Indicaciones para el alojamiento de máquinas virtuales

Si desea utilizar una plataforma de virtualización en su servidor dedicado (por ejemplo, KVM), preste atención a las siguientes indicaciones sobre la configuración de las máquinas virtuales.

Nota

Configure las preferencias de red de la máquina virtual como NAT y no en Bridge mode. De lo contrario, su servidor se desconectará de la red.

NAT en lugar Bridge Mode

En el llamado Bridge mode, los sistemas hospedados tienen acceso directo a la misma red en la que también se encuentre el host. Sin embargo, la presencia de direcciones MAC no autorizadas representa un riesgo de seguridad (existe el peligro de que se lleven a cabo ataques de tipo MAC spoofing), por lo que la fuente no identificada (es decir, el host) se desconecta de la red inmediatamente. De este modo, el servidor es accesible únicamente a través de la terminal y solo puede ser desbloqueado por el equipo de soporte de IONOS.

La situación anterior se puede evitar usando conexionesNAT (network address translation). En este caso, el host actúa como un router evitando los problemas anteriormente expuestos. La mayoría de las soluciones de virtualización utilizan NAT de forma predeterminada.

IP públicas

Utilizando NAT, el tráfico de la red se lleva a cabo a la dirección del host, es decir, no es posible realizar una conexión directa con el host. Sin embargo, es posible conectarse a través de su propia IP pública: esto requiere activar el reenvío en el kernel host, crear una ruta apropiada y registrar la IP deseada como alias Ethernet del invitado.

El artículo Instalar máquinas virtuales en Servidores Dedicados Linux le muestra cómo hacerlo usando el ejemplo de Ubuntu 14.04 y KVM/Qemu.