Jailbreak: romper las limitaciones del fabricante en dispositivos iOS

Los usuarios de terminales móviles encuentran en los sistemas operativos Android o iOS una solución de software potente y segura para hacer uso de los smartphones o tablets en el día a día. Estas soluciones no solo están perfectamente adaptadas a los deseos y las necesidades de los usuarios, sino que también son fáciles de manejar y gestionar.

No obstante, para poder garantizar este nivel de confort para los usuarios sin descuidar un alto estándar de seguridad, los fabricantes limitan, por defecto, los derechos de acceso al sistema de archivos. Solo si anulas ese bloqueo manualmente, podrás instalar aplicaciones al margen de la Play Store o App Store o retirar programas preinstalados. Mientras que en el caso de los dispositivos de Android se habla de rootear el sistema operativo, cuando tenemos entre manos un sistema iOS, este proceso se denomina jailbreak. ¿Qué es un jailbreak exactamente y cómo se lleva a cabo en los distintos modelos?

¿Qué es un jailbreak?

Apple siempre prioriza la seguridad en todos sus dispositivos, por lo que el firmware o software de sistema siempre presenta mecanismos para garantizarla. En el caso de los populares iPhones y iPads, por ejemplo, el grupo empresarial se ha decantado por iOS, un sistema cerrado (también denominado “modelo Closed-World”), que limita los derechos del usuario porque, entre otras cosas, no le permiteacceder a la cuenta de administrador. Si retiras estos bloqueos, estamos hablando de un iOS jailbreak, término que en inglés significa “fuga de la cárcel”). No obstante, este proceso de desbloqueo solo es posible con un software especial que modifica iOS. En la mayoría de los casos, hay que ejecutarlo en un ordenador externo.

Nota

Hay que distinguir dos tipos distintos de jailbreak. En el caso de los tethered jailbreaks (jailbreaks “conectados”), solo es posible reiniciar el equipo desbloqueado mediante un ordenador independiente. Así que, si se bloquea o se apaga, hay que conectarlo primero al ordenador e iniciarlo con el software correspondiente. Esta liberación poco práctica del sistema ha perdido terreno frente a los untethered jailbreaks (jailbreaks “sin conexión”), que permiten iniciar los dispositivos sin ayuda externa.

Gran parte de las soluciones disponibles provienen del grupo de desarrolladores iPhone Dev Team, los mismos que en el año 2007 publicaron JailbreakMe, el software para desbloquear los primeros modelos de iPhone y iPod. Más adelante destacaron los jailbreaks para iPhone 4, 5 y 6 por su popularidad. No obstante, a partir del lanzamiento de iOS 10, el interés por el software jailbreak ha caído de forma notable, ya que, a partir de esta versión, el software del sistema apenas cuenta con lagunas de control, pero sí con varios mecanismos de protección adicionales de hardware. Por estos motivos, los dispositivos con jailbreak casi no aportan ventajas a los usuarios.

¿Qué utilidad tiene el jailbreak para los usuarios de iPad y iPhone?

La mayor ventaja que puedes experimentar tras un jailbreak, es la posibilidad de instalar y usar apps queno están disponibles en la App Store. Se trata, sobre todo, de herramientas para la optimización del rendimiento (Tweaks) y la adaptación de la apariencia (Themes) con las que Apple no es compatible por defecto. Esto es posible gracias a tiendas de aplicaciones en las que se pueden adquirir programas de proveedores alternativos tras realizar el iOS jailbreak. Una de las soluciones más conocidas es, sin duda, el gestor de paquetes Cydia, que se instala automáticamente al usar muchas de las herramientas de jailbreak. No obstante, en 2018 el desarrollador de Cydia ha paralizado oficialmente el desarrollo de la tienda alternativa.

Vista general de las ventajas y funciones más importantes de un jailbreak en iPad, iPhone y iPod:

  • Instalación y uso de apps de proveedores que no están disponibles en la App Store oficial
  • Adaptación de la apariencia (iconos, animación de carga inicial, etc.)
  • Acceso a archivos de sistema iOS ocultos
  • Posibilidad de compartir archivos entre dispositivos iOS y Android
  • Eliminar la limitación de las conexiones Bluetooth que las restringe exclusivamente a la transmisión de imágenes
  • Desinstalar apps de fábrica específicas del fabricante

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

¿Qué riesgos implica un jailbreak?

En un primer momento puede parecer que un jailbreak solo tiene ventajas para el usuario, ya que, a primera vista, el sistema gana algunas opciones administrativas y mayor libertad a la hora de gestionar las aplicaciones. No obstante, la ampliación manual del acceso al sistema también implica una serie de riesgos que debes tener en cuenta si estás considerando realizar un jailbreak en uno de tus dispositivos de Apple. Así, el propio proceso de desbloqueo puede causar daños en el sistema, de manera que el terminal móvil deje de funcionar correctamente. En ese caso, la probabilidad de que Apple acepte la devolución del dispositivo es muy baja, una circunstancia que es aplicable, en general, a cualquier daño en un dispositivo con jailbreak.

Además, el iOS jailbreak y el modo de administrador que habilita no solo te abren todas las puertas del sistema a ti como usuario, sino también a los potenciales atacantes: la instalación de apps sin protección no solo facilita a los criminales cualquier contagio de tu iPhone o iPad con programas espía y programas maliciosos, sino que también les permite causar más daño con sus herramientas. Otro problema básico de los terminales móviles desbloqueados es que en cuanto se publique una nueva versión de iOS no podrás instalarla ni usar sus nuevas funciones.

Resumen de los problemas y riesgos principales del iOS jailbreak:

  • El jailbreak puede dañar el sistema y poner en riesgo el funcionamiento de iOS.
  • El sistema está más expuesto a software espía y software malicioso.
  • Aumenta el potencial dañino del software malicioso y el software espía.
  • Los derechos de garantía o sustitución se pueden perder.
  • No se puede realizar el cambio a nuevas versiones de iOS sin más.

¿Cómo realizar un jailbreak en iPads y iPhones?

Apple ha seguido desarrollando iOS y el hardware de los terminales móviles en los últimos años. En este proceso, también han ido perfeccionando los mecanismos de protección frente a la activación de un acceso de administrador. Además, gracias a la aportación continua de nuevas funciones, con el paso del tiempo la necesidad o utilidad de un jailbreak es cada vez menor. Según sus propias declaraciones, los hackers más especializados han sido capaces de desbloquear incluso los últimos modelos, como el iPhone 11. No obstante, este desbloqueo solo genera interés en las comunidades de expertos.

La renovación de iOS y el hardware de los dispositivos también ha afectado a los iOS jailbreaks que despertaron la mayor demanda, es decir, los jailbreaks de iPhone 4, 5 y 6. Hubo que adaptar las medidas para llevar a cabo un jailbreak con cada nueva versión de sistema y modelo, por lo que tampoco existe una solución uniforme para el desbloqueo. Por lo tanto, el jailbreak para el iPad 2 no funciona, por ejemplo, para el iPhone 4, por lo que se requieren distintas herramientas o procedimientos para ambos dispositivos (siempre y cuando dispongas de los conocimientos necesarios y desees desbloquear el dispositivo por iniciativa propia).

No obstante, la vía estándar con una herramienta de jailbreak siempre es la misma, sin importar el dispositivo, modelo ni la versión de iOS:

  1. Antes de proceder al jailbreak es recomendable realizar una copia de seguridad de todos los datos personales almacenados en el iPhone o iPad. Para ello, conecta el dispositivo a un ordenador mediante una tomaUSB y transfiere los correspondientes archivos o almacénalos en tu cuenta de iCloud.
  2. Una vez hecha la copia, pasa a la fase dos y desconecta el bloqueo mediante código y/o Touch ID, ya que estas funciones deben estar desactivadas para realizar el proceso jailbreak. Para ello, accede a los ajustes y selecciona el punto “Touch ID y código”. A continuación, deselecciona todos los mecanismos de desbloqueo que estén activados.
  3. Ahora, conecta el dispositivo móvil con un ordenador, porque en el ordenador tendrás que instalar el software necesario para el iOS jailbreak. Autoriza la conexión si el iPad o iPhone te lo solicita en un cuadro de diálogo.
  4. En el cuarto paso, busca el programa jailbreak adecuado para tu dispositivo Apple y su versión de iOS y descárgalo. En este proceso, puedes elegir entre herramientas para macOS o Windows, aunque algunos programas están disponibles para ambos sistemas.
  5. Una vez instalada la herramienta seleccionada, inicia el proceso y sigue las instrucciones. Algunas aplicaciones recomiendan reinstalar primero iOS y/o activar el modo avión para acelerar el proceso.
Nota

La mayoría de las herramientas de jailbreak para iPhone 6 y modelos más recientes, así como para iPad 2, también instalan el gestor de paquetes Cydia de forma automática. Si no es el caso, descarga e instala esta alternativa a App Store de forma manual después de haber realizado el desbloqueo.

Para proteger tu privacidad, el vídeo se cargará tras hacer clic.

Por favor, ten en cuenta el aviso legal relativo a este artículo.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 10 €/año IVA incl.