Cco: cómo enviar copias ocultas de tus correos electrónicos

El campo de dirección Cco es uno de los tres que figuran en el encabezado de un correo electrónico. Junto con Para y Cc, la función con copia oculta se emplea para escribir las direcciones de correo de los destinatarios.

Te explicamos qué es la función Cco, cómo se utiliza y en qué situaciones deberías evitarla.

¿Qué significa Cco?

La abreviatura Cco proviene del inglés Bcc (blind carbon copy). En español, se ha venido a traducir como «Con copia oculta», aunque algunas fuentes la traducen literalmente como «Copia de carbón oculta». El término hace referencia al método de copia con papel carbón que se utilizaba con las máquinas de escribir o impresoras de impacto.

A diferencia de lo que ocurre con la función «Copia de carbón» (Cc), que permite ver a todos los destinatarios a los que se envía una copia del mensaje, las direcciones de las personas que reciben un correo Cco quedan ocultas y los destinatarios, anónimos.

Implementación técnica del campo Cco

La función Cco no está estandarizada. Los programas y los servidores de correo realizan, en función de la implementación subyacente, un tratamiento muy distinto de las direcciones de correo especificadas en este campo.

Por lo general, llevan a cabo el siguiente procedimiento:

  • Antes de que el servidor de tu correo envíe un mensaje a los destinatarios especificados en Para, Cc o Cco, este último campo se elimina del encabezado del correo electrónico. Los contactos del campo Cco se gestionan como destinatarios convencionales y, al igual que los referidos en el campo Cc, reciben una copia del mensaje. Asimismo, al igual que todos los demás contactos, los destinatarios «Con copia oculta» pueden ver las direcciones de los campos Para y Cc. Sin embargo, no pueden saber qué direcciones se han incluido en Cco, ya que estos contactos no se muestran a ningún destinatario.
Nota

Si el campo Cco se elimina al enviar el mensaje, el destinatario oculto no tiene forma de saber que los demás destinatarios desconocen que también ha recibido el correo. Esto entraña el riesgo de que pueda utilizar la función «Responder a todos», con lo que los demás descubrirían que el contacto estaba incluido de manera oculta.

A pesar de que la mayoría de los servidores de correo funcionan como se ha descrito anteriormente, en algunos casos, el campo Cco se gestiona de forma diferente.

  • A veces, se borran las direcciones y el campo Cco aparece vacío, en cuyo caso los destinatarios entenderán que se han incluido destinatarios Cco, pero no sabrán de quiénes se trata.
  • Asimismo, también puede darse el caso de que el campo Cco se borre únicamente para los destinatarios incluidos en Para y Cc, de modo que los contactos con copia oculta sí pueden ver este campo en el que, o bien solo aparece su dirección de correo, o bien ―en implementaciones particularmente inadecuadas― aparecen todos los destinatarios Cco.

La función Cco en la práctica

Los destinatarios Cco reciben una copia de los mensajes dirigidos a otras personas sin que estas tengan conocimiento de ello. En principio, esto puede sonar a secretismo dudoso, pero lo cierto es que está justificado en determinadas situaciones comunicativas, como en el caso de que deba protegerse la dirección de correo electrónico de ciertos destinatarios.

Existen tres motivos principales:

  • Protección de datos: añade a Cc únicamente a aquellos destinatarios que estén de acuerdo con que el resto de contactos puedan ver sus direcciones de correo.
  • Prevención de correo electrónico no deseado: los correos masivos en los que se ven todas las direcciones de los destinatarios hacen las delicias de los remitentes de spam.
  • Protección contra virus: protege a tus contactos contra el software malicioso utilizando el campo Cco al enviar correos masivos. Los ciberdelincuentes se suscriben a boletines de noticias y listas de correos y emplean para sus fines las direcciones de correo electrónico que se han dejado visibles de forma imprudente.

El campo Cco es muy apropiado a la hora de enviar correos masivos a un gran número de destinatarios.

Imagina que quieres felicitar las fiestas navideñas a tus clientes, asociados y proveedores y, para ahorrar tiempo, decides no enviar correos personalizados y remitir el mismo correo electrónico a todos tus contactos. ¿Dejarías visibles todas las direcciones de correo insertándolas en Para o Cc? Probablemente no. Con el fin de proteger los datos de tus clientes y para no revelar tus contactos empresariales, utilizarás el campo Cco.

No obstante, la protección de datos no solo es importante en el ámbito empresarial. Una profesora que, por ejemplo, envía el acta de una reunión de padres a los asistentes debería evitar el uso del correo Cc y enviar el mensaje utilizando Cco. Esto protege los datos, evitando que las direcciones de correo se difundan sin control y puedan caer en manos de remitentes de spam.

Por el contrario, el envío de correo con copia oculta no resulta adecuado para la comunicación corporativa interna.

Las empresas cuentan con un tráfico intenso de correos electrónicos. En este contexto, las copias de correo informan a los compañeros y los superiores sobre los procesos de trabajo, aportando transparencia. La función de correo Cco va en detrimento de esa comunicación transparente.

Supongamos que comentas un problema por correo y que, al responder, tu interlocutor añade en Cco a un tercer destinatario sin tu conocimiento. Seguramente, te sentirás engañado o, al menos, te preguntarás por qué este destinatario te ha sido ocultado.

Por tanto, te recomendamos evitar el uso de la función Cco en tu empresa y, en su lugar, hacer uso del correo Cc, a menos que quieras mantener a determinados compañeros al margen de una larga discusión por correo electrónico de forma voluntaria. Y es que los destinatarios en Cco no reciben las respuestas de forma automática si al contestar se utiliza la función «Responder a todos». Por ello, si deseas informar a un compañero puntualmente de un correo, pero quieres ahorrarle el tráfico de correos posteriores, puedes añadir su dirección a Cco y mencionar este hecho explícitamente al resto de destinatarios.

Ventajas e inconvenientes de la función Cco

Ventajas Inconvenientes
El correo Cco protege la privacidad de los destinatarios y, utilizado correctamente, reduce el correo no deseado y la difusión de software malicioso ―por ejemplo, en el caso de las listas de distribución. Por lo general, el destinatario desconoce si el correo le ha llegado como copia oculta.
El campo Cco permite añadir destinatarios anónimos (p. ej., a abogados o jefes). El destinatario de correo oculto puede utilizar en cualquier momento la opción «Responder a todos» y dejar en evidencia su estado de lector anónimo.
  El tratamiento del campo Cco en el encabezado del correo electrónico no está estandarizado, por lo que, en función del servidor o el programa, podrían darse circunstancias indeseadas.
  El campo Cco va en detrimento de una comunicación transparente.
  El uso del campo Cco puede ser entendido, por parte de aquellos destinatarios a los que se les oculta la información, como un abuso de confianza.
Consejo

En pro de una comunicación transparente, evita enviar copias ocultas a menos que avises a todos los destinatarios de que existen terceros contactos, bien porque se trate de un correo masivo, bien porque lo hayas mencionado expresamente en el mensaje.


Porque la unión hace la fuerza. En IONOS
#estamoscontigo
y por eso que queremos ayudarte a seguir impulsando
tu negocio. Diseña la tienda de tus sueños con:

eCommerce
Gratis durante los primeros 3 meses.