New Work: lo que significa y ejemplos

La digitalización está cambiando constantemente nuestro mundo laboral. El concepto de New Work describe cómo deben afrontar las empresas estos cambios. La mayor flexibilidad y autodeterminación posibles deben hacer que los empleados estén más satisfechos y sean más productivos y que las empresas tengan más éxito a largo plazo. En los próximos párrafos te explicamos qué es exactamente el New Work y qué importancia tiene ya en la actualidad.

Dominios web baratos

Dominios tan originales como tus ideas.

Registra tu dominio con IONOS y disfruta de las funciones integrales que tenemos para ofrecerte.

Correo incluido
Certificado SSL
Asistencia 24/7

New Work: definición

El New Work no es un fenómeno totalmente nuevo: el término ya se empleaba a finales de los años 70. Hoy en día, representa el cambio estructural en el mundo laboral y cómo las empresas deben abordarlo.

Los cambios están condicionados, por un lado, por la digitalización y la automatización de la vida laboral cotidiana: se eliminan o modifican los puestos de trabajo existentes y se crean otros completamente nuevos. La inteligencia artificial y la creciente globalización están intensificando esta evolución. Al mismo tiempo, las exigencias de la Generación Y, las personas que nacieron entre principios de los 80 y finales de los 90, están cambiando. Los puestos de trabajo con un “propósito superior” y en los que puedan ser creativos y tomar decisiones, son cada vez más importantes que los altos salarios y los títulos prestigiosos.

Hecho

Al menos la mitad de los empleos conocidos ya han cambiado o cambiarán debido a la creciente digitalización y automatización de nuestro mundo laboral.

New Work: la importancia para las empresas

Para las empresas, el New Work significa, por un lado, mantenerse al día con respecto al progreso tecnológico y, al mismo tiempo, ofrecer a los empleados un lugar de trabajo atractivo, desafíos que requieren un cambio estructural visible, pero, sobre todo, un cambio dentro de la cultura corporativa o la llamada “mentalidad”.

No existe una lista de comprobación que marque cómo se debe gestionar el New Work en la empresa. Cada empresa debe responder a la pregunta “¿qué significa el New Work?” por sí misma y derivar medidas a partir de la respuesta.

Tanto el mercado como los clientes, la competencia y los empleados definen, en última instancia, cómo es la cultura del New Work. Lo que está claro es que casi ninguna empresa podrá prescindir del New Work a largo plazo, ya que la escasez de trabajadores cualificados no deja de aumentar, sobre todo en los nuevos sectores profesionales emergentes, y los expertos acabarán decantándose por las empresas que también destaquen en el ámbito del New Work.

Estas son algunas de las ventajas concretas del New Work para las empresas que han sido probadas por diferentes estudios:

  • Mayor productividad y motivación de los empelados
  • Mayor número de innovaciones
  • Mayor fidelidad de los empleados
  • Ventajas en el mercado gracias a empleados y productos en constante evolución

Las piedras angulares del New Work

El núcleo del New Work son los empleados, que esperan de su empleador que les conceda la máxima flexibilidad en todas las facetas. Tanto en la elección de las tareas y los proyectos, pero también en cuanto a los horarios y la ubicación. En concreto, el New Work se basa en las siguientes ideas centrales:

  1. Los empleados eligen sus tareas en función de sus intereses y aptitudes y no de condiciones estructurales como los títulos o la pertenencia a un equipo. La idea que subyace es que las personas que se apasionan por una idea consiguen mejores resultados. En el mejor de los casos, los empleados desarrollan, así, su máximo potencial e impulsan a la empresa con nuevas ideas.
  2. Los empleados son libres de decidir qué proyectos realizan, cuándo, dónde y cómo. El trabajo ágil está a la orden del día, igual que el homeoffice. Los medios auxiliares digitales como las herramientas de colaboración facilitan que todas las personas que participan en un proyecto puedan sincronizarse para saber en cada momento cuál es el estado actual del proyecto.
  3. La tecnología facilita el trabajo a los empleados, pero no se lo quita. Hoy en día, hay trabajo rutinario que puede ser realizado por máquinas. Así, las personas tienen más tiempo para dedicarse a tareas más emocionantes y nuevas. Otra idea central del New Work: el trabajo siempre debe inspirar a los empleados.
  4. El trabajo no lo es todo. El respeto por los demás y uno mismo y la salud en general también forman parte del New Work. El tema del Work-Life-Balance, es decir, la unión perfecta entre la vida laboral y la privada, es de vital importancia.
  5. El equipo es lo primero. Las personas son seres sociales a los que les gusta formar parte de un grupo y están más motivadas cuando sienten que trabajan por un objetivo común. Una vez adquiridos, los conocimientos no se quedan en un solo empleado, sino que se comparten de la forma más amplia posible dentro del equipo o de toda la empresa.

¿Cómo se puede implantar el New Work en la empresa?

Si quieres introducir el New Work en tu empresa, el trabajo comienza con los valores de la empresa y con los empleados, porque deben participar desde el principio. Un sentido de nuevo inicio en común, derecho a opinar y la libertad creativa son fundamentales e implican un primer paso importante hacia el New Work.

Consejo

¿No estás preparado para el New Work a nivel técnico? Entonces usa el servidor en la nube de IONOS o administra tu espacio de almacenamiento personal en la nube con Nexcloud Hosting. Como alternativa, puedes proteger tus datos con un Cloud Backup o guardar tus apps de Google de forma centralizada en Google Workspace.

Vista general de ejemplos concretos de la aplicación del New Work:

  • Acaba con los horarios y las presencias obligadas inflexibles. Introduce horarios flexibles, la semana de cuatro días, la jornada de 6 horas o el homeoffice. Los períodos sabáticos y el nomadismo digital, es decir, trabajar de manera totalmente independiente de la ubicación, también son buenos ejemplos del New Work.
  • Organiza la oficina de manera que sirva para trabajar de forma creativa y conjunta, pero también de manera concentrada y a solas. Combina sencillos despachos individuales con zonas comunes equipadas con rotafolios, tableros para pintar y otras herramientas. Los espacios de co-working y Shared-Desk también son idóneos.
  • Incluye herramientas para la colaboración digital: desde soluciones en la nube hasta herramientas de colaboración como Jira, Trello o Microsoft Teams, pasando por pizarras digitales y mapas mentales.
  • Introduce el trabajo ágil. Existen diferentes enfoques y métodos como Scrum y el design thinking. Básicamente, estos tipos de trabajo se caracterizan por la rapidez y la flexibilidad.
  • Acaba con las jerarquías rígidas y los estilos de liderazgo tradicionales. El New Work no consiste en que los directivos asignen tareas a los empleados y supervisen su progreso, sino que se convierten en moderadores, motivadores y entrenadores. La confianza y el entendimiento mutuo son más importantes que la posición jerárquica en una empresa.

El New Work implica un cambio estructural y cultural que requiere tiempo y paciencia. Te recomendamos que empieces con pequeños cambios y, si es necesario, solicita ayuda a consultores externos: los ojos ajenos suelen ver más que los propios. Además, como los mercados, la tecnología y las personas cambian constantemente, el proyecto de New Work nunca termina. Siempre hay algo que hacer y mejorar.

Correo electrónico con dominio propio

¡Haz que tu negocio hable por sí mismo con una dirección de correo electrónico personalizada y con tu propio dominio!

Profesional
Seguro
Barato

¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.