos.

GetSimple CMS

El lema de GetSimple CMS define perfectamente la visión de este gestor de contenidos: "GetSimple has everything you need, nothing you don’t". GetSimple CMS es un software de código abierto que está cubierto por la GPLv3 y se distingue por su estructura minimalista que ofrece únicamente lo esencial, pero cuyas funciones pueden ser extendidas a través de plugins. Debido a que el código del software es gratuito y está disponible para cualquier persona, es posible adaptarlo a necesidades individuales sin mayor problema. Los datos son almacenados en el espacio web en formato XML. Otras características incluyen:

  • Instalación en 5 minutos
  • Interfaz de usuario intuitiva
  • Función “Deshacer”
  • Posibilidad de crear múltiples cuentas de back-end
  • Documentación de primera clase (Wiki)
  • Comunidad muy activa
  • Plantilla en HTML5

Grav

Los únicos requisitos para el sistema Grav son un servidor web y PHP 5.4 o superior. El enfoque de este gestor de contenidos está en la velocidad, la simplicidad y la flexibilidad; lo cual es evidente desde el primer momento, en el que solo es necesario descargar y descomprimir un archivo ZIP para realizar su instalación. La opción de uso de un Web Panel para el administrador,  facilita la creación y gestión del contenido (en Markdown o HMTL). La licencia MIT soporta esta aplicación de código abierto, por lo que puede usarse y editarse libremente. Sus características principales son:

  • Excelente documentación acerca de esta aplicación
  • Filtro de búsqueda de gran alcance
  • Facilidad en la creación de plantillas
  • Creación de varias cuentas de back-end con sus respectivos privilegios
  • Espectaculares funciones gráficas (Image Media Processing)
  • Soporte para multilingüismo web

Kirby

"Easy to install. Easy to use. Flexible as hell" son los tres pilares del sistema de gestión de contenidos Kirby. A pesar de que este es un software de código abierto, es necesario adquirir una licencia adicional para tener los derechos y poder publicar el proyecto. Sin embargo, esto no impedirá que el usuario tenga acceso a todas las funciones durante el proceso de creación y gestión de su web. El coste de la licencia no es muy alto y es ciertamente razonable considerando las posibilidades que ofrece.  La concepción de una página web con Kirby es una tarea muy sencilla, gracias a sus plantillas y Snippets, que como en Grav, pueden ser gestionadas desde un Web Panel. Los archivos son almacenados en el espacio web como archivos Markdown con el nombre Kirbytext. Sus principales características son:

  • Instalación rápida (incluye una guía)
  • Posibilidad de realizar cambios desde FTP, Dropbox o una unidad de red
  • Comunidad ampliamente extendida
  • Programación similar a la interfaz jQuery
  • Opción habilitada de conexión a una base de datos
  • Disponibilidad de diferentes plugins y plantillas web

No está de más considerar un CMS sin base de datos

Los tres ejemplos mencionados anteriormente encabezan la lista de las cientos de opciones de sistemas de gestión de contenidos, sin bases de datos y de código abierto, que se encuentran hoy en día en el mercado. El principio en teoría es el mismo: este tipo de software le debe ofrecer un servicio realmente relevante al usuario, con el que se le garantice el máximo rendimiento de su proyecto online. Para principiantes resultará muy atractivo considerar uno o más sistemas CMS sin bases de datos. Sin embargo, el factor decisivo en la elección de este tipo de programas será también el tipo de experiencia del usuario, pues es quien determinará las funciones que necesitará y las que no. Un gestor de contenidos de este tipo es ideal para páginas web pequeñas con sencillas estructuras, como por ejemplo una web para presentar una empresa o un portfolio, así como para un blog. El uso de estos CMS representa un ahorro de hardware adicional para el creador de la web, así como también en tiempos de carga para el visitante.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.