¿Qué son los dominios blockchain?

Los dominios blockchain (también de cadena de bloques) se basan en un sistema alternativo a la resolución de nombres. Sin embargo, esta tecnología aún no es apta para las masas, aunque promete grandes ventajas como, por ejemplo, la más importante: con los dominios blockchain tienes la opción de comprar directamente tu dominio en lugar de solo alquilarlo.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.
Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

Correo incluido
Certificado SSL
Asistencia 24/7

¿Cómo funcionan los dominios blockchain?

Si introduces un dominio en el navegador de tu motor de búsqueda, el sistema de nombres de dominio (DNS) abre la página web deseada. Para ello, la corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) administra todos los nombres de dominio de forma centralizada. En teoría, cada dominio registrado tiene su propia dirección IP que está vinculada con el servidor correspondiente. Por ende, al introducir la dirección web (URL), el DNS selecciona la dirección IP y accede a la página de Internet.

Los dominios de cadena de bloques, en cambio, funcionan de forma descentralizada. Dicho de otro modo, no hay un punto central de convergencia en este sistema. La tecnología de blockchain se utiliza en el comercio con criptomonedas: las transacciones realizadas se almacenan en el ledger, que adjunta y organiza los datos de cada bloque en diferentes servidores. Así los usuarios pueden rastrear sus transacciones en cualquier momento. Además, esta característica hace que el sistema sea difícil de manipular.

Los dominios blockchain están basados en la misma idea: el título posesorio de este dominio se almacena en el blockchain. Por lo tanto, en vez de acceder a una base central de datos para abrir una página web, el motor de búsqueda puede ver directamente en el ledger toda la información asociada al dominio correspondiente. Como podemos ver, se asemejan a los tokens no fungibles (NFT), por lo que esta nueva tecnología también se conoce como dominios NFT.

Hecho

La estructura en torno a la cadena de bloques, los NFT y las criptomonedas - en general, Internet descentralizada - se puede resumir con el término Web3, que es sucesor de la Web2. La Web2 describe la evolución del Internet clásico a las redes sociales y el eCommerce.

Las ventajas de los dominios blockchain

Si buscas un dominio convencional para tu página web, debes pagar alquiler a un proveedor para registrar el nombre de tu dominio en la ICANN. Además, para tener el dominio durante más tiempo a tu disposición, debes seguir pagando las cuotas cada año. De lo contrario, el dominio estará nuevamente disponible para otras personas. Los dominios blockchain, en cambio, se compran directamente. Es decir, una vez que lo hayas adquirido, se registra en el ledger y tienes la propiedad hasta que decidas venderlo.

Otra ventaja es la descentralización del sistema blockchain. Esto significa que ninguna organización (ya sea la ICANN, ya los proveedores) tiene el control sobre el dominio correspondiente. Solamente el propietario tiene los derechos para hacer cambios y, por esta razón, es imposible de bloquear. Un ejemplo de página web que implementa esta nueva tecnología para su dominio es el sistema de Archivos Interplanetarios (IPFS), una alternativa descentralizada a la World Wide Web. Dado que no hay un servidor central, el contenido de esta página web no se puede bloquear o censurar.

Dominios de cadena de bloques: áreas de aplicación

Los dominios blockchain ofrecen algunas de las posibilidades de los nombres de dominio convencionales. Sin embargo, hay más:

  • Página web: tu sitio web también puede estar disponibles a través de los dominios blockchain, al igual que con los dominios convencionales. Estas webs almacenan la información y funcionan de forma descentralizada en una cadena de bloques.
  • Cartera digital: el dominio es una solución práctica y reemplaza la dirección de la cartera digital de criptomonedas. Además, puede adjuntar varias direcciones en una dirección única para diferentes mercados.
  • Comercio: los dominios de cadena de bloques son, en principio, tokens no fungibles (NFT), por lo que están predeterminados para su comercialización. Además, el sistema de contratos inteligentes hace que la compra y venta sea sencilla y segura.
  • Aplicaciones: este tipo de dominio también permite insertar diferentes tipos de software. De hecho, existen plataformas y cuadros de desarrollo específicos para las aplicaciones de blockchain.

Actualmente, los dominios blockchain y sus páginas web no cuentan con mucha popularidad debido a sus requisitos técnicos. Si quieres, por ejemplo, acceder a un dominio directamente, necesitas un navegador que respalde esta tecnología como Opera. Para otros navegadores, ya sea Chrome o Firefox, necesitarías instalar un plugin.

Sin embargo, existen empresas que ya han comprado sus dominios blockchain. Una de ellas es la gran fábrica de cerveza Budweiser, que ha adquirido beer.eth. Es, por lo tanto, de suponer que la Web3 sea cada vez más popular con el paso del tiempo. Si va a ser el caso, aprovecha ahora y asegura tu dominio deseado mientras los precios sean razonables.

¿Cómo se pueden registrar los dominios blockchain?

En la actualidad, no es fácil comprar un dominio blockchain a causa de la oferta limitada en los mercados. Unstoppable Domains, por ejemplo, es un proveedor que ha logrado consolidarse en este sector, ya que es fácil de utilizar. Además, existen los servicios Ethereum Name Service (ENS) o Trust Domains. Más concretamente, Unstoppable Domains escribe sus dominios en la cadena de bloques de Ethereum, por lo que necesitarías Ether. Por esta razón, crea una cartera digital para almacenar criptomonedas y compra cierta cantidad de Ether para configurar y administrar tu futuro dominio blockchain.

Si quieres comprar un dominio en la plataforma de Unstoppable Domains, accede a la página principal e introduce la dirección deseada. De esta manera, puedes comprobar si todavía está disponible. A continuación, te darás cuenta de que los precios varían de acuerdo con el nombre del dominio. En general, las direcciones cortas se venden hasta por 10 000 dólares estadounidenses y, en cambio, las más largas y menos atractivas pueden adquirirse por tan solo 20 dólares. Estas son las extensiones de dominio que Unstoppable Domains ofrece:

  • .888
  • .bitcoin
  • .blockchain
  • .coin
  • .crypto
  • .dao
  • .nft
  • .wallet
  • .x
  • .zil

Otras plataformas se especializan en diferentes extensiones. El proveedor ENS, por ejemplo, ofrece solamente la extensión .eth. Trust Domains tiene, en cambio, .defi para Etherium y ofrece .cfx, .bnb y .heco para otras cadenas de bloques. Sin embargo, este es solo el comienzo y, con toda seguridad, habrá más extensiones disponibles en un futuro cercano.

¿Quieres poseer un dominio blockchain? En ese caso, selecciona la dirección deseada y compra el dominio directamente sin pagos adicionales. Para ello, Unstoppable Domains acepta tarjetas de crédito, PayPal o criptomoneda.

Sin embargo, antes de utilizar el dominio, este debe transferirse a la cadena de bloques. Solo en esa ocasión suele realizarse un pago extra al operador del blockchain, también conocido como Gas Fee, al igual que ocurre con los NFT. Esta cuota se paga al realizar un cambio general. En el caso de Unstoppable domains, por el momento no hay que pagar esta primera cuota para registrar el dominio en la cadena de bloques.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

Otra función de gran utilidad, puedes acceder al dominio a través de la plataforma de Unstoppable Domains. Para ello, vincula el dominio blockchain con tu cartera digital y abre una página web o un software. Asimismo, puedes encontrar otras páginas web en el IPFS, pero los navegadores convencionales aún no están diseñados para ello.

En resumen

Si quieres tener éxito en Internet a largo plazo, investiga más sobre el tema de los dominios blockchain. Además, te recomendamos que te asegures tu dominio blockchain desde ya, independientemente si pretendes usarlo o venderlo. No obstante, la tecnología blockchain aún no es popular, especialmente en el área de las páginas web, por lo que es indispensable recurrir a un dominio convencional para estar online. En ese sentido, puedes comprar y registrar tu dominio con IONOS y, al mismo tiempo, recibir un certificado SSL y un correo electrónico con bandeja de entrada.