Cómo encontrar el nombre de empresa perfecto

El nombre de una empresa es su tarjeta de visita; no solo es el que aparecerá en todos los documentos oficiales y correos electrónicos de los trabajadores, sino que, además, si las cosas van bien, pasará a ser una marca reconocible. Este potencial, sin embargo, no se esconde en cualquier nombre, por lo que es importante encontrar la denominación adecuada para cada empresa. No te dejes llevar por la primera idea que te suene bien y piensa detenidamente qué nombre se ajusta mejor al sector y al público objetivo de tu empresa.

Tampoco debes olvidar el papel que tienen las exigencias legales en la elección del nombre. Según el tipo de sociedad o empresa, quizá se apliquen ciertos requerimientos que habrá que tener en cuenta en el nombramiento.

Conceptos legales antes de empezar a buscar

En la fase de creación de la empresa, antes de lanzarse a la búsqueda del nombre, hay que determinar qué forma jurídica adoptará la empresa y tener claras las distintas denominaciones que puede tener. En España se distingue entre la razón social, el nombre comercial y la marca. La primera es el nombre que identifica legalmente a una persona jurídica y, en el caso de las empresas unipersonales o los autónomos, suele coincidir con el nombre completo de la persona física. La razón social suele incluir las siglas que indican la forma societaria (E.U., S.L. o S.A., por ejemplo) y está recogida en el registro mercantil. Una razón social puede tener asociados varios nombres comerciales y estos, a su vez, varias marcas. Estos dos últimos son los más decisivos de cara al público objetivo. Par elegir un nombre comercial o marca hay que atenerse, además, a los derechos de exclusividad que hacen necesario comprobar si el nombre elegido ya existe, como veremos más abajo.

También hay que asegurarse de que el nombre no dé lugar a malentendidos, que no sugiera servicios equivocados o un mayor nivel de especialización del que ofrece la empresa. Cada negocio es responsable de su propia sinceridad, integridad y transparencia. Por ello, el nombre de la empresa debe reflejar claramente su objetivo y, según la función del nombre en cuestión, quizás también su tipo de dirección y su forma jurídica.

Una vez se ha dado con un buen nombre de empresa, es conveniente comprobar en el Registro Mercantil o en la Oficina Española de Patentes y Marcas si ya existe otra empresa con el mismo nombre. De ser el caso, el nombre ya no estaría disponible por los derechos de exclusividad a nivel nacional mencionados anteriormente, de manera que usarlo para una nueva empresa podría ser causa de denuncia.

Consejo

Para encontrar el nombre ideal para tu empresa, suele ser de gran ayuda pensar primero en los canales de negocio previstos. Si Internet es uno de ellos, también hay que asegurarse de registrar el dominio de la empresa, si es que el deseado está libre. Este es un paso especialmente importante porque el dominio no solo será la dirección web de la página o la tienda online de la empresa, sino también la base de la dirección de correo electrónico empresarial.

Principales pasos para crear el nombre de una empresa

  1. Forma jurídica de la empresa
  • Comprobar posibles normas específicas del sector
  • Anotar el objetivo, el tipo de dirección y la forma jurídica de la empresa
  1. Pautas de contenido
  • Composición (con nombres de personas, de cosas o inventados)
  • Pronunciación y legibilidad
  • Adaptación al público objetivo
  • Potencial como marca
  • Potencial en otros sectores (posible expansión)
  • Nombre internacional
  • Socios comerciales
  1. Recabar opiniones
  2. Comprobar disponibilidad del nombre o marca
  • Registro Mercantil
  • Oficina Española de Patentes y Marcas
  • Dominio de Internet 

Siete consejos para buscar el nombre para tu empresa

En cuanto tengas claras las directrices legales, ya puedes dedicarte a la búsqueda propiamente dicha: la de un nombre adecuado y pegadizo que destaque el carácter único de tu empresa y la distinga de la competencia.

Consejo 1: composición del nombre

Dejando de lado las partes que puedan venir dadas por ley, las tres maneras más habituales de crear el nombre de una empresa son las siguientes:

  • Nombres de personas: la empresa lleva el nombre del fundador o fundadora, ya sea el nombre completo o solo el apellido.
  • Nombres de cosas: el nombre de la empresa hace referencia al sector de actividad o al producto ofrecido. Este tipo de nombre debe evitar los malentendidos que podrían surgir si se insinuasen servicios o calificaciones fuera del alcance de la empresa.
  • Nombres inventados: se inventa libremente un nombre.

No tienes por qué decirte por una sola opción, sino que también puedes crear un nombre híbrido, como, por ejemplo, un apellido junto a una palabra inventada o una palabra divertida a la que se le añada algún concepto representativo del sector.

La elección de un nombre compuesto simplemente por el nombre propio y el del sector suele resultar aburrida y difícil de recordar para los clientes. El nombre Floristería Alonso se ajusta a la legalidad, pero Orangerie Alonso o Alonso FlowerPower también lo hacen y llaman, además, la atención de los clientes.

Consejo 2: pronunciación y legibilidad

Intenta que el nombre elegido sea tan fácil de leer y de pronunciar como sea posible. Descarta nombres largos que no puedan leerse de un vistazo. Lo mejor son palabras cortas que quepan en paneles publicitarios y en logos que puedan captarse incluso al pasar por delante con el coche, para que los potenciales clientes lo recuerden más fácilmente. Si tienes un apellido complicado, pero quieres incluirlo en el nombre de la empresa, puedes utilizar una palabra inventada que llame la atención y añadirle, en letra más pequeña, el apellido, de forma que los clientes puedan quedarse con la primera palabra. Un ejemplo de esta combinación sería Jardín del Edén — Floristería Alonso.

Consejo 3: apelación creativa al público objetivo

La creatividad es un buen ingrediente a la hora de buscar un nombre para la empresa, pero siempre sin olvidar al público objetivo. Si eres un corredor de seguros cuya oferta se centra en las familias, la seriedad y la profesionalidad deberían ser lo principal, incluso si eso implica elegir un nombre de empresa poco creativo. Si, en cambio, ofreces seguros de viajes enfocados a jóvenes que quieren recorrer el mundo antes de entrar en la universidad o hacer unas prácticas en el extranjero, puedes permitirte más libertad para escoger el nombre, pero sin caer en rebuscados juegos de palabras, ya que corren el riesgo de sonar ridículos.

Consejo 4: potencial como marca

Si quieres vender productos usando una marca concreta, el nombre de la empresa también debería estar relacionado con dicha marca. En este caso, las palabras cortas y llamativas se prestan especialmente bien; piensa en marcas como Donuts o Kleenex, que incluso ya se usan como sinónimos de productos concretos.

Consejo

Antes de buscar un nombre para tu empresa, infórmate sobre los conceptos básicos del derecho de marcas. Una vez hayas encontrado un nombre de empresa que también funcione como marca, realiza cuanto antes el registro del nombre comercial.

Consejo 5: posible expansión

Si has decidido añadir un complemento al nombre que haga referencia a la actividad de la empresa, pregúntate primero si, con él, el nombre seguiría siendo pertinente si se ampliase el sector de actividad. El nombre Barbería Goodcut sería problemático si más tarde se decidiera cortar el pelo también a mujeres. En este caso sería más prudente llamar a la empresa Peluqueros Goodcut.

Consejo 6: visión internacional

¿Puedes imaginar a tu empresa teniendo éxito en el extranjero? Entonces ten también esta posibilidad en mente cuando escojas un nombre: no utilices la ñ o los acentos, por ejemplo, y recurre a palabras que sean fáciles de pronunciar en casi cualquier idioma. En caso de duda, puedes optar directamente por el término inglés.

Si buscas un nombre que se entienda en otros países, pide consejo a hablantes nativos. Así, te asegurarás de que pueda pronunciarse fácilmente y de que no tenga connotaciones negativas en otras culturas.

Consejo 7: recabar opiniones

Juega con diferentes opciones y organiza lluvias de ideas con amigos o futuros miembros de la empresa. Cuanto más diverso y creativo sea el grupo, más fácil será dar con el nombre perfecto. Delimita el tipo de nombre que buscas y pide la opinión de personas de confianza que no estén implicadas en la creación de la empresa.

Asegurarse la exclusividad del nombre

Si bien basta con una inscripción en el Registro Mercantil para que la empresa pueda funcionar, el registro voluntario del nombre comercial o de la marca puede favorecer mucho el efecto del nombre elegido. Entre otras cosas, los posibles socios comerciales pueden querer comprobar si el nombre está registrado.

Consejo

Con la comprobación de dominio gratuita de 1&1 IONOS averiguarás rápidamente si el nombre de empresa que habías pensado está libre como dominio y podrás reservarlo directamente.

Por favor, ten en cuenta el aviso legal relativo a este artículo.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.