Optimizar el tamaño de la página web

El tamaño de la página web influye en gran manera en la velocidad de transmisión de esta. Cuanto menor sea el volumen de datos de la página web, más rápido la podrá visualizar el visitante. Por ejemplo, tiempos de carga más cortos reducen el porcentaje de rebote ya que el visitante podrá ver de inmediato el contenido de una página web. 

Por ello, debe procurar optimizar o bien reducir lo antes posible los códigos HTML, CSS y JavaScript de su página web.

Consejo: Haga siempre una copia de seguridad de sus archivos antes de reducir los códigos HTML, CSS y Javascript de su página web. Así, en caso de problemas o fallos, podrá poner a disposición de nuevo una versión operativa de su página web de forma rápida.

Un ejemplo para reducir los archivos HTML, CSS y JavaScript es eliminar todos los espacios en blanco innecesarios. La forma más fácil de reducir los códigos es usar una herramienta de minimización, por ejemplo Minify Code. En la página web, puede reducir automáticamente los códigos y también "embellecerlos" si es necesario.