Teletrabajo: las claves de trabajar desde casa

¿Te imaginas trabajar en pijama y disfrutar de la comodidad de estar en tu casa? Para muchos, el teletrabajo es una opción muy tentadora, pero ¿eres consciente de todo lo que el trabajo a distancia conlleva? Ten en cuenta que, por muy buenas que suenen las condiciones de trabajo, en el también llamado home office no todo son ventajas. Cuando se pasa de un entorno de oficina conocido a trabajar desde casa, hay algunas reglas que hay que seguir para asegurarse de que el trabajo a distancia funcione lo mejor posible.

¿Qué es el teletrabajo?

En primer lugar, cuando hablamos de teletrabajo, trabajo a distancia o home office, nos estamos refiriendo a lo mismo: la opción de que los empleados –o también los autónomos– se lleven el trabajo a casa para desempeñar desde allí sus tareas. Es decir, en lugar de sentarse en una oficina con otros compañeros, se quedan en casa y cumplen desde allí con sus obligaciones laborales. El trabajo a distancia presenta algunas similitudes con el coworking, pero son conceptos diferentes. En un espacio de coworking, tampoco estás en una oficina al uso, ya que simplemente compartes el espacio con otros trabajadores, pero desde luego, no estás en tu propia casa.

Definición: Teletrabajo

El teletrabajo consiste en trabajar desde casa. En la mayoría de los casos, el término se utilizaba para referirse al lugar de trabajo de un empleado que anteriormente trabajaba en una oficina tradicional. Sin embargo, cada vez con más frecuencia, las oficinas de los trabajadores independientes y autónomos que llevan a cabo sus obligaciones laborales desde casa también están incluidas en el término. Para que el trabajo a distancia tenga éxito, deben cumplirse unos requisitos técnicos mínimos como, por ejemplo, disponer de conexión a Internet.

Si las condiciones técnicas son correctas, un empleado puede, teóricamente, hacer su trabajo desde cualquier lugar del mundo siempre que disponga de una buena conexión a Internet. Por este motivo, el término más empleado es teletrabajo, dado que hace referencia a que el trabajo se hace a través de la tecnología de las telecomunicaciones, como es el caso de Internet.

Libro blanco del teletrabajo

¿Tienes más preguntas sobre el trabajo a distancia? En nuestro libro blanco del teletrabajo encontrarás todas las respuestas en formato PDF para descargar.

Libro blanco gratuito

PDF-Download

Teletrabajo durante la crisis del coronavirus: consejos para trabajar desde casa

Kostenloses Homeoffice Whitepaper

¿Quién puede trabajar a distancia?

Todo el mundo habla del teletrabajo, pero para una gran parte de la población esta forma de trabajar queda completamente descartada. Es el caso de los profesionales que trabajan como artesanos, los cuidadores, quienes trabajan en el mundo de la restauración o la hostelería, etc.: todos tienen que estar en sus lugares de trabajo habituales a pesar de la revolución digital. Sin embargo, la mayor parte del trabajo de oficina, es decir, las actividades que se realizan frente a un ordenador pueden, en principio, llevarse a cabo desde casa.

No obstante, incluso aquellas áreas de trabajo que parecen predestinadas al teletrabajo presentan sus limitaciones. Especialmente en lo que respecta al trato con los clientes, pues las conversaciones personales de tú a tú son de suma importancia. Asimismo, tener encuentros en persona con otros compañeros del trabajo también juega un papel importante en muchas empresas. Las videoconferencias son una herramienta importante para el perfecto desarrollo del teletrabajo, pero no debe subestimarse la importancia del contacto personal entre compañeros y con los clientes. Por lo tanto, en muchos casos se mantiene un sistema que alterna algunos días de trabajo en casa y otros en la oficina o visitando a clientes.

¿A qué tienes que prestar atención cuando haces home office?

Los empleados, los empleadores y los trabajadores autónomos tienen que prestar atención a algunos aspectos antes de implantar el teletrabajo. Algunos de ellos son leyes relativas al derecho laboral o a la salud y seguridad en el trabajo: la prevención de riesgos laborales y la deducción de los gastos del teletrabajo desempeñan un papel importante. Por otro lado, también hay que acostumbrarse a ciertos comportamientos para que el trabajo desde casa tenga ventajas para todas las partes.

En España, el derecho al teletrabajo dependerá siempre del convenio o del acuerdo entre el empleador y el empleado. Los trabajadores autónomos son libres, obviamente, de elegir el lugar donde realizan su trabajo. Sin embargo, una vez han decidido trabajar a distancia y los aspectos legales están claros para todos los involucrados, deben tomar otra serie de precauciones. Por ejemplo, desde el mismo momento en que se instaure el teletrabajo, deben aclararse cuáles son las condiciones técnicas para desarrollarlo. Cada empleado debe poder acceder desde su casa a las mismas aplicaciones, servicios y datos de los que dispone en la oficina normal.

Cuando se implanta el teletrabajo, también se debe prestar atención a la necesidad de asegurar una correcta ergonomía y reservar momentos para el ejercicio físico como forma de prevención de malestares físicos o psicológicos. Se trata, en definitiva, de organizar el espacio de trabajo de modo que puedas trabajar de forma eficaz. Si tienes hijos y trabajas desde casa, también debes asegurarte de que puedes compaginar trabajo y familia.

Teletrabajo: ventajas y desventajas

Por muy bonita que suene la idea del teletrabajo, no todo es perfecto en esta nueva forma de trabajar. Los pros y contras de esta opción guardan relación con la productividad y la calidad del trabajo, por un lado, y con el bienestar personal y la cohesión del equipo, por el otro. Sin embargo, la mayoría de las desventajas pueden dejar de serlo si se incorporan ciertas costumbres y se sigue una serie de normas.

Un aspecto importante acerca del teletrabajo tiene que ver con la conciliación de la vida laboral y familiar. Sus ventajas son evidentes, aunque solo sea por el hecho de ahorrar la gran cantidad de tiempo que requiere trasladarse hasta el lugar de trabajo desde el colegio o desde casa y a la inversa. Además, la experiencia ha demostrado que los empleados que pueden trabajar a distancia tienden a trabajar más. Aquí, todos los involucrados deben asegurarse de que se cumplan las horas de trabajo contractuales y, por su propio interés, los empleados también deben ser disciplinados.

Muchas personas que trabajan desde casa destacan, por ejemplo, la paz y la tranquilidad de la que disponen en casa. En una oficina grande es normal distraerse, por ejemplo, cuando los compañeros te hablan o los teléfonos suenan constantemente. Además, muchas veces la idea de tener que tomar el transporte público para llegar a la oficina puede resultar estresante. Estos factores desaparecen cuando trabajas en tu casa, si bien puede haber otras distracciones: el pitido de la lavadora, el sonido del timbre cuando vienen a entregar un paquete, las voces de los niños si se han quedado en casa, etc. En definitiva, si optas por quedarte trabajando en casa, todos son responsables de asegurar un ambiente de trabajo tranquilo.

Por lo tanto, estos y otros aspectos deben ser considerados al elegir una oficina en casa.

Ventajas Desventajas
Mejor conciliación laboral y familiar Requiere más disciplina
No hay desplazamientos al trabajo Se limita el contacto personal con otros compañeros de trabajo
Un espacio de trabajo personalizado y cómodo Debe cumplirse una serie de requisitos técnicos
Reducción del estrés Se precisa un lugar de trabajo separado
  Aislamiento social
Resumen

Si cuentas con los requisitos técnicos necesarios para trabajar a distancia y el trabajo no requiere que estés presente físicamente, hay muchos argumentos a favor del teletrabajo. No obstante, la disciplina es fundamental, ya que sin ella la calidad del trabajo puede reducirse, así como también puede verse perjudicada tu salud física y mental. En última instancia, la decisión es también una cuestión de carácter: no todo el mundo está preparado para trabajar desde casa, pero hay muchas personas que podrían beneficiarse de esta nueva forma de trabajar.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.