El capital inicial de una tienda online

Tener una tienda online propia es el sueño de muchos jóvenes empresarios, especialmente desde que se conoce el récord anual en ventas del eCommerce en España y el resto de Europa. Sin pensarlo, muchos usuarios se concentran demasiado en la creación de su tienda online, dejando de lado la planificación financiera. Cuando, por ejemplo, no se cuenta con los conocimientos técnicos necesarios para instalar las aplicaciones correspondientes o para programar la tienda en sí, se deben considerar los gastos adicionales en asesoría externa. Para que no te quedes sin dinero a la mitad del camino, te presentamos los aspectos financieros más importantes a considerar cuando se comienza a planear un comercio electrónico.

Tiendas Online de IONOS

¿Quieres crear una tienda online?  ¿No tienes ninguna experiencia y quieres llevar tu negocio online rápida y fácilmente? No busques más, ¡Tiendas Online es la solución que necesitas!

Certificado SSL
Dominio gratis
Asistencia 24/7

Costes de inversión: desde el Registro Mercantil hasta la creación de la web

Una tienda online conlleva costes incluso antes de ser creada y estos dependen tanto del concepto como de las contribuciones propias. Así, si cuentas con los conocimientos básicos necesarios y dispones del tiempo requerido, encargarte de algunas de las tareas durante el proceso de creación de tu comercio online significará un ahorro valioso en la inversión inicial. A continuación, presentamos los aspectos a tener en cuenta antes de establecer el capital inicial:

  • Obtención del Registro Mercantil: según el ordenamiento jurídico español, en la Ley 34/2002 de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, para abrir una tienda online es necesario inscribirla en el Registro Mercantil.
  • Derechos de uso del contenido: por lo general, si ofreces productos de proveedores externos o de marcas registradas, es necesario acceder a sus fotos y descripciones de producto. Es decir, tendrás que contar con el precio de los derechos de uso de dicho contenido. Además, también será necesario comprar los derechos de aquellas imágenes que no sean propias y cuya licencia no sea de uso libre.
  • Textos para páginas estáticas: si la página tiene que contener textos únicos y relevantes, incluyendo descripciones de producto, es necesario destinar parte del capital inicial a conseguir textos profesionales escritos por agencias especializadas o escritores autónomos.
  • Logotipo y documentos oficiales: es imprescindible contar con un logo impactante que identifique a tu negocio en la página web y en las facturas. Para la creación del logotipo es recomendable contratar a un diseñador gráfico profesional.
  • Crear la tienda online: la mayor inversión la requiere probablemente la concepción y creación de la tienda online y puede oscilar entre los cien y los diez mil euros dependiendo de la configuración. En primer lugar, hay que decidir si la tienda se va a alojar en un servidor propio o en el de un proveedor de alojamiento web, lo que determinará si existen costes adicionales de hardware y software. A continuación, será necesario definir qué tipo de software se quiere implementar. Una de las opciones es decantarse por soluciones de código abierto gratuitas como Magento, con las que tendrás que editar y configurar individualmente las características de tu tienda. Para proyectos de gran tamaño, es recomendable elegir un software de pago como Bigcommerce. En cualquier caso, siempre habrá que invertir algo de dinero para cubrir los costes del alojamiento web, la solución de software o el diseño web.
  • Asesoramiento legal: es imprescindible la creación de un Aviso Legal que incluya políticas de privacidad y ofrezca las garantías legales necesarias a tus clientes. Aunque existen varias herramientas online para lograrlo, estas nunca reemplazarán el asesoramiento de un abogado o un experto en la materia.

No hay que subestimar los gastos corrientes

Si estás en el proceso de planificación del capital inicial que requiere tu tienda online, no debes olvidar los gastos de funcionamiento. Recuerda que puede pasar un tiempo hasta que empieces a obtener ganancias con tu negocio, por lo que será fundamental contar con un ahorro con el cual impulsar el desarrollo de tu web. Los costes mensuales incluyen:

  • Alojamiento web: independientemente de si la alojas en un espacio web propio o si contratas un proveedor de alojamiento, ambos implicarán costes mensuales. Además, cuanto más tráfico genere tu web, más altos serán los costes de alojamiento. Otros factores a considerar son el uso de Content Delivery Networks (CDN), soluciones para la creación de copias de seguridad o la implementación de un certificado SSL.
  • Gastos bancarios y sistemas de pago: además de la cuota fija mensual de la cuenta bancaria de tu negocio, hay que contar con aquellos gastos de gestión por ingresos y cobros, que no son iguales en todos los bancos o cajas. Por otro lado, si se ofrecen al cliente diferentes formas de pago como tarjeta de crédito o PayPal, también se generan gastos por las transacciones.
  • Los gastos de personal y seguros: es necesario contar con el capital suficiente para pagar a tus empleados a tiempo, así como tener en cuenta los costes generados por un servicio externo de gestión y de contabilidad. En algunos casos, habrá que sumar los gastos de los seguros de responsabilidad civil o de defensa jurídica.
  • Almacén y envío: la venta de productos es la razón de ser de toda tienda online. Por esto, si no se cuenta con un lugar de almacenamiento y un sistema de envíos eficiente, será muy difícil ganarse la confianza de los clientes y sobresalir entre los competidores. Dependiendo del tipo de artículos que ofrezcas, necesitarás, por ejemplo, diferentes materiales para un embalaje adecuado. Para garantizar la satisfacción de tus compradores, deberás trabajar en conjunto con empresas de correo como DHL, con las que seguramente recurrirás en gastos adicionales de envío.
  • Los sellos de confianza: si certificas tu tienda online con un proveedor como Trusted Shops o con cualquier otro sello de confianza, habrá que contar con una cuota mensual que, por lo general, viene determinada por el volumen de ingresos anuales de tu eCommerce.
  • Marketing online: si encargas la estrategia de marketing de tu tienda online a una agencia externa o si lo haces tú mismo, tendrás que incluir los costes de publicidad y la inversión de tiempo en la aplicación de estrategias de posicionamiento en buscadores (cuyo éxito solo será sostenible si se aplican durante largos periodos de tiempo).

Crear un negocio con éxito gracias a la correcta concepción de un presupuesto

Crear un presupuesto a corto y largo plazo para una tienda online que incluya los gastos corrientes y de inversión es una de las claves para conseguir el éxito. Los costes varían dependiendo del sector y del tamaño del comercio. Para evitar incidentes incómodos, lo mejor es considerar un comienzo difícil y calcular generosamente los gastos. Muchas instituciones bancarias suelen ofrecer asesoramiento para una correcta planificación financiera. Si quieres información adicional sobre ayudas e incentivos para la creación de empresas o si buscas una herramienta de planificación gratuita para identificar, describir y analizar las posibilidades de tu negocio, puedes consultar la web de ipayme.

Favor de tener en cuenta el aviso legal relativo a este artículo.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.