Seguridad en el eCommerce: tiendas online sin riesgos

El tema de la seguridad para el ámbito del comercio online y de la venta por catálogo es algo a lo que los fundadores de las tiendas online tienen que hacer frente tarde o temprano. Además de seguros privados como el seguro médico, hay otros intereses empresariales que hay que proteger, lo que supone una tarea complicada para los menos experimentados, ya que no es sencillo elegir entre las numerosas modalidades que existen.

¿Qué tipo de seguros se necesitan?

La elección del seguro más adecuado para una tienda online depende de cada caso en particular. Muchos proveedores de seguros ayudan a las empresas realizando un análisis de sus necesidades y adaptan su protección a los requisitos individuales.

Algunos de los factores más importantes para una valoración realista de la cobertura necesaria son: 

  • El valor de la mercancía
  • El potencial de riesgo elevado (p. ej., por delincuencia o por factores naturales)
  • La inversión en máquinas y en inventario
  • Las importaciones
  • El riesgo de lesiones para terceros
  • La indemnización por daños y perjuicios a terceros
  • Los riesgos jurídicos

Es complicado fijar un límite en el ámbito de la seguridad en el eCommerce, aunque en las fases iniciales de la creación de cualquier empresa entra en juego la relación entre costes y beneficios. Aun cuando los seguros ofrecen gran cobertura de protección a las empresas, estos pueden implicar, también, grandes gastos.

Algunos de los seguros para tiendas online más usuales son:

Seguro de responsabilidad civil

Con este seguro se ofrece cobertura o indemnización a terceros por daños o perjuicios ocasionados por la empresa. En general, dicho seguro cubrirá daños a personas, daños materiales y daños ocasionados a los bienes, y es uno de los seguros más importantes para las empresas.

Ejemplo: un trabajador de la empresa encargada de la limpieza se cae en el lugar de trabajo como consecuencia de unos cables dejados por un descuido y se rompe la muñeca. Los costes del tratamiento y de la pérdida de las ganancias, entre otros, pueden ascender a varios miles de euros. El seguro de responsabilidad civil cubriría los gastos ocasionados por el descuido de la empresa.

Responsabilidad civil de productos

La responsabilidad civil de productos cubre los daños ocasionados a terceros por productos defectuosos y es un área incluida dentro de la protección del seguro de responsabilidad civil.

La protección de este seguro es especialmente importante en caso de que el comerciante sea también el fabricante de la mercancía, y lo mismo se aplica para las mercancías importadas. La responsabilidad recae en el comerciante cuando el fabricante real no pueda evidenciar la importación desde el extranjero o la adquisición de productos a través del comercio al por mayor.

Seguro de responsabilidad medioambiental

Otro complemento del seguro de responsabilidad civil es el seguro de responsabilidad medioambiental. Este da cobertura a las infracciones causadas a la Ley de Responsabilidad Medioambiental, esto es, a lo concerniente a los efectos medioambientales que originan la contaminación del suelo, la contaminación atmosférica o los daños por inundaciones. Excepto en algunos casos aislados, este tipo de seguro es irrelevante para los comercios online.

Protección del contenido (bienes materiales)

Asegurar el contenido es esencial para toda tienda online, puesto que en caso de siniestro es garantía de protección para inventarios y existencias. Si hay un incendio en la oficina y este afecta tanto a las diferentes salas como a una parte del stock, este seguro cubriría los gastos originados por la recuperación y reparación del equipamiento dañado o destruido. Podría incluir una cobertura a los daños provocados por un incendio, por el agua corriente, por la electricidad o también a aquellos causados por la presencia de granizo o de robo con allanamiento de morada (incluida cualquier acción vandálica). Esta protección podría ampliarse, asimismo, con el seguro de interrupción de actividades comerciales, que cubre a la empresa cuando no puede funcionar durante un tiempo debido a desastres, como por ejemplo, un incendio. Informarse adecuadamente del tipo de contenido que cubre cada aseguradora es un requisito indispensable antes de cerrar algún contrato. 

Asistencia jurídica: seguro de defensa jurídica

Los litigios pueden consumir mucho tiempo y dinero y pueden acarrear, asimismo, problemas de liquidez en su fase inicial. Para todas las empresas, emprendedores o autónomos el seguro de defensa jurídica es un medio de protección fundamental. Este cubre los gastos originados por dichas contiendas, como por ejemplo los honorarios de los abogados y los costes judiciales.

Seguro para equipos electrónicos

El seguro de equipos electrónicos cubre los daños ocasionados por la utilización de equipos o dispositivos técnicos. En caso de que se produzca un cortocircuito que dé lugar a un incendio, el seguro cubriría los daños ocasionados por el fuego. Esto también es de aplicación para los dispositivos informáticos. En el caso de que un virus informático provoque una pérdida inesperada de datos, el seguro cubrirá los gastos derivados de la recuperación de los datos o del sistema en cuestión.

Seguros para el envío de mercancías

La mercancía es la parte central de toda tienda online. Tan pronto como sea despachada para ser entregada a los clientes, entran en juego otras posibilidades a tener en cuenta para protegerse contra posibles daños.

En términos generales, este tipo de seguro depende del medio de transporte utilizado, es decir, que ofrece cobertura para medios marítimos, terrestres o incluso aéreos. En función de la envergadura de la tienda online y de su alcance a nivel nacional e internacional, estas utilizarán unos u otros, pero en términos generales, el seguro de transporte de mercancías cubre a la mercancía durante todo su transporte y se hace cargo de los gastos económicos generados por desperfectos o pérdidas.

Otros seguros

Hoy en día son muchas las empresas que, a nivel nacional, ofrecen cobertura para cubrir todo tipo de daños. Además de los seguros expuestos con anterioridad, para preservar la seguridad en el eCommerce también se puede recurrir a seguros a todo riesgo, que ofrecen un mayor espectro de garantías y que se adaptan a las necesidades de cada negocio, convirtiéndose así en una opción de protección múltiple.

En cualquier caso, a la hora de crear una tienda online no hay que perder de vista su propia seguridad, que es claramente, un aspecto fundamental. Dicha seguridad no solo atañe a la cobertura de los daños a terceros, sino también a la cobertura de los daños sufridos por el propietario, dueño o titular del negocio y por los empleados, así como a los daños en los equipos utilizados, a robos, averías, roturas, entre otros.

Por favor, ten en cuenta el aviso legal relativo a este artículo.


¡No te vayas! ¡Tenemos algo para ti!
Consigue tu dominio .es un año gratis.

Introduce el dominio que deseas en la barra de búsqueda para comprobar su disponibilidad.
12 meses desde 0€/año IVA incl.
después 12,10 €/año IVA incl.